La resistencia islámica

GUSTAVO MORALES

por Gustavo Morales – La amenaza del terrorismo islámico. Los lobos solitarios y sus manadas.

Los servicios de inteligencia del mundo occidental están preocupados ante la proliferación de atentados cometidos por los llamados ‘lobos solitarios’.

En el convulso mundo islámico, nuevos actores aparecen y desaparecen. Las organizaciones cambian de nombre y de bandera. Mueren líderes, como el imam Jomeini para los chiítas; Ben Laden para los wahabíes. Surgen otros, como el califa Al Bagdadí. Las alianzas entretejen intereses y militancias. Arabia Saudí, madre del wahabismo, sostiene el dólar como moneda de pago de la energía. Estados Unidos entrena y arma milicias islamistas para derrocar a los regímenes de Libia, primero y Siria, ahora. Militantes adiestrados por esas huestes llevan la muerte a las calles de París.

Lobos solitarios aparecen en Canadá, Francia, Inglaterra, Estados Unidos, atentan con lo que tienen a mano. Incluso atropellan gente en las paradas de autobuses. Mueren y demuestran que son fieles al mensaje que llega desde Iraq, Siria, Afganistán, Palestina, Libia… La inteligencia occidental cae en la paranoia de apoyar en Siria e Iraq lo que combate en su territorio, hasta que las masacres de civiles obligan a cambiar el discurso.

Arabia Saudí y Catar, la peculiar forma de entender el Islam de los wahabitas, de la que hablaremos en el próximo número de esta revista, alimenta, nutre y arma a una miríada de grupos que combaten en las zonas tribales de Pakistán, Afganistán, Iraq, Siria y Libia. La mayor parte de los líderes de grupos armados integristas son wahabitas y casi todos proceden de la misma organización: la Hermandad Musulmana.

Sin embargo, no son los atentados de grupos organizados –que se mueven hacia Occidente y ejecutan su operación–, la primera preocupación de los gobiernos euroamericanos. Es la acción de jóvenes nacidos en Europa o América, hijos de la emigración, que encuentran en la sencillez del Islam un sentido a sus vidas sin futuro en los suburbios y en el wahabismo la justificación de la guerra santa, la yihad que llevan a cabo los salafistas: aquellos que imitan la vida del profeta Mahoma como era en sus tiempos. Esos jóvenes que han combatido en Siria o Iraq, como lo hicieron sus antecesores en Afganistán o Argelia, vuelven a su país de nacimiento entrenados militarmente, fortalecidos por la fe y en busca del martirio.

Los lobos solitarios

“Si no puedes combatir en Siria o Iraq, puedes hacerlo directamente desde tu ciudad europea”.

Una de las amenazas que angustia a la seguridad del Estado son los lobos solitarios. Con nacionalidades europeas, procedentes de la emigración, muchos con antecedentes por pequeños delitos. Acaban siendo captados, viajan a zonas en conflicto: Iraq, Siria, Afganistán… donde reciben unas semanas de instrucción militar y de experiencia en combate. Regresan a sus países de origen. No mantienen comunicaciones con sus bases. No existe un plan pergeñado en la distancia. Hay poco que espiar.

Así lo demuestran los llamamientos simultáneos de Al Qaeda y del ‘Estado Islámico’-Daesh a la acción individual. La revista en inglés Inspire, publicada por Al Qaeda, enseña a fabricar una bomba casera y la publicación Dabiq, del ‘Estado Islámico’, pide matar infieles “de cualquier forma”.

Los llamamientos y métodos de ambos grupos terroristas se aproximan. En los últimos números de los órganos de propaganda de Al Qaeda y del ‘Estado Islámico’, especialmente en Inspire, hay una repetición constante: el llamamiento a la acción directa de los llamados lobos solitarios en Occidente, terroristas que actúan individualmente.

El pasado noviembre, un informe de la inteligencia exterior británica, el MI6, confirmaba la vinculación entre Inspire y los métodos de los fanáticos: “Desde su primera edición en 2010, al menos siete de cada diez implicados en ataques planeados dentro del Reino Unido siguen la revista”. Añade esa fuente que en “cuatro de cada diez ataques”, la lectura de Inspire mejoró mucho la capacidad de actuación de los terroristas.

Inspire asegura que las fuerzas de seguridad estiman en 400 los ‘lobos solitarios’ sospechosos de estar operativos y preparando atentados en Europa.

“Cuando se hace una pequeña operación en Estados Unidos o en países europeos, se obtienen muchos más resultados que cuando se hace una gran operación fuera de su casa”, afirma Al Qaeda. Entre los objetivos en Europa señala a Reino Unido y Francia. Esa insistencia en los ataques solitarios la evidencia su revista: “No es necesario hacer lo que Muhammad Atta [atentados del 11 de septiembre en Nueva York] hizo”, exclama el magazine, “es suficiente con hacer lo que hizo Nidal Hassan [5 de noviembre de 2009, Fort Hood]. No es necesario ver la victoria sobre el enemigo, es bastante con ser parte de hacer la victoria. No es necesario viajar al campo de batalla, es suficiente con matar al enemigo en casa”.

Al Qaeda

‘La base’ fue fundada en 1988, por Osama Ben Laden. Su principal objetivo es el establecimiento de un califato islámico en todo el territorio musulmán. Su fundador combatió contra los soviéticos y los estadounidenses en Afganistán, apoyó al Gobierno de Sudán y atentó contra Estados Unidos y Europa, en lo que centró su lucha final, a través de una interpretación superlativa del concepto ‘Yihad’ ligado a la secta wahabista dominante en la Península Arábiga. Al Qaeda se define como wahabita. Lo era su fundador y lo es uno de sus principales colaboradores y actual jefe, el médico egipcio Ayman al-Zawahiri, antiguo miembro de la Hermandad Musulmana. Dato curioso: muchos comandantes del terrorismo internacional se declaran wahabitas y la mayoría de ellos proceden de la Hermandad Musulmana.

Sus organizaciones afiliadas operan en Magreb, el África subsahariana, el Cuerno de África, Medio Oriente, Arabia, Asia Central, Sudeste Asiático y algunas zonas de Europa.

Ya han jurado lealtad Al Qaeda del Magreb Islámico, el antiguo Grupo Salafista para la Predicación y el Combate; Al Qaeda-Iraq y Al Qaeda-Península Arábiga. Ahora se investigan otras ramas en el Sudeste Asiático, Asia Central e incluso en la triple frontera que forman Argentina, Brasil y Paraguay.

El autor del reportaje sobre la bomba casera, apodado AQ-Chef, también habla de objetivos: “La primera prioridad y el foco principal debe estar en América, después el Reino Unido, luego Francia, y así sucesivamente”. Recogiendo declaraciones de Shayj Abü Muhammad Al-‘Adnani, el panfleto del ‘Estado Islámico’ señala la forma en que deben proceder los ‘lobos solitarios’: “Si se puede matar a un infiel americano o europeo –especialmente el rencoroso y sucio francés– o un australiano o un canadiense, o cualquier otro infiel, incluyendo a los ciudadanos de los países que han entrado en la coalición contra el Estado Islámico, confían en Alá, y lo matan de cualquier forma o manera. No pida consejos de nadie ni busque el veredicto de nadie”. Al Qaeda señala entre sus objetivos cuatro aerolíneas americanas, dos británicas y dos francesas. Detalla cómo llevar a cabo atentados en aviones de estas compañías, cuál es el lugar idóneo para detonar una bomba dentro un avión y causar la mayor destrucción posible.

Al Qaeda insiste: “Recuerda que la yihad no depende de una persona concreta… Alá te preguntará sólo por lo que hiciste por el Islam”, asegura, “así que no dudes en pensarlo dos veces, todo lo que necesitas es seguir los pasos que el muyahidín ofrece en Inspire Magazine y pedirle a Alá que te lo facilite”. El ‘Estado Islámico’ –EI o Daesh– está pidiendo a sus militantes que atenten en sus propias ciudades europeas mediante el mensaje: “si no puedes combatir en Siria o Iraq, puedes hacerlo directamente desde tu ciudad europea”.

No son pocos los que han seguido este consejo: Haron Monis y Niman Haider en Australia; Martin Couture-Rouleau y Michael Zehaf-Bibeau en Canadá; Zale Thompson en América; Bertrand Nzohabonayo, Saïd y Chérif Kouachi en Francia. La Galia ya sufrió atentados de grupos yihadistas argelinos entre 1994 y 1996. En marzo de 2012, sus francotiradores tuvieron que matar a Mohamed Merah, que había asesinado a tiros a siete personas, tres de ellas niños, y herido a cinco en tres acciones diferentes en Montauban y Toulouse. No era una furia exterminadora, sino un mensaje. Sabía que el asesinato de niños en una escuela judía sería noticia. Los salafistas advierten en su medio: “Todo lo que Occidente podrá hacer es esperar ansiosamente la siguiente ronda de masacres y luego emitir las mismas aburridas declaraciones”. “Los musulmanes siguen desafiando la máquina de guerra infiel, cercando a los cruzados en sus propias calles y llevando la guerra de nuevo a su propio suelo”.

La publicación exalta al yihadista que intentó matar a hachazos a cinco policías en Nueva York, porque tuvo importancia simbólica: los musulmanes luchan incluso con hachas y cuchillos. Es también el caso de Michael Adebolajo y Michael Adebowale, que apuñalaron al soldado Lee Rigby, junto al cuartel de Woolwich, Inglaterra.

El Estado Islámico o Daesh

El origen del grupo conocido como ‘Estado Islámico’ o Daesh, está en Al Qaeda en Iraq. Comenzó llamándose Jamaat al Tawhid wa-l-Yihad en 1999 y creció, con la invasión de EE UU, en 2003. Ni fue fundado ni era parte de Al Qaeda, era un grupo afiliado, autónomo, cuyo anterior líder juró lealtad a Osama Ben Laden en 2004 y recibió el derecho a llamarse ‘Al Qaeda en Iraq’. Dos años después la organización fue derrotada. Resurgió de sus cenizas con la salida de Iraq de las tropas occidentales. Cambió su nombre, en 2006, a ‘Estado Islámico de Iraq y Levante’, manteniendo la fidelidad a Al Qaeda, hasta su ruptura en febrero de 2014. Para el actual Daesh o ‘Estado Islámico’, el juramento de lealtad era personal y cuando murió su anterior líder, perdió validez.

El origen

El ‘Estado Islámico’ podría haberse gestado en una cárcel estadounidense en Iraq. Su cabecilla y autoproclamado califa, Abu Bakr al-Bagdadí, estuvo preso cuatro años en el centro de detención Camp Bucca, fue liberado en 2009. Entonces se llamaba Ibrahim al-Badri, alias Abu Du’a. Y con ese nombre, aparece en una fotografía con el senador estadounidense John McCain y el general Salem Idriss, jefe del Ejército Sirio Libre, de quienes dijo McCain que “son moderados en quienes se puede confiar”. El apoyo de Washington a esos “moderados” pasaba a organizaciones integristas wahabíes. Cuando Abu Bakr asistía a las reuniones del Estado Mayor del Ejército Sirio Libre y se reunía con McCain, excandidato presidencial republicano, hacía un mes que había fundado su propio grupo militante en las áreas iraquíes de Samarra y Diyalah, para después unirse a Al Qaeda como “Estado Islámico de Iraq”.

El nuevo líder

Con 39 años, Abu Bakr llegó a la cabeza de la organización islamista, tras la muerte de Abu Omar al Baghdadi y un año después de salir de los calabozos norteamericanos. El autoproclamado califa tiene entre sus 25 principales dirigentes locales a sus antiguos compañeros de celda y ex oficiales del Gobierno de Saddam Hussein. Su organización lanzó la ‘Operación para romper los muros’ en el que llevó a cabo una campaña de asaltos a cárceles iraquíes y extranjeras. Se produjeron operaciones simultáneas en ocho países diferentes. Los yihadistas liberados marcharon a Siria. Rescatando a experimentados muyahidines, la organización consiguió valiosos militantes, algo que les ha ayudado en sus recientes victorias y su fuerte expansión, gracias a la experiencia en el campo de batalla de sus hombres.

Fue también en 2012 cuando Al Bagdadí decidió expandir su área de influencia, y mandó soldados a Siria a luchar contra al Assad. En 2013, anunció que se fusionaba con Jahbat al Nusra y se cambiaba el nombre a ‘Estado Islámico de Iraq y Levante’ lo que hizo sin informar a Al Qaeda.

La ruptura con Al Qaeda

Las dos organizaciones chirriaban por casi todo. Los líderes de Al Qaeda proceden de clases altas, con educación universitaria, mientras los de Daesh tienen orígenes incluso criminales. Tampoco comparten tácticas: mientras el ‘Estado Islámico’ ocupa terreno y extermina a las poblaciones locales que se oponen, Al Qaeda prioriza la agresión al enemigo extranjero, como EE UU. Los objetivos de Al Qaeda a finales del siglo pasado y principios de éste, eran dar cobertura, apoyo financiero, instrucción y logística a los militantes islámicos en el exterior y acabar con las naciones apóstatas. También son dos generaciones distintas. Al Qaeda está compuesta por yihadistas formados entre los 80 y 90 en Afganistán. Daesh-Estado Islámico se nutre de los que han luchado en Iraq y Siria en la última década.

Daesh es mucho más virulento que Al Qaeda con los no musulmanes y los apóstatas; lo cual es mucho decir considerando que Al Qaeda metió a hazaras afganos chiítas en contenedores y los dejó al sol.

Entre la actual formación del ‘Estado islámico’ y Al Qaeda, las diferencias son de autoridad y metodología. Al Bagdadí cree que la soberanía del egipcio Al Zawahiri, líder de Al Qaeda, no es legítima y le acusa de desviarse del camino de Ben Laden. Al Qaeda culpa a Daesh romper una promesa religiosa de alianza. Al Qaeda desearía que Daesh-Estado Islámico se limite a Iraq, jure fidelidad a Al Zawahiri y no se extienda a Siria.

Para el ‘Estado Islámico’ todos deben someterse a la ley de Dios, tal como ellos la ven. No comparten poder con ningún grupo. En cambio, para Jabat al Nusra, el brazo oficial de Al Qaeda en Siria, las alianzas estratégicas son necesarias para luchar contra Assad.

La denuncia pública

La brutalidad de sus acciones, las torturas, crucifixiones, degollamientos, violaciones, esclavización, quemar vivos a los prisioneros, ejecutarlos en masa, etc. ampliamente difundidos en imágenes por ellos mismos han provocado que la opinión pública se rebele y que los apoyos a su actuación disminuyan o se disimulen. Recordemos los diversos incidentes en que aviones estadounidenses han arrojado material militar “por error” en zonas controladas por el ‘Estado Islámico’.
Los apoyos

Según reveló la agencia británica Reuters, a principios de 2014, el Congreso de Estados Unidos aprobó, en reunión secreta, la financiación para el Frente Al Nusra, grupo leal a Al Qaeda, y para el entonces llamado Emirato Islámico en Iraq y el Levante, luego ‘Estado Islámico’. La televisión pública de Arabia Saudí, Al Arabiya, anunció que el Emirato Islámico estaba sometido a la autoridad del príncipe saudita Abdul Rahman Al Faisal. Los saudíes compraron armamento al Gobierno de Ucrania y los turcos lo hicieron llegar al Emirato Islámico, coordinados con los kurdos de la familia Barzani en una reunión en Amman, Jordania, el 1 de junio de 2014. El 5 de ese mes, el Emirato Islámico y los kurdos se alzaban contra el Estado iraquí. Al cabo de un mes, los peshmergas kurdos se habían retirado. Las atrocidades del Emirato y la presión de la opinión pública crecían, el presidente Obama ordenó bombardear posiciones del Emirato Islámico de forma pública. El objetivo de la Casa Blanca no es destruir el ejército yihadista, le sigue siendo útil para derrocar al Gobierno sirio. Tampoco Washington ha renunciado a su viejo plan de partir Iraq en tres naciones, lo que se ve favorecido por el protagonismo kurdo y la resistencia sunní. Esa simpatía nace de las imágenes de guerrilleros kurdos abriendo corredores para que los civiles huyan de la matanza a manos del “Estado Islámico” de Al Bagdadí.

El temor de los gobiernos occidentales son precisamente los ataques de emulación, siguiendo la estela propagandística de los atentados como el que masacró la redacción de la revista satírica francesa Charlie Hebdo. Tras la matanza de París, en Francia algunos musulmanes produjeron atropellos y asaltos con cuchillos; en España hubo amenaza de bomba en un tren; en Italia, un islamista interrumpió la misa gritando aleyas del Corán y destrozó una iglesia a golpes en Trento. Muchos no son verdaderos ‘lobos solitarios’ sino emuladores enloquecidos.

Ésa es una diferencia entre Al Qaeda y el ‘Estado Islámico’. Por ello, la comunidad de inteligencia coincide en atribuir el atentado contra Charlie Hebdo a yihadistas de Al Qaeda: una acción conjunta y coordinada, tenían identificados los blancos y los llamaron por sus nombres. La acción fue reivindicada por Al Qaeda y por el ‘Estado Islámico’, esa competencia encaja en la lucha por el protagonismo en la yihad internacional.

Es probable que los tres islamistas que abatieron las fuerzas francesas hubieran sido instruidos por ambas organizaciones o por el Emirato cuando pertenecía a Al Qaeda (ver El Estado Islámico o Daesh).

En una línea similar, el atentado contra Charlie Hebdo es la sexta trama terrorista que tiene lugar en Europa contra objetivos relacionados con la publicación de caricaturas críticas con el islam. Otro blanco recurrente. La primera acción de este tipo se produjo en marzo de 2006, cuando un paquistaní de 28 años entró en el periódico alemán Die Welt con el fin de apuñalar a su editor por haber reproducido las caricaturas de Mahoma.

En 2010 hubo cuatro atentados más en Dinamarca. En uno de ellos, un somalí irrumpió con un hacha en la casa de un dibujante. Y en otro, el proyecto Micky Mouse, los yihadistas planearon asaltar la revista Jyllands Posten y degollar a los presentes por reproducir las caricaturas de Mahoma en septiembre de 2005.

Al Jorasan: la red de Al Qaeda Central en Siria

Desde el pasado septiembre se ha comenzado a hablar de la existencia de Al Jorasan y de su líder: Muhsin Al Fadhli, un veterano en Al Qaeda Central.

AlJorasan es una red de miembros de Al Qaeda procedentes de Pakistán, asentados en las áreas de operaciones del Frente Al Nusra en el año 2012. Su finalidad es preparar atentados contra objetivos occidentales fuera del país. Eso no impide la colaboración de ambos grupos en la lucha anti Assad. Por ejemplo, Abu Yusuf Al Turki, uno de los jorasanis abatido en los bombardeos, mandaba una unidad de formación de tiradores selectos de Jabhat Al Nusra en Alepo.

Los modos y los medios para la preparación de atentados los recibían los miembros de Al Jorasan de expertos en explosivos de Al Qaeda en Yemen. La filial de Yemen es la más fiel y en buena medida una extensión de Al Qaeda Central pero no la más eficaz.

Al Qaeda Central envía sus preciados operativos a un escenario muy inestable por la presencia de grupos yihadistas operando en el país. Siria es una encrucijada en la que citan salafistas de múltiples nacionalidades. Algo similar a lo que fue Afganistán durante la guerra contra los soviéticos y durante el régimen talibán. También es un buen lugar para contactar con yihadistas con pasaporte europeo que utilizar en sus planes. Siria es, hasta ahora, el frente armado al que han acudido más voluntarios extranjeros en la historia del yihadismo contemporáneo.

Otra razón que explica el envío de operativos de Al Qaeda Central es el carácter de refugio de Siria, cuando Al Qaeda Central, en Pakistán, perdió un total de 61 cuadros de nivel alto e intermedio por los ataques con drones, aviones tripulados a distancia, que protagoniza la CIA desde 2004. A ello hay que añadir además la ofensiva militar de Pakistán en Waziristán Norte y Sur, un santuario tradicional de Al Qaeda.

En ese sentido, la guerra civil siria supone un entorno amable para que los integristas puedan interactuar, reclutar adeptos y preparar operaciones armadas.

Nuevas tácticas

A pesar de su menor letalidad en comparación con los atentados con explosivos, las acciones con fusiles de asalto pueden resultar igualmente atractivas desde el punto de vista terrorista. La clave se encuentra en la selección de blancos. Hasta hace pocos años, una proporción muy elevada de los atentados y complots yihadistas en Europa se basaban en el uso de explosivos.

Pese a su potencial letalidad, el deseo de adquirir explosivos aumentaba las posibilidades de que los terroristas fueran descubiertos o acabasen siendo víctimas de sus propios artefactos, al fabricarlos o transportarlos. De esto último se produjeron 15 casos entre los años 2001 y 2012, resultando muertos o heridos los propios terroristas.

Las armas ligeras son más fáciles de conseguir y de emplear con éxito, si los autores del atentado cuentan con formación militar o experiencia en combate, adquirida en Siria o Iraq. Cuando regresen los 2.000 europeos que combaten en Oriente Medio, volverán entrenados. Son pocos los instruidos en fabricación de explosivos, pero muchos los que manejan con soltura armas de fuego.

A principios de año se sucedieron las detenciones. Cinco personas de origen checheno, a los que se han aprehendido armas y explosivos, fueron arrestadas el 19 de enero en el sur de Francia. La Fiscalía de Béziers informó de que los detenidos, algunos de ellos con antecedentes por delincuencia común, tienen nacionalidad rusa y aludió a la posibilidad de que prepararan un atentado. Por otro lado, el periódico Le Progrès informó al día siguiente de que dos miembros de una célula de reclutamiento de yihadistas enviados a Siria, que ya fueron detenidos en septiembre pasado, estaban preparando un atentado en Lyon. Son los hermanos Karim y Reda Bejaled, en cuyos domicilios los agentes encontraron armas.

HAMAS, Palestina

Hamas, Movimiento de Resistencia Islamica, surgió el 14 de diciembre de 1987, de la mano del jeque Ahmed Yassim, poco después del comienzo de la Intifada. Deriva de la rama palestina de la Hermandad Musulmana, fundada en Egipto, que operaba en la Franja de Gaza, Judea y Samaria. Su líder espiritual, Ahmed Yassim, estuvo en la cárcel desde mayo de 1989, condenado a cadena perpetua, hasta su liberación y posterior asesinato por misiles israelíes.

Es Hamas un movimiento social, religioso y político de musulmanes sunnitas con una ideología radical. Tiene dos objetivos: terminar con los acuerdos de paz, con lo que identifica como enemigos también a los palestinos moderados y, a través de la Yihad, lograr la creación de un estado islámico en la antigua Palestina. En una Carta islámica, difundida en agosto de 1988, Hamas se definió como el ala palestina de la Hermandad Musulmana, presentando al nacionalismo palestino como parte del Islam y a Palestina como la Tierra Santa. Sus portavoces son Ibrahim Rusna, radicado en Jordania, y Sami Abu Zuhir.

Hamas contaría con el respaldo de la cuarta parte de la población palestina, destinando el 95% de su financiación a actividades con la comunidad: fundaciones wadf.

Posee una rama política y otra militar, la Brigada el Izz El-Din Al-Qassan, creada en 1992 bajo el mando de Yahya Ayyash, asesinado cuatro años después. Hasta 2004 Hamas llevó a cabo numerosos atentados suicidas en territorio israelí.

Paulatinamente modificaron su estrategia, reduciendo los atentados suicidas e incrementando el lanzamiento de cohetes Qassam y de piezas de mortero desde la Franja de Gaza contra el sur de Israel.

Algunos de sus militantes trabajan en mezquitas e instituciones de servicios sociales para reclutar miembros, recaudar fondos, organizar actividades y distribuir propaganda.

La fuerza de Hamas se concentra en la franja de Gaza y zonas de Cisjordania. Recibe fondos de palestinos expatriados, Irán y benefactores privados de Arabia Saudita y otros estados árabes moderados. Realiza actividades de recaudación de fondos y propaganda en Europa Occidental y EE UU. Hamas cubre el 73% de su presupuesto para el Gobierno de Gaza con donaciones extranjeras que superan los 654 millones, de un total de 890 millones de dólares. El 30% del presupuesto, lo consume la seguridad y el orden público. En este contexto, hay poca diferencia con el Gobierno palestino en Ramallah, que destina más del 30% de su presupuesto al sector de la seguridad.

La conspiración

El diario estadounidense McClatchy señala el vínculo de los servicios de Inteligencia franceses, a través de su agente David Drugeon, con Said y Chérif Kouachi, asaltantes del semanario Charlie Hebdo, y con el autor de tres atentados terroristas en el sur de Francia en 2012, Mohammed Merah. “Drugeon, de quien muchos expertos creen que era un agente de la Inteligencia francesa antes de pasar a Al-Qaeda, es sospechoso de haber planificado un ataque de ‘lobo solitario’ en 2012 a soldados franceses y a objetivos judíos”, escribió el especialista Mitchell Prothero, que identificó a Drugeon como “un antiguo oficial de la Inteligencia francesa”.

David Drugeon es o era un especialista en explosivos del grupo Jorasán, la división de Al Qaeda que opera en Siria desde principios de 2012. Tras los informes sobre Drugeon, el Pentágono lo declaró objetivo prioritario. París niega que trabajase para Francia.

El pasado 6 de noviembre, la cadena televisiva Fox News anunció su muerte en un ataque de un avión no tripulado (dron) estadounidense en la localidad siria de Sarmada, cerca de la frontera con Turquía. Sin embargo, el 10 de diciembre, la CNN informó de que fuentes oficiales creían que el francés había sobrevivido. Fox News también se hacía eco de la opinión de los expertos sobre la vinculación de Drugeon con los servicios de París.

La teoría de la conspiración está bien alimentada. Otro informe, con imágenes del senador de Estados Unidos John McCain, dice que el 4 de febrero de 2011 la OTAN organizó en El Cairo una reunión para llevar la ‘primavera árabe’ a Libia y Siria. Además de McCain, estaban presentes, entre otros, Mahmud Jibril, que pasó de número dos de Gadafi a jefe de la oposición, y Bernard-Henry Levy, francés pero tampoco representante oficial. Hay muchas vinculaciones del senador con los grupos terroristas que ahora crucifican cristianos, queman musulmanes y esclavizan mujeres. (www.voltairenet.org)

África y Asia

Boko Haram: comenzó como una secta musulmana que derivó en milicias armadas, a finales de los 90. Lucha contra el Gobierno nigeriano en el noreste del país y su objetivo es establecer un estado islámico radical. Tiene nexos con Al Qaeda y es de los grupos terroristas más activos.

Su actividad armada la constituyen atentados masivos, atentados selectivos contra fuerzas gubernamentales nacionales e internacionales y la destrucción de las minorías cristianas existentes en la zona. Además del secuestro de cristianas, usan el mártir-bomba y los ataques directos contra poblaciones.

Al Shabaab: sus orígenes están en la Unión de Cortes Islámicas (UCI) de Somalia. Reclutaron muchos guerrilleros y convirtieron al país en un Estado fallido, combatiendo en el centro y en el sur. Su objetivo es establecer la ley islámica. Ataca objetivos somalíes y occidentales, además de las fuerzas de la Unión Africana.
Utiliza los atentados masivos, asesinatos selectivos, secuestros, bloqueo de ayuda humanitaria y lucha de guerrillas.

ASIA

Jemaah Islamiyah: organización indonesia nacida a comienzos de los 90. Su intención es crear un estado islámico en todo el Sudeste Asiático. A partir de 1999 inició atentados masivos contra intereses occidentales. Supuestamente, tiene nexos con Al Qaeda.

Abu Sayyaf: grupo separatista filipino, que pretende crear un estado islámico independiente en el sur de Filipinas. Funciona como desde inicios de los 90 y tiene relaciones con la Jemaah Islamiya. Emplea los secuestros, asesinatos selectivos y atentados masivos.

Lashkar-e-Tayyiba: de carácter islamista radical, surgió a mediados de los 90. A partir de entonces ha luchado por la liberación del estado de Kashmir (India), razón por la cual ha realizado diversos atentados masivos y ataques selectivos contra fuerzas indias.

Opera en Paquistán y en la zona fronteriza indo-paquistaní con atentados masivos y asesinatos selectivos

Jaish-e-Mohammed: creado a comienzos de este siglo con el objetivo de unificar Paquistán con la disputada zona de Kashmir, región en conflicto entre India y Paquistán. Opera en Paquistán y, últimamente, Afganistán. Usa como modo de ataque los atentados suicidas contra blancos específicos: gobierno, policía, etc.

Emirato del Cáucaso: Fundado por Doku Umarov, un islamista radical checheno, en 2007. Lucha contra el gobierno de Rusia, a quien acusa de ocupar tierras que deberían estar bajo “poder musulmán”. Opera en la zona norte del Cáucaso mediante atentados masivos.

Es clamorosa la ausencia de grupos como el Frente Al Nusra, la Hermandad Musulmana y Hezbollah de los que hablaremos en un próximo número insertos en su marco geográfico de actuación.


La guerra virtual

Cabe añadir entre las habilidades yihadistas una exquisita comprensión de la guerra de la información. Tienen una capacidad creciente para gestionarla aprovechando los resultados militares. Esos actores se mueven con comodidad en el ciberespacio. Varios veces, grupos armados irregulares han pirateado las cámaras de drones de los EE UU o de Israel. Unos hackers vinculados a Daesh/EI atacaron con éxito el twitter oficial del Mando Central del Pentágono, colocando mensajes yihadistas, publicando datos del personal vinculado a las fuerzas armadas de los EE UU y haciendo alusión a la existencia de un ciber-califato. Un gesto simbólico que suma una declaración de intenciones y de capacidades.

Fuente: Ausbancrevista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: