Posts tagged ‘Mito’

26/07/2017

Pensamientos para un nuevo humanismo: la metanoia antropológica (comunitarista) de Mircea Eliade

por Luca SiniscalcoResumen: El “nuevo humanismo” teorizado por el historiador de las religiones Mircea Eliade, con el resultado antropológico anti-individualista y la perspectiva cultural antimodernista que lo animan, se inserta eficazmente en el debate teórico comunitarista.

read more »

02/10/2015

Mito, Utopía & Realismo pluriversal

LEONID SAVIN

por Leonid Savin –  Georges Sorel divide las formaciones sociales y políticas en dos tipos: (1) aquellas que tenían un mito como base de su ideología, y (2) aquellas que apelaron a las ideas utópicas. La primera categoría la atribuye al socialismo revolucionario, donde los verdaderos mitos revolucionarios no son descripciones de fenómenos, sino la expresión de la voluntad humana. La segunda categoría son los proyectos utópicos, que él atribuyó a la sociedad burguesa y el capitalismo.

read more »

27/02/2015

Populismo: Un nuevo fantasma recorre el mundo

JOSÉ LUIS MUÑOZ AZPIRI

por José Luis Muñoz Azpiri (h) – Satán – Perón es el compendio de todos los males que a sufrido el país. Así lo proclamó la Sra. Thatcher cuando vociferó: “¡La culpa la tiene Perón, que les hizo creer a los argentinos que las Falklands eran de ellos!” y lo confirma la morocha Condolezza Rice cuando acusa al General de haber ejercido un “populismo antidemocrático”. Por supuesto no faltó el corifeo de alcahuetes nativos que se hicieron eco de estas Gorgonas actuales, para recordar, de paso, el calvario sufrido bajo el gobierno de la turba demagógico-populista, con los remanidos argumentos de siempre (Nélida Baigorria, “Retorno al pensamiento único”, La Nación, 28/5/07, Marcos Aguinis, “El hipnótico modelo populista” Ibíd..26/607.)

read more »

20/08/2014

La mitología de la modernidad

DALMACIO NEGRO

por Dalmacio Negro – El estado de naturaleza, la doctrina de la soberanía político-jurídica, el contractualismo, el Estado, la Sociedad, y el ciudadano como el hombre perfecto son los grandes mitos que subyacen en el subsuelo de las constituciones modernas, cajas de Pandora del artificialismo imperante en las relaciones humanas.

1.- Luís Díez del Corral observó hace tiempo en La función del mito clásico en la literatura contemporánea, que los mitos clásicos habían perdido su expresividad originaria y Manfred Frak dedicó más tarde algunos libros a “la nueva mitología” de la modernidad. El libro del jurista italiano Danilo Castellano Constitución y constitucionalismo, una espléndida síntesis, breve y muy clara, sobre la naturaleza del constitucionalismo nacido de las revoluciones modernas y sus vicisitudes, sugiere que el constitucionalismo descansa en doctrinas que operan como mitos.

read more »

26/09/2013

El mito y la vanguardia

ADRIANO SCIANCA

por Adriano Scianca – El problema del lenguaje

Todo movimiento auténticamente revolucionario – es decir, portador de proyectos radicalmente innovadores y originales a todo lo que se ha experimentado y en todo y por todo heterogéneo y alternativo con respecto al mundo socio-político en que irrumpe – choca inevitablemente con el problema del lenguaje.

Esto sucede porque todo movimiento “nuevo” debe necesariamente hacer uso de un lenguaje “viejo”, impregnado de la sensibilidad y de la lógica propia del mundo que se querría subvertir. Por lo demás, no podría proceder de otra manera: el lenguaje es siempre lenguaje recibido. Observa con lucidez un filósofo contemporáneo – aunque muy lejano de nuestra perspectiva – que “un sujeto que fuese el origen absoluto del propio discurso y lo construyese ‘en todas sus piezas’ sería el creador del verbo, el Verbo en persona” (1), sería por tanto el Dios de la Biblia que crea ex nihilo, siendo el “totalmente otro” respecto al mundo, estando entonces fuera de la historia y del lenguaje. El hombre, en cambio, es siempre en el lenguaje; una obra de ingeniería lingüística le resulta completamente imposible, ya que siempre debe actuar con los “instrumentos” que encuentra en su lugar. Pero actuar con “instrumentos” pensados para finalidades completamente distintas respecto a las que uno se ha propuesto no siempre resulta cómodo.

Pensemos en Heidegger– pero problemas análogos se presentan ya en Nietzsche – que deja inacabada su obra maestra Ser y Tiempo porque carece de un lenguaje apropiado; en cierto momento al pensador alemán “le faltan las palabras”, ya que todas aquellas disponibles están irremediablemente empapadas de la visión del mundo dominante en Occidente. Pero para que el problema aquí abordado no resulte excesivamente abstracto e individualista, pensemos también en todos aquellos movimientos políticos y culturales que han pasado a la historia con el nombre de Konservative Revolution: echando un vistazo a los eslóganes, a los lemas, a los títulos de los libros, a los nombres de los distintos grupos no se puede más que observar un cierto gusto por el oxímoron, por la paradoja, por la violación abierta de los cánones y de los esquemas comunes; pensar en un socialismo que sea también nacional, en una aristocracia que hunda sus raíces en el pueblo, en una democracia desvinculada de la tutela del liberalismo plutocrático, en un cristianismo que afirme valores germánicos (es decir, paganos) – todo esto tiene orígenes de una muchísima mayor profundidad que un simple anhelo de originalidad.

Detrás de todo esto, se encuentra más bien la incapacidad de definirse uno mismo de manera adecuada a través del lenguaje dominante y hay, por tanto, una voluntad de síntesis, una tentativa de pensar de forma simultánea lo que siempre se ha concebido como distinto. Un ejemplo más todavía, pero esta vez más concreto: pensemos en nosotros mismos; pongámonos en relación con los grandes temas de la actualidad y tratemos de tomar parte en el debate tal y como nos viene presentado por los medios de comunicación.

read more »