Posts tagged ‘Nacionalismo’

10/07/2017

Un nacionalismo internacional para una geopolítica multipolar

por Camilla Scarpa – Resumen: Este artículo tiene como objetivo analizar los elementos que favorecen el ascenso de una gran potencia y las relaciones de ésta con los cambios que tienen lugar en el escenario internacional, cambios que favorecen el programa político y económico de la potencia hegemónica para los otros estados.

read more »

22/05/2017

El “sínodo de Grozni” contra la estrategia del choque de civilizaciones. Entrevista con S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón

Entrevista con S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón – Cuando redacta La Doctrina decisiva en 1179, Ibn Rushd – llamado Averroes – dice:

Es debido a las interpretaciones, y debido a la opinión que estas deberían, desde el punto de vista de la Ley revelada, ser expuestas a todo el mundo, que aparecieron las sectas del Islam,

read more »

15/03/2017

Vídeo: “El populismo: un fantasma recorre Europa”, por Javier Ruiz Portella

Durante los pasados días 24 y 25 de febrero se celebró en San Lorenzo de El Escorial el Seminario de metapolítica: “Claves y visiones para una resistencia metapolítica en España”.

Cerrando la jornada del viernes tomó la palabra Javier Ruiz Portella, para hablar de “El populismo: un fantasma recorre Europa”

read more »

06/03/2017

Falsedad en tiempo de guerra

eduardo-arroyopor Eduardo Arroyo – En 1928, Arthur Ponsonby publicó en el Reino Unido su libro “Falsehood in wartime” (Falsedad en tiempo de guerra), acerca de las falsedades que la propaganda aliada hizo circular sobre Alemania durante la Gran Guerra.

read more »

10/02/2017

El nacionalismo blanco de la “Alt-Right”, o la tentación identitaria estadounidense que elude la cuestión social

altrightEl movimiento del pensamiento Alt-Right (Derecha alternativa) descrito en este artículo no tiene realidad institucional, o incluso una definición clara. El término, acuñado por Richard B. Spencer, ha tomado una nueva dimensión a la luz de la elección de Donald Trump. Se podría decir que la “Alt-Right” existe en el vacío, definida por sus oponentes: la prensa, los grupos de presión y los partidos dominantes.

read more »

23/12/2016

Trampas y callejones sin salida del nuevo nacionalismo

ALEXANDER DUGINpor Alexander Dugin – El fracaso fundamental de la versión globalista del liberalismo es ahora evidente. El Brexit, la victoria de Trump, y luego será en otra parte. Pero en su lugar aparece la solución más simple: un retorno al Estado nacional (Etat Nation) y a diversas formas de nacionalismo. Eso significa que regresamos – mutatis mutandis – a principios del siglo XX.

El realismo en el OM (+ mercantilismo y proteccionismo en la economía) está casi garantizado y pronto se convertirá en la ideología del centro político (con un cierto retraso necesario para limpiar a los últimos liberales). Bienvenidos a una nueva era de nacionalismo.

read more »

11/07/2016

Revoluciones de color y cultura: patriotismo vs. nacionalismo

ANDREW KORYBKOpor Andrew Korybko – Hay mucho de qué hablar cuando se trata de Revoluciones de color y de la cultura, pero no tenemos el tiempo como para hacerlo de forma tan completa, así que sólo me voy a centrar en cómo las Revoluciones de Color manipulan el patriotismo con el fin de crear un nacionalismo destructivo, pero también en cómo el patriotismo genuino se puede utilizar para repeler este falso nacionalismo.

read more »

04/03/2016

Dicotomía “derecha” e “izquierda”: la indeterminación del liberalismo

IZQUIERDA Y DERECHA UNIDAS JAMAS SERAN VENCIDAS

por Álvaro Hauschild – Lo que hoy se divide en derecha e izquierda, en el siglo XVIII representaba un único grupo: el de los liberales, los ilustrados. Es una ilusión, por lo tanto, creer que la política se reduce a este dualismo; primero porque excluye de antemano cualquier pensamiento no-moderno y no-ilustrado y, en segundo lugar, porque la completa indefinición de estos conceptos relativiza todo debate político, creando confusiones profundas y absurdas que no pueden existir en un medio que busca una solución a los problemas políticos.

read more »

02/03/2016

La “Nueva Derecha” y lo que puede ofrecer al resto del mundo

runaruedapor Siryako Akda – El término nacionalismo -como es conocido fuera de Occidente- es sobre todo sinónimo de sentimientos anticolonialistas y antiimperialistas del siglo XIX y XX, es decir, el nacionalismo desde la perspectiva de un asiático, africano, para alguien de Oriente Medio o iberoamericano no es simplemente una afirmación de la identidad étnica y cultural, sino también el rechazo de la colonia blanca o de la autoridad imperial, y hasta cierto punto, de la cultura blanca.

read more »

29/02/2016

La doctrina de las tres liberaciones

CARLO TERRACCIANOpor Carlo TerraccianoLibertà va cercando ch’è sì cara, Come sa chi per Lei vita rifiuta. Dante Alighieri (A la libertad la busca aquel que la aprecia, como sabe quien por ella la vida rechaza).

Introducción

La libertad es parte misma de la esencia y de la existencia tanto de un hombre como de un pueblo, de cada Hombre y de cada Pueblo como tal.

read more »

25/09/2015

Explicaciones complementarias del porqué de la ofensiva separatista catalana. Y del porqué de la ausencia de una respuesta general ante el nacionalismo disgregador.

NACIONALISMOS FACHASpor Pepe LópezLa entrevista a García-Margallo un día después de la «Diada»

► La simplificación de no poca gente de la izquierda ante el problema separatista.

El sábado 12 de septiembre, en el programa «La Sexta Noche», el periodista Jesús Maraña insistió en preguntarle al ministro García-Margallo por qué ha crecido tanto el independentismo en Cataluña desde 2011.

read more »

17/07/2015

Los ultranacionalistas ucranianos le hacen el juego a EEUU

ALAIN DE BENOIST

Al observar los asuntos ucranianos actuales, parece casi que volvemos a los “buenos viejos tiempos” de la Guerra Fría, época en la cual era todo simple: los “buenos” en un lado y los “malos en otro. ¿La Historia se repite?

La historia nunca se repite, pero sí hay algunas constantes históricas. La tensión entre la potencia de la tierra (telurocracia), representada por el continente euroasiático, y la potencia del mar (talasocracia), representada por los Estados Unidos, es una de ellas. ¿Vuelta a la Guerra Fría? Yo diría más bien que nunca acabó.

read more »

26/02/2015

¿Por qué el fascismo era (es) incorrecto?

ALEXANDER DUGIN

por Alexander DuginCríticas desde el punto de vista de la Cuarta Teoría Política.

1. Era Moderno y tuvo tratos con el concepto perteneciente a la filosofía de la Ilustración. Esto es absolutamente incorrecto: la modernidad es el mal y la falsedad. Era teoría política moderna. Mucho mejor que otras teorías políticas modernas, pero aún moderna. Esencialmente. En todos sus aspectos no-modernos, anti-modernos y postmodernos no se equivocaba.

2. Era eurocéntrico. Cualquier grupo étnico (el grupo-nosotros) es etnocéntrico. Es bastante normal. Pero ser eurocéntrico en la Europa Moderna es lo mismo que ser antieuropeo, porque la modernidad europea no es europea en absoluto.

read more »

25/02/2015

El nacionalismo del Donbass

LEONID SAVIN

por Leonid Savin – Los acontecimientos en curso en el sureste de Ucrania revelan un fenómeno extremadamente importante. No sólo es un indicador de el frente de lucha geopolítica entre Occidente y el club de la estructura del mundo multipolar, también es lo siguiente: la ruptura de la condición del Estado ucraniano, que ha venido sirviendo en los últimos tiempos como un satélite y cliente de Washington y de Bruselas; el crecimiento de la conciencia política de los ciudadanos (en el sentido de los ciudadanos que defienden sus derechos y libertades con las armas en la mano, y no sujetos a la debilidad del Estado weberiano, incapaz de defenderse de la arbitrariedad de los opositores políticos y de continuar cumpliendo con sus obligaciones sociales); y también la aparición de un nuevo nacionalismo, único en sus características y objetivos.

read more »

04/01/2015

El nacionalismo continental

ANDRES SOLIZ RADA

por Andrés Soliz Rada* – En momentos en que parece imposible evitar catástrofes ecológicas por la contaminación ambiental y el cambio climático, emerge, como una de las pocas propuestas racionales, la de fortalecer a las naciones continente, a fin de neutralizar la dictadura de la Banca mundial y de sus paraísos fiscales.

La idea bolivariana de nación continente fue reinventada por la “Generación del 900”, a través, de Rodó, Ugarte, Vasconcelos, Ingenieros y Palacios, quienes actuaron en los primeros lustros del Siglo XX. Su prédica tuvo eco en la Reforma Universitaria de Córdoba, de 1918, la que abrió el camino del MERCOSUR, UNASUR, el ALBA y la CELAC.

read more »

22/12/2014

El nacionalismo del entendimiento

ALEXANDER DUGIN FLAVIA VIRGINIA

por Alexander Dugin y Flavia Virginia – La 4PT, así como el proyecto de la Nueva Derecha de Alain de Benoist para Europa, están basados en la idea de un diálogo honesto y sincero entre los pueblos.

El concepto de pueblo (le peuple, Volk) es considerado por Alain de Benoist como el sujeto de la 4PT. Esto no niega el Dasein como sujeto, porque Heidegger dijo “Dasein existiert völkisch” – ser-ahí, la presencia: existe como pueblo, a través del pueblo. Ser es ser alemán, francés, italiano, húngaro, serbio, rumano, ruso, ucraniano y así sucesivamente. No podemos existir sin ser alguien, ser un individuo sin el contenido. Esto sería una máquina, no un ser humano. En sentido heideggeriano, no pueden existir máquinas. Son simplemente algo que está a mano. Así que “ser”, “existir” significa ser étnica, cultural, lingüísticamente. Völkisch.

read more »

22/12/2014

Formas de patriotismo

JUAN MANUEL DE PRADA
por Juan Manuel de Prada – Resulta llamativo que dos personas tan poco propensas a hacer un uso colorista del lenguaje como nuestros dos últimos presidentes del Gobierno (sino más bien hermanados en un registro lingüístico romo y mazorral) hayan elegido la palabra ‘patria’ o su campo semántico cuando han tenido que formular acuñaciones despectivas: Zapatero con aquel «patriotismo de hojalata», con el que se refería a quienes se llenan la boca de invocaciones españolistas; y ahora Rajoy con su execración de los «salvapatrias de escoba», aludiendo a quienes basan su programa político en «barrer» (no solo la corrupción, sino también el sistema… que la sostiene). Estas acuñaciones despectivas resultan todavía más llamativas si consideramos que ambos gobernantes se han mostrado siempre remisos a emplear la palabra ‘patria’ en un sentido luminoso, imagino que por considerarla obsoleta o fachosa.

read more »

19/12/2014

El Cuarto Estado: historia y significado de la Clase Media

ALEXANDER DUGIN
por Alexander DuginCiencia e ideología: Un problema de método

Ninguna de las palabras que utilizamos en el curso de los debates y análisis políticos y sociales es ideológicamente neutral. Fuera de la ideología tales palabras pierden completamente su significado. Y no es posible determinar nuestras actitudes hacia ellas sin ambigüedad, ya que el contenido de cualquier expresión está moldeado por el contexto y las estructuras semánticas, un tipo de sistema operativo. Cuando vivimos en una sociedad con una ideología obvia, mantenida abiertamente como la ideología dominante, las cosas son lo suficientemente claras.

El significado de las palabras se deriva directamente de la matriz ideológica, que se inculca a través de la crianza, la educación, y la instrucción y el apoyo de los activos aparatos ideológicos del Estado. El Estado forma un lenguaje, define el significado del discurso y establece – por lo general a través de medios represivos, entendidos en sentido amplio – los límites y el contenido moral del conjunto básico de conceptos y términos políticos y sociológicos.

read more »

26/11/2014

Entrevista con Alexander Dugin: “Nueva Rusia es mucho más que Rusia, es el mundo multipolar, es la resistencia contra el Nuevo Orden Mundial”

ALEXANDER DUGIN ENCONTRO NACIONAL EVOLIANO 2014

por Raphael Machado – Esta interesante entrevista tuvo lugar el viernes 12 septiembre de 2014, durante uno de los descansos entre las conferencias del Encuentro Nacional Evoliano celebrado en São Paulo. Hasta entonces no había ningún material en portugués que se ocupara más a fondo de todas las implicaciones ideológicas de la crisis ucraniana, del papel doble y problemático de la actuación del Kremlin y de las perspectivas y posibilidades de futuro relacionadas con este conflicto. La distancia y el control total ejercido por las fuerzas atlantistas en nuestros medios de comunicación no ayudan. Creemos que este es el diálogo más claro y esclarecedor para los brasileños hasta la fecha sobre todas las cuestiones relativas a la Nueva Rusia, un tema que ha generado todo tipo de controversias, discusiones, debates y peleas en los círculos políticos e intelectuales, tanto del sistema como en los ambientes disidentes. Y creemos que no podía ser de otra manera. Como el profesor Alexander Dugin, que está absolutamente implicado e involucrado en estas cuestiones, deja claro, la Nueva Rusia es la línea divisoria, la divisoria de aguas entre “nosotros” y “ellos”, entre los enemigos de la modernidad y los lacayos, conscientes o no, de la modernidad.

read more »

14/11/2014

Lo que Gibraltar esconde. Reino Unido tiene en el Peñón una gran base militar naval, aérea y de inteligencia

REINO  PIRATA UNIDO

por Paz Andrés Sáenz de Santa María – En su reciente intervención ante la Cuarta Comisión de las Naciones Unidas, el ministro principal de Gibraltar ha instado a España a no perder el tiempo en lo que ha calificado como vanos juegos de soberanía y a mostrar madurez y responsabilidad; al mismo tiempo, ha vuelto a manifestar su veto a cualquier negociación entre nuestro país y el Reino Unido. Nada nuevo en su conocida posición de desdibujar la realidad y negar la doctrina de Naciones Unidas sobre la descolonización de ese territorio, tareas a las que se dedica con ahínco.

En efecto, el pasado mes de julio Fabián Picardo viajó a Madrid, se paseó por la Carrera de san Jerónimo y estuvo en el Congreso de los Diputados. También pasó por Sevilla. Cumpliendo una planificada y apretada agenda, fue recibido por representantes de la Izquierda Plural, PNV y ERC en despachos del Congreso y cenó con un antiguo presidente autonómico andaluz y un diputado socialista.

read more »

22/10/2014

La Hispanidad ha muerto: Réquiem por España

Hispanidad

por Josele Sánchez* – Nunca me había costado tanto escribir un artículo como el que ahora empiezo porque teorizar sobre la Hispanidad, con la que está cayendo, sólo soy capaz de hacerlo por tal de cumplir con el compromiso que adquirí hace un par de meses con la dirección de este periódico. Estoy sentado ante el teclado de mi ordenador intentando hilvanar cuatro frases coherentes pero, mal que me pese, no puedo quitarme de la cabeza la situación límite en la que se encuentra España, acaso la mayor amenaza a su continuidad como nación vivida a lo largo de siglos de historia ¿Cómo divagar, pues, sobre cuanto se deriva de la llegada de las naves capitaneadas por Cristóbal Colón a las paradisíacas playas dominicanas? ¿Cómo remontarme hasta un 12 de octubre de 1492 con lo que está ocurriendo, aquí y ahora, un 29 de septiembre de 2.014? No le faltaba razón a Ramiro de Maeztu, acaso el mayor estudioso de la Hispanidad, cuando decía: “Es posible que los padecimientos de España se deban, en buena parte, a haberse ocupado demasiado de los demás pueblos y demasiado poco de sí misma”.

read more »

02/10/2014

Independencias

JUAN MANUEL DE PRADA

por Juan Manuel de Prada – No acaba uno de entender el alborozo que los resultados del referéndum escocés han provocado entre los partidarios de una Cataluña española. Mutatis mutandis, la permanencia de Escocia en el Reino Unido es, como la independencia de Cataluña, algo contrario a su tradición política: pues Escocia, que durante trescientos años ha permanecido bajo el yugo británico, fue durante muchos más reino independiente, que el felón Guillermo, príncipe de Orange, invadió militarmente, imponiendo una unidad contra natura que los tiempos desnaturalizados que vivimos han acabado por naturalizar, según aquella ofuscación de la conciencia que Nietzsche sintetizó maravillosamente: «¡Mal, sé tu mi bien!». Pero Cataluña nunca fue independiente; y, por lo tanto, ninguna independencia puede recobrar. «Decidiendo» su sumisión a Inglaterra, los escoceses atentan contra su propia naturaleza, como harían los catalanes «decidiendo» independizarse de España.

read more »

02/10/2014

Cataluña después de la V

JOSE ALSINA CALVES

por José Alsina – Nadie puede dudar que la movilización separatista fue un éxito. Aunque las cifras están hinchadas es indudable que cientos de miles de personas salieron a la calle, y no lo hicieron para pedir una consulta, sino para pedir la independencia. Años de trabajo lento y constante desde las escuelas, los medios de comunicación y otras instituciones. Grandes sumas de dinero invertidas en medios de comunicación afines, la constante utilización de TV3, y, últimamente, la acción de dos entidades creadas y amamantadas desde el poder, la ANC y el Omnium Cultural, han producido este efecto, sin que por parte del Estado Español ni de los gobiernos de turno se haya hecho absolutamente nada para contrarrestar toda esta acción separatista.

Mucho más humilde y modesta fue la manifestación de Tarragona, convocada por Sociedad Civil Catalana a favor de la unidad de España: unos miles de personas. Pero hay que hacer una lectura positiva: el españolismo en Cataluña empieza a organizarse y, por primera vez, sale a la calle un 11 de septiembre.

read more »

17/09/2014

Diada

JUAN MANUEL DE PRADA

por Juan Manuel de Prada – Orquestar un festival separatista en torno a una ofrenda floral a Rafael de Casanova resulta tan irrisorio como orquestar un congreso sobre la castidad en torno a una ofrenda floral a Giacomo Casanova. Pero, siendo España un país desnaturalizado que provoca hilaridad, no podían los catalanes elegir mejor modo de demostrar ante el mundo su españolidad irreductible que organizar festivales hilarantes. Rafael de Casanova, que presidía el Consell del Cent de Barcelona allá por 1714, era un patriota español que decidió mantener la fidelidad al archiduque Carlos, después de que los perros ingleses y holandeses abandonaran su causa. Para que podamos calibrar lo que Rafael de Casanova y los catalanes que resistieron al ejército francés tenían en común con los gachós y las gachises del separatismo catalán podemos recordar, por ejemplo, aquel bando de agosto de 1714, en el que la ciudad de Barcelona hacía votos de «rezar públicamente el rosario en las plazas», en señal de arrepentimiento por haber confiado en los herejes ingleses y holandeses que no habían cumplido sus compromisos.

read more »

16/08/2014

Los enemigos de la unidad hispanoamericana

Hispanidad

por José Ramón Bravo – “Toda la América de habla española, desde el río Bravo hasta el cabo de Hornos, es una unidad cultural, humana, lingüística e histórica a la que el imperialismo anglosajón consiguió romper en pedazos (…) no habrá futuro verdaderamente próspero hasta que no seamos dueños de nuestro destino verdadero, alcanzando la forma política que debimos haber tenido desde un principio: un Estado hispanoamericano independiente, unificado y soberano (…) las principales causas de nuestra desunión (…) están basadas en mitos y falsedades y, por tanto, urge emprender una gran labor educativa que demuestre a los hispanoamericanos que, al contrario de lo que muchos piensan, no hay motivo para seguir persistiendo en actitudes acomplejadas y/o enfrentadas, sino que, por el contrario, hay mucho de lo que estar orgullosos”

read more »

30/07/2014

Ucrania hoy

RUSIA UCRANIA EEUU UNION EUROPEA

por Valentín R. Introducción – Ha llegado el momento de volver a escribir sobre Ucrania. Durante los últimos meses la situación se ha vuelto bastante más complicada de lo que era anteriormente. Los medios de comunicación de cada bando muestran el conflicto desde puntos de vista radicalmente diferentes, por lo que para una persona que no tiene acceso a información de primera mano o que desconoce los idiomas ruso y ucraniano, es imposible diferenciar lo cierto de lo falso y hacerse una idea objetiva de la situación.

En el siguiente artículo se describen las principales noticias de los dos últimos meses y se exponen los hechos reales sobre la situación en Ucrania. Prácticamente, la totalidad de la información recogida en el artículo es de primera mano. En aquellos casos donde la información no está contrastada, se menciona que la información procede de rumores ampliamente difundidos.

read more »

10/07/2014

Necesidad de un catalanismo hispánico

JOSE ALSINA CALVES

por José Alsina Calvés – Muchos catalanes no compartimos la deriva independentista. En este sentido no podíamos dejar sin respuesta al desafío soberanista, protagonizado por el Sr. Artur Más y sus cómplices, y poner sobre la mesa una serie de elementos que no están presentes en el debate actual desde una perspectiva nueva: el catalanismo hispánico.

Sorprende y asusta en primer lugar el bajísimo nivel teórico del debate, en el cual los tópicos, las mentiras, los lugares comunes y la falta absoluta de rigor son habituales en ambos lados. Unos afirman, con todo atrevimiento, que Cataluña perdió su independencia en 1714 (como si antes hubiera sido independiente). Los otros contestan, con gran profundidad ideológica que lo moderno ahora es la unión.

read more »

17/04/2014

El por qué Mas puede ganar y España perder

JOSE JAVIER ESPARZA

por José Javier Esparza – A una identidad que se afirma sólo se puede responder proponiendo una identidad más atractiva. Al anhelo de una patria sólo se puede responder ofreciendo una patria más fuerte.

Nos han vendido que el Parlamento español ha “tumbado” el proyecto separatista del nacionalismo catalán. Nos lo dicen los mismos –y con la misma voz campanuda- que tratan de persuadirnos de que “ETA está derrotada”. Pero sólo se engaña quien se quiere engañar. Lo que ha pasado en las Cortes ha sido, simplemente, un episodio para consumo interno de la propia clientela. PP y PSOE tratarán de demostrar a sus fieles –catalanes incluidos- que el Estado es fuerte y a la vez dialogante.

read more »

19/12/2013

En defensa del simposio

EDUARDO ARROYO

por Eduardo ArroyoLos que ahora se rasgan las vestiduras son los mismos que hace años condenaban o huían de quienes hablaban de España. Y creen que por la vía administrativa frenarán el desvarío nacionalista.

Leo un artículo de Jesús Laínz en El Diario Montañés titulado “¿España contra Cataluña?”, en alusión al célebre simposio catalán. La conclusión del artículo es clara: el Govern debería de ir adelantando trabajo y emplearse a fondo en la quema de libros y periódicos, para justificar con hechos la “opresión” de Cataluña por España.

En tan solo un folio, Laínz muestra ejemplos de cómo el amor a España ha sido el canon de conducta de los catalanes desde que Cataluña existe. Por supuesto, no era este un amor de solo una parte de los catalanes, sino del pueblo en su conjunto, desde las clases humildes hasta sus instituciones. Así que Artur Mas –antiguamente Arturo a secas- debería aplicar los métodos de Farenheit 451, descritos en la conocida distopía de Ray Bradbury, antes de que le pille el toro.

Laínz cierra su artículo con una frase de Mark Twain: “Muchas cosas no suceden como debieran, y la mayor parte de ellas ni tan siquiera llegan a suceder. Es la tarea del historiador consciente corregir estos defectos”. Que un grupo de “historiadores conscientes” –con la excusa de lo “académico”- estén ahora en puro trance corrector, lo único que debería de enseñarnos es hasta qué nivel de “chusmificación” ha caído la universidad española.

read more »

17/12/2013

¿España contra Cataluña?

jesus-lainz

por Jesús Laínz – En Barcelona ha dado comienzo un nuevo acto de eso que llaman construcción nacional, consistente en lavar el cerebro de los catalanes para que odien a los demás españoles. Se trata del simposio ‘España contra Cataluña’, malintencionada recopilación de ofensas que ha preparado el más alto representante del Estado en la región, Artur Mas. Gobernantes metidos a modeladores de conciencias: ¿no era esto el totalitarismo?

El objetivo perseguido es doble: azuzar un poco más a los catalanes contra España y engañar a los desinformados extranjeros mostrándoles un maltrato que justificaría la pretensión secesionista. Curiosamente, en la opresora España jamás se le ha ocurrido a nadie una vileza semejante. ¿Sería siquiera imaginable la desquiciada idea de recopilar datos, y para colmo por iniciativa de una administración pública, para presentarlos bajo el título de “Cataluña contra España”?

Para atizar la enemistad sirve cualquier cosa, siempre seleccionada, exagerada y manipulada por los historiadores en nómina. Seguro que no se dejarán de recordar las amargas palabras de Quevedo contra los catalanes de 1640. Pero ¿habrá entre los participantes un solo hombre leal que recuerde las de Cervantes describiendo Barcelona como archivo de la cortesía, patria de los valientes y única en belleza? ¿O los similares elogios salidos a lo largo de los siglos de las plumas de Tirso, Jovellanos, Cadalso, Marañón, Menéndez Pelayo, Pereda, Ortega, Azorín, Pemán, Marías y mil más? ¿Reproducirá algún nacional-historiador la carta que los intelectuales castellanos escribieron en 1924 como protesta contra las medidas restrictivas del uso público de la lengua catalana acordadas por el Directorio primorriverista, en la que expresaron a los catalanes que “las glorias de su idioma viven perennes en la admiración de todos nosotros y serán eternas mientras exista en España el culto del amor desinteresado a la belleza”? En cuanto al secular enfrentamiento entre Cataluña y España, ¿mencionarán los historiadores del régimen las palabras de Villarroel recordando a sus soldados el 11 de septiembre de 1714 que “por nosotros y por toda la nación española peleamos”? ¿Y las de la proclama final de los dirigentes barceloneses convocándolos a “derramar gloriosamente su sangre y su vida por su rey, por su honor, por la patria y por la libertad de toda España”? ¿Y las canciones que entonaba el pueblo catalán, como la que rezaba “¡A las armas, catalanes, paisanos, siempre a las armas, hoy muere el enemigo, hoy se liberta España!”.

read more »

17/12/2013

“Tratado de Corbeil” (1258) El pancatalanismo en pelotas

TRATADO DE CORBEIL

por La Verdad Ofende – Se trata de un documento trascendente  Pone de relieve una irrefutable realidad histórica que derriba estrepitosamente la mentira estrafalaria de los ahora llamados “países catalanes”.

El actual territorio catalán estaba enmarcado como territorio francés hasta este tratado. No es error. Los 8 condados autónomos de lo que es hoy Cataluña pagaban entonces vasallaje feudal a la corona francesa, hasta la firma de este tratado en 1258.

Su importancia histórica trascendente es que se firma 29 años después de la reconquista de Mallorca y 20 de la de Valencia.

Se deduce que los condados de la parte española, llamados “Marca Hispánica” estaban mejor relacionados con Aragón y que los del sur de Francia, con el rey francés. Siguiendo consejos de “hombres buenos” el rey francés (Luis IX) cede a Jaime los condados de la parte española y el aragonés cede a Luis sus derechos en la parte francesa. Este es en síntesis el Tratado de Corbeil.

El citado Tratado se inicia con estas palabras: ”Es universalmente conocido que existen desavenencias entre el señor rey de Francia y el señor rey de Aragón, de las Mallorcas, y de Valencia, conde de Barcelona y Urgel, señor de Montpellier; por lo que el señor rey de Francia dice que los condados de Barcelona, Besalú, Urgel, etc. son feudos suyos; y el señor rey de Aragón dice que tiene derechos en Carcasona, Tolosa, Narbona, etc.”

Ante este hecho contrastado internacionalmente caen por su base muchas falsedades que se enseñan en libros de texto:

read more »

30/11/2013

Burguesía de ayer… burguesía de hoy. Nacionalismo de ayer… nacionalismo de hoy.

BURGUES

por Pepe López – De la misma forma que podemos clasificar tres tipos de capitalismo (capitalismo mercantil, capitalismo industrial y capitalismo financiero) que corresponden a fases distintas donde predomina uno u otro, se pueden identificar tres tipos de burguesía: burguesía conservadora, burguesía progresista y burguesía hedonista.
Por mucho que lo ignore la masa burguesa, y por mucho que lo nieguen los llamados nacionalistas «revolucionarios» o «socialistas», el nacionalismo ha nacido, ha crecido y se ha desenvuelto estrechamente con la burguesía, y por tanto, ha venido nutriéndose, adaptándose o siendo condicionada por el tipo de «clientela» o «plantilla» burguesa que predomina en cada fase.

Tanto antes como ahora podemos reconocer sin mucha dificultad a los nacionalismos por su egoísmo ciego, por su exclusivismo intransigente, por su voluntad cruda de poderío, por fomentar constantemente el antagonismo entre naciones, etnias o territorios, y suscitar permanentemente querellas, confrontaciones y guerras entre los pueblos.
Pero antes, al menos, podían reconocerse unos nacionalismos que también defendían la dignidad de una diferenciación nacional (virtual o real) y afirmaban una identidad propia más o menos definida (presente, deseada o mítica), por lo que no necesitaban constantemente denigrar a otros pueblos. Lo hacían, sí, pero no insistían siempre (o al menos no únicamente) en atacar o denigrar al Otro, a los señalados como diferentes. Porque, además, en la defensa de esas identidades propias, los nacionalismos solían incorporar como parte de sus naciones correspondientes, bien los valores laboriosos y ahorrativos que compartía con la burguesía conservadora, bien las ideas de satisfacción y fe en el progreso de la burguesía desarrollista, o bien los valores tradicionales de honor, generosidad y valentía del viejo régimen que aún se conservaban, más o menos, en ámbitos rurales y nobiliarios, viejos valores que intentaban restaurar o «recargar».

read more »

11/10/2013

“Iberia sumergida”: la España profunda y la España superficial

MAPA DE EJPAÑA

por Manuel Fernández Espinosa – El grupo de música “Héroes del Silencio” popularizó, con una de sus canciones más sugestivas, el título original de un poemario del poeta vasco Gabriel Celaya: “Iberia Sumergida” (para escucharla, aquí).

Cuando a Gabriel Celaya le preguntaron, en una entrevista concedida al diario EL PAÍS, la razón de ese título, el vate hernaniarra dirá que “Iberia Sumergida”: “…es un libro de poesía histórica en torno al sometimiento, por parte del Estado español, de las primitivas tribus iberas, que eran autónomas. Iberia y el Estado español estaban en contradicción; Iberia era lo más auténtico y el Estado español una construcción con la que se trataba de desmontar las comunidades tribales. En lugar de reorganizarlas lo que hizo fue negarlas.” (EL PAÍS, 29/ABRIL/1978).

La idea matriz de la que se nutre Gabriel Celaya tiene sus antecedentes en la interpretación histórica de España realizada por el federalismo decimonónico y que forma parte de la herencia de vastos sectores de la izquierda peninsular, así como fue un ingrediente originario de los nacionalismos secesionistas. Es una idea que levantará las ampollas de las mentes simplistas que entienden a España en una perfecta identidad -metafísica y física- con el denominado “Estado español”. El republicanismo federal pudo arraigar en la segunda mitad del siglo XIX, en efecto, gracias a todos los problemas económicos, sociales y administrativos que trajo consigo la destrucción de los vínculos comunales y territoriales vigentes en el Antiguo Régimen. Ésta es la sistemática destrucción que le debemos al triunfo procesual del liberalismo en España. Desde 1812, con las Cortes de Cádiz (en guerras intestintas y en un tira y afloja que enfrentaba a las fuerzas tradicionales del pueblo y a la minoría extranjerizante constitucionalista) hasta la proclamación de la I República Española, las relaciones de los territorios españoles había ido enrareciéndose debido a la centralización, el disgusto se había generalizado y el constructo de la nación liberal no satisfacía ni a los más extremos del liberalismo (demócratas y republicanos) ni al enemigo tradicional de ese artefacto: el carlismo tradicionalista.

read more »

04/10/2013

La era del nacionalismo, según “The National Interest”

ALFREDO JALIFE-RAHME

por Alfredo Jalife-Rahme – La Jornada/Bajo la Lupa – Paul Pillar, becario de la Brookings Institution y del Centro de Estudios de Seguridad de la Universidad de Georgetown, plantea asombrosamente La era del nacionalismo ( The National Interest, 1/9/13).

The National Interest, fundada por el superhalcón israelí-estadunidense Irvin Kristol, cuenta como presidente honorario a Henry Kissinger y es publicada por The Center for the National Interest, anteriormente The Nixon Center, cuya tendencia consiste en promover la perspectiva realista (sic) de Estados Unidos en política exterior.

Cabe recordar que la tesis doctoral de Kissinger versó sobre el orden mundial plasmado en el Congreso de Viena de 1814, como continuación del orden del Estado-nación y su soberanía, establecidos en Westfalia en 1648.

Al perder sus dos guerras en Afganistán e Irak, ¿el grupo neoconservador straussiano de The National Interest adopta el nacionalismo como medida de protección del futuro de Estados Unidos?

Paul Pillar juzga que no ha sido sencillo definir la era presente desde el colapso de la URSS y el comunismo en Europa oriental. Fustiga la nomenclatura inherentemente insatisfactoria de la cuarta (sic) guerra mundial (CGM) en contra del Islam radical promovida por algunos (sic) después del 11-S. El terrorismo es solamente una táctica que ha permeado durante milenios, mientras el Islam radical es parte marginal de un fenómeno más amplio, insuficiente para reconfigurar los asuntos globales.

Si se mira a la historia en retrospectiva, se decantan en las pasadas dos décadas las consecuencias del fenómeno conocido como nacionalismo ahora en forma plena e irrestricta, cuando “tomó tres siglos y medio para que sus componentes básicos –el Estado soberano, la vinculación popular al Estado y su diseminación global– emergieran con plena fuerza”.

read more »

25/04/2012

Pero ¿qué es el nacionalismo?

por Carlos Caballero Jurado

En el paupérrimo panorama político-ideológico español no abundan los debates de altura. La política ha echado por la borda toda preocupación ideológica. Habiendo quedado reducido el debate político al cruce de acusaciones de corrupción, tan sólo queda un tema que dé pie a alguna reflexión teórica: el nacionalismo. Se habla del tema debido al creciente peso de los nacionalismos periféricos en la arena política. Pero un análisis del nacionalismo debe trascender la problemática concreta española de hoy en día.

Y creo que ha llegado la hora de realizar una crítica seria sobre el nacionalismo, tratando de establecer hasta qué punto esa ideología puede ser la base sobre la que construir un nuevo paradigma. No se me escapa el que, desde hace tiempo, criticar el nacionalismo se ha convertido en una auténtica moda intelectual. Presentado como un fenómeno absolutamente anti-progresista, tachado de fascista, se le echa la culpa de casi todo, desde los asesinatos de ETA —única amenaza que le resta a nuestra democracia, según parece— hasta las presentes guerras balcánicas, con su secuela de horrores. Por tanto, la critica puede parecer una capitulación ante las modas intelectuales, aún más, una capitulación ante el avance del mundialismo. En este caso, un artículo como el que sigue sería incoherente en las páginas de Hespérides, que apuestan claramente por el derecho a la diversidad cultural y luchan contra el avance del “pensamiento único”. Espero que la lectura de las líneas que siguen convenzan a mis críticos (que ojalá sean muchos) de que no me he sumado a las modas impuestas en los cenáculos intelectuales.

EL SIGLO DEL NACIONALISMO

El nacionalismo ha sido, desde mediados del siglo XIX, una de las ideologías claves, y sin conocerla es imposible entender los fenómenos históricos contemporáneos. Desde las Revoluciones de 1830 y 1848 (“la primavera de los pueblos”), pasando por las dos guerras mundiales, por el imperialismo y la descolonización, hasta el reciente derrumbe del “imperio soviético”, pocos hechos históricos modernos son explicables sin tener en cuenta el gran fenómeno ideológico que es el nacionalismo. El nacionalismo y el socialismo serán, sin duda, fenómenos de masas mucho más importantes que el liberalismo. Y el socialismo marxista ha sobrevivido más de lo que hubiera sido lógico esperar gracias a que se ha enfundado el traje del nacionalismo [1].

El nacionalismo no debe ser confundido jamás con la existencia de una “conciencia nacional”. La Historia nos enseña que, ya en la Edad Media, era habitual la existencia de esa “conciencia nacional”, sobre todo en aquellas circunstancias en las que coincidían en el mismo espacio o momento personas de diversas nacionalidades. Aunque en ese período histórico la mayor parte de las personas morían sin haber salido jamás de su aldea, había casos en que personas de diversos orígenes debían convivir; por ejemplo, los caballeros de las Ordenes Militares o los estudiantes de las Universidades; en estos casos era normal que se agruparan por “naciones”. Así, en las Universidades medievales, aunque los estudiantes recibían las clases conjuntamente, en una lengua transnacional como era el latín, después era frecuente que residieran en Colegios Mayores con carácter nacional. Pero el criterio de “nacionalidad” no era en absoluto determinante. A nadie le sorprendía la presencia de estudiantes irlandeses en Salamanca ni la de castellanos en Bolonia, y caballeros ingleses o húngaros eran aceptados sin ningún problema en la Orden Teutónica, pese a que el mismo nombre de ésta subrayara un carácter alemán. Los reyes podían y solían tener vasallos de varias nacionalidades; las universidades o los monasterios, es decir, los centros culturales de la época, eran “internacionales” y nada de extraño había en la presencia de un monje castellano en un monasterio en Italia, ya que las Ordenes Religiosas (grupos sociales de la mayor importancia entonces) eran absolutamente transnacionales. Los límites de las distintas monarquías no coincidían con fronteras étnicas, por otra parte bastante confusas. Los derechos dinásticos y/o de conquista eran los que delimitaban la extensión de los Estados, y dentro de ellos, las relaciones de vasallaje no se establecían sobre una base de identidad nacional entre señores y vasallos.

Sólo con la aparición de las monarquías autoritarias en Europa occidental, se empieza a pretender, vagamente, dar a los Estados una base nacional más o menos uniforme. La monarquía española de los Reyes Católicos fue quizás uno de los mejores ejemplos de esta evolución, aunque una afirmación de este tipo debería ser muy matizada [2]. Sin embargo, vale la pena recordar que el sucesor de esos Reyes, el emperador Carlos V, fue soberano simultáneamente no ya de castellanos y catalanes, sino también de italianos y de alemanes, de flamencos y de indios americanos, y jamás pretendió acabar con las diferencias nacionales entre sus súbditos. En sus Ejércitos, entre sus funcionarios, entre sus cortesanos, los había de las más dispares nacionalidades. Y a pesar de que Carlos V peleó toda su vida contra Francia, entre sus más destacados generales no faltó algún francés, como el Condestable de Borbón. Dicho de otra manera, bien entrada la Edad Moderna vemos que los Estados siguen sin pretender legitimarse sobre una base nacional: la legitimación teocrática y dinástica seguía siendo la base del ordenamiento político.

La llegada del despotismo ilustrado tampoco supuso un cambio definitivo. Repasemos por ejemplo la historia de algunos monarcas ilustrados. El célebre Federico III de Prusia jamás escribió ni una sola línea en alemán, sólo usaba el francés. Y Pedro el Grande germanizó hasta tal punto su Corte que para su capital eligió un nombre alemán, San Petersburgo, en vez de un nombre ruso. Sin embargo, el despotismo ilustrado, con su afán de centralismo y uniformización, mantuvo actitudes protonacionalistas significativas. Centrándonos en el caso de España cabe recordar, por ejemplo, que Felipe II vetó el proyecto de evangelizar a los indios americanos sólo en castellano, defendiendo el que se usaran sus lenguas; o que Felipe IV tradujo al castellano la “Historia de Italia” de Guiccardini para mostrar a sus súbditos italianos el amor por esa lengua; en el prólogo a su traducción el monarca decía entender las lenguas de la mayor parte de sus súbditos y se lamentaba expresamente de no haber sido capaz de aprender el vascuence ni las lenguas de sus súbditos americanos. En cambio, el ilustrado Carlos III dió órdenes expresas de que en adelante la evangelización de los indios americanos sólo se realizara en castellano, mientras que su padre Felipe V ya había abolido el catalán como lengua administrativa en el Principado…

Por tanto, ¿de la mano de que fenómenos históricos se produjo el triunfo del nacionalismo tal y como hoy lo conocemos?

read more »