Posts tagged ‘Materialismo’

31/05/2017

¿Es culpable el cristianismo?

por Tormod – Se ha convertido en una posición muy extendida entre el Alt-Right que la culpa por la pérdida de la identidad y la lealtad al grupo e incluso del auto-sabotaje de las sociedades occidentales es el resultado (el resultado inevitable, como sostienen algunos incluso) del cristianismo.

read more »

Anuncios
01/03/2017

La prisa, la esencia y la apariencia

PASCUAL TAMBURRIpor Pascual Tamburri – La gran urbe, especialmente en contraste con las pequeñas ciudades y sobre todo con la vida rural, es fuente de reflexiones, más a menudo sombrías que luminosas. Especialmente cuando uno -sin esperarlo, y sin desearlo- dispone de unos días o de unas horas para dar orden lógico a esas impresiones. 

read more »

29/01/2016

Una revisión de las teorías básicas en las Relaciones Internacionales (y II)

ALEXANDER DUGINpor Alexander Dugin – Un prominente teórico de las relaciones internacionales (RI), A. Wendt, clasifica las tres teorías clásicas de las RI prevalecentes en base a dos pares de criterios:

Materialismo vs idealismo
Individualismo vs Holismo

read more »

22/07/2015

Cuando las naciones mueren

DENES MARTOS

por Denes MartosLa descomposición de todo gobierno comienza por la decadencia de los principios sobre los cuales fue fundado, Montesquieu. Los EE.UU. son la única nación que milagrosamente ha conseguido ir directamente de la barbarie a la decadencia sin pasar por la etapa de la civilización, Georges Clemenceau. El dinero piensa;  el dinero dirige: tal es el estado de las culturas decadentes, Oswald Spengler.

read more »

20/07/2015

Avisos de derrumbe

JUAN MANUEL DE PRADA

por Juan Manuel de Prada – Hace ya bastantes años, cuando se anunciaban las primeras medidas de ‘flexibilización del mercado laboral’, escribíamos estas líneas: «Se nos trata de convencer de que una reforma laboral que limita las garantías que asisten al trabajador favorece la contratación.

read more »

22/06/2015

Guardias pretorianas y perros de presa: hacia una superación de la ideología moderna

ALVAREZ ESAUL SUPERACION IDEOLOGIA MODERNA A

por Esaúl R. ÁlvarezLa dicotomía izquierda-derecha como marco socio-político hegemónico.

Si el lenguaje es siempre una herramienta de conocimiento con la que el hombre ordena y aprehende la realidad, entonces el empleo de los lenguajes del poder, es decir, aquellos discursos emanados desde las estructuras oligárquicas dominantes a fin de auto-legitimarse en su posición privilegiada, ha de tener como consecuencia inevitable una existencia, entendida como experiencia vital, inmersa de principio a fin en la realidad construida y articulada por esos mismos poderes.

read more »

19/06/2015

Religión y religiosidad

DENES MARTOS

por Denes MartosEl mayor acto de fe ocurre cuando alguien finalmente admite que no es Dios. Johann Wolfgang Goethe. Existen quienes odian al cristianismo y presentan este odio como un inclusivo amor a todas las religiones. G.K. Chesterton

En Abril de 2015 WIN/Gallup International publicó los resultados de una interesante encuesta que incluyó la consideración de creencias religiosas y abarcó a 63.898 entrevistados de 65 países. Sin olvidar, por supuesto, que este tipo de encuestas arroja resultados que siempre hay que interpretar con sumo cuidado, estoy obligado a conceder que en este caso esos resultados son – como mínimo – interesantes.

read more »

14/03/2015

El nuevo orden mundial y la seguridad demográfica

MUNDIALISMO ES ESCLAVITUD

por Michel Schooyans* – La ambición de controlar la vida humana desde la concepción a la muerte es la máxima expresión del imperialismo integral. Como vamos a ver, este imperialismo es metapolítico, ya que procede de una concepción particular del hombre. Las expresiones políticas y no políticas de este imperialismo no son más que las consecuencias perceptibles de esta antropología. Esto nos va a llevar a aclarar la dimensión totalitaria de este imperialismo, cuyos efectos todavía no se han mostrado en su totalidad.

Para analizar la génesis de este imperialismo que está naciendo ante nuestros ojos, vamos a partir de la ideología de la seguridad nacional.

Hacia la globalización

Desde el final de la guerra de 1939-1945, la diplomacia norteamericana ha estado grandemente dominada por el tema de los “dos bloques”.

read more »

20/12/2014

Una teoría de la modernidad

JOSE ALSINA CALVES
por José Alsina Calvés – Este artículo nace de un estudio y reflexión en torno a la Cuarta Teoría Política (en adelante CTP) desarrollada por el filósofo y sociólogo ruso Alexander Dugin. La CTP se plantea como una alternativa global a la modernidad, siendo el liberalismo su representante más significativo, así como la actual implosión posmoderna, representada por el neoliberalismo. Pretendemos profundizar en el concepto de modernidad, sus características, sus raíces culturales e ideológicas y sus tensiones internas. La cuestión de la posmodernidad la dejaremos para otros trabajos.

Comenzaremos por un intento de definición de la modernidad, después buscaremos sus raíces lejanas en la historia de las ideas y de las instituciones, y finalmente estudiaremos su génesis y constitución.

read more »

20/12/2014

El reino de la cantidad

DALMACIO NEGRO
por Dalmacio Negro – En la actual cultura cuantitativa impera el principio de la cantidad. Es significativa la importancia de la estadística, que de simple instrumento del conocimiento se ha convertido en el criterio del saber y de la acción. Esto se relaciona con la mentalidad colectivista de la que es a la vez causa y efecto. Es el imperio del número y casi se podría decir que el mundo está regido hoy por la estadística, que decide qué es lo que vale y lo quc se vale. La cultura cuantitativa es mecanicista: contempla la realidad como un conjunto de fuerzas en las que se impone la masa, concepto tomado de la física. Aplicado al mundo social y político, el criterio de la mayoría rige como absoluto: el peso de la mayoría, decide qué es bueno y qué es malo; qué es verdadero y qué es falso; qué es bello y qué es feo; qué se debe preferir y qué hay que rechazar u odiar; qué se debe hacer y qué no hay que hacer;… De este modo, hasta el relativismo, que se representa falsamente como pluralismo, se hace absoluto. Ya decía Comte que sólo hay una verdad absoluta: que todo es relativo.

read more »

20/11/2014

¿Qué es la Identidad?

ALAIN DE BENOIST

El siguiente texto es el discurso que Alain de Benoist dio en un evento organizado por el NPI [The National Policy Institute] en The Ronald Reagan Building, en Washington DC, el 26 de Octubre de 2013.

Damas y Caballeros,

Antes de comenzar mi discurso, me gustaría pedir disculpas por el daño que os voy a causar. Escuchar un discurso en inglés con un acento francés tan desagradable como el mío puede ser una tortura para vosotros. Pero no os preocupéis: ¡en francés hablo mucho mejor!

Como podéis imaginar, el tema de mi discurso es el concepto de identidad.

En un pasaje famoso de sus Confesiones, San Agustín escribe: “¿Qué es el tiempo? Si nadie me pregunta sobre esto, bien, entonces yo sé su significado, pero si alguien me pregunta sobre ello y trato de explicarlo, entonces dejo de saberlo.”

read more »

14/10/2014

No esperar nada de élites podridas

EDUARDO ARROYO

por Eduardo Arroyo – Con motivo del carpetazo del PP a la reforma de la Ley del Aborto del ahora exministro Alberto Ruiz Gallardón, el obispo de Alcalá de Henares Monseñor Juan Antonio Reig Pla, se ha dirigido a los católicos en un documento titulado “Llamar a las cosas por su nombre. Un verdadero reto para los católicos” donde cabe destacar los siguientes párrafos:

“Ha llegado el momento de decir, con voz sosegada pero clara, que el Partido Popular es liberal, informado ideológicamente por el feminismo radical y la ideología de género, e “infectado”, como el resto de los partidos políticos y sindicatos mayoritarios, por el lobby LGBTQ; siervos todos, a su vez, de instituciones internacionales (públicas y privadas) para la promoción de la llamada gobernanza global al servicio del imperialismo transnacional neocapitalista,

read more »

01/09/2014

Capitalismo y modernidad: separando los conceptos

MODERNIDAD CAPITALISMO

por Esaúl R. Álvarez – Desde los posicionamientos anti-capitalistas convencionales -autodenominados revolucionarios [1]- advertimos una ampliación del concepto de capitalismo, trascendiendo progresivamente lo referido al orden económico y al sistema de producción para entrar de lleno en lo social, lo comunitario y lo relacional. Siendo esto sin duda necesario y muy de agradecer, pues supone una clara superación del reduccionismo teórico y un alejamiento de las definiciones descriptivas y contextuales del capitalismo a que nos ha acostumbrado durante décadas el marxismo intelectualista, nos parece sin embargo insuficiente pues el capitalismo se ancla en supuestos ideológicos mucho más profundos de lo que habitualmente se supone.

El capitalismo -con todo su magno proyecto de re-ordenación de la sociedad- es solo la cara más visible -y material- del desastre moderno, el cual es fundamentalmente de carácter espiritual.

read more »

21/08/2014

Familia y política

EDUARDO ARROYO

por Eduardo ArroyoDecía Russell Kirk que detrás de toda política se oculta la pregunta por el sentido de la vida del hombre. Por eso en la época actual, materialista hasta los tuétanos, prima fundamentalmente lo económico y en la política del día a día se habla casi siempre de economía.

Los economistas devienen hombres políticos y los políticos agachan las orejas abdicando de su función y otorgando a los economistas un poder que no deberían tener. Las decisiones políticas son suplantadas por medidas de gestión económica.

Las funciones monetaria y financiera no recaen en el Estado, ni siquiera como árbitro para evitar los desmanes del mercado, sino que todos aceptan sin demasiada discusión que el Estado no debe inmiscuirse en el modo en el que ciertas fuerzas, a las que nadie ha elegido, hacen de la política monetaria y financiera.

read more »

03/05/2014

Dinero, dinerización y destino

15N Madrid Quema tu dinero y baila

por Germán Spano* – I. “El comercio, que ha enriquecido a los ciudadanos de Inglaterra, ha contribuido a hacerles libres, y esta libertad ha extendido a su vez el comercio, que ha sido el origen de la grandeza del Estado”. Voltaire, “Cartas filosóficas”.

“¿Libre te llamas a ti mismo? […] ¿Libre de qué? ¡Qué importa eso a Zaratustra! Tus ojos deben anunciarme con claridad: ¿libre para qué? ¿Puedes prescribirte a ti mismo tu bien y tu mal y suspender tu voluntad por encima de ti como una ley? ¿Puedes ser juez para ti mismo y vengador de tu ley?”. Friedrich Nietzsche, “Así habló Zaratustra”.

read more »

25/11/2013

Sobre el concepto de comunismo

COSTANZO PREVE

por Costanzo Preve –  Turín, febrero 2009.

1.- En una correspondencia epistolar en la red con Atilio Mangano, publicada en su blog (ripensaremarx.splinder.com), Gianfranco La Grassa (en adelante GLG) admite abiertamente que ya no puede llamarse “comunista”, que es anticapitalista sin comunismo; en resumen, él admite que ya no maneja el concepto de comunismo. Se trata de una confesión que le honra. Desde el momento en que GLG es un verdadero especialista en Marx y no un caótico charlatán, está claro que no puede contentarse con afirmaciones antieducativas de tipo narcisista-existencialista a lo Pietro Ingrao para quien el comunista es aquel que “se siente comunista” o “se declara comunista”. Por lo mismo que un loco de manicomio que se declara Napoleón debería ser verdaderamente Napoleón. Si hubiera en Italia una discusión marxista seria, en lugar de blogs auto referenciales en recíproca lucha sectaria, la confesión de GLG provocaría una discusión. Pero esto no ocurrirá. No importa, yo voy a discutirla.

2.- Según el Dictionnaire Critique du Marxisme de Labica y Benusan, en la palabra “Comunismo”, se pueden leer unas interesantes puntualizaciones:

(a) Hasta La Ideología alemana de 1845, Marx nunca usó el término “comunismo” sino el de “socialismo”. En este contexto histórico, el comunismo no era sino el reparto igualitario de bienes y Marx lo critica en los Manuscritos de 1844 con la curiosa expresión “propiedad privada general”.

(b) en los Manuscritos de 1844, Marx está pensando aún el socialismo en términos “conviviales” y comunitarios de una asamblea reunida en torno a una mesa común fraternal (de donde viene el término “compañeros”, cum-pane, el que comparte conmigo el pan). Los orígenes comunitario-conviviales del término comunismo en 1844 están filológicamente documentados y el que quiera separar comunismo de comunitarismo debe destruir toda la documentación existente. (c) en los Manuscritos de 1844 hay una centralidad del concepto de alienación. Como se sabe hay escuelas marxistas (entre las cuales la escuela althuseriana de GLG) que quisieran deshacerse de este concepto “juvenil”. Otras escuelas, como la mía, tienen al respecto una opinión contraria y sostienen su permanencia y centralidad durante toda la vida de Marx. Una, no la única, de las razones por la que yo la mantengo como central es que en Marx la crítica al concepto abstracto de alienación es inseparable del concepto concreto de división del trabajo. Y un comunismo que obvia la división del trabajo, tal y como está ocurriendo hoy en día, se parece más bien poco a un “comunismo” y mucho a una ingeniería social de tipo positivista.

read more »

06/10/2013

La era de la ginecocracia

EVGUENI GOLOVÍN

por Evgueni Golovín* – Muchos libros en nuestro siglo se han escrito sobre la visión del mundo femenina, sobre la psicología femenina y el erotismo femenino. Muy pocos fueron escritos sobre los hombres. Y estos pocos estudios dejan una impresión bastante desoladora. Dos de ellos, escritos por conocidos sociólogos son especialmente sombríos: Paul Duval – “Hombres. El sexo en vías de extinción”, David Riseman – “El mito del hombre en América”. La multitud masculina de rostros variopintos no inspira optimismo. Al contemplar a la multitud masculina uno se entristece: “él”, “ello”, “ellos”… con sus discretos trajes, corbatas mal atadas… sus estereotipados movimientos y gestos están sometidos a la fatal estrategia de la más pulcra pesadilla. Tienen prisa porque “están ocupados”. ¿Ocupados en qué? En conseguir el dinero para sus hembras y los pequeños vampiros que están creciendo.

Son cobardes y por eso les gusta juntarse en manadas. Si prescindimos de las refinadas divagaciones, la cobardía no es más que una tendencia centrípeta, deseo de encontrar un centro seguro y estable. Los hombres tienen miedo de sus propias ideas, de los bandidos, de los jefes, de “la opinión pública”, de las arañas que se chupan el dinero y que lo dan. Pero las mujeres son las que más miedo les dan. “Ella” camina multicolor y bien centrada, su pecho vibra tentadoramente… y los ansiosos ojos siguen sus curvas, y la carne se rebela dolorosamente. Su frialdad – qué desgracia, su compasión erótica – ¡qué felicidad! “Ella” es la materia formada de manera atrayente en este mundo material, en el que vivimos solo una vez, “ella” – es una idea, un ídolo, sus emergentes encantos saltan de los carteles, portadas de revistas y pantallas. “Ella” es un bien concreto. El cuerpo femenino bonito cuesta caro, tal vez más barato que “La maja desnuda” de Goya, pero hay que pagarlo. Una prostituta cobra por horas, la amante o la esposa, naturalmente, piden mucho más. El lema del matrimonio estadounidense es sex for support. Las puertas del paraíso sexual se abren con la llavecita de oro. El cuerpo masculino sin cualificar y sin muscular no vale nada.

La realidad de la civilización burguesa

Aunque nos acusen de cargar las tintas, la situación sigue siendo triste. La igualdad, emancipación, feminismo son los síntomas del creciente dominio femenino, porque la “igualdad de los sexos” no es más que otro fantasma demagógico de turno. El hombre y la mujer debido a la marcada diferencia de su orientación están luchando

read more »

26/04/2013

El individualismo: origen último de la corrupción

DOMINIQUE VENNER

por Dominique Venner – En Europa, desde la más remota Antigüedad, siempre había dominado la idea de que cada individuo era inseparable de su comunidad, clan, tribu, pueblo, polis, imperio, al que se encontraba unido por un vínculo más sagrado que la propia vida. Esta indiscutida conciencia, de la que la Ilíada nos ofrece la más antigua y poética expresión, tomaba formas diversas. Basta pensar en el culto a los ancestros a quienes la polis debía su existencia, o a la lealtad hacia el príncipe era la expresión visible de la misma. Una primera fue la introducida por el individualismo del cristianismo primitivo. La idea de un dios personal permitía emanciparse de la autoridad hasta entonces indiscutida de los dioses étnicos de la polis. Sin embargo, impuesta por la Iglesia, se recompuso la convicción de que ninguna voluntad particular podía ordenar las cosas a su antojo.

Pero ya se había sembrado el germen de toda una revolución espiritual. Reapareció de forma imprevista con el individualismo religioso de la Reforma. En el siglo siguiente se desarrolló la idea racionalista de un individualismo absoluto vigorosamente desarrollada por Descartes (“pienso, luego existo”). El filósofo también hacía suya la idea bíblica del hombre dueño y señor de la naturaleza. Sin duda, en el pensamiento cartesiano, el hombre estaba sujeto a las leyes de Dios, pero éste había dado un muy mal ejemplo. Contrariamente a los dioses antiguos, no dependía de ningún orden natural anterior y superior a él. Era el único y omnipotente creador de todo, de la vida y de la propia naturaleza, según su exclusivo designio. Si semejante Dios había sido el creador desprovisto de todo límite, ¿por qué los hombres no estarían, a su vez, liberados de todo límite?

Puesta en marcha por la revolución científica de los siglos XVII y XVIII, esta idea ya no tuvo a partir de entonces el menor límite. En ella consiste lo que denominamos la “modernidad”: esa idea según la cual los hombres son los propios autores de sí mismos y pueden remodelar el mundo a su antojo. Sólo hay un principio: la voluntad y el capricho de cada cual. Por consiguiente, la legitimidad de una sociedad ya no depende de su conformidad con las leyes eternas del etnos. Sólo depende del momentáneo consentimiento de las voluntades individuales. Dicho de otra manera, sólo es legítima una sociedad contractual, derivada de un libre acuerdo entre partes que encuentran en tal pacto su propio beneficio.

read more »