Posts tagged ‘Política’

19/07/2017

Política, liberalismo y violencia: Walter Benjamin y Carl Schmitt

por Alessio Mulas – Resumen: El derecho natural y el derecho positivo se afirman como criterio de los fines y criterios de los medios, el uno ocupado en salvaguardar las acciones hechas en el sentido de la justicia, y el otro en supervisar la legalidad de tales acciones. La posición que asume la política con respecto a la violencia y el derecho ha sido investigada, aunque de una manera diferente, por Walter Benjamin y Carl Schmitt,

read more »

30/06/2017

Metapolítica y Tradición: por una ciencia tradicional de la política

por Esaúl R. Álvarez – Con cierta frecuencia se oye decir que la Tradición, cualquiera que sea, en tanto vía espiritual de realización debe estar separada de la política. A menudo esta postura se defiende con un argumento de conveniencia: quien sigue una vía espiritual no debe ‘meterse’ en política sino que debe ocuparse exclusivamente de su realización personal.

read more »

07/12/2016

Alain de Benoist: “9 de noviembre de 1989: caída del muro de Berlín; 9 de noviembre de 2016: elección de Donald Trump”

ALAIN DE BENOISTAlain de Benoist, importante escritor de la Nouvelle Droite, accedió a responder extensamente en exclusiva para Breizh-info.com, sobre la elección de Donald Trump al frente de los Estados Unidos.

Breizh-info.com: ¿Cuál es su sensación tras el anuncio de la elección de Donald Trump?

Alain de Benoist: 9 Noviembre 1989: caída del muro de Berlín; 9 de noviembre de 2016: elección de Donald Trump. En ambos casos, el fin de un mundo.

read more »

30/07/2015

Metaética y metapolítica

ALBERTO BUELA
por Alberto Buela (*) – Es sabido que la metaética comenzó como una reflexión filosófica sobre el lenguaje moral, explicatio terminorum, y que con los años pasó a designar los problemas fronterizos entre la filosofía y la teología. Esto es, los temas que van más allá de la reflexión normativa.

read more »

22/06/2015

Guardias pretorianas y perros de presa: hacia una superación de la ideología moderna

ALVAREZ ESAUL SUPERACION IDEOLOGIA MODERNA A

por Esaúl R. ÁlvarezLa dicotomía izquierda-derecha como marco socio-político hegemónico.

Si el lenguaje es siempre una herramienta de conocimiento con la que el hombre ordena y aprehende la realidad, entonces el empleo de los lenguajes del poder, es decir, aquellos discursos emanados desde las estructuras oligárquicas dominantes a fin de auto-legitimarse en su posición privilegiada, ha de tener como consecuencia inevitable una existencia, entendida como experiencia vital, inmersa de principio a fin en la realidad construida y articulada por esos mismos poderes.

read more »

18/06/2015

La herejía dominante

DALMACIO NEGRO

por Dalmacio Negro1.- La frase pronunciada recientemente por el Cardenal Ludwig Müller sobre la «crisis existencial y espiritual de la segunda mitad del siglo XX, que explotó tras el Concilio Vaticano II, y cuyas consecuencias seguimos sufriendo hoy en día»,[1] se enmarca en el contexto histórico definido por Pierre Manent: «el desenvolvimiento político de Europa es solamente comprensible como la historia de las respuestas a los problemas planteados por la Iglesia -una forma de asociación humana de un género completamente nuevo-, al plantear a su vez cada respuesta institucional problemas inéditos que reclaman la invención de nuevas respuestas. La clave del desenvolvimiento europeo se llama el problema teológico político».[2]

Las herejías constituyen una parte muy principal de este problema.

read more »

22/05/2015

Participar o acampar

CARLOS MARTINEZ-CAVA

por Carlos Martínez-Cava – ¿Cuál es la estrategia política más acertada para cambiar un sistema político? ¿Participar en las instituciones o empujar desde fuera un cambio cultural que termine por alumbrar un tiempo nuevo? Las recientes encuestas, en vísperas de elecciones autonómicas y municipales en España, están poniendo sobre la mesa un debate en el que intelectualidad y acción política parecen campos adversos y enfrentados.

La urgencia del tiempo por sustituir el actual estado de cosas del sistema del 78 ha llevado a movimientos emergentes a involucrarse en el mismo juego electoral que han criticado desde fuera. Su afán por ocupar un evanescente “espacio de centro” ha implicado abandonar esenciales críticas a lo que más atractivo pudo hacer , precisamente, estos movimientos: la denuncia de falta de representación política y la desconexión entre clase dirigente y pueblo.

read more »

27/02/2015

Populismo: Un nuevo fantasma recorre el mundo

JOSÉ LUIS MUÑOZ AZPIRI

por José Luis Muñoz Azpiri (h) – Satán – Perón es el compendio de todos los males que a sufrido el país. Así lo proclamó la Sra. Thatcher cuando vociferó: “¡La culpa la tiene Perón, que les hizo creer a los argentinos que las Falklands eran de ellos!” y lo confirma la morocha Condolezza Rice cuando acusa al General de haber ejercido un “populismo antidemocrático”. Por supuesto no faltó el corifeo de alcahuetes nativos que se hicieron eco de estas Gorgonas actuales, para recordar, de paso, el calvario sufrido bajo el gobierno de la turba demagógico-populista, con los remanidos argumentos de siempre (Nélida Baigorria, “Retorno al pensamiento único”, La Nación, 28/5/07, Marcos Aguinis, “El hipnótico modelo populista” Ibíd..26/607.)

read more »

21/02/2015

¿Es la Nueva Derecha una extrema derecha? El pensamiento único “antifascista”

ALAIN DE BENOIST

por Alain de Benoist – Jean-François Revel habló hace tiempo de «devoción» para calificar la opinión sobre una idea sólo en función de su conformidad o de su poder de atracción respecto a una ideología dominante. Podríamos añadir que la devoción representa el grado cero del análisis y de la comprensión. Es precisamente porque la devoción domina, por lo que hoy no se refutan las ideas que se denuncian, sino que basta con declararlas inconvenientes o insoportables. La condena moral exime de un análisis de las hipótesis o de los principios bajo el prisma de lo verdadero o de lo falso. Ya no hay ideas justas o falsas, sino ideas apropiadas, en sintonía con el espíritu de nuestro tiempo, e ideas no conformes denunciadas como intolerables.

read more »

02/01/2015

Anticomunistas

TODOS COMUNISTAS
por Juantxo García – Cuando yo tenía 7, 8 , 9 años mi padre me llevaba los domingos por la mañana de paseo. Íbamos, con preferencia, a la valencianísima plaza redonda, a intercambiar cromos, desde Benicalap. Cogíamos el “trenet” que nos llevaba hasta la estación central del llamado “puente de madera” y, desde allí, nos íbamos andando al centro. Muchos de esos días, para variar, íbamos a vistar a un hombre enjuto y alto llamado Miguel, al que mi padre llamaba Miguel “el cristalero”, que era de Albacete como él. Recuerdo que su mujer se llamaba Maruja y no pocas veces nos recibió con las lágrimas en los ojos: habían detenido a su marido. Miguel “el cristalero” era militante clandestino del PCE y sobre él se cebaron los “grises”, por lo que comentaba mi padre, en más de una ocasión y, desde luego, siempre con escasísimos modales; esto es, lo molían a palos.

read more »

20/12/2014

El reino de la cantidad

DALMACIO NEGRO
por Dalmacio Negro – En la actual cultura cuantitativa impera el principio de la cantidad. Es significativa la importancia de la estadística, que de simple instrumento del conocimiento se ha convertido en el criterio del saber y de la acción. Esto se relaciona con la mentalidad colectivista de la que es a la vez causa y efecto. Es el imperio del número y casi se podría decir que el mundo está regido hoy por la estadística, que decide qué es lo que vale y lo quc se vale. La cultura cuantitativa es mecanicista: contempla la realidad como un conjunto de fuerzas en las que se impone la masa, concepto tomado de la física. Aplicado al mundo social y político, el criterio de la mayoría rige como absoluto: el peso de la mayoría, decide qué es bueno y qué es malo; qué es verdadero y qué es falso; qué es bello y qué es feo; qué se debe preferir y qué hay que rechazar u odiar; qué se debe hacer y qué no hay que hacer;… De este modo, hasta el relativismo, que se representa falsamente como pluralismo, se hace absoluto. Ya decía Comte que sólo hay una verdad absoluta: que todo es relativo.

read more »

08/12/2014

Discurso de Vladimir Putin en el club Valdai

VLADIMIR PUTIN

por Vladimir Putin – Sochi (Rusia), 24-10-2014.

Estimados colegas, señoras y señores, queridos amigos: es un placer darles la bienvenida a esta XI conferencia del club de discusión “Valdai”.

Ya se ha dicho aquí que este año en el club hay nuevos coorganizadores, entre ellos organizaciones no gubernamentales rusas, grupos de expertos y grandes universidades. Además se ha expresado la idea de ampliar la discusión para incluir no sólo la problemática rusa sino también cuestiones de política y economía globales.

Espero que estos cambios organizativos y de contenido refuercen las posiciones del club como un importante foro de discusión y de reunión de expertos. Con ello espero que el así llamado espíritu de Valdai pueda mantenerse: su libertad, apertura, posibilidad de expresar las más distintas opiniones y con ello las opiniones sinceras.

read more »

02/12/2014

El fenómeno del populismo en España

FERNANDO JOSE VAQUERO ORQUIETA

por Fernando J. Vaquero OroquietaConferencia pronunciada el día 20 de noviembre de 2014, en el salón del restaurante La Montaña de El Pardo, organizada por el Club de Opinión Encuentros (www.opinion-encuentros.org)

1.- Introducción

Marxistas-leninistas en España, conservadores euroescépticos en Gran Bretaña, frikis contestatarios en Italia, neonazis en Grecia, ruralistas pseudo-ecologistas en Portugal, el chavismo venezolano, el indigenismo boliviano… ¿Cómo es posible que fenómenos tan dispares sean englobabas, de modo casi unánime, bajo un único concepto?

De entrada, se constata que el de “populismo”, en general, es un concepto negativo, despreciado y devaluado a priori. Por ejemplo, Fernando Savater, pensando en Podemos, lo define como «Democracia para perezosos mentales» en uno de los textos compilados en su reciente libro ¡No te prives! (Ariel, 2014). No en vano, a juicio de la inmensa mayoría de politólogos y comunicadores sociales, populismo es sinónimo de antipolítica, demagogia, caudillismo… soluciones simples y falaces para problemas complejos, en suma.

read more »

31/10/2014

Lo políticamente incorrecto como ideología de resistencia al Mundialismo.

ALAIN SORAL

por Alain Soral* – (Alocución pronunciada en Villepreux el 2 de noviembre de 2008)

Este título implica responder a dos preguntas preliminares:

1) ¿Qué es el mundialismo?
2) ¿Qué es lo políticamente correcto?

Comencemos con el mundialismo.

El mundialismo no es globalización.

La globalización es un proceso inevitable de cambios materiales e inmateriales, debido a los avances tecnológicos. No podemos ir en contra de ella y no es conveniente hacerlo. El rechazo de la globalización no es un deseo de un retorno al pasado civilizacional. No más de lo que el decrecimiento es un deseo de recesión…

read more »

25/10/2014

Las consecuencias de la corrupción. “Tarjetas opacas”, una consecuencia del politicismo

EDUARDO ARROYO

por Eduardo Arroyo – Un nuevo caso de corrupción ha saltado a los medios: las “tarjetas (bancarias) opacas”. “Consejeros” de Caja Madrid, nombrados por los partidos, gastaban cientos de miles de euros sin control mientras a sus trabajadores se les reducía el sueldo o se estafaba el dinero de las “preferentes”.

En el asunto están implicados todos los grupos políticos. Si la izquierda se pretendía limpia de polvo y paja, no solo supimos en su momento que el eurodiputado Willy Meyer era dueño de una SICAV de millones, sino que ahora, en el nuevo asunto de las tarjetas bancarias, aparecen implicados principalmente cargos del PSOE, junto a dirigentes de UGT, CCOO y nuevamente Izquierda Unida.

read more »

24/10/2014

El populismo necesario

CARLOS MARTINEZ-CAVA

por Carlos Martínez-Cava – “El populismo no es una ideología, sino un estilo. El auge de los movimientos populistas traduce evidentemente el descrédito de los partidos de la Nueva Clase, totalmente alejados del pueblo, y la desconfianza de la que son objeto hasta el punto de engendrar auténticos pánicos morales”. (Alain de Benoist)

Marine Le Pen. Pablo Iglesias. Beppe Grillo. Nigel Farage. ¿Qué tienen en común? ¿O más bien de que se les acusa desde los medios de comunicación afines al actual estado de cosas? De POPULISTAS.

“Populista” es el adjetivo que un sistema partitocrático te puede arrojar cuando criticas que la democracia parlamentaria en los países dentro de la Union Europea se han convertido en grupos cerrados de privilegiados que obedecen consignas de entes no elegidos por los ciudadanos.

El populismo se ha convertido en sinónimo de agitador, de demagogo o de dictador según ése populismo vaya calando en sectores amplios de la población.

read more »

23/10/2014

¿Hay un sitio para un partido católico?

EDUARDO ARROYO
por Eduardo Arroyo – La postura del PP en el tema del aborto y el carpetazo a la modificación de la reforma de la ley Aído -que no era una defensa del no nacido sino el retorno a una ley de supuestos- ha llevado a pensar a un amplio sector del electorado del PP que éste no es, en definitiva, su partido.

La sensación de frustración ha sido enorme y se ha visto reforzada si cabe por las palabras del obispo de Alcalá, Monseñor Reig Pla, y por las del obispo de San Sebastián, Monseñor Munilla. La izquierda y demás, naturalmente, ha vuelto a repetir el mantra de que la Iglesia quiere “imponer” sus opiniones y que los obispos deben callarse, actualizando una vez más el viejo sueño “progresista” de relegar el hecho religioso al gueto de lo privado.

Nada nuevo, como se ve. Lo que sí que es nuevo es la lectura que realiza mucha gente conservadora, que no se encuentra cómoda en el entorno del PP.

read more »

31/08/2014

Cómo destruir un Estado para construirse un ascenso social

PASCUAL TAMBURRI

por Pascual TamburriPara adular a políticos de centro se los compara con Winston Churchill. Pero él fracasó en la mayor parte de sus ambiciones y fue contra sus valores. Ha tenido grandes seguidores españoles.

Un joven con ambición, después de unos estudios nada excepcionales y de un rápido servicio militar, decide entrar en política. Y en política aprende que importa sobre todo dar una buena imagen de sí mismo (o lo que él llame buena) y estar en el momento adecuado en el lugar adecuado. Entra en política con convicciones, metas y objetivos, pero pronto se empapa de la gran verdad: si quiere medrar en política tendrá que estar al servicio de las personas que deciden y de los proyectos adecuados, tendrá que no reparar en las víctimas que deje por su camino, y tendrá que subordinar u olvidar sus valores. No una vez, de joven, al empezar, sino cada vez al dar la vuelta a la esquina, se tratará de eso. Subir, conseguir un cargo mejor, conservar el suyo, obtener o alargar el poder, a cambio de no defender lo que empezó defendiendo. Incluso hasta defender lo contrario y de demoler lo que quiso y juró conservar.

read more »

20/08/2014

La mitología de la modernidad

DALMACIO NEGRO

por Dalmacio Negro – El estado de naturaleza, la doctrina de la soberanía político-jurídica, el contractualismo, el Estado, la Sociedad, y el ciudadano como el hombre perfecto son los grandes mitos que subyacen en el subsuelo de las constituciones modernas, cajas de Pandora del artificialismo imperante en las relaciones humanas.

1.- Luís Díez del Corral observó hace tiempo en La función del mito clásico en la literatura contemporánea, que los mitos clásicos habían perdido su expresividad originaria y Manfred Frak dedicó más tarde algunos libros a “la nueva mitología” de la modernidad. El libro del jurista italiano Danilo Castellano Constitución y constitucionalismo, una espléndida síntesis, breve y muy clara, sobre la naturaleza del constitucionalismo nacido de las revoluciones modernas y sus vicisitudes, sugiere que el constitucionalismo descansa en doctrinas que operan como mitos.

read more »

22/06/2014

Otra política

JUAN MANUEL DE PRADA

por Juan Manuel de PradaCreo que toda alternativa política que pretenda combatir la injusticia social sin dejarse arrastrar por la metodología del odio debe repudiar la «tiranía de Creso».

Nos preguntábamos en un artículo anterior si existía alguna alternativa política que pudiera combatir la injusticia social sin fundarse en la metodología del odio que impulsan el comunismo y sus sucedáneos. Y no olvidemos que esta «metodología del odio» es también el motor de formaciones derechistas triunfantes allende nuestras fronteras, que sustituyen el odio al burgués propio del comunismo por el odio al moro, o al judío, o al extranjero, o a cualquier hijo de vecino que se cruce por el camino.

read more »

22/06/2014

Metapolítica: los comienzos de una disciplina

ALBERTO BUELA

por Alberto Buela* – El primero en descubrir que en el Fondo Caramuel se encontraba un texto titulado Metapolitica hoc est Tractatus de Repubblica, Philosophice considerata cuyo autor era el monje cisterciense Juan Caramuel Lobkowitz (1) nacido en Madrid en 1606 y fallecido en Vigevano (Italia) 1682, de ahí que el Fondo Caramuel se encuentre en esa ciudad de la Lombardía, fue el profesor Gustavo Bueno Sánchez quien consignó los datos en las páginas de Filosofía en español que lleva adelante la fundación Gustavo Bueno de Oviedo (Asturias).

El texto mencionado es el primero del que se tiene noticias que utiliza el término metapolítica. Texto que fue redactado alrededor de 1650 y que fue recuperado, tras una solicitud nuestra, del Archivo histórico diocesano de Vigevano por el profesor Aldo La Fata, un gran estudioso de la metapolítica, perteneciente a la escuela tradicionalista de Silvano Panunzio de Roma.

read more »

18/06/2014

La izquierda: crisis e identidad

JOSE ALSINA CALVES

por José Alsina Calvés – La palabra izquierda nos sugiere, de entrada, dos cosas distintas: una actitud y una ideología o familia de ideologías. Como actitud es inconformismo, no aceptar lo dado al menos sin pasarlo por un tamiz crítico; pensar que los principios están por encima de los intereses, que las cosas y las situaciones pueden cambiarse, y que la voluntad heroica del ser humano es lo que realmente ha construido la historia. Como ideología o conjunto de ideologías remite a una serie de ítems: igualitarismo, una antropología que supone que la plena realización de lo humano pasa por la liberación anárquica de toda pulsión, que TODA idea de limite, jerarquía, disciplina o sacrificio es MALA per se, y una concepción lineal y progresista de la historia, que tiende a un final de plena realización de la humano.

En alguna ocasión me he referido a estas dos visiones de la izquierda como situacionista la primera y esencialista la segunda (1).

read more »

27/05/2014

Marine Le Pen se alza como la esperanza de la juventud y los obreros franceses

MARINE LE PEN

por Luis Rivas – Marine Le Pen y su padre, Jean-Marie, han tomado los mandos de la segunda locomotora europea, pero para dirigir el tren desde el vagón de cola y acelerar en dirección contraria a la conductora alemana. Las mesas de debate de las televisiones francesas eran anoche niágaras de lagrimones vertidos por los representantes políticos del establishment -derecha, centro, izquierda y extrema izquierda- que no encontraban nuevos argumentos para explicar lo que se veía venir desde el lepenazo de 2002, cuando el ogro Le Pen eliminó al socialista Lionel Jospin en la primera vuelta de las presidenciales.

Antes y después de esa fecha, esos mismos representantes de la “elite”, como dicen los Le Pen, acompañados en los coros por la prensa bienpensante y experta en la política del avestruz, encontraba un arma  contra el FN: el vituperio y la descalificación no sólo de sus líderes -perfectamente lícito- sino, más grave, insulto y desprecio a sus votantes.

read more »

27/05/2014

Relaciones peligrosas. Un relato sobre la «Nouvelle Droite» y el «Front National»

FRONT NATIONAL

por Jesús J. Sebastián – Muchos se preguntan: ¿cómo ha conseguido un partido político encuadrado en la derecha radical europea como el Front National obtener espectaculares resultados electorales? Pues bien, buena culpa de ello corresponde a la influencia ideológica y al trasvase de intelectuales y activistas por parte de la llamada Nouvelle Droite francesa: un ejemplo de los réditos que pueden derivarse del necesario tránsito de una estrategia exclusivamente utópica, cultural y metapolítica a una actividad preponderantemente pragmática, transversal y realpolítica. Pero ¿cómo llegó a producirse este proceso?

El principio: oposiciones

Jean-Marie Le Pen / Alain de Benoist, el opositor

read more »

01/05/2014

La ley de hierro de la oligarquía

DALMACIO NEGRO

Por Dalmacio Negro Pavón

1.- El pensamiento político realista es pesimista por su escepticismo ante la naturaleza humana, lo que le diferencia de otros modos de pensamiento sobre lo Político y la Política. En particular, del humanitarista -destructivo-, del ideológico -constructivista-, del imaginativo -literario- y, por supuesto del utópico, modo de pensamiento gratificante porque permite no afrontar la realidad y evadirse de ella. En tanto escéptico, el realismo político es ajeno o contrario a lo que suele pasar por Realpolitik: simplemente no se hace ilusiones. «El realismo político, ha escrito recientemente Jerónimo Molina, es la imaginación del desastre».[1] Carlo Gambescia dice “triste” en un libro también reciente sobre al liberalismo como expresión del realismo,…[2] Las citas podrían multiplicarse. Baste recordar lo de Ludwig Marcuse: en política, el pesimismo lógico es “un estado de madurez”.

read more »

20/04/2014

El proyecto de un mundo nuevo

JAVIER RUIZ PORTELLA

por Javier Ruiz PortellaSin Proyecto no se va a ningún sitio. Pero sólo hay —hoy por hoy— tres Proyectos: liberal-capitalismo, socialismo y fascismo. Nombrar a este último es nombrar la bicha: ésa que nos estremece con un miedo atávico. Pero ¿y si el fascismo tuviera dos rostros? ¿Y si hubiera algo rescatable y hasta notable en él (en el italiano, no en su aliado en la guerra)? También, es cierto, los otros dos Proyectos tienen algún punto rescatable y que aquí (aunque de pasada: no son ellos el tema) se rescata.

“Nos hallamos en la encrucijada entre dos épocas, cuya importancia corresponde, más o menos, al paso de la edad de piedra a la edad de los metales”. Ernst Jünger.

read more »

01/12/2013

Estar con los trabajadores, prioridad de Jobbik

GABOR VONA TRABAJANDO EN GYONGYOSPATA

[ANN] El líder del partido húngaro Jobbik, Gábor Vona, encontró una manera única de recorrer Hungría y de acercarse a la población que la partidocracia y el gran capital han abandonado: solicitar trabajo como voluntario en diferentes lugares del país.

Con el nombre de “Campaña Encubierta”, Vona inició la semana pasada trabajando como camarero en un restaurante y hace unos días se unió al programa de obras públicas para trabajar un turno de ocho horas en la ciudad de Gyöngyöspata, junto con beneficiarios de asistencia social y desempleados.

“En la segunda etapa de mi gira nacional solicité un trabajo en el programa de obras públicas en Gyöngyöspata”, escribe Vona en su página de Facebook. “He trabajado con un equipo de personas desempleadas en una granja que produce bienes para las instituciones públicas de la ciudad, incluyendo guarderías y escuelas”.

“Trabajé junto con población romaní que no causaron ningún tipo de tensión en nuestro equipo porque todos trabajaron muy duro”, continuó.

“Por la mañana, empacamos fardos de heno, que no es un trabajo fácil. Por la tarde, plantamos cinco arboles de ciruela y cinco de durazno. Ayer, alguien me dio una botella de brandy de pera después de mi foro público en Csorna; Hoy, al final de la jornada de trabajo, invité a mis colegas para tomar una copa”, escribe Vona. ”Al final del día, tuve una breve discusión con los alcaldes de las ciudades de Gyöngyös y Gyöngyöspata, así como representantes de Gyöngyössolymos en relación con el programa de obras públicas”.

“He aprendido algo valioso hoy también. El viernes continuaré mi trabajo de obras públicas en otro lugar. Ah, y el salario mensual de 47 mil florines salario que los participantes en el programa de obras públicas reciben no es suficiente para ganarse la vida”, escribe el presidente de Jobbik, Gábor Vona, en Facebook.

Para finalizar, en la tercera etapa solicitó trabajo en un mercado en la ciudad de Gyöngyös con un turno de 7 de la mañana a 1 de la tarde. El líder húngaro destacó que obtuvo mucha experiencia, y no solo conoció en profundidad las cuestiones relativas a los pequeños comercios y la agricultura, sino que también recibió retroalimentación de los compradores de zonas aledañas.

Para Gabor Vona, uno de los mayores errores en política es alejarse de la realidad en la que vive la gente, y de ahí la razón de iniciar esta gira nacional, la cual se realizó a unos meses de celebrarse elecciones parlamentarias en Hungría. De acuerdo a distintas encuestas, Jobbik se encuentra entre los primeros lugares de intención de voto, además de ser el segundo partido más seguido por los jóvenes.

Fuente: mandiner.hu y hungarianambiance.com

Extraído de: Disidencia

10/11/2013

La Cuarta teoria política: ¿ser o no ser?

ALEXANDER DUGIN

por Alexander Dugin – Hoy en el mundo domina la impresión de que la política ha terminado – al menos la que nosotros conocemos. El liberalismo entabló un combate tenaz contra sus enemigos politicos que proponian recetas alternativas – el conservadurismo, la monarquía, el tradicionalismo, el fascismo, el socialismo, el comunismo – para finalmente vencer a todos a finales del siglo XX. Habría sido lógico suponer que la política se  convertiria en liberal y que todos los adversarios del liberalismo en la periferia comenzarian a repensar sus estrategias y a construir un nuevo frente: la periferia contra el centro, según la teoria de Alain de Benoist. Pero, al comienzo del siglo XXI, todo siguió un camino diferente.

El liberalismo, que siempre ha buscado la minimización de la política, decidió, después de su victoria, eliminar por completo la política. Probablemente para no permitir la formación de una alternativa política y hacer eterno su reino o simplemente debido al agotamiento de la agenda política debido a la ausencia de enemigos, que, según Carl Schmitt, son necesarios para la formación de una posición política. En cualquier caso, el liberalismo ha conducido a un repliegue en la política. Así, el liberalismo se ha transformado, pasando desde el nivel de las ideas, de los programas políticos y de las declaraciones, pasando al nivel de las cosas e ingresó en el meollo de la realidad social,  convertida en liberal, no desde un punto de vista político, sino de una manera cotidiana, “natural”.

Después de ese punto de inflexión en la historia, todas las ideologías políticas que habían combatido ferozmente entre sí a través de los siglos han perdido su actualidad. El conservadurismo, el fascismo y el comunismo, así como sus variedades marginales, han fracasado, mientras que el liberalismo, triunfante, se convirtió en la vida cotidiana, en el consumismo, el individualismo, en el estilo posmodernista de ser sub-político y fragmentado. La política se convirtió en biopolítica y pasó del nivel individual al nivel sub-individual. Por lo tanto, parecen haber dejado la escena no solamente las ideologias derrotadas, sino también la política como tal, incluyendo la política liberal. Precisamente por esta razón es tan dificil la formación de una alternativa. Los oponentes del liberalismo se encuentran en una situación difícil: el enemigo triunfante se ha evaporado, desapareció;  luchan contra el vacío. ¿Cómo hacer política cuando no existe Política?

Sólo hay una solución: rechazar las teorías políticas clásicas, tanto las derrotadas como las triunfantes, demostrar imaginación, comprender las realidades del nuevo mundo global, descifrar correctamente los desafíos del mundo postmoderno y crear algo nuevo, más allá de las batallas políticas de los siglos XIX y XX. Este enfoque es una invitación a desarrollar una Cuarta Teoría Política más allá del comunismo, del fascismo y del liberalismo.

read more »

20/09/2013

Novedad editorial: La Cuarta Teoría Política, de Alexander Dugin

DUGIN CUARTA TEORIA POLITICA ENR

Alexander Dugin
1ª edición, Barcelona, 2013.
21×15 cms., 254 págs.
Cubierta a todo color, con solapas y plastificada brillo.
PVP: 20 euros

Orientaciones:
[…] La Cuarta Teoría Política no es una invitación a un retorno a la sociedad tradicional, es decir, no es el conservadurismo en el sentido convencional. Hay mu­chas características de nuestro pasado cronológico que son agradables y muchas que no lo son. Del mismo modo, las formas tradicionales de sociedad también son distintas unas de las otras. Por último, en las diferentes sociedades contemporá­neas, las matrices étnicas y sociológicas, así como los contextos, también son di­ferentes unos de los otros. Por lo tanto, la Cuarta Teoría Política no debería imponer nada a nadie. Los partidarios de la Cuarta Teoría Política deben actuar paso a paso: la primera y más importante etapa es sostener el Basein como el su­jeto de nuestra teoría y la reversibilidad del tiempo. De esta manera, nos libera­ríamos para el desarrollo de los preconceptos. Nosotros podemos definir varios preconceptos con respecto a la reversibilidad del tiempo y del Dasein/Traiectum, por lo tanto podemos definir varios conceptos políticos del tiempo. Y cada uno de ellos puede situarse en un proyecto político actual, de acuerdo con los principios de la Cuarta Teoría Política. […]

read more »

17/09/2013

Contra el totalitarismo ideológico

JUAN PABLO VITALI

por Juan Pablo Vitali – Las formas políticas siempre se transforman, y deben hacerlo para tratar de alcanzar sus objetivos. Pasó en Roma y pasará siempre. Hay cosas esenciales y formas sucesivamente útiles a esas cosas esenciales. Atarse a las formas en detrimento de la realidad cambiante no tiene sentido.

He conocido duros que se tornaron traidores y moderados que hicieron un gran servicio a los suyos. Además, la realidad es cruel y no respeta necedades. Traicionar es ser venal. Ser realista no es traicionar un objetivo. No es bueno en política encapsularse en una realidad ideológica. Las ideologías pasan, las culturas, los pueblos y los territorios quedan.

Cada fenómeno político es fruto de su época y de su entorno, tiene un contexto y dura un tiempo determinado. Eso no quiere decir que no quede nada de él, queda justamente lo esencial, y no las formas. A todos nos duele ver morir a nuestros padres, pero es la ley de la vida. Y la política es cruel, como dice un amigo. Me ha costado aceptarlo y comprenderlo. Confieso que tengo cierta tendencia a lo absoluto, lo cual me ha hecho fracasar en política una y otra vez. Pero he aportado algunas cosas, como por ejemplo tratar de recordar a través de la poesía las cosas permanentes, tratar de poner límites al pragmatismo, que cuando traiciona los objetivos superiores sí se convierte en traición. Pero traicionar no es comprender que existe una relación de fuerzas y que dentro de ella se desarrolla la política. Traicionar es anteponer el propio interés a cualquier cosa.

El problema del totalitarismo ideológico es que no deja pensar, no deja disentir, no deja considerar ni comprender cuál es el camino apropiado y posible. Muchas veces la pretendida pureza ideológica termina en las peores aberraciones. Los totalitarismos ideológicos de izquierda y de derecha son religiones laicas escondidas detrás de un fanatismo. Pero es más amargo pelear en la medida de lo posible que esperar un milagro, proveniente de los cielos del fanatismo.

read more »

23/07/2013

El Martín Fierro y la dirigencia política

ALBERTO BUELA

por  Alberto Buela* – Desde Salamanca, en 1894 don Miguel de Unamuno fue el primero de los grandes pensadores que se ocupó del Martín Fierro (1), el poema nacional de los argentinos (1872/79). Y en ese escrito liminar dedicado al “docto y discretísimo don Juan de Valera” , trae una estrofa del poema gauchesco que bien puede servir de definición para la chata dirigencia política actual:

De los males que sufrimos,

Mucho hablan los puebleros,

Pero son como los teros

Para esconder sus niditos;

En un lado pegan los gritos,

Y en otro tienen los huevos.

Si hay algo que caracteriza a la dirigencia política contemporánea es el simulacro. Primero, con un discurso político que enuncia un compromiso pero con el que nunca se compromete y segundo, porque en el mejor de los casos solo administra los conflictos pero no los resuelve.

Todo ello bajo la mascarada de defender los derechos de los más necesitados levantando la bandera de los derechos de tercera generación, cuando no se cumplen ni siquiera los derechos humanos de primera generación como lo son el derecho a la vida, la libertad, el trabajo y la seguridad.

read more »

25/09/2012

Propedéutica a la teoría política

Por Alberto Buela* – Comencemos por los términos. Teoría, término que proviene del griego theoréin = contemplar, indica un conjunto de ideas que están sistemáticamente relacionadas, y pertenece tanto a la filosofía como a la ciencia. El filósofo se pregunta el porqué de las cosas, mientras que el científico se pregunta por el cómo.

Toda teoría política está constituida sobre una concepción específica del hombre, el mundo y sus problemas. Para avalar esta afirmación obsérvese simplemente que para los griegos el hombre esánthropos que etimológicamente significa “el que investiga lo que ha visto”, “el que contempla”. Mientras que para los romanos el hombre es homo, que proviene de humus, que significa “el que está parado en la tierra”, “el terráqueo”. Si continuamos esta aproximación etimológica nos podemos explicar el porqué la filosofía en los griegos y el derecho en los romanos son sus logros más genuinos y específicos.

Así hemos tenido durante el siglo XX teorías políticas marxistas, liberales, fascistas, socialdemócratas, y en nuestro medio, peronistas, radicales y conservadoras.

Esta disciplina se debe ocupar antes que nada de problemas pre-políticos o metapolíticos como son los del origen de la instalación del hombre en el mundo, que desarrollaremos en dos puntos: a) el nomos de la tierra y b) sobre el poder.

Viene luego el objeto específico de la política con sus tres finalidades: el bien común; la seguridad exterior y la concordia interior y prosperidad.

Para terminar con el tratamiento de los temas y problemas de lo público, que son los que preocupan a la comunidad en su conjunto, tales como: Pueblo, Nación, Estado, partidos políticos, sistemas partidistas, regímenes políticos y de gobierno, la comunidad internacional, las relaciones internacionales, diplomacia y organismos internacionales.

 El nomos de la tierra

Nuestra idea de norma deriva del término nómos  que proviene del verbo griego némein que significa tres cosas: 1) recoger, tomar, recolectar o apropiar. 2)  repartir, dividir, limitar o distribuir y 3) aprovechar, explotar, utilizar o asentar.

Este concepto de nomos de la tierra es instaurador y no derivado de un principio de orden anterior. El establece la relación fundante del hombre con la naturaleza y los otros hombres. Nos está indicando la prístina y primigenia relación del hombre con la tierra. Así el hombre como recolector y cazador observa como la tierra contiene en sí misma una medida interna de la justicia: Da ante el esfuerzo de quien recoge y sabe cazar.

En un segundo momento el hombre como agricultor labra la tierra y fija los límites entre lo fértil y lo agreste. La tierra otorga una segunda medida de justicia: La cosecha para quien la trabaja.

Y en un tercer momento, el hombre deja su peregrinaje y se asienta, se apacienta sobre la tierra repartida y limitada para explotar y aprovechar regularmente sus frutos. Y es en este momento cuando nace la política, que no es otra cosa que la acción que permite organizar lo político. Todo nomos implica un poder.

Los rasgos típicos que según Platón – ya viejo y en su último y breve diálogo Epínomis o Alrededor de las leyes –  hacían a los griegos superiores a los bárbaros son: 1) la educación o paidéia. 2) que tienen el auxilio del oráculo de Delfos y 3) su fidelidad a la observancia de las leyes. Estos tres rasgos han hecho que los griegos hayan perfeccionado todo lo que han recibido de los bárbaros. Estos tres elementos permitieron a los griegos inventar y tener política.

Lo político y la política

Afirma muy acertadamente el renombrado pensador griego contemporáneo  Cornelius Castoriadis que: “los griegos no inventaron lo político  en el sentido de la dimensión de poder explícito siempre presente en toda sociedad, inventaron, o mejor dicho crearon la política como la ciencia que organiza dicho poder”(1) . Esta distinción esencial nos pone sobre aviso acerca de la confusión que aún perdura hoy entre lo político- dimensión del poder explícito- y la política – institución conjunta de la sociedad -.

Nosotros queremos llamar la atención que aun cuando “a partir de la década del 70 comenzó a imponerse en las principales lenguas europeas un distinción que buena parte del siglo XX había ignorado entre: lo político (Politisch, le politique, il politico, Political) y la política (Politik, la politique, la politica, Politics)” (2), en nuestro medio universitario, académico y político se ignora, a veces, por completo. Producto, fundamentalmente, de una concepción funcionalista y sociologista de nuestros los cientistas políticos.

Así lo político es lo permanente, se dirige a la esencia, pues la comprensión del problema corresponde al ser de la política. Como categoría peculiar del ser lo político pertenece a la esfera de la naturaleza humana. Mientras que la política es lo perecedero, la actividad del hombre para organizar lo político. Pertenece al domino del hacer. Lo propio y específico de la política es lo político cuyo dominio está determinado por lo público, el cual se caracteriza por la distinción entre amigo y enemigo, pero este enemigo no es el enemigo privado(inimicus) sino el enemigo público(hostis) el que me hostiga o impugna (3).

Cuando en 1965 se llevó a cabo en la Sorbona la defensa de una tesis sobre este tema el profesor Jean Hyppolite, traductor de Hegel, y prestigioso catedrático impugnó la tesis diciendo: Yo había cometido un error, pensé que nunca terminaría Ud. su tesis. Pero si Ud. tuviera razón y la noción de enemigo es el punto central de lo  político sólo me restaría cultivar mi jardín. A lo que el postulante respondió: Ud. no cometió un error sino dos. El primero Ud. lo ha reconocido y no insistiré en ello, el segundo, es creer que es suficiente cultivar su jardín para eliminar el enemigo. J. Hyppolite respondió: Si Ud. persiste no me queda más que suicidarme. Será entonces su tercer error Profesor, respondió el postulante, pues si Ud. se suicida su jardín quedará sin protección, su mujer y sus hijos también y su enemigo habrá vencido”.

Reiteramos que el enemigo no puede ser más que enemigo público (hostis) porque todo lo que es relativo a la comunidad se vuelve por este solo hecho asunto público. El conocido pasaje evangélico se refiere al perdón de enemigo privado cuando afirma: diligite inimicos vestros =Amad a vuestro enemigos (Mt. 5.44) y no diligite hostis vestros.

El pensamiento light, il pensiero debole, el pensamiento políticamente correcto ha visto en esta distinción esencial una apelación a la guerra más que a  la convivencia y ha intentado diluir, incluso borrar, esta distinción para reemplazarla por la de adversarios o amigos con una visión opuesta, sin percatarse que el asunto no es una cuestión de nombres más o menos agradables al oído, sino de esencias.

La idea de encontrar la paz entre los amigos es absurda, ya que por naturaleza la amistad es un estado de paz. Y es en realidad la noción de enemigo político (hostis) la necesaria para comprender acabadamente la idea de paz. Así podemos afirmar que quien rehúsa la idea de enemigo es un enemigo de la paz (incluso a pesar de él) pues hacer la paz, es hacerla con un enemigo.

Del poder: Legalidad y Legitimidad

A la distinción entre lo público y privado y a la que existe entre amigo y enemigo debemos sumar ahora la tercera de las distinciones políticas aquella entre el mando y la obediencia o dicho en términos politológicos entre gobernantes y gobernados.

La naturaleza del poder exige dos condiciones indispensables: que no sea esporádico sino estable, permanente y continuo, rasgos que en política lo define su mayor o menor institucionalización, y que sea colectivo, lo cual obliga al poder político ha ser forzosamente público. Es legítimo todo aquello que se encuentra fundado en el derecho, en la razón y en el valor. En el derecho, la legitimidad se vincula a la legalidad, en orden a la razón y a lo verdadero y en orden al valor a lo bueno.

La teoría política hoy, no puede ser como antaño sólo una teoría del poder, sino una teoría de la autoridad legítima.

Se distinguen tres formas de legitimidad que acompañan al ejercicio del dominio o gobierno: a) la tradicional, basada en la validez por siempre de las tradiciones. b) la carismática, basada en la sumisión en el valor ejemplar de una persona. c) la racional o legal, fundada en la creencia de la legalidad de los reglamentos y el derecho. Las dos primeras son conocidas también como legitimidades de ejercicio y la tercera como legitimidad de origen.

Ahora bien, estas legitimidades son simplemente formales, pues sólo caracterizan ciertos rasgos de la legitimidad, pero los principios reales o metapolíticos de la legitimidad son los fines a los cuales se consagran los distintos regímenes políticos. Considerados desde la teoría política, disciplina sobre la que estamos hablando, estos fines teóricos son tres: el bien común; la seguridad exterior y la concordia interior y prosperidad.

El objeto específico de la política

La política la podemos definir no como el arte de lo posible según afirmó Leibniz y repitieron luego hasta el hartazgo, sino más bien como el arte de hacer posible lo necesario, como la definió Maurras, entendiendo por necesario aquellas carencias que el hombre tiene para realizar su esencia. Su objeto específico está constituido por el logro de los tres fines mencionados: el bien común; la seguridad exterior y la concordia interior y prosperidad.

De modo general todo lo que obra, y específicamente el hombre, lo hace en busca de un interés o un bien de ahí que el bien tenga razón de causa final. Así el bien o fin final de la política es el logro del bien común. Que puede ser entendido bajos sus múltiples acepciones: eudaimonía o felicidad en Aristóteles,  salus populi en Hobbes, interés común en Rousseau, bien del Estado en Hegel, bien del país en Toqueville o bien público en Freund.

Ciertamente que ese bien común o bien del pueblo consiste en la seguridad, entendida como  la protección contra los enemigos exteriores, en la paz interior y en el desarrollo de la riqueza y prosperidad de sus habitantes. Vemos así cómo en un primer momento- el de la seguridad exterior- el presupuesto del bien común está condicionado por la relación amigo -enemigo, y en este sentido la tarea de la política consiste en superar esa enemistad y establecer la paz.

El logro de la vida buena, el famoso eu zen griego o la bona vita romana bajo el aspecto de política interior se llama concordia = cum cordis, significa compartir el corazón, sentir de la misma manera. Así como compañero viene de cum panis, que es compartir el pan. La concordia supone la superación de la enemistad interna. Esa concordia interior se funda en la participación en un proyecto común, dado por valores a realizar que en política se entienden como metas o fines.

Vemos cómo la seguridad y la concordia constituyen los dos aspectos de un mismo bien, el fin de la práxis política, entendido como logro del bien común o bien del pueblo. Estos dos aspectos aseguran la paz. Pero como la felicidad supone un mínimo de prosperidad no puede haber paz interior sin prosperidad (trabajo, salud, educación, justicia).  Vemos entonces, cómo la política, un arte todo de ejecución que intenta hacer posible lo necesario tiene la exigencia, además, de ser eficaz.

Esta comunidad de miras e identidad de sentimientos expresados a través de la concordia se concreta en las ideas de Patria y Pueblo, Nación y Estado, con lo que pasamos el tercero y último de los puntos de esta propedéutica a la teoría política.

Patria y Pueblo

La patria como pater = tierra de los padres, nos indica no sólo el lugar de nacimiento, que no elegimos, sino además el patrimonio y tradición común, cultural, étnico, lingüístico, religioso que nos signa desde el momento que caemos a la existencia y que nos distingue del resto de los mortales. A la patria está vinculado el país y éste está enraizado con el paisaje, ese espacio geográfico e histórico que nos contiene. De ahí nace nuestro carácter de paisanos.

Así los paisanos, los hijos del país, constituimos un pueblo, esto es, una comunidad de hombres y mujeres unidos por una conciencia común de pertenencia a un mundo de  valores (culturales, religiosos, lingüísticos, etc.) pero no necesariamente con una conciencia política común. Los pueblos no deciden cómo quieren ser; simplemente son, existen. Cuando poseen una conciencia política de lo que quieren ser allí pasamos a la idea de Nación o a ser el pueblo de tal o cual Nación.

Nación y Estado

Brevemente podemos definir la Nación como proyecto de vida histórico que se da un pueblo cuando se transforma en una comunidad política. Es el pueblo cuando tiene un propósito político decidido.

La idea de proyecto (pro-iectum) significa, como su nombre lo indica, algo tirado, yecto delante, pero al mismo tiempo un proyecto político genuino exige un anclaje en el pasado, éxtasis temporal que el pensamiento progresista rechaza de plano. Pues cuando él se vuelve sobre el pasado lo hace siempre como víctima. La idea de antiguo lo espanta, porque la vanguardia es su método.

En la política hodierna, no sólo hay una incomprensión histórica sino, por lo que acabamos de afirmar, existe una incomprensión funcional de la idea de proyecto. Pues todo proyecto se piensa genuinamente a partir de una tradición de pensamiento nacional, de lo contrario es un producto de la razón ilustrada con lo cual se transforma en una nada de proyecto o en un proyecto inverosímil.

El fin de la política nacional como arquitectónica de nuestra  sociedad, tiene que partir de un fundamento metafísico que me dice que la realidad (el ente) es lo que es más, lo que puede ser. Es sobre ese poder ser donde debe actuar la política, si es tal y no sólo apariencia. Y si actúa sobre lo que puede llegar a ser, debe actuar con pro-yectos y así la política será el principal agente del cambio de la realidad económica, social y cultural. De lo contrario seguirá convalidando y consolidando el statu quo vigente.

En cuanto al Estado definido como la nación  jurídicamente organizada, no tiene un ser en sí (Stato fine como pensó el fascismo) sino que existe en y a través de sus aparatos. No es tampoco la máquina para mantener la dominación de una clase sobre otra (como pensó el marxismo-leninismo), sino que es el instrumento que sirve como gestor al gobierno para el logro del bien común, entendido como felicidad del pueblo y grandeza de la nación.

Alberto Buela* es Doctor en filosofía, ensayista y director de Disenso.

NOTAS

 (1) Castoriadis, C: Le monde morcelé, París, Seuil, 1990, p.125.- Retoma este autor la distinción entre la política y lo político formulada por el eminente politólogo y jurista Carl Schmitt y desarrollada luego, próximo a nuestros días, en la escuela del realismo político por autores como Julien Freund, Gianfranco Miglio o Michel Maffesoli..

(2) Molina Jerónimo: Julien Freund: lo político y la política, Madrid, Sequitur, 2000, p.34

(3) Fue Carl Schmitt quien en un trabajo de 1932, El concepto de lo político, realizó la primera caracterización de esta distinción política fundamental. Así sostiene inmediatamente ab initio: “La distinción propiamente política es la distinción entre amigo y enemigo. Ella da a los actos y a los motivos humanos sentido político. Este criterio no se deriva de ningún otro, representa en lo político, lo mismo que la oposición relativamente autónoma del bien y el mal en la moral, lo bello y lo feo en estética, lo útil y lo dañoso en economía”

08 de Julio del 2012

Fuente: Disenso