Posts tagged ‘Obama’

24/06/2016

El “establishment” de EE.UU. planea una guerra para detener a Trump

ALEXANDER DUGINpor Alexander Dugin – Saludos, están viendo Dugin’s Guideline. La situación en torno a Rusia a nivel internacional está empeorando gradualmente. Incluso los analistas internacionales más atentos han observado esto. Recientemente, el think tank Stratfor publicó un artículo con un título expresivo: The U.S. and Russia Plan for Conflict.

read more »

28/09/2013

Entrevista a Geidar Dzhemal: “El mundo se ha vuelto “ceropolar”

GEIDAR DZHEMAL

Nakanune.ruLos ministros de exteriores de Rusia, EE.UU. y Siria están discutiendo la posibilidad de destruir las armas químicas, lo que le quita motivos a los EE.UU. para llevar a cabo el ataque con misiles. El cabeza del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso Serguei Lavrov en cuestión de nada se ha convertido en uno de los políticos más populares e influyentes, después de “haber atrapado” hábilmente a sus colegas estadounidenses en las redes que ellos mismos habían colocado. Sin embargo, ello no significa que el conflicto esté resuelto o próximo a solucionarse. En el mundo quedan bastantes fuerzas influyentes dispuestas a atacar a Siria, pero también la influencia de Rusia, China e Irán se hace cada vez más patente. Sobre quién se opone al ataque exterior, sobre los que se enfrentan a ellos, sobre el papel desempeñado por Serguei Lavrov y John Kerry y la diplomacia secreta, y sobre cómo se va a transformar la región del Próximo Oriente ha hablado con Nakanune.ru el politólogo, filósofo, presidente del Comité Islámico de Rusia Geidar Dzhemal.

Nakanune.ruEn el “Foro de Valdai” uno de los expertos dijo que la cuestión siria es el asunto diplomático más complejo desde los tiempos de la caída del telón de acero. ¿Está de acuerdo con semejante valoración?

Geidar Dzhemal – No es así en absoluto. En los tiempos del “telón de acero”, en mayor o menor medida, existía cierto enfrentamiento entre el campo socialista y el mundo capitalista. Ahora asistimos al simulacro del enfrentamiento y la confabulación real a nivel de la diplomacia secreta, porque la decisión de no atacar a Siria la tomaban a la vez Obama, Putin, Irán y, claro está, también China que está entre los bastidores, que no alza la voz, pero el factor de cuya presencia es muy real en todos los sentidos. Todos los sujetos mencionados estaban interesados en que el ataque no se llevara a cabo. Entre los interesados en que sí se produjera estaban la Unión Europea, la euroburocracia, el Fondo Monetario Internacional y algunos personajes en el escenario del Gran Oriente Próximo, quienes estaban interesados en la derrota de Asad por motivos de prestigio u otros, como es el caso, por ejemplo de Arabia Saudí y de Turquía. Para ellos la derrota o el conflicto con Occidente, con Obama sobre el tema de Siria equivalía a la bajada del rating de su régimen en casa, lo que iba a crearles problemas en política interior. Para Arabia Saudí además es importante el hecho de que no está atada al actual inquilino de la Casa Blanca, sino al segmento radical republicano de la clase política de los EE.UU., que está orientado hacia una política nacional-imperial, del tipo del Imperio Romano. En tal caso Arabia Saudí se convierte en el país clave en la región o conserva este estatus. Esos clientes: la burocracia de la UE, los especuladores del FMI, los sauditas y los turcos se orientaban nítidamente hacia el ataque contra Asad. Además de ellos existen también los círculos que entienden perfectamente que en cuanto a la imagen, la renuncia al ataque significa rebajar el estatus de Occidente como centro de la civilización, como árbitro, como el modelo-matriz global de la civilización contemporánea, es decir que el Occidente deja de ejercer la hegemonía. Pero a Obama esto le trae sin cuidado porque persigue otros objetivos.

read more »

18/09/2013

Una ocasión histórica

JUAN MANUEL DE PRADA

por Juan Manuel de Prada – Algún día deberá empezar a escribirse la historia de las calamidades que EE.UU ha derramado por el mundo

Como el valentón del célebre soneto, después de calarse el chapeo, requerir la espada y mirar de soslayo, el falso mesías negro parece que no lanzará de momento su ataque contra Siria; no, al menos, en las condiciones chulescas que había proclamado. Por supuesto, seguirá financiando a los terroristas de Al Qaida que operan en Siria, facilitándoles armas e instrucción militar, pero lo hará de matute. Las intervenciones militares americanas son de dos clases: cuando logra embaucar a una cohorte de tontos útiles o de pescadores en río revuelto, mediante declaración de guerra; cuando los tontos útiles remolonean o los pescadores en río revuelto se resisten, con estrategias de guerra sucia. Pero el ridículo del falso mesías negro, cada vez más desteñido en su prestigio de engañabobos, ha sido mayúsculo, estrepitoso, abracadabrante; y sus aspavientos de valentón venido a menos tal vez sean recordados el día de mañana como el comienzo del ocaso de la que ha sido la primera potencia mundial durante casi un siglo.

De este episodio vodevilesco protagonizado por el falso mesías negro sale fortalecido Putin, la bicha del Occidente neopagano, un tipo que ha financiado la construcción de mil iglesias ortodoxas en todo el mundo durante el pasado año. Como nos enseña Joseph Roth en La leyenda del santo bebedor, la gracia puede actuar a través de los tipos más desastrados; y Putin, que tiene desde luego sus ribetes demenciales, en esta hora aparece ante nuestros ojos como un gigante (sobre todo si lo comparamos con el falso mesías negro), aunque su grandeza sea vicaria, pues no es otra sino la grandeza de Rusia, que misteriosamente (o no tan misteriosamente) se está convirtiendo en la gran esperanza de Occidente. Quizá porque Rusia ha sufrido mucho y ha hecho a sufrir mucho a los demás en el pasado, este nuevo designio histórico que empieza a perfilarse en su futuro resulta más consolador para las personas con un sentido teológico de la historia. Por supuesto, todas las fuerzas confabuladas en la destrucción de Occidente tratarán de impedir a toda costa esta resurrección de Rusia sobre los escombros del comunismo y su conversión en una suerte de katejon u obstáculo en los planes del Nuevo Orden Mundial.

read more »

13/09/2013

El (grotesco) emperador está desnudo

pepe-escobar

por Pepe Escobar* – No hay nada trágico en cuanto a la presidencia de Obama, capaz de atraer los talentos analíticos de un neo-Plutarco o de un neo-Gibbon. Se parece más a una farsa de Pirandello, una especie de Personaje en Busca de Autor.

Los candidatos a Autor están bien documentados, desde el lobby de Israel a la Casa de Saud, desde una elite selecta del complejo industrial-militar-seguridad a, sobre todo, la enrarecida elite bancaria/financiera, los verdaderos Amos del Universo. El pobre Barack no es más que una cifra, un funcionario del imperio, cuyo repertorio “de decisiones” se extiende apenas a decidir qué sonrisa de marca registrada desplegará en la operación fotográfica correspondiente.

No hay nada “trágico” en el hecho de que durante esta semana –que marca el 12 aniversario del 11-S– esta presidencia estará luchando por la “credibilidad” de su bombardeo en el intento de seducir a los halcones republicanos del Congreso de EE.UU. mientras la mayoría de los belicistas del día son demócratas.

Los republicanos están divididos entre el apoyo al presidente a quien les gusta odiar o enfrentarlo a un hiriente rechazo por mucho que se esfuercen por seguir las órdenes de sus amos, que van desde el Comité de Asuntos Públicos EE.UU.-Israel a los contratistas militares. Una vez más, es una farsa causada por el hecho de que un hombre elegido para terminar las guerras está ansioso de comenzar otra. Y una vez más sin una votación en las Naciones Unidas.

La “estrategia” de la Casa Blanca en esta semana de negociaciones cruciales se resume en lo siguiente: convencer al Congreso de EE.UU. de que debe comenzar una guerra con Siria para castigar a un “maligno dictador” –una vez más, tan malo como Hitler– por gasear niños. ¿La evidencia? Es “indiscutible”.

Bueno, no es “irrefutable”. Ni siquiera va “más allá de una duda razonable”. Cómo admitió el Jefe de Gabinete de Obama, Denis McDonough, con cara seria, se resume en “un un test de sentido común bastante fuerte, sin consideración a la inteligencia, que sugiere que el régimen lo hizo”.

read more »

11/09/2013

Obama en Siria: ¿petróleo y la crisis financiera de EU y su dólar?

ALFREDO JALIFE-RAHME

por Alfredo Jalife-Rahme – La Jornada – Parece una fatalidad axiomática del poder crudo y rudo que cada presidente de Estados Unidos tenga su propia guerra ritual que (en)marque su legado.

No resultan muy persuasivos los argumentos del gobierno Obama sobre el presumido rescate humanitario sobre la execrable cuan controvertida gasificación de infantes sirios como justificación de su expedición militar en Siria.

Obama fue elegido por su agenda antibélica en Irak y Afganistán y luego obtuvo su premio Nobel de la Paz gracias a su noble objetivo teórico de desarme nuclear.

Pero, aberrantemente en última instancia, Obama está resultando el tercer Bush: a Daddy Bush le correspondió la primera guerra en Kuwait/Irak; a Baby Bush: Afganistán y la segunda guerra de Irak, y a Obama: la guerra en Libia y ahora, al parecer –si no es detenido por la fuerte oposición en la Cámara de Representantes–, en Siria.

La espectacular voltereta que ha operado el atribulado presidente Obama es probable que resguarde motivaciones inconfesas que forman parte de la estructura propia del poder de Estados Unidos y su dinámica consustancialmente militar.

Obama juega su presidencia y su carcomido liderazgo global en el discurso de su vida que dará un día antes del duodécimo aniversario del 11-S para convencer a un reticente Congreso.

De por sí, los celestiales objetivos humanitarios expuestos vigorosamente por el equipo Obama no consiguen convencer ni a tirios ni a troyanos cuando las opiniones públicas a escala global, regional y doméstica, justificadamente traumadas por las aventuras bélicas de Baby Bush en Irak y Afganistán, se oponen tajantemente a la inesperada metamorfosis del presidente No. 44 de Estados Unidos.

read more »

09/09/2013

Dugin sobre Siria: “Estamos en la mayor crisis de la historia geopolítica moderna”

MANUEL OCHSENREITER ALEXANDER DUGIN

Entrevista de Manuel Ochsenreiter al importante intelectual ruso Aleksandr Dugin sobre la crisis siria y la posición en la que se encuentran actualmente Estados Unidos y Rusia, resaltando que vivimos en un momento histórico en que se juegan bastante cosas con dos posibles escenarios futuros: La caída de Estados Unidos como superpotencia o una guerra a las puertas de Rusia.

Manuel Ochsenreiter: Prof. Dugin, en estos momentos el mundo se enfrenta en Siria a la mayor crisis internacional desde la caída del Bloque Oriental en 1989/90. Washington y Moscú se encuentran en una confrontación a través de terceros en el campo de batalla sirio. ¿Es esta una nueva situación?

Alexander Dugin: Tenemos que ver la lucha por el poder geopolítico como el viejo conflicto del poder terrestre, representado por Rusia, y el poder del mar, representado por los Estados Unidos y sus socios de la OTAN. Esto no es un fenómeno nuevo, sino que es la continuación de la vieja lucha geopolítica y geoestratégica. La década de los 90 fue la época de la gran derrota del poder terrestre representado por la URSS. Michail Gorbachov se negó a la continuación de esta lucha. Esto era una especie de traición y resignación frente al mundo unipolar. Pero con el presidente Vladimir Putin, a principios de la primera década del 2000 llegó una reactivación de la identidad geopolítica de Rusia como una potencia terrestre. Este fue el comienzo de un nuevo tipo de competencia entre el poder del mar y el poder terrestre.

MO: ¿Cómo empezó esta reactivación?

AD: Todo comenzó con la segunda guerra de Chechenia (1999-2009). Rusia en ese momento estaba bajo presión por los ataques terroristas chechenos y el posible separatismo del Cáucaso Norte. Putin tuvo que darse cuenta que todo Occidente, los EE.UU. y la Unión Europea estaban del lado de los separatistas chechenos y terroristas islámicos que combatían contra el ejército ruso. Este es el mismo argumento que presenciamos hoy en Siria o ayer en Libia. Occidente dio apoyo a la guerrilla chechena, y este fue el momento de la revelación del nuevo conflicto entre el poder terrestre y el poder marítimo. Con Putin, el poder terrestre se reafirmó. El segundo momento de la revelación fue en agosto de 2008, cuando el régimen prooccidental de Georgia atacó Zchinwali en Osetia del Sur. La guerra entre Rusia y Georgia fue el segundo momento de la revelación.

read more »

02/09/2013

Geidar Dzhemal: “Obama no quiere la guerra en Siria, lo van arrastrando de la cuerda”

GEIDAR DZHEMAL

Entrevista a Geidar Dzhemal – Poistine.com – EE.UU., Gran Bretaña y Francia han rodeado a Siria con sus portaviones y submarinos. Mientras tanto los políticos siguen hablando de la solución política para la cuestión siria. El presidente del Comité Islámico de Rusia, Geidar Dzhemal, hombre público y político, comparte su opinión acerca del posible desarrollo de los acontecimientos en Siria con el canal de televisión “MIR”.

Poistine – ¿Habrá guerra de Occidente con Siria? ¿Si es que se puede llamarlo guerra, ya que las fuerzas son muy desiguales?

Geidar Dzhemal – El objetivo principal de la Unión Europea, o más exactamente de la burocracia internacional, que se apoya en el Fondo Monetario Internacional (FMI) consiste en arrastrar a los Estados Unidos a la guerra. Obama se resiste con todas sus fuerzas. Porque comprende que si decide atacar Siria será el fin de su carrera política.

Detrás de los bastidores del conflicto sirio (convertido en el show para todo el planeta) se esconde un conflicto muy serio entre, por un lado, la diplomacia internacional y el FMI, y, por el otro lado, Obama. El caso es que Obama echó al representante del FMI del puesto de director del Sistema de la Reserva Federal (SRF) y puso en su lugar a Bernanke, mientras que el FMI quiere colocar en este puesto a su hombre, Larry Summers, para obtener el control sobre la máquina impresora de dólares. En realidad se trata de la guerra entre dos clanes para los cuales Siria no es más que una moneda de cambio.

P – ¿Es decir que también la noticia difundida ayer por los medios estadounidenses de que ciertos congresistas republicanos le han enviado a Obama una carta-aviso, en la que pedían no llevar a cabo el ataque a Siria, – tan solo forma parte del show?

read more »

02/06/2013

EE.UU. no apoyará a Israel en la guerra contra Irán

GEIDAR DZHEMAL

por Geidar Dzhemal – Lentacom.ru – El Senado de los EE.UU. que ha prometido ayuda a Jerusalén en el caso del conflicto bélico con Teherán, está en clara confrontación con el presidente que no piensa ayudar a Israel e inscribirse en esta situación. Este conflicto está alimentado por el lobby israelí que está muy activo últimamente y que le da a Netanyahu y a Israel unas esperanzas completamente falsas: “Empezad, que luego veremos”. Confían en poder ganar la partida, pero la Casa Blanca, Obama y su círculo, juegan a otro juego muy distinto. Evitando por todos los medios el enfrentamiento directo con Israel, para no despertar a la bestia, hacen lo posible para eludir el compromiso en el apoyo del que habla el Senado.

Creo, que en paralelo a las escandalosas declaraciones del Senado, Israel recibe con regularidad las señales indirectas de la Casa Blanca, que dan a entender a Netanyahu que no todo es tan maravilloso para él. El apoyo a Israel contradice totalmente los planes de la actual dirección estadounidense, que no coinciden con el orden del día de la coalición sionista-derechista que alcanzó el poder como resultado de las últimas elecciones en Israel.

Obama pertenece a otro “club” completamente distinto, para el que Israel representa un obstáculo, una carga, porque técnicamente Israel es una nacional-soberanía, similar al gobierno de Asad. Mientras que hoy la burocracia internacional se dedica al desmontaje y a la supresión de las soberanías. Es decir que la burocracia internacional está luchando contra las soberanías nacionales. Israel es el típico estado corporativo nacional-burocrático. Tipológicamente se diferencia muy poco de las nacional-soberanías de sus vecinos árabes. No se trata de las monarquías, sino de las burocracias proteccionistas como Egipto, basadas en los conceptos nacional-patrióticos, el proteccionismo social con respecto a la población, el nacionalismo y el culto a la soberanía. Son todos sistemas que han aparecido a finales de los años 50 – principios de los años 60 del siglo pasado y que han llegado hasta nuestro tiempo. Hoy los están desmontando.

read more »

21/04/2013

¿Por qué maratón?

GEIDAR DZHEMAL

por Geidar Dzhemal – Kavpolit.com – Explosiones y acciones terroristas en los Estados Unidos no son un fenómeno tan raro. Y a pesar de que en la tragedia sucedida el 15 de abril no ha habido tantas víctimas mortales en comparación con 9/11, ya han tenido tiempo de bautizarla como la acción terrorista más grande desde las Torres Gemelas. El presidente del Comité Islámico de Rusia Geidar Dzhemal ha compartido con “Política del Cáucaso” su visión de las explosiones en Boston. El autor considera que en el asunto se puede rastrear la pista sionista. Sobre este y otros hechos sorprendentes habla este material.

Ciertamente en la preparación de espectáculos de este tipo siempre está presente el elemento simbólico. Así, en particular, las Torres Gemelas de Manhattan que fueron el objetivo de la acción terrorista del 9/11, a los ojos de la población mundial se asociaban con el comercio e imitaban los “pilares de Melcarte” – antigua construcción fenicia para orientar a los navegantes, que también está presente en el billete del dólar en forma de la doble raya vertical.

Es decir, que los organizadores de la acción contra las torres (independientemente de quienes fueran) daban a entender a la opinión pública: el golpe va dirigido al mismo corazón del capitalismo, contra su símbolo sagrado. ¿A qué se podían referir los que relacionaron las explosiones en Boston con la maratón?

Como se sabe, esta tradición deportiva arranca de la hazaña legendaria del mensajero griego, que llegó corriendo desde Maratón hasta Atenas, para anunciar a los atenienses la victoria de los griegos sobre los persas. El simbolismo de este tipo no es ajeno a la conciencia infantil norteamericana. No hay más que recordar la película aparecida hace pocos años “300 espartanos”, que representa la metáfora directa de la actual confrontación entre Irán y Occidente. Cuesta deshacerse de la idea de que de alguna manera el tema de Irán estaba en la mente de aquellos que prepararon esta acción.

read more »

03/11/2012

Obama: el “Holocausto” es una religión, como el Islam y el cristianismo.

por Andrea Carancini – El pasado 25 de septiembre, el profesor. Faurisson ha señalado puntualmente [1] un extracto del discurso del Presidente de los Estados Unidos ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, del que se infiere, sin sombra de duda, que para la “comunidad internacional” (de la que, está claro, ya forman parte también el Vaticano[2] y la Fraternidad S. Pío X[3] que han prohibido a Mons. Williamson) ahora el “Holocausto” es un credo de naturaleza religiosa.

Excerpt : The future must not belong to those who slander the prophet of Islam. Yet to be credible, those who condemn that slander must also condemn the hate we see when the image of Jesus Christ is desecrated, churches are destroyed , or the Holocaust is denied.

http://www.whitehouse.gov/the-press-office/2012/09/25/remarks-president-un-general-assembly

Traducción:

Extracto: El futuro no debe pertenecer a quienes difamen al Profeta del Islam. Pero para ser creíbles, quienes condenan la calumnia también debe condenar el odio que vemos cuando es profanada la imagen de Jesucristo, las iglesias son destruidas o se niega el Holocausto.

read more »

17/06/2009

EE.UU. quiere deslegitimar las elecciones iraníes

Paul Craig Roberts
CounterPunch

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

¿Cuánta atención merecen las elecciones en Japón, India, Argentina, o cualquier otro país a los medios de EE.UU.? ¿Cuántos estadounidenses y periodistas estadounidenses saben siquiera quién gobierna en otros países fuera de Inglaterra, Francia, y Alemania? ¿Quién puede nombrar a los dirigentes políticos de Suiza, Holanda, Brasil, Japón, o incluso China?

Sin embargo, muchos saben que Ahmadineyad es el presidente de Irán. La razón es obvia. Es satanizado a diario en los medios de EE.UU.

La satanización de Ahmadineyad por los medios de EE.UU. demuestra en sí la ignorancia estadounidense. El presidente de Irán no es quien gobierna. No es el comandante en jefe de las fuerzas armadas. No puede fijar políticas fuera de los límites establecidos por los gobernantes de Irán, los ayatolás, quienes no están dispuestos a que la Revolución Iraní sea derrocada por el dinero estadounidense en alguna “revolución” con un código de colores.

Los iraníes tienen una amarga experiencia con el gobierno de EE.UU. La primera elección democrática, después de su emergencia de una condición ocupada y colonizada en los años cincuenta, fue invalidada por el gobierno de EE.UU. El gobierno de EE.UU. instaló en lugar del candidato elegido a un dictador que torturó y asesinó a disidentes que pensaban que Irán debía ser un país independiente y no ser regido por un títere de EE.UU.

La “superpotencia” EE.UU. nunca ha perdonado a los ayatolás islámicos iraníes por la Revolución Iraní de fines de los años setenta, que derrocó al gobierno títere de EE.UU. y mantuvo como rehenes al personal de la embajada de EE.UU., considerada como “una guarida de espías,” mientras estudiantes iraníes reunían los trozos de documentos desmenuzados por la embajada que probaban la complicidad de EE.UU. en la destrucción de la democracia iraní.

Los medios corporativos de EE.UU., controlados por el gobierno, un verdadero Ministerio de Propaganda, han reaccionado ante la reelección de Ahmadineyad con una serie ininterrumpida de informes sobre violentas protestas iraníes por una elección robada. Una elección robada es presentada como un hecho, a pesar de que no existe ninguna evidencia. La reacción de los medios de EE.UU. ante elecciones documentadas como robadas durante la era de George W. Bush y Karl Rove fue ignorar la evidencia de elecciones verdaderamente robadas.

Dirigentes de los Estados títeres de Gran Bretaña y Alemania se han alineado con la operación de guerra psicológica estadounidense. El desacreditado secretario de exteriores británico, David Miliband, expresó su “seria duda” sobre la victoria de Ahmadineyad ante una reunión de ministros de la Unión Europea en Luxemburgo. Miliband, claro está, no tiene ninguna fuente de información independiente. Simplemente sigue las instrucciones de Washington y se basa en afirmaciones no fundamentadas del candidato derrotado, preferido por el gobierno de EE.UU.

Angela Merkel, canciller de Alemania, también cedió ante la presión. Convocó al embajador iraní para exigir “más transparencia” sobre las elecciones.

Incluso la izquierda estadounidense ha apoyado la propaganda del gobierno de EE.UU. Escribiendo en The Nation, Robert Dreyfus presenta los puntos de vista histéricos de un disidente iraní como si constituyeran la verdad definitiva sobre “la elección ilegítima,” llamándola “golpe de Estado.”

¿Cuál es la fuente de la información de los medios de EE.UU. y de los Estados títeres de ese país?

Nada, fuera de las afirmaciones del candidato derrotado, al que prefiere EE.UU.

Sin embargo, existen pruebas concluyentes de lo contrario. Un sondeo de opinión independiente y objetivo fue realizado en Irán por encuestadores estadounidenses antes de la elección. Los encuestadores, Ken Ballen del Centro por la Opinión Pública, sin fines de lucro, y Patrick Doherty de la Fundación New America, sin fines de lucro, describen los resultados de su sondeo en el Washington Post del 15 de junio. La encuesta fue financiada por el Rockefeller Brothers Fund y realizada en farsi “por una compañía de sondeos que trabaja en la región para ABC News y la BBC y que ha recibido un premio Emmy.”*

Las conclusiones de la encuesta, la única información real que tenemos por el momento, indican que los resultados de la elección reflejan la voluntad de los votantes iraníes. Entre la información extremadamente interesante revelada por el sondeo, está la siguiente:

“Muchos expertos afirman que el margen de la victoria del presidente en función Mahmud Ahmadineyad fue el resultado de fraude o manipulación, pero nuestro sondeo nacional de la opinión pública de iraníes tres semanas antes de la votación, mostró que Ahmadineyad ganaba por un margen de más de 2 a 1 – mayor que su margen real aparente de victoria en la elección del viernes.

“Mientras los informes noticiosos occidentales desde Teherán en los días anteriores a la elección mostraban a un público iraní entusiasta por el principal opositor a Ahmadineyad, Mir Hosein Mousavi, nuestro muestreo científico de todas las 30 provincias de Irán, mostró que Ahmadineyad iba bien adelante.

“La amplitud del apoyo para Ahmadineyad fue evidente en nuestra encuesta previa a la elección. Durante la campaña, por ejemplo Mousavi subrayó su identidad como azerí, el segundo grupo étnico por su tamaño en Irán, después de los persas, para atraer a los votantes azeríes. Nuestro sondeo indicó, sin embargo, que los azeríes prefirieron por 2 a 1 a Ahmadineyad por sobre MoU.S.avi.

“Muchos comentarios han mostrado a los jóvenes iraníes y a Internet como precursores de un cambio en esta elección. Pero nuestro sondeo estableció que sólo un tercio de los iraníes tiene acceso a Internet, mientras que los votantes entre 18 y 14 años formaban el bloque de votos más fuerte a favor de Ahmadineyad entre todos los grupos de edad.

“Los únicos grupos demográficos que en nuestro sondeo mostraron a Mousavi superando o compitiendo con Ahmadineyad fueron los estudiantes y graduados universitarios, y los iraníes con ingresos más elevados. Al realizar nuestro sondeo, casi un tercio de los iraníes tampoco se habían decidido. Pero las distribuciones de referencia que encontramos entonces reflejan los resultados entregados por las autoridades iraníes, indicando la posibilidad de que la votación no sea producto de un fraude generalizado.”

Ha habido numerosas informaciones de que el gobierno de EE.UU. ha implementado un programa para desestabilizar a Irán. Ha habido informes de que el gobierno de EE.UU. financió atentados con bombas y asesinatos dentro de Irán. Los medios de EE.UU. tratan esos informes de un modo fanfarrón como si fueran ilustraciones de la capacidad de la Superpotencia Estadounidense de hacer entrar en vereda a países discrepantes, mientras algunos medios extranjeros ven esos informes como evidencia de la inmoralidad inherente del gobierno de EE.UU.

El ex jefe militar de Pakistán, general Mirza Aslam Beig, dijo en la Radio Pastún el lunes 15 de junio, que información de inteligencia indisputable prueba que EE.UU. interfirió en la elección iraní. “Los documentos prueban que la CIA gastó 400 millones de dólares dentro de Irán para impulsar una colorida pero vacía revolución después de la elección.”

Se ha informado y discutido ampliamente sobre el éxito del financiamiento por el gobierno de EE.UU. de revoluciones de color en Georgia y Ucrania, ex soviéticas, y en otras partes del antiguo imperio soviético, y los medios de EE.UU. lo han tratado como una indicación de la omnipotencia y del derecho natural de EE.UU. y algunos medios extranjeros como una señal de la interferencia de EE.UU. en los asuntos internos de otros países. Ciertamente es posible que Mir Hosein Mousavi sea un agente comprado y pagado del gobierno de EE.UU.

Sabemos a ciencia cierta que el gobierno de EE.UU. tiene operaciones de guerra psicológica que apuntan a estadounidenses y extranjeros a través de los medios de EE.UU. y del extranjero. Muchos artículos han sido publicados al respecto.

Hay que pensar en la elección iraní desde un punto de vista de sentido común. Ni yo, ni la vasta mayoría de los lectores, somos expertos en Irán. Pero desde un punto de vista de sentido común, si tu país estuviera bajo una constante amenaza de ataque, incluso de ataque nuclear, de dos países con establishments militares mucho más poderosos, como en el caso de Irán frente a EE.UU. e Israel, ¿abandonarías al mejor defensor de tu país y elegirías al candidato preferido de EE.UU. e Israel?

¿Crees que el pueblo iraní habría votado por convertirse en un Estado títere de EE.UU.?

Irán es una sociedad antigua y sofisticada. Gran parte de la clase intelectual es laica. Un porcentaje significativo, pero pequeño, de la juventud ha sido esclavizado por la devoción occidental al placer personal, y a la absorción por sí mismo. Esa gente es fácilmente organizada con dinero estadounidense para rechazar las limitaciones islámicas y gubernamentales a la conducta personal.

El gobierno de EE.UU. se aprovecha de esos iraníes occidentalizados a fin de crear una base para desacreditar la elección iraní y al gobierno de Irán.

El 14 de junio, el McClatchy Washington Bureau, que a veces trata de presentar noticias reales, accedió a la guerra psicológica de Washington y declaró: “El resultado de la elección de Irán hace que el esfuerzo de acercamiento de Obama sea más difícil.” Lo que vemos en esto es la aparición de la excusa para el “fracaso diplomático,” dejando sólo una solución militar.

Como persona que lo ha visto todo desde dentro del gobierno de EE.UU., creo que el propósito de la manipulación por el gobierno de EE.UU. de los medios estadounidenses y de los gobiernos títeres tiene el objeto de desacreditar al gobierno iraní mostrándolo como opresor del pueblo iraní y frustrador de la voluntad del pueblo iraní. De este modo el gobierno de EE.UU. prepara a Irán para un ataque militar.

Con la ayuda de Mousavi, el gobierno de EE.UU. está creando otro “pueblo oprimido,” como en el caso de los iraquíes bajo Sadam Husein, que necesita que vidas y dinero estadounidenses lo liberen. ¿Ha elegido Washington a Mousavi, el candidato estadounidense a la elección iraní, para que se convierta en el gobernante títere de EE.UU., para Irán?

La gran superpotencia macho está ansiosa de restaurar su hegemonía sobre el pueblo iraní, para ajustar cuentas con los ayatolás que derrocaron el régimen estadounidense en Irán en 1978.

Ése es el guión. Lo veis a toda hora en la televisión de EE.UU.

Hay un sinnúmero de “expertos” para apoyar el guión. Por ejemplo, entre cientos, tenemos a Gary Sick, quien antes sirvió en el Consejo Nacional de Seguridad y que actualmente enseña en la Universidad Columbia:

“Si hubieran sido un poco más modestos y dicho que Ahmadineyad había ganado por un 51%,” dijo Sick, los iraníes podrían haber dudado, pero lo hubieran aceptado mejor. Pero la afirmación de que Ahmadineyad ganó con un 62,6% de los votos, “no es verosímil.”

“Pienso,” siguió diciendo Sick, “que marca un verdadero punto de transición en la Revolución Iraní, de una posición en la que se afirma que su legitimidad proviene del apoyo de la población, a una posición que se basa cada vez más en la represión. La voz del pueblo es ignorada.”

La única información concreta disponible es el sondeo mencionado anteriormente. El sondeo estableció que Ahmadineyad era el candidato preferido por un margen de dos a uno.

Pero como en todo lo que tiene que ver con la hegemonía estadounidense sobre otros pueblos, los hechos y la verdad no son relevantes. Dominan las mentiras y la propaganda.

Consumido por su pasión por la hegemonía, EE.UU. es impulsado a prevalecer sobre los demás, y que la moralidad y la justicia se vayan al diablo. Este guión que amenaza al mundo seguirá en vigor hasta que EE.UU. se vaya a la bancarrota y haya enajenado hasta tal punto al resto del mundo para que se quede aislado y despreciado por todos.

*El informe Ballen-Doherty [en inglés] se encuentra aquí.

Paul Craig Roberts fue secretario adjunto del tesoro en el gobierno de Reagan. Es co-autor de “The Tyranny of Good Intentions.” Para contactos, escriba a: PaulCraigRoberts@yahoo.com

http://www.counterpunch.org/roberts06162009.html

Extraído de: Rebelión

 

 

 

12/11/2008

Más de diez razones contra Obama (o como el imperialismo cambia de careta otra vez)

El programa de análisis internacional “En Órbita”, que YVKE Mundial emite todos los martes a las 19h, conversó el pasado martes con el profesor de la Universidad de Binghamton (Nueva York) y autor de importantes libros, James Petras. Preguntado por su afirmación de que existen más de diez razones para no votar por Barack Obama, el candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, James Petras enumeró las siguientes:

“Primero, Obama públicamente ha declarado que va a aumentar la intervención militar estadounidense en Afganistán, con más de 3 brigadas, 15 mil tropas y también afirma que los Estados Unidos va a cruzar las fronteras para atacar pueblos en Pakistán, supuestamente simpatizantes con la resistencia afgana.

Segundo, Obama ha declarado que está dispuesto a extender la “guerra contra el terrorismo”, como lo llama, para aumentar los ataques terrestres y aéreos en Paquistán. En otras palabras, extendiendo la guerra hacia nuevos pueblos en otro país.

Tercero, Obama está contra la retirada de tropas de Iraq. Dice deben ser reubicadas fuera de las zonas de combate, pero van a quedar en el país, con capacidad militar, entrenando y dirigiendo el ejército iraquí. Obama está en contra de cualquier definición de fecha para retirar las tropas.

Cuarto, Obama ha declarado su apoyo incondicional a Israel, su expansión y sus políticas guerreristas en el Medio Oriente. Incluso ha dicho que está dispuesto a apoyar a Israel si Israel lanza una guerra contra Irán, y esto significaría que otra vez tendríamos un presidente totalmente sometido a los sionistas en este país. Incluso, sus principales asesores para el Medio Oriente son sionistas de larga trayectoria.

Quinto, Obama ha prometido que si Irán sigue refinando el uranio, Washington está dispuesto a lanzar una guerra. Su vicepresidente, Joe Biden, ha dicho que las primeras semanas de Obama va a tomar algunas medidas no populares, es decir, unas políticas agresivas, militaristas, y el vicepresidente de Obama dice que es importante que los seguidores de Obama estén preparados para defender una política agresiva, que podría ser en las primeras semanas de su nuevo Gobierno”.

Resumiendo las razones para oponerse a la política internacional de Obama, Petras afirmó: “Tenemos en el frente internacional una política que supera las posturas bélicas del presidente Bush. En relación con América Latina, Obama está contra el fin del bloqueo contra Cuba y no muestra ninguna postura favorable a mejorar las relaciones con Venezuela y acercarse a discutir políticas económicas con el Presidente Chávez”.

La opinión de Petras sobre Obama, en quien muchos quieren ver un Martin Luther King, no es mucho mejor en el terreno de la política nacional: “En el frente doméstico, el Señor Obama ya ha aprobado los 700 mil millones para los grandes banqueros y no ha tomado ninguna posición para proteger a la gente de las clases populares que no pueden pagar sus hipotecas. Es más, hemos recibido muchas noticias últimamente sobre los bancos que están recibiendo las subvenciones del Estado aprobadas por Obama, están utilizando el dinero para comprar otros bancos, es decir, acumular imperios bancarios en vez de circular este financiamiento gubernamental hacia los deudores, los negocios y para financiar nuevos préstamos para los que están activos en el sector productivo”.

Petras contradijo lo que ha sido la piedra de clave de toda la campaña demócrata: “No tenemos una ruptura con la política de Bush. Tenemos un continuismo reaccionario que no toma en cuenta las opiniones de sus seguidores y el electorado que va a votar con él. Él utiliza una retórica por el cambio, por la renovación, con el público, pero ante los líderes del partido habla otro discurso: bélico, pro-capitalista y anti justicia social”.

¿Un nuevo Napoleón?

Petras recalcó que “no hay ninguna ruptura con la política militarista. Incluso hay peligro de que tome medidas más extremistas para mostrar a los militares y a los militaristas que él también es un hombre duro, un hombre fuerte, capaz de enfrentar lo que llaman los “enemigos de los Estados Unidos”. Éste es el peligro de un personaje débil que quiere presentarse como un nuevo Napoleón estadounidense, con medidas más agresivas”.

Preguntado sobre los riesgos de un magnicidio por parte de grupos derechistas, Petras confirmó que en Estados Unidos los grupos paramilitares de extrema derecha se pasean armados, sin ningún problema, y hay un eventual riesgo, no solamente para Obama, sino para cualquier persona que defienda ideas de izquierda o simpatice con la causa árabe, por ejemplo. Pero James Petras subrayó que, “en todo caso, el problema no son los ultras. Los ultras no están creando la quiebra en la economía, no son los que toman las decisiones de invadir Iraq o Afganistán. La principal fuerza política que nos está perjudicando a nosotros y a los pueblos del Tercer Mundo son los republicanos y demócratas, presidente y congresistas”.

Petras se refirió a la corrupción en el proceso electoral estadounidense, y llegó a afirmar: “Yo creo que tenemos un sistema electoral similar a lo que llamaron las “repúblicas bananeras” de Centroamérica. Somos un sistema electoral bananero, con un estilo de corrupción, de manejar los votos, eliminar votantes desfavorables a uno u otro partido. Es una práctica común en varios estados: desde Florida, Ohio y otros lugares. El manejo del sistema electrónico de votación, incluso en los ballotages de papel hay casos en los que desaparecen miles de votos, que no están incluidos en el recuento final de las elecciones”.

Petras advirtió incluso sobre la posibilidad de que se roben la elección la noche del recuento.

“En Órbita” le pidió al profesor estadounidense que profundizara en su valoración sobre la eventual política de Obama con respecto a América Latina, y llegaron los matices: “Es difícil imaginar una política peor a la que existe. Como sabemos, Estados Unidos está solito, favoreciendo el bloqueo contra Cuba: 153 países votan contra el bloqueo, toda Europa tiene relaciones con Cuba, etc. Entonces, partimos de una posición ultra-extremista de Washington frente a Cuba. Yo creo que cualquier otro presidente, incluso Obama, va a modificar algunas medidas. No terminar el bloqueo, pero tal vez permitir que familias puedan visitar a sus familiares en Cuba. Pero no ha presentado ninguna propuesta de abrir negociaciones con Cuba, no hay ninguna idea de permitir ayuda humanitaria a Cuba y respetar su soberanía”.

Petras afirmó también que “en algún momento ha dicho que está dispuesto a negociar con Venezuela, pero estas declaraciones no tienen ninguna consecuencia, por lo menos ahora. No han pedido disculpas por las intervenciones, por apoyar los golpes, no han reconocido los grandes errores que han cometido los Estados Unidos financiando a la ultra-derecha en sus esfuerzos por tumbar al gobierno ilegalmente”.

Petras concluyó que “Obama tiene que pensar primero en una rectificación antes de continuar la política actual. Hasta ahora, los principales asesores de Obama no son gente progresista. Pero, como decía, la política ahora es tan extremista y tan afuera de lo que el resto del mundo piensa hacia Venezuela y Cuba, que tal vez la opinión pública mundial podría presionar a Obama a actuar con más racionalidad y con menos extremismo”.

El profesor estadounidense anunció su próxima visita a Venezuela, para presentar dos libros, uno sobre América Latina y otro sobre el poder de Israel en los Estados Unidos.

Extraído de Radio Mundial