Posts tagged ‘Narcotráfico’

09/06/2015

Capitalismo, desplazamiento poblacional, glifosato y malformaciones congénitas

GLIFOSATO

por Cecilia Zamudio – En el sistema capitalista el Terrorismo de Estado es un hecho recurrente, es empleado para producir parálisis de las reivindicaciones sociales y para provocar masivos desplazamientos poblacionales para beneficio del gran capital.

En Colombia el Terrorismo de Estado está estrechamente ligado a la acumulación capitalista: 40% del territorio colombiano está tramitado en concesiones a multinacionales mineras. La estrategia del desplazamiento forzado de poblaciones intenta quebrar la resistencia popular frente a la depredación de los recursos naturales, y vacía de su población las zonas codiciadas por las multinacionales. Esta estrategia se ejerce también según las directrices estadounidenses de despoblar el campo, en una tentativa de exterminar la base social de la guerrilla.

read more »

08/06/2015

Corrupción de OHL financia a Aznar y al “FAES”

ALFREDO JALIFE-RAHME
por Alfredo Jalife-Rahme – Las prácticas delincuenciales de la poderosa constructora española OHL, ahora en su pestilente filial mexicana, cuyo director, José Andrés de Oteyza, provocó la grave crisis petrolera de 1981 con José López Portillo, se suma a la epidemia de corrupción de los dirigentes del Partido Popular (PP) infectado en su alma desde la burbuja inmobiliaria de José María Aznar (http://goo.gl/ncNcFs) –que develé hace 7 años– pasando por su estratega Antonio Solá (http://goo.gl/Cv4gHb) hasta el fondomonetarista Rodrigo Rato (http://goo.gl/k5CduF).

read more »

01/06/2015

¿Yihadistas en Chihuahua para invadir Estados Unidos?

TERRORISMO

por Alfredo Jalife-Rahme – Desde agosto de 2014 Judicial Watch (JW) clama la inminencia de ataques terroristas a Estados Unidos desde Ciudad Juárez, por lo que el Fuerte Bliss, el puesto militar en El Paso (Texas), ha incrementado las medidas de seguridad (http://goo.gl/esMpC5).

JW es un grupo de monitoreo legal de corte conservador fundado por el israelí-estadunidense Larry Klayman, vinculado al Partido Republicano y que recibió generosos donativos del multimillonario Richard Mellon Scaife, que intentó demoler la imagen de los Clinton.

read more »

26/05/2015

Sobre la verdadera naturaleza del yihadismo bélico

alt

por José Hernández – El mulá Mohammad Nasim Akhundzada fue un señor de la guerra afgano que operaba en la provincia de Helmand, desde donde en 1981 emitiría una fetua a través de la cual legalizaría el cultivo del opio, lo que él utilizaría para crear una red de narcotráfico con la que financiar su ejército de sicarios. Fue en esta misma época cuando se comenzaron a apoderar de Afganistán las primeras grandes redes de narcotráfico bajo el amparo de la CIA estadounidense y el ISI paquistaní, que las utilizarían para luchar contra la invasión de las tropas soviéticas en suelo afgano.

read more »

19/04/2015

EEUU y el “fin de la historia”

LIBERTAD MADE IN USA

por Salvador González Briceño* – Con la economía va el american way of life. La geopolítica ha cambiado los ejes históricos.

La terca realidad. Bendita realidad. La que le da de bruces a los necios, a los impostores, a los jerarcas, a los lobistas, planificadores, a los bolsistas, los proyectistas, a los ricos, a los delincuentes y a los voceros del poder: merolicos de los medios e intelectuales orgánicos, y “doctorados” de las universidades de prestige, como Harvard, Berkeley, Yale, el MIT, Stanford; o Cambridge, Oxford, Birmingham, engañabobos que se premian entre sí con los Nobeles.

read more »

26/01/2014

Geopolítica: El Narcotráfico, herramienta imperial. Entrevista con Peter Dale Scott

Capture d’écran 2013-07-10 à 16.29.40

Por Maxime Chaix – El ex diplomático canadiense Peter Dale Scott aprovecha su jubilación para estudiar detalladamente el Sistema de Estados Unidos y sigue describiéndolo en sus libros. En esta entrevista responde a nuestro colaborador Maxime Chaix, traductor de sus trabajos al idioma francés.

Peter Dale Scott es doctor en Ciencias Políticas, profesor emérito de Literatura Inglesa de la Universidad de California (Berkeley), poeta y ex diplomático canadiense. Su primer libro traducido al francés, The Road to 9/11, fue publicado en septiembre de 2010 por Demi-Lune bajo el título La Route vers le Nouveau Désordre Mondial [El Camino hacia el Nuevo Desorden Mundial] y le valió los elogios del general de la fuerza aérea francesa Bernard Norlain en el número 738 de la Revue Défense Nationale (marzo de 2011). Su más reciente libro, La Machine de guerre américaine [la Máquina de Guerra de Estados Unidos], fue publicado en francés por Éditions Demi-Lune en octubre de 2012 y también fue recomendado por el general Norlain en el número 757 de la Revue Défense Nationale (febrero de 2013).

Peter Dale Scott publica regularmente artículos en el sitio web de la Red Voltaire.

Maxime Chaix: En su último libro, La Machine de guerre américaine, usted estudia profundamente lo que usted llama la «conexión narcótica global». ¿Puede aclararnos esa noción?

Peter Dale Scott: Permítame, ante todo, definir lo que yo entiendo por «conexión narcótica». Las drogas no entran en Estados Unidos por arte de magia. Importantes cargamentos de droga son enviados a veces a ese país con el consentimiento y/o la complicidad directa de la CIA. Le voy a poner un ejemplo que yo mismo cito en La Machine de guerre américaine. En ese libro yo menciono al general Ramón Guillén Dávila, director de una unidad antidroga creada por la CIA en Venezuela, quien fue inculpado en Miami por haber introducido clandestinamente una tonelada de cocaína en Estados Unidos. Según el New York Times, «la CIA, a pesar de las objeciones de la Drug Enforcement Administration [DEA], aprobó el envío de al menos una tonelada de cocaína pura al aeropuerto internacional de Miami [,] para obtener información sobre los cárteles colombianos de la droga». En total, según el Wall Street Journal, el general Guillén posiblemente envió ilegalmente más de 22 toneladas de droga a Estados Unidos. Sin embargo, las autoridades estadounidenses nunca solicitaron a Venezuela la extradición de Guillén. Incluso, en 2007, cuando [Guillén] fue arrestado en su país por haber planificado un intento de asesinato contra [el presidente] Hugo Chávez, el acta de acusación contra ese individuo todavía estaba sellada en Miami. Lo cual no es sorprendente, sabiendo que se trataba de un aliado de la CIA.

read more »

04/09/2012

México: una guerra impuesta por Estados Unidos

por José Luis Ontiveros – El Espía Digital.

Ola de violencia incontenible

La nueva ola de violencia en México, con series de ejecuciones sádicas y decapitaciones (1) uso de granadas de fragmentación, bazukas, coches-bomba, narcobloqueos empleando automóviles incendiados en varios puntos geográficos del territorio nacional, evidencia nuevamente el fracaso de la estrategia militarizada del presidente Felipe Calderón, proveniente del derechista PAN (Partido Acción Nacional), en un repaso sintético hay que destacar: de siete cárteles que existían al inicio de su desastroso desgobierno se han multiplicado a por lo menos 25, -varios de ellos bandas especializadas en secuestros, extorsión y derecho de piso-; el decomiso de la droga ha bajado a niveles históricos; el Ejército Mexicano contaminado por la desviación de su misión constitucional, que es la defensa de la soberanía, se encuentra en la crisis más profunda del periodo posrevolucionario (2) con una lucha feroz por la sucesión de la cartera de secretario de la Defensa Nacional y cuatro generales detenidos (3) bajo las quebradizas e inconsistentes “pruebas” basadas en versiones contradictorias de criminales que actualmente sirven como “testigos protegidos” de la Procuraduría General de la República (PGR) y de la DEA (Drug Enforcement Administration), la Oficina Antidrogas estadounidense, con una Marina y Armada de México que ha resultado el cuerpo de choque de la DEA y las variadas agencias de inteligencia norteamericanas y una Policía Federal “genarolunática”, versión popular en  relación al nombre de su titular, el pésimo e improvisado “policía”, ingeniero mecánico, Genaro García Luna, responsable de la Secretaría de Seguridad Pública federal, protegido del presidente Calderón y que algunos analistas llaman el “vicepresidente de México”, entre otros puntos que dan idea cabal de la catástrofe de esta “guerra” según términos del propio Calderón, que no se puede ganar y que tampoco puede mantener la paz.

La Policía Federal contra la CIA

El último incidente en que ha sido protagónica la citada Policía Federal, orgullo de la administración de la derecha, con asesoramiento de la CIA (Central Intelligense Agency) -Agencia Central de Inteligencia- y del Mossad israelí (HaMossad leMoi in v´le Tafkidim Meyuhadin) –Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales- ocurrió hace poco tiempo, -el viernes 24 de agosto a las 8 a.m-, en la carretera federal México-Cuernavaca a la altura del poblado de Tres Marías, cercano a la Ciudad de México, donde dos agentes estadounidenses de la CIA, -ya que en México se llama peyorativamente a los norteamericanos “gringos”- (4), Jess Hoods Garner, de 49 años, y Stan Boss, de 50, se trasladaban junto con su escolta e intérprete, el capitán de fragata Fabián Molina, en una  camioneta blindada Toyota Land Cruiser, matrícula diplomática BCM-242, expedida por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, con un blindaje nivel siete –el más alto que existe- cuando fueron interceptados por una camioneta Dogde por federales vestidos de civil, quienes luego de que se emparejaron al vehículo y vieron quienes eran sus ocupantes los encañonaron con armas largas, dado que la explicación oficial es que se dirigían al campo de tiro y entrenamiento de la Infantería de Marina, “El Capulín”, ubicado en la zona de Xalatlaco, estado de México, donde los “gringos” se desempeñaban como “capacitadores”(5).

Ahí principió la persecución y las maniobras evasivas del agente de la CIA que iba conduciendo la unidad, a lo que se sumaron cuatro vehículos más que dispararon contra la camioneta Toyota hasta que lograron perforar las llantas y embestirla, y hacer que se detuviera, baleándolo con más de 50 tiros de armas largas y un “cuerno de chivo”, como se le llama por los narcotraficantes al AK-47 o fusil de asalto de fuego rápido Kalashnikov (1947). El fuego fue dirigido contra la parte delantera de la camioneta que ocupaban los agentes de la CIA, y el blindaje fue cediendo de tal manera que las esquirlas de éste produjeron heridas ligeras a los dos agentes de la CIA y al marino mexicano. El fuego se detuvo cuando llegaron al km. 53 de la carretera tres patrullas de la Policía Federal y uno de los mandos gritó una clave que hizo que bajaran las armas los 12 agentes involucrados en la persecución y baleamiento, si bien otras versiones aseguran que fueron 18 elementos.

Éstos fueron arraigados por 40 días en el Centro de arraigo (6) de la PGR “por los delitos de abuso de autoridad, tentativa de homicidio y lesiones, pero no –hasta el momento delincuencia organizada”- término con que se designan a las bandas de narcotraficantes otorgada la orden por el juez federal especializado en cateos, arraigos e intercepciones telefónicas. El comunicado de la Policía Federal se refirió a “confusión” mientras que la Embajada norteamericana habló de “emboscada”, en una contraposición, que acrecienta las presiones del presidente de EU, Barack Obama, para que el gobierno mexicano autorice el que vayan armados en territorio nacional sus agentes, cuando ya el espacio aéreo nacional es ocupado por drones yanquis, aviones no tripulados, que de hecho violan la soberanía nacional sin ningún control para trasmitir información de inteligencia, rastreo y seguimiento.

El espía digital tuvo contacto con familiares de los federales “arraigados”, quienes manifestaron que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública no les ha ofrecido ningún apoyo a sus elementos. Así Alba Castellanos Gordillo, esposa del agente Francisco Segovia Domínguez y Gregorio Rivera Córdoba, hermano de otro uniformado, declararon que los federales desconocían que ocupaban la camioneta dos extranjeros y un marino; que cuando llegaran al lugar de los hechos ya había sido atacada la camioneta, que desconocían que había pasado entre los civiles atacantes y sus blancos, que fueron recibidos a balazos y accionaron sus armas, además de que una de las placas diplomáticas traía un porta placas dorado que obstruía su vista y la otra placa estaba doblada.

La embajada norteamericana miente: sí se produjo un secuestro

De última hora y sin que ello altere el contexto del análisis en sus efectos geopolíticos y de inteligencia, la Embajada norteamericana en México tergiversó dolosamente los hechos para continuar con la política de penetración y sabotaje de la Seguridad Nacional mexicana. No sólo valida lo que los familiares de los agentes ya habían manifestado. El funcionario del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Salvador Vidal Flores Pérez hizo una declaración de descargo y exoneración de los agentes federales arraigados.

De acuerdo a su testimonio fue secuestrado en el área de Tres Marías un día antes de que se produjera el “incidente” referido, cuando regresaba de Tepoztlán, uno de los pueblos mágicos de México, y dejó constancia ante la Procuraduría General de la República (PGR), que los agentes inculpados se “jugaron el pellejo” en cumplimiento de su deber, con el propósito de que si no logra su liberación por lo menos se aligere su situación jurídica en lo referente al cargo injustificado de “tentativa de homicidio”. Lo que exhibe que la Embajada estadounidense en México se propone explotar al máximo la “confusión” que se produjo de acuerdo al plan maestro de sometimiento neocolonialista, y ello –reitero- no trastoca la estrategia de imposición de una guerra que desangre y debilite a México, sumergiéndolo en la anarquía caótica en consonancia con muy diversos hechos históricos que preceden su actual intervencionismo. De acuerdo al historiador Gastón García Cantú, sobre el número de intervenciones que ha sufrido México por parte de EEUU: “Por su vecindad con los EEUU, los despojos, “tentativas de despojo”, agravios e invasiones de que han sido víctimas los mexicanos entre 1825 y 1918, según “cómputo incompleto” de García Cantú llegaron a 240”.

Arsenal sofisticado de los Cárteles

Resulta extraño que si fue un ataque del narcotráfico no hayan empleado bazukas, lanzagranadas o cohetes tierra-tierra, y coches-bomba, mismos que hubieran destruido con seguridad la camioneta y que se han decomisado en varias redadas en las “casas de seguridad” de los narcos, este tipo de arsenales  que confirman su capacidad de fuego, su movilidad, su logística, su organización y su poder financiero. Por principio lo ocurrido tiene como  consecuencia geoestratégica: un aumento cualitativo y cuantitativo de la intromisión norteamericana en los asuntos internos de México. No resulta descartable que el narcotráfico evolucionara a una narcoguerrilla con mensajes nacionalistas en contra de la intervención yanqui, variable que sería sumamente riesgosa, en cuanto que antes de la “guerra” se presentaba una simbiosis entre los principales cárteles y el entramado social en varias regiones, en donde impulsaban la economía y de hecho son un factor sumamente importante en el PIB nacional.

Opinión Militar: mayor injerencismo y suma de claudicaciones

De acuerdo al prestigioso Centro de Análisis y Opinión de Militares y Marinos Retirados (Caomer), mismo que es dirigido por el general en retiro Carmelo Terán, de línea nacionalista, quien cursó la maestría en Seguridad Nacional y es Diplomado del Estado Mayor, el “incidente” es muy “preocupante” dada la contradicción entre la versión oficial del gobierno mexicano y la Embajada norteamericana: “tanto por las tensiones que pudieran derivar entre ambos gobiernos, como por el riesgo de un recrudecimiento  en la injerencia política, militar y de inteligencia del país vecino en México”. Apunta igualmente -en un comentario editorial- a que es un reflejo “del panorama de descoordinación existente entre las distintas dependencias, supuestamente encargadas de combatir el crimen organizado y salvaguardar el estado de derecho –Ejército, Marina, SSP y PGR-descontrol que se explica por la propia intromisión del gobierno de Washington en nuestro país”. Cita como antecedente el caso del ataque sufrido por el agente aduanal norteamericano Jaime Zapata por el cártel de “Los Zetas” –este último tiene su origen en el desprendimiento de  las tropas especiales desertoras del Ejército mexicano-.(Nota JLO) Enfatiza que un “punto ineludible”, “es el contenido de los cables redactados por la representación diplomática de EEUU en México, filtrados por “Wikileads”, en donde en “los términos más que críticos”, -la Embajada se refiere al “miedo del Ejército” y su “falta de confiabilidad”- (Nota JLO) “presentándolo como incapaz de combatir al crimen organizado y su marcado favoritismo por la Marina y las alusiones a Genaro García Luna, titular de la Secretaría de Seguridad Pública Federal como alguien que no se da cuenta de lo que sucede alrededor o tolera los actos de sus subordinados” y concluye sobre la “suma de claudicaciones” que ha implicado para la Seguridad Nacional la fallida estrategia de combate a las drogas impuesta por Estados Unidos, que ha resultado: “manifiestamente ineficaz y contraproducente en su pretendido propósito de contener la violencia y el tráfico de estupefacientes en el país” y se ha convertido en un componente “sumamente tóxico” para “la institucionalidad política y la seguridad de México”.

Bagatelas para una masacre**

Otro punto neurálgico es la cifra de los muertos, desaparecido y desplazados durante este sexenio que se va  incrementando en ya mares de sangre cuyo fúnebre oleaje azota ya muy diversos puntos geográficos, lo que refiere una extensión de la delincuencia organizada prácticamente a todo el país, en lugar del foquismo que presentaba el mapa criminógeno antes de la declarada “guerra” que el presidente Felipe Calderón iniciara para legitimar las fraudulentas elecciones en que ganó al vesánico candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador con no más de 250 mil votos, 0.56 por ciento en las elecciones presidenciales de 2006, y por otra parte, el proconsulado, la entrega del país a los intereses de la americanósfera y del más poderoso lobby racista en EEUU, que de hecho ejerce un poder fáctico que se ha implantado en México durante los doce años de la derecha en el poder que han llegado a su fin con la victoria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) (7), en las elecciones de julio del 2012, en que la derecha se desfondó a una tercera posición, y en que el candidato ganador y presidente electo del PRI superó con más de tres millones de votos al segundo lugar el mismo izquierdoso proclive al clientelismo populista, López Obrador, paradójicamente con un equipo en que destacan personalidades de origen judío.

La presente administración, sin estudios prospectivos de inteligencia sobre los efectos de la “guerra” desatada por Calderón ha multiplicado y desbordado la violencia criminal, y no sólo el Estado ha perdido el monopolio del poder coactivo sino partes completas del territorio, especialmente en el norte, tendencia que se va corriendo a otras entidades.

De acuerdo al Instituto de Estadística y Geografía (Inegi) en 2011 se cometieron 27.199 homicidios, 55 por ciento más que el año anterior, y no es la suma que va aumentando, sino el escalofriante total que rebasa los 71.000 muertos y es casi el doble de los 51.000 a los que se ha referido tratando de ocultar la lacerante realidad el oficialista e ineficaz Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (Cisen).

Los datos del Inegi son concluyentes: “Entre 2007 y el año pasado se cometieron 95.632 asesinatos documentados, reporta el instituto”. Y agrega: “Con base en los certificados de defunción emitidos por los médicos legistas e inscritos en 4.372 oficinas del Registro Civil, así como los reportes mensuales de 1.096 agencias del Ministerio Público,  indicó que de 2007 a 2011 se perpetraron en México 95.632 homicidios documentados”

Este sería el siniestro cuadro de las masacres y cómo van desbordando prácticamente todo límite, en un conflicto de baja intensidad muy cruento internacionalmente o virtual guerra civil: En 2007, 8.867 muertes; en 2008, subió a 14.006; en 2009 ascendió a 19.803; en 2010 se elevó a 25.757; en 2011 se incrementó a 27.199”. “En este último año fueron asesinadas diariamente 74 personas a razón de y tres por hora, es decir, una cada 20 minutos”  Los desaparecidos se estiman en 40.000 y los desplazados en 260.000 personas.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) sostuvo que la violencia de las semanas recientes, que es ya crónica, provocó “estado de alarma” y rechazó que la incidencia delictiva haya bajado, “pues los secuestros, extorsiones y robos se siguen presentando a niveles muy altos, lo que pone en riesgo la subsistencia de las empresas” y remata esta instancia con la mayor representatividad empresarial: “son un crudo recordatorio de que la delincuencia y la inseguridad pública conforman el expediente abierto más delicado para la sociedad mexicana a corto plazo”.

Oscar Naranjo, una asesoría indeseable

De ahí que haya fundadas razones sobre que la asesoría del “general” colombiano Oscar Naranjo, ex jefe de la policía en Colombia, -correa de trasmisión de la DEA, la CIA, y el Mossad- al PRI, que asumirá el poder el 1 de diciembre de este año, pueda resultar en extremo contraproducente y peligrosa para la soberanía mexicana, y que haya serias reservas en las Fuerzas Armadas de que un extranjero se convierta en el factótum de la seguridad nacional en el nuevo régimen, lo que complicaría aún más la precariedad de una situación cada vez más insostenible. Oscar Naranjo está identificado en la comunidad de inteligencia como cipayo de poderes foráneos y dado a la “limpieza social” y a la “guerra de exterminio” aplicada en Colombia como el Plan Colombia y que en México tiene el nombre de Iniciativa Mérida.

Le Monde: “México, la espiral de la barbarie”

Todo ello deteriora aún más la imagen internacional de México en el mundo, así consigna el diario francés “Le Monde” en su editorial “México, la espiral de la barbarie”: en donde se critica muy frontalmente a Calderón, dado que confirma este crecimiento exponencial de las muertes “el fracaso terrible de la estrategia militar establecida hace seis años” por el mandatario, con “el apoyo, principalmente financiero de Estados Unidos” y agrega “Se estima en 120.000 el número de homicidios durante el mandato de Calderón, o sea el doble de la cifra antes evocada, de por sí alucinante de 50.000” y le da la calificación de hecatombe a escala global: “Esta verdadera hecatombe constituye de lejos el conflicto más mortífero del planeta en el curso de los últimos años” .

El genocida Calderón y la Corte Penal Internacional

Este es el cuadro de la “guerra” que el presidente genocida Felipe Calderón ha desatado en México, su destino bien puede ser la Corte Penal Internacional por crímenes de guerra, los cárteles han amenazado con vengarse y lo cierto es que el actual “comandante supremo” de las fuerzas armadas pasará a su condición de civil si bien con las prerrogativas que tienen los ex presidentes en México, lo más probable es que salga huyendo y que su seguridad esté a cargo de los órganos de inteligencia extranjeros a los que ha servido, pues anhela residir en Estados Unidos. Felipe Calderón pasará a la historia como el presidente de la masacre y  la sangre, el autor intelectual de una guerra inútil y  de una guerra perdida.

*José Luis Ontiveros es experto en seguridad nacional. Escritor y periodista.

NOTAS

(1) Sostengo la tesis de que el uso de esta violencia que puede ser considerada sevicia, responde a los atavismos aztecas y prehispánicos, en que era común el desollamiento de los enemigos, el cortarles las orejas, los sacrificios rituales al Sol extrayendo el corazón, la decapitación, los banquetes rituales antropófagos, el cebar a los prisioneros antes de devorarlos y clavar la cabeza de los enemigos en picas, responde al inconsciente colectivo no occidental del mexicano y en general de Iberoamérica que no es occidental aun cuando esté en sus coordenadas. Se trata de la activación de usos de guerra que antes tenían un sentido ritual y que ahora se han profanizado y solidificado como explica Julius Evola.

(2) El periodo posrevolucionario se caracterizó por la transformación que hizo el estadista Plutarco Elías Calles de las pugnas entre los generales revolucionarios a las instituciones del Estado Nacional, el “desarrollo estabilizador” con crecimiento promedio del PIB del 6 por ciento y lo que se llamó el “milagro mexicano” con fracturas como el movimiento subversivo de 1968, determinado desde Washington y una política exterior capaz de dar cobertura a la original Revolución cubana para equilibrar la bipolaridad y la hegemonía norteamericana con la Doctrina Estrada de no intervención en los asuntos internos de otros países, el dirimir pacíficamente las controversias internacionales y el respeto a la autodeterminación de los pueblos muy próxima al derecho de los pueblos que han sostenido intelectuales de la talla de Alain de Benoist.

(3) Entre los generales detenidos por supuestas complicidades con el cártel de los hermanos Beltrán Leyva se encuentra el general Tomás Ángeles Dauahare, de profunda ascendencia entre las franjas nacionalistas del Ejército, subsecretario de la Defensa Nacional y heredero del revolucionario y célebre artillero Felipe Ángeles, quien critico en un foro organizado por el PRI (Partido Revolucionario Institucional) la estrategia fallida de Felipe Calderón y que se ha convertido en emblema y símbolo del verdadero Ejército mexicano en contra del actual secretario Guillermo Galván Galván, que ha convertido al Ejército en una policía vicaria y lo ha conducido a su mayor debilitamiento y crisis interna.

(4) El término gringo se explica por el color de los uniformes de la invasión de 1914 a Veracruz que eran próximos al verde “green”, sin que haya un acuerdo entre los historiadores de este vocablo, es de uso amplio en México y conlleva el recuerdo de la pérdida de más de la mitad de la parte más rica del territorio en la guerra de agresión norteamericana de 1847. De ahí proviene “gringaderas” que serían “gilipolleces” en el español peninsular.

(5) Estos “capacitadores” de la CIA, que ya se encuentran a resguardo y que no hicieron declaraciones ministeriales, burlando así la ley mexicana, se especializan en la preparación de fuerzas especiales de la Marina, el cuerpo más sumiso a los dictados yanquis, en el uso de armas de grueso calibre y tácticas de francotiradores. Hay que agregar que los agentes de la CIA no forman parte del personal diplomático acreditado en la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y que el trato que se les dio de protección ilegal confirma los acuerdos –a los que se han referido diversos analistas- de complicidad entre el gobierno de Calderón y las instancias de inteligencia foráneas.

(6) El arraigo, los testigos protegidos y los juicios orales son una homologación subordinada al sistema penal gringo. En México Calderón los ha empleado discrecionalmente y con fines de venganza y persecución política.

(7) El Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha pasado por diversas etapas en su larga historia. Desde su formación de orientación nacional-revolucionaria por el general Calles: Partido Nacional Revolucionario  (1929- 1938), con un ambicioso proyecto de vertebración iberoamericana incluso eugenésico, más próximo al nacionalsocialismo, su organización por sectores corporativos a la manera del fascismo italiano, su reorientación capitalista con el Partido de la Revolución Mexicana (1938- 1946) que impulsara la industrialización del país y finalmente el actual Partido Revolucionario Institucional (1938-2012) en que cada vez se desdibujan más los principios nacional revolucionarios en aras de una difusa galaxia socialdemócrata. El partido se debate entre su origen doctrinario e histórico que los priístas suelen ignorar, y la tendencia tecnocrática globalizadora pragmática desarraigada, que pareciera dominante. Ya no hay figuras simbólicas ni grandes talentos políticos sino habilidosos “demócratas” traicioneros sin estilo ni memoria. De cualquier forma ha sido el poder político más importante en México y la derecha fue incapaz de forjar una sola institución. Luego de haber perdido el poder que tuvo por 70 años en el 2000, ha vuelto a conquistarlo en las elecciones del 2012. Su dilema es un retorno a sus fuentes con proyección de futuro o su asimilación cada vez mayor a la globalización y a la dictadura mundialista.

** Bagatelas para una masacre me refiero a la célebre obra del genial escritor francés Louis-Ferdinand Céline que se está terminando de traducir en México, en corrección de estilo a cargo de JLO, y que denuncia el poder de la Kahal y de la usurocracia levantina en el mundo.

Fuente: El Espía Digital.