Posts tagged ‘Transición’

25/11/2014

Traidores de Cataluña y de Madrid

CATALUÑA ES ESPAÑA

por Colectivo AlboránEl oprobio del 9-N

La votación del pasado 9 de noviembre en Cataluña ha sido la mejor demostración de que la suerte de la España contemporánea es fruto de una continuada ingeniería de diseño (no queremos asustarles hablando de conspiración), tratamiento sesgado y falaz de todas las informaciones, desprecio absoluto de las normas democráticas y legales, y aberrante odio a la integridad de España.

Nosotros hemos visto en el Metro madrileño, no solo en cadenas internacionales o locales catalanas, informaciones de que el 80% de los catalanes habían votado sí a la independencia de Cataluña. Y eso tiene tan poco que ver con la realidad que no cabe explicación “buenista” posible.

read more »

15/11/2014

No soportamos la situación de España

ESPAÑA12O

por Antonio García Trevijano* – Para una conciencia normal ya no se puede soportar vivir en la atmósfera irrespirable que invade todos los ámbitos de la vida pública española. La incompetencia más absoluta de los llamados a resolver los problemas de la nación, como hemos visto en la desastrosa gestión –al borde del delito contra la salud pública– del primer caso de ébola, la ineficacia del Estado en todos sus niveles, la mentira como forma de gobierno y los mares de nepotismo y corrupción no son más que fenómenos consecuentes a la degeneración moral que ideó y cristalizó la “fórmula política” imperante en España desde la Transición. La nueva clase política nos impuso un régimen oligárquico de partidos, llamado cínicamente democracia, donde el pueblo no puede elegir ni a sus representantes ni a su presidente, y donde además el poder judicial depende absolutamente del poder ejecutivo.

read more »

06/11/2014

El mito de la “convivencia”

EDUARDO ARROYO

por Eduardo ArroyoUno de los mitos más queridos de la transición española y del régimen político actual es el de la “convivencia”.

Pocos recuerdan hoy el antecedente de este mito en la propaganda del Partido Comunista en torno a la “reconciliación”. La imposición de este mito -contrafactico y absurdo- es uno de los éxitos más grandes de la historia de la estrategia política en nuestro país, dejando al margen la consideración ética que puedan merecer este tipo de operaciones.

La idea difundida era que, tras la Guerra Civil, el país pertenecía exclusivamente a los vencedores. Por consecuencia, España seguía dividida y la “reconciliación” no se había producido.

Naturalmente, los españoles de 1975 tenían en su abrumadora mayoría superada la Guerra Civil pero una ínfima minoría militante vivía su rencor guerracivilista como verdadero motor de su camino hacia el éxito electoral.

read more »

24/10/2014

¿Estamos en la segunda transición o ante otra cosa?

ERNESTO MILÁ

por Ernesto MiláEl que esto escribe conoció en su juventud un cambio de régimen. Tal cambio estaba en el ambiente desde 1971 con Franco vivo y con Carrero Blanco como vicepresidente del gobierno. Los medios de comunicación insistían en que todo estaba “atado y bien atado”, aunque evitaban decir hacia dónde. En los últimos años del franquismo, el régimen había iniciado una descomposición interior que se negaba pertinazmente desde los medios. Bastó que faltara una persona, el anciano moribundo de El Pardo, para que el régimen se desmoronara en pocos meses. Los que vivimos aquellos últimos años del franquismo y la transición reconocemos hoy muchos elementos que nos sitúan ante un nuevo fin de ciclo. Al parecer es difícil que en España un régimen dure más de cuarenta años.

read more »

29/06/2014

Lo que ha sido el juancarlismo y la dicotomía “Monarquía-República”

ERNESTO MILÁ
por Ernesto MiláJuan Carlos y la transición

Era frecuente, hace unos 20 años e incluso hasta 2010, que muchos nombres de relumbrón de la izquierda y la derecha dijeran aquello de “no soy monárquico, soy juancarlista”. Con eso indicaban su falta de convicciones monárquicas, unido a la gratitud hacia el “monarca que hizo el cambio”. En realidad, el papel de Juan Carlos I en la transición fue, como el de Adolfo Suárez, de meros “rostros” de una transición que otros habían diseñado. El papel del segundo no consistió más que en aportar aplomo, rostro (en el peor sentido de la palabra) e imagen a la transición. En cuanto al papel de Juan Carlos no fue nada más que en tranquilizar a la derecha sociológica española, franquista por lo demás, de que lo que sucedería a partir del 20-N de 1975 no sería nada más que lo de antes pero levemente modificado, en ningún caso, una “ruptura”. Incluso la Ley para la Reforma Política fue considerada como la “culminación” y la “última” Ley Fundamental de la arquitectura constitucional franquista.

read more »

09/04/2014

Adolfo Suárez y la “Santa Transición”

EDUARDO ARROYO

por Eduardo Arroyo – Ni un atisbo de crítica. Su muerte le ha relegado al universo de los santos laicos. Nadie habla de los problemas que se gestaron durante su gobierno y que a día de hoy todavía permanecen…

La muerte de Adolfo Suárez ha relegado al universo de los ´santos laicos´ al famoso líder de Cebreros. Durante días, los medios de comunicación nos han recalcado hasta la saciedad la trascendental tarea de Suárez durante la ´Transición´.

Según todos, de manera más o menos unánime, Suárez inauguró la ´concordia´ en España. Solo recuerdo haber leído un atisbo de crítica en un artículo de José María Carrascal que, aunque veía algunas cosas negativas, se las disculpaba en nombre de no se qué argumentos. Según la leyenda oficial, Suárez fue objeto de ´traidores´ que dinamitaron su tarea desde dentro.

read more »

08/04/2014

Transición

JUAN MANUEL DE PRADA

por Juan Manuel de Prada – Coincidió la muerte de Adolfo Suárez con la invasión de Madrid que aquel domingo volvió a ser «rompeolas de todas las Españas» por un gentío malhumorado en la llamada Marcha por la Dignidad. La coincidencia de estos dos acontecimientos nos permite hacer algunas reflexiones.

La primera y más evidente nos obliga a enjuiciar la llamada (la mayúscula que no falte) Transición, a la cual aquellos dos acontecimientos coincidentes enterraron simbólicamente, de maneras bien distintas. De la Transición, tal vez el más desquiciado fetiche político que vieron los siglos, se ha dicho a modo de mantra o ensalmo que trajo la ‘reconciliación’ a los españoles, cerrando las heridas de la Guerra Civil; cuando lo cierto es que trajo una demogresca que, bajo la coartada del ‘sano debate ideológico’, resucitaría el fantasma del ancestral cainismo hispánico, que hoy campa por sus fueros.

read more »