Posts tagged ‘Judaísmo’

20/12/2017

La impostura moderna del ‘judeocristianismo’. Razones teológicas para afirmar su falsedad

Esaúl R. Álvarez – “Eternamente tuve el principado, desde el principio, antes del origen de la tierra.

Antes de los abismos fui engendrada;

antes que los manantiales cargados de agua;

antes que los montes fuesen formados,

antes que los collados, ya había sido yo engendrada.

read more »

26/05/2017

La Declaración Balfour, cien años de poder judío

por Gilad Atzmon – Este año los palestinos y quienes los apoyan conmemoran el centenario de la Declaración Balfour, una declaración escrita emanada del ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido Arthur James Balfour a Walter Rothschild, un líder de la comunidad judía británica a favor de la creación de un hogar nacional judío en Palestina.

read more »

24/05/2017

Del mesianismo judío al sionismo contemporáneo

Entrevista con Youssef Hindi, escritor e historiador de la escatología mesiánica [1], realizada en marzo de 2017 por una lectora de Arrêt sur Info, curiosa y apasionada que, al igual que muchos ciudadanos del mundo, sueña con la paz, la reconciliación y sobre todo el respeto entre las personas vengan de donde vengan.

read more »

22/05/2017

El “sínodo de Grozni” contra la estrategia del choque de civilizaciones. Entrevista con S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón

Entrevista con S.A.R. Don Sixto Enrique de Borbón – Cuando redacta La Doctrina decisiva en 1179, Ibn Rushd – llamado Averroes – dice:

Es debido a las interpretaciones, y debido a la opinión que estas deberían, desde el punto de vista de la Ley revelada, ser expuestas a todo el mundo, que aparecieron las sectas del Islam,

read more »

14/05/2015

Alain Soral sobre la Iglesia Católica y el Concilio Vaticano II

Extractos sobre la Iglesia Católica y el Concilio Vaticano II extraídos de entrevistas a Alain Soral  (años 2011, 2013, 2014). Subtitulado en español.

Fuente: Adrien Victor

02/04/2015

Comprender es derrotar

ALEXANDER DUGIN

por Alexander Dugin – Un estudio objetivo e imparcial del destino religioso, cultural e histórico del pueblo judío puede dar lugar a una gran conclusión, que sólo podrá ser cuestionada por completos hipócritas o diletantes. Dicha conclusión es la siguiente: los judíos son portadores de una cultura religiosa que es profundamente diferente de todas las demostraciones históricas de la espiritualidad indoeuropea, de los antiguos cultos paganos al hinduismo y el cristianismo. El aislamiento voluntario o forzoso de la diáspora judía en relación a los pueblos indoeuropeos no puede ser un episodio casual de la historia, y ningún judío ortodoxo negará jamás la base teológica subyacente de esta “peculiaridad” judía. La cuestión judía, no importa por quién o cómo fue planteada, debe comenzar con el reconocimiento de este hecho fundamental: “los judíos son una comunidad que mantiene el secreto de sus diferencias radicales respecto a otros pueblos”. Si no admitimos esta distinción, entonces simplemente es un sinsentido hablar de la cuestión judía.

read more »

03/03/2015

La tiranía del liberalismo

ISRAEL SHAMIR

por Israel Shamir – El liberalismo moderno es el paradigma ideológico dominante en USA, y desempeña, asimismo, un papel determinante en Europa, en la Rusia postsoviética y en otras partes. Es la línea ideológica pregonada por el conglomerado mundial de los medios masivos de comunicación, cuyos elementos se declaran independientes pero sin dejar de transmitir un mensaje idéntico, todo lo cuál constituye aquello que James Petras ha llamado La Tiranía del liberalismo [1]. Hablar de una “tiranía liberal” puede parecer paradójico e incluso contradictorio, en la medida en que el liberalismo gusta de representarse a sí mismo como el terreno neutral de la libertad, y no como una ideología, y se declara árbitro en el campo del pluralismo religioso y la libertad, más que ideología anti religiosa. El liberalismo es la ideología que niega ser ideología; pregúntale a un liberal, y te dirá que él está en contra de la dominación de cualquier ideología y cualquier religión.

read more »

25/02/2015

Los judíos de Ucrania toman las armas

UCRANIA ULTRAS Y SIONISTAS
por Karen Lajon – En Ucrania, los judíos huyen de las regiones de Crimea y Donbass. Algunos huyen a Israel, otros prefieren seguir en el país y luchar contra los separatistas.

El Primer ministro israelí Benjamín Netanyahu llama a los judíos de Europa para que vengan a refugiarse a Israel. Principalmente los judíos ucranianos. En el frente, una parte de estos últimos ha escogido tomar las armas contra sus enemigos: Vladimir Putin y los rusos.

Lleva la kippa y ha cosido una estrella de David negra y roja en su escudo con los colores del nacionalismo ucraniano. Negro y rojo, los colores del Sector Derecho [Pravy Sektor], el partido nacionalista ucraniano. Nathan Hazin es soldado, judío practicante, y además nacionalista. Este antiguo hombre de negocios de 39 años sirve en el ejército regular, en el servicio de información aérea.

read more »

22/02/2015

La religión del “holocausto”

GILAD ATZMON
por Gilad Atzmon – Gilad Atzmon es un saxofonista de jazz, activista político, escritor y novelista nacido en Israel, de nacionalidad británica. En 1994 emigró al Reino Unido para realizar en la Universidad de Essex, una maestría en Filosofia y adquirió la nacionalidad britanica en 2002. Es un gran crítico del gobierno de Israel, lo cual manifiesta en sus escritos contra el sionismo, el judaísmo y la ocupación del territorio palestino. Ofrecemos hoy nuestra traducción de parte del capítulo 18 (pp. 203 y ss.) de su libro The Wandering Who? A Study of Jewish Identity Politics (Ed. Zero Books. Winchester, UK; Washington, USA, 2011) sobre la “religión del holocausto”. Un texto muy interesante.

Yeshayahu Leibowitz, el filósofo que fue un judío ortodoxo y observante, me dijo una vez: “La religión judía murió hace dos cientos años. Ahora no hay nada que unifique a los judíos del mundo que no sea el holocausto”. Remember What? Remember How? Uri Avnery 19.3.05 (90)

read more »

20/01/2015

Declaración de Jerusalén sobre el sionismo cristiano

CRISTIANOS ORIENTE

“«Benditos sean los que construyen la paz porque serán llamados hijos de Dios». Mateo (5:9)

El sionismo cristiano es un movimiento político teológico moderno que adopta las posiciones ideológicas más extremas del sionismo en detrimento del establecimiento de una paz justa entre Palestina e Israel. El programa cristiano sionista ofrece una visión del mundo en la que el Evangelio se identifica con la ideología del imperio, del colonialismo y del militarismo. En su forma más extrema insiste en acontecimientos apocalípticos que conllevan al fin de la historia más que a la vivencia actual del amor hacia Cristo y la justicia. Rechazamos categóricamente las doctrinas cristianas sionistas como enseñanzas falsas que corrompen el mensaje bíblico de paz, justicia y reconciliación.

read more »

28/11/2014

Preguntas Frecuentes sobre Alain Soral

ALAIN SORALpor Guillaume Durocher

Primera parte:
¿Cuáles son las posiciones políticas de Alain Soral?
¿Cuál es la influencia de Alain Soral?
¿Cómo ha llegado Alain Soral a tener tanto éxito  en la creación de su audiencia?

Segunda parte
¿Cuáles son los antecedentes de Alain Soral? O, de la “seducción” al conservadurismo social
¿Cuál es la experiencia política de Alain Soral? O, desde el comunismo al nacionalismo
¿Cuáles son las relaciones de Alain Soral con otros nacionalistas franceses?

Tercera parte
¿Cuáles son las relaciones de Alain Soral con los nacionalistas extranjeros?
¿Cuál es la visión de Alain Soral sobre la raza?
¿Cuál es la posición de Alain Soral sobre la cuestión judía?
¿Es Alain Soral de derecha?

Alain Soral se convirtió en una presencia influyente en la escena política y cultural francesa. Las siguientes tentativas arrojan luz sobre esta figura completa y fascinante.

read more »

24/09/2014

Las guerras de Israel y el ‘antisemitismo’

ADRIAN SALBUCHI

por Adrián SalbuchiNuevamente, Israel está mucho en las noticias particularmente luego de su nueva campaña de bombardeos contra la población de Gaza. 

Desde que empezaron a caer las bombas a principios de julio, como si estuviera bajo los efectos de un trance hipnótico, la prensa occidental entró en modo “la-pobrecita-pequeña-Israel-sólo-se-defiende”. 

Cualquier persona que diga lo contrario inmediatamente recibe de lleno el impacto terrible de la consabida acusación de “¡Antisemita!”: ese temido insulto lanzado como un rayo desde el Olimpo de Sion contra todo el que critique a Israel!

read more »

14/04/2014

La Banalidad de The Guardian [of Judea]

GILAD ATZMON

por Gilad Atzmon – El alguna vez respetado Guardian ha sido reducido en años recientes a un aburrido vocero sionista ―una Crónica Judía light para consumo de los gentiles. La semana pasada, el periódico lanzó un ataque sobre Martin Heidegger, el más influyente filósofo del siglo 20. “Los ‘cuadernos negros’ de Heidegger revelan antisemitismo en el corazón de su filosofía” se lee en el titular del periódico.

Pero ¿eso qué significa? ¿Heidegger fue realmente un odia-judíos? ¿Se opuso a la gente por ser étnica o racialmente judía o fue, en cambio, crítico de la política, la cultura, la ideología y el espíritu judíos? De acuerdo al ‘progresista’ y británico Guardian, los recién publicados Cuadernos Negros revelan que Heidegger veía el ‘judaísmo mundial’ como el conductor de la “modernidad deshumanizante”.

read more »

22/01/2014

“Quenelle”: ¿coraje o saludo nazi al revés?

GORDON DUFF

por Gordon Duff – Hay un extraño gesto arrasando en Europa llamado la “Quenelle.” Dieudonné M’bala M’bala, un cómico francés muy popular y activista por la justicia social, es considerado su creador. ¿Qué es?

Haaretz lo llama un “saludo nazi al revés”. Cuando lo veo, se trata de alguien cepillándose las pelusas de la manga.¿Son los sionistas de Europa, el grupo político extremista contra el que las masas se están levantando por considerarlo la “pelusa” que debe ser cepillada lejos? Tal vez ese sea el mensaje tras décadas de odio lanzado contra los alemanes, el adoctrinamiento robótico de los europeos en una historia cuestionable, el auto-odio y la obediencia servil a una élite de “bankster (banquero + gánster)” que es el verdadero corazón del sionismo.Este es el verdadero mensaje de la Quenelle, una postura contra el apartheid en un Israel que, legalmente, nunca tuvo la intención de ser un estado judío, sino más bien una “patria” para los judíos perseguidos durante la guerra. Nunca confunda uno con el otro.

Placa de Honor

La Quenelle es la antítesis del sionismo. Es internacional, inclusivo, no sectario, impregnado no solo de humor, sino de una dedicación a la justicia social que se aleja de la violencia.

Usted ve que los judíos son victimados. Pocos no-judíos lo entienden y aún menos judíos “se dan cuenta” cada día. Los judíos son el forraje de la “mitología del odio”, una industria de mitología prefabricada enraizada en más de 60 años de conflictos y muertes que ahora se cuentan por millones.

read more »

26/12/2013

Sionismo y judaísmo: definiendo la terminología

FIN SIONISMO PAZ

Sionismo y judaísmo: definiendo la terminología

Lo que sigue son las palabras de una conferencia dada por el rabino Yisrael Dovid Weiss en la Asociación Unida para Estudios e Investigaciones (UASR). Estas palabras fueron pronunciadas en una mesa redonda que tuvo lugar el 14 de marzo, por invitación del jefe de redacción  del MEAJ Dr. Ahmed Yousef.

Me corresponde hoy hablar sobre judaísmo y sionismo. Tomando en cuenta las acepciones corrientes en los medios masivos, parecería que sionismo y judaísmo son redundantes. ¿Acaso no se trata de una misma y única cosa?  ¿Es que los judíos no son por definición sionistas? Esto es totalmente falso, como espero demostrarles al final de esta intervención. Pero es una impresión muy difundida, tanto entre judíos mal informados como entre los no judíos.

Corregir un dato histórico en el caso de una falsificación siempre es benéfico, pues como todos sabemos, “el sello del Creador es la verdad”. En el caso del sionismo no se trata solamente de un error al nivel académico. Se trata de un error que ha causado muchas muertes y destrucciones en el pasado, y seguirá produciendo en el futuro sin remedio, (no lo quiera Dios) si se deja sin corregir.

En realidad espero y rezo porque hoy sea el primer paso de un proceso que podrá llevarnos a una solución justa para lo que es la agonía del Oriente Medio, o por lo menos, un alivio al sufrimiento del pueblo.

El triunfo de la falsedad

Empecemos por una simple pregunta. ¿Cómo es que ha triunfado la mentira que iguala al judaísmo con el sionismo? ¿Por qué algo cuya falsedad es tan fácil demostrar, ha logrado capturar las ciudadelas de la opinión pública occidental? Y al final, ¿qué podemos hacer nosotros al respecto?

La historia la escriben invariablemente los que salen victoriosos de sus convulsiones. En el caso del forcejeo sionista-palestino del siglo pasado, este factor coloca inmediatamente al Estado israelí, a sus propagandistas y apologistas internacionales, en posición de timoneros ideológicos.

read more »

31/10/2013

¿Y si reclamamos Tierra Santa? Las impertinencias de la Federación de Comunidades Judías de España

CRISTIANOS ORIENTE

por Manuel Fernández Espinosa – Si, en un caso remoto, nos viniera un romano (digo un romano actual), y les dijera a los segovianos: “El acueducto es mío. Como comunidad romana en España os exijo su devolución”. ¿Qué pensaríamos?. Si uno de nosotros, españoles, fuésemos a México y les dijéramos a nuestros hermanos mexicanos: “En nombre de la comunidad española en México os reclamamos la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe por derecho histórico”. ¿No sería como para que los mexicanos nos mandaran a hacer gárgaras o, llanamente, a tomar por culo?.

Es impensable. De todo punto impesable que un romano actual venga a reclamar el Acueducto de Segovia, por muchos años que lleve residiendo en España y por mucho que España fuese otrora la Hispania romana. E igual podemos decir que es inconcebible que un español (en su sano juicio) reclame a los mexicanos la Basílica de la Bendita Guadalupana, por mucho que México fuese la Nueva España y por muchos años que lleve el gachupín en México, conservando su nacionalidad española.

Sin embargo, hete aquí que vienen unos señores que se hacen llamar “comunidad judía española” y reclaman Santa María la Blanca de Toledo (véase aquí la noticia: “La comunidad judía pide la devolución de la sinagoga mayor de Toledo“). Y no se les cae la cara de vergüenza. Se quedan tan frescos los tíos. Es posible que piensen que somos débiles, que aquí todos seamos tontos, que nos hayan reblandecido con todas sus películas sobre el “holocausto judío” perpetrado por los nazis y que, en virtud de eso, tengan carta blanca para pedir lo que se les antoje. Y, la verdad, en España hay sobrados débiles y bastantes cretinos, pero quiero pensar que todavía quedamos españoles normales que no estamos dispuestos a reír las gracias de quienes quieren abusar de nuestra hospitalidad. Y si no queda ni un español que les conteste, aquí estoy yo que, mientras otros se lo piensan, no voy a dejar la ocasión pasar.

En primer lugar, esta reclamación no es, ni mucho menos, nada nuevo. Estos señores residentes en España siempre han estado dando la lata con la misma tema. Por ejemplo, nada más proclamarse la II República Española aprovecharon para exigir la devolución de este templo católico, tal y como dejó claro una magnífica entrada del blog ÍDOLOS Y SINIESTROS (véase aquí la entrada: “El retorno de los chafardistas“). De aquí entresaco estas líneas cuya procedencia es la hemeroteca y que se remontan al día 12 de Junio de 1931: “El Gran Rabino [de Buenos Aires, en visita a Niceto Alcalá Zamora] no se contentó con promesas en el aire y le pidió a Don Niceto nada más y nada menos que la iglesia de Santa María de Toledo, para convertirla en Sinagoga judía, como lo había sido antiguamente”.Uno se pregunta si estos señores no tienen bastante con haber ocupado Palestina y fundado su propio Estado de Israel. Y la respuesta salta a la vista: no, no se conforman con eso, pues para aquellos que no son unos rematados ignorantes, es de saber que de todos los supremacismos habidos en la historia (el nazi-ario, el anglosajón, etcétera), el único que nunca ha dejado de aspirar al dominio universal sin rubor ni recato alguno es el supremacismo judío.

Los miembros de la así llamada Comunidad Judía Española son señores residentes en España. En España somos muy hospitalarios con todos los extranjeros, pero lo que no vamos a aceptar es que nos reclamen cosas que nos pertenecen. Al menos, los españoles como yo… No sé lo que pensarán los que no dicen esto bien alto y bien claro.

Señores de la Comunidad Judía en España: si los romanos o los españoles nos ponemos a reclamar todo lo que por derecho histórico nos pertenece, no habría una parte del mundo que no fuese romana o española. Y tanto Roma como la Corona Española tendrían sobrados derechos para reclamar Jerusalén.

Fuente: Raigambre

17/10/2013

Casi un millón de judíos acude a funeral de rabino supremacista sefardita

RABINO SUPREMACISTA YOSEF

“Hemos quedado huérfanos”, dice Aryeh Deri, el líder político del partido Shas, dirigido por Ovadiah Yosef, que se lamentaba en la ceremonia del funeral. “No tenemos padre. No tenemos ningún líder”.

Según el Times of Israel, Yosef era un “genio de la Torá, que reunió a miles de personas más a la halajá judía” (leyes)

El presidente israelí, Shimon Peres rindió homenaje personal, diciendo que “fue un gran hombre con una memoria increíble y la sabiduría para compartir sus conocimientos con los demás. Su contribución fue su amor por Israel y resolver problemas que nadie más podía resolver con su sabiduría y la espiritualidad.”

De acuerdo con el nuevo Gran Rabino sefardí Yitzhak Yosef, el hijo del ex jefe recientemente fallecido, no “había nadie como él, y no habrá en el futuro.”

En lo que debería ser la indicación más clara de lo que piensan los judíos de los gentiles, casi un millón de israelíes o el 16% de la población judía de ese país, asistieron al funeral del ex jefe rabino sefardí de Israel, Ovadiah Yosef, quien odiaba abiertamente a los gentiles.

El Times of Israel confirmó que el “funeral es el más grande en la historia de Israel”.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu fue citado diciendo que el gran rabino Yosef fue “una de las autoridades legales judías más importantes de nuestra generación”.

¿Cuáles son las palabras del “genio de la Torá”, este “gran hombre con una memoria increíble” a la que judíos aparentemente miran hacia arriba en busca de orientación?

Toda esta alabanza es para alguien que odiaba abiertamente a los gentiles.

read more »

29/09/2013

El concepto de inhabitación

ALBERTO BUELA

por Alberto Buela * –  Desde que salió editado, allá por 1971, el opúsculo de Nimio de Anquín De las dos inhabitaciones en el hombre, nos llamó la atención el término inhabitación.

Claro está que el filósofo cordobés dio por conocida la palabra y no se ocupó de explicarla. Inhabitatio-onis: morada de Dios por acción del Espíritu Santo en el alma del justo.

Años más tarde leyendo a uno de los grandes teólogos contemporáneos, el dominico español Royo Marín (1913-2005), éste afirmaba que: uno de los temas más santos y sublimes de toda la sagrada teología es la inhabitación del Espíritu Santo en el alma” (1)

Veamos si podemos decir algo más al respecto.

Es sabido que Dios para la teología cristiana es la Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo. Tres personas distintas y una sola naturaleza. La relación de las personas es estudiada bajo el nombre de περιχωησις= perichorésis, en latín circuminsessio y en castellano circuminsesión, lo que quiere decir que la relación del Dios Trino se intensifica por la relación de circularidad entre las personas divinas.

Esta idea de circularidad περι o circum viene de la filosofía griega que la tenía por la expresión de lo perfecto, lo mismo que la idea de relación que en ellos era denominada προς τι pros ti= respecto a algo. La relación depende de otras cosas. Tiene lugar entre dos o más sustancias y, al mismo tiempo, es la menos sustancial de todas las categorías. Un ejemplo clásico de términos relativos son padre respecto de hijo como hijo lo es de padre o alto de bajo y viceversa o izquierda de derecha.

read more »

06/08/2013

Racismo sionista: la entidad sionista “Israel” cierra la puerta a los judíos etíopes

DENUNCIAR A ISRAEL ES ANTISEMITISMO

Israel se proclama un estado para todos los judíos del mundo, a los que pide que emigren a su territorio (ocupado), … excepto si su piel es oscura. De este modo, Israel ha pedido a los judíos etíopes, los falashas, que se queden en su país a partir de ahora.

A partir del próximo 28 de agosto los judíos etíopes, cuya inmigración había sido ya restringida en estos últimos años, serán declarados personas non gratas en Israel.

Después de haberlos traído en vuelos charter a finales de los años ochenta y de haber esterilizado a las mujeres etíopes  a su llegada a los campos de la “Tierra Prometida”, obligándolas, a menudo en contra de su voluntad, a recibir inyecciones con anticonceptivos de larga duración, los judíos etíopes verán ahora impedida su entrada en Israel.

Estas medidas no afectan a los judíos occidentales, que son invitados todavía a hacer su “alya” (emigración a Israel) para “escapar al antisemitismo del resto del mundo” y a reforzar el “estado judío”.

Sin embargo, a los negros (y pobres) se les ha cerrado la puerta.

Muchos judíos etíopes que residen en Israel han podido constatar además el racismo y la discriminación existentes contra ellos durante el tiempo que han pasado allí.

Los 120.000 descendientes de los hijos del rey Salomón y la reina de Saba importados de Etiopía sufren cotidianamente discriminación en el trabajo, en la vivienda y en la educación.

Más del 50% de ellos viven en guettos y en una situación de pobreza frente a la media del 15% del total de la población judía de Israel.

Fuente: Al Manar

09/04/2013

Shlomo Sand: La invención de Israel

El historiador israelí Shlomo Sand expone las bases de su nuevo libro “La invención de la tierra de Israel”

Traducido al español y subtitulado por Jair de Souza

En esta conferencia, el historiador israelí Shlomo Sand expone la esencia de su nuevo libro, La invención de la tierra de Israel, y debate con el público presente las ideas por él desarrolladas en esta obra y en su libro anterior (La invención del pueblo judío).

read more »

24/05/2012

“El Estado de Israel es un fracaso del sionismo, no un éxito”. Entrevista con Sergio Yahni, periodista y activista israelí

por Ignacio Díaz-Roncero – Latitud194 – Sergio Yahni, es periodista y activista antisionista en Israel, además de co-director del Alternative Information Center (AIC) de Jerusalén. En el ámbito académico, se ha dedicado al estudio del desarrollo del movimiento comunista en la Palestina histórica.

Fue promotor de la objeción de conciencia contra el servicio militar en los territorios ocupados de Cisjordania y Gaza y en la Guerra del Líbano, siendo encarcelado tres veces por esos motivos. De origen argentino, su familia emigró a Israel en 1979. Yahni creció en un kibbutz y actualmente vive en Jerusalén occidental. Recibe a Latitud194 en la cafetería lavapiesina La Marabunta, en medio de un viaje que le ha traído por España para impartir varias conferencias en torno al conflicto israelo-palestino, con especial énfasis en la búsqueda de alternativas al actual modelo de Estado moldeado por un sionismo que considera ampliamente fracasado y del que es especialmente crítico.
¿Cuantas veces le han llamado “self-hating jew“?
Eso se escucha más fuera de Israel. El “self-hating jew” viene más bien por parte de judios de fuera de Israel que de dentro. Es una expresión muy diaspórica.
Aún así, ¿se sentiría comodo con esta definición?
Si fuera por definición, preferiria la de “non-jewish jew” del libro de Deutscher. Es todo un problema definir qué es el judaismo, algo no resuelto hasta el dia de hoy por nadie, ni siquiera por el propio judaismo. ¿Qué es ser judio, más alla de la religion?.
Las conferencias que va a realizar estos días tratan del tema de la identidad…
La verdad es que yo me meto menos en el tema de la identidad, en el qué es ser israelí. Prefiero aceptar que israelí es el que vive allí, sin entrar en el tema de quién es judío, que es mucho más complejo. Pero lo que yo qusiera discutir es el tema de la lucha conjunta. Desde los últimos 20 años, desde el 92, se ha venido desarrollando la idea del diálogo en el cual los palestinos tendrían que negar su lucha nacional. De pronto ha habido una emergencia de nuevas alternativas y de lo que vengo a hablar es precisamente de esas emergencias de luchas conjuntas israelo-palestinas, alternativas de trabajo conjunto que no solamente no caen dentro del vaso de la “normalización”, sino que intentan crear un espacio diferente.
Creció en un Kibbutz, en un Estado de Israel que parece radicalmente diferente del actual, marcado por el auge de lo religioso. ¿Es posible definir de qué es ser Israelí, más allá de su definición minimalista de “la persona que vive ahí”?
Hay dos cosas. Una es que no existe una definicion inclusiva de qué es ser israelí. Hay diferentes tipos de israelíes: hay israelíes que son judíos, otros que no son judíos pero tampoco son palestinos (como la generación de los hijos de los trabajadores extranjeros, israelíes pero no judíos, cuyo idioma es el hebreo y que ahora los quieren deportar). Hablo también de israelíes de origen ruso, que tampoco son judíos en un 30%, pero sí israelíes, y su lengua es el hebreo. Hay israelíes etiopes… es toda una amalgama de comunidades con muy poco en común. Entonces, ser israelí acaba siendo estar ahí y no ser palestino. Es una negación más que una definición positiva.
Por otro lado, el Estado de Israel hoy, el estado del apartheid, confesional, es mas que nada un fracaso del sionismo, no su éxito. El objetivo del sionismo era el establecimiento de un estado laico y la laicización del judaismo. Establecer el judaismo no como una religión, sino como una nacion.
Entonces, después de 60 años de Estado de Israel, ¿da al proyecto sionismo por muerto?
El sionismo ha fracasado en dos elementos: generar una identidad colectiva que vaya más allá de la religión y establecer un territorio autónomo con mayoria judía. En el estado de Israel hoy los judíos no son ya mayoría: hay una paridad con los palestinos y no judíos, y hasta quizás haya una pequeña mayoría sólo palestina. Por esta razón emerge el apartheid, como un fracaso del proyecto sionista.
¿Qué debería haber hecho para no fracasar?
El problema es que el sionismo es un movimiento que lleva su fracaso en su propia definición. Esta obligado a fracasar y a decaer porque no existe una definición laica de qué es ser judío, y porque la única posibilidad que tiene el sionismo de no fracasar, entre comillas, sería llevar adelante una continua y permanente limpieza étnica, algo imposible e insostenible. Lo que ocurre hoy es que la limpieza étnica ha llegado a sus límites e Israel tiene que transformarse en un estado de apartheid donde los judíos son la minoría.
Un argumento frecuente, independientemente del debate sobre el sionismo, es que Israel es “la única democracia en Oriente Medio”…
Eso es mas bien una frase de marketing, de “marca país”: intentar crear un marketing de Israel como algo que no es. Me parece que ha tenido tanto éxito como la “marca España”.
¿Es Israel una democracia?
No. El estado de Israel no es un estado democrático. Es una etnocracia donde se van reduciendo las libertades que existen, sobre todo con este último gobierno. Ahora, las libertades eran para la población judía, no para el colectivo palestino ciudadano de Israel y para el colectivo palestino en Cisjordania y Gaza. Ahora lo que se van reduciendo son también las libertades que tenían los judíos en este espacio.
La presidencia de Netanyahu está tomando posturas muy ideologizadas ante una población fragmentada. ¿Goza de un apoyo suficiente?
Los sondeos de opinión le dan una mayoría bastante estable. Esta mayoría en un momento determinado se rompe hacia la derecha. Gran parte de la base social del Likud está más a la derecha que Netanyahu. Por otro lado vemos cómo en los barrios pobres y entre la clase media va surgiendo un movimiento de protesta bastante fuerte. Se ha visto en el extranjero la parte más europeizada de él, pero el movimiento de protesta en los barrios pobres va creciendo. No creo que se pueda romper todavía la hegemonía de la derecha y el Likud (o del centro creado por el laborismo y la derecha), pero sí se van creando grietas en esa hegemonía.
Usted escribió que “el eje del conflicto árabe-israelí define los límites de las identidades políticas dentro de la sociedad israelí”, y que un punto relevante de las protestas del año pasado fue la ruptura de esta inercia. Sin embargo, los manifestantes evitaron toda referencia al conflicto para no romper la unidad. ¿Es posible que ocurra un cambio social autónomo dentro de Israel, o permanece todo ligado irremediablemente al conflicto?.
Existen tres actores para un cambio futuro. Uno son los palestinos y su Movimiento de Liberación Nacional: saber si va a lograr establecer una movilización social suficientemente amplia que rompa la gobernabilidad de Israel. El segundo elemento es el movimiento social internacional. No hablo de la opinión pública internacional, ni la comunidad de naciones, sino los movimientos sociales: hasta qué punto lograrán romper la legitimidad de Israel o mantenerla. En tercer lugar están los movimientos sociales y políticos dentro de Israel. Ninguno de estos factores puede cambiar por sí solo la realidad, sino una combinación de ellos. El Estado está dispuesto a utilizar todos los medios para que el movimiento de liberación nacional no cree una situación de ingobernabilidad. La unica manera de restringir la violencia del Estado y establecer un espacio alternativo es la movilización internacional. Solo se puede romper la impunidad del sistema desde fuera, y entonces es cuando se liberaría la capacidad de la mvoilización interna para hacer sus propuestas.
¿Qué consecuencias tiene la citada autocensura de los “indignados” israelíes respecto al tema de Palestina?
El problema es que las movilizaciones en Israel se crearon sobre un cisma en la sociedad. Existe un ala joven de clase media, de origen occidental, ashkenazi, que no podía continuar reproduciendo su condición de clase media; y otro ala en los barrios pobres y las periferias sociales de Israel. El que se conoció fue el de la avenida Rotschild, que no buscaba salir del consenso nacional israelí: de ahí la autocensura. Se repite aquí una peculiaridad de la clase media israelí, y es que son rebeldes hasta los límites que se les permite, sin salir de eses espacio. Un claro ejemplo son dos de los rostros visibles de este movimiento: una fue financiada por el Ministerio de Exteriores para dar una serie de charlas en Inglaterra, mientras que otra de pronto apareció como diputada del laborismo. Imagino que en cualquier movimiento del tipo “indignado” fuera de Israel, esto hubiera sido polémico.
Lo que no se ha visto fuera es el movimiento de los barrios pobres, que incluye población palestina, beduinos del Negev y más relaciones con lo que pasa en Cisjordania. Esto sí que es un nuevo fenómeno.
¿Tiene visos de continuar en el futuro?
Sí, tiene una base de movilizacion bastante estable. Lo que no sé es hasta qué punto va a poder movilizar masas o no.
¿Podrán los “indignados” israelíes, sean los de los barrios pobres o los de Rotschild, volver a intentar tomar las calles?
Existe la perspectiva, se intentó y la represión fue muy fuerte y va a ser muy fuerte. No hay nigún espacio politico para un movimiento de protesta hoy. La cuestién es si va a ser posible crear un movimiento de protesta en las condiciones actuales. Es mucho más fácil crearlo cuando no te reprimen. Hay una gran diferencia entre lo que pasó el verano pasado y lo de ahora: entonces el tomar la plaza fue bien visto por la policía y la municipalidad de Tel Aviv, sirvió para presentarse como un Estado democrático, para avanzar en la “marca Israel”. Sin embargo, al movimiento pobre se le reprimió mucho más fuertemente, con mucha más gente presa y cargada con multas y fianzas . A mucha gente que salió bajo fianza se le prohibía ir a reuniones, ya no sólo a manifestaciones. Ese movimiento intenta reeditarse, y la represión es mucho mas fuerte.
¿Cuál es su alternativa frente al presente modelo de Estado?
Yo soy miembro de la fundación Tarabot, que es una nueva fundación de izquierda con militantes judíos y árabes. Lo que nosotros habalmos es de “descolonizar” el régimen del Estado de Israel. La cuestión ya no es cuántos estados van a haber en el futuro: hay muchas alternativas, desde los anarquistas que defienden cero al hizb-ut-tahrir con un califato musulmán basado en Jerusalén. El tema no esta en cuántos estados habrán sino cuál es nuestra estrategia para descolonizar, des-sionizar al estado sionista y su transformación en un estado democrático. El número no es la cuestión: muchas veces la gente transforma el número de entidades en la cuestión central. La cuestión es la lógica política del colonialismo sionista.
Además, hay problemas con las propuestas de un Estado y dos Estados. Con la idea de dos Estados, no se responde a la cuestión de los refugiados. Con un estado, queda candente el tema de las colonias. Son dos temas problemáticos si no hablamos del carácter colonial del estado de Israel, que es lo que tiene que ser cambiado.
24/04/2011

Ajustando cuentas con Deborah Lipstadt

por Gilad AtzmonEl sionismo como mutilación del pensamiento.

En un artículo publicado recientemente , la “shoáloga” Deborah Lipstadt intenta restablecer su argumento en contra del revisionismo histórico.

Lipstadt se pronuncia claramente en contra de los negadores del Holocausto, a los que califica además como antisemitas, pero se abstiene de definirnos lo que significa exactamente el negacionismo. También se queda corta cuando se trata de explicarnos qué significa el antisemitismo. Supongo que para Lipstadt son ‘negacionistas’ aquellos que insisten en que nuestro pasado debe ser revisado, analizado y contado desde diferentes puntos de vista. A las personas que creen tal cosa normalmente se los llama revisionistas históricos o simplemente historiadores. Sin embargo, a los revisionistas históricos Lipstadt los percibe claramente como antisemitas. Supongo que para Lipstadt aquellos que se atreven a tocar o jugar con el pasado judío son enemigos.

Según Lipstdat, los ‘negacionistas’ constituyen un movimiento activo que trabaja denodadamente para “distorsionar la historia e inculcar el antisemitismo”. Sin embargo, dista lejos de estar claro cómo alguien puede “distorsionar la historia”, habida cuenta de que la historia no es un conjunto singular de hechos establecidos y dictados exclusivamente por un grupo determinado de personas. La historia es más bien un intento de transformar el pasado en una historia que aspira a constituir una narración lo más completa posible, elaborada a partir de tantos puntos de vista como sea posible y en base a un cuerpo de investigación tan amplio como esté disponible. En ese sentido, la historia es un intento de construir una narrativa. Todo el mundo debería tener derecho a mantener diferentes perspectivas sobre su pasado.

Al parecer, a Lipstdat todo eso no le hace la más mínima gracia. Ella quiere que el capítulo conocido como Holocausto se convierta en un relato meta-histórico impenetrable. No está claro ni para mí ni para un número creciente de académicos, artistas y gente corriente por qué los académicos y las instituciones judías tienen tanto miedo a que se examine y discuta libremente este capítulo concreto de la historia.

Por alguna razón peculiar Lipstadt se considera a sí misma como “académica”, pero la forma como aborda el asunto dista mucho de tener una orientación académica. Su lectura de la era nazi es absolutamente sonrojante. Por ejemplo, dice que “si el mundo se hubiera tomado más en serio el antisemitismo nazi desde el principio del ascenso del Tercer Reich, la tragedia posterior podría haber sido muy diferente”.

Sin embargo, da la impresión de que el mundo sí reaccionó muy seriamente al antisemitismo nazi, pues, básicamente, se atuvo al programa nazi. EEUU y Gran Bretaña cerraron sus puertas a los judíos y abandonaron a su suerte a los refugiados judíos europeos. Ni siquiera los sionistas hicieron gran cosa para salvar a sus hermanos y hermanas europeos. Está claro también que los nazis no habrían tenido éxito en su proyecto de limpieza étnica si no hubieran contado con la ayuda de comunidades y gobiernos europeos e incluso de las instituciones judías. No parece que los nazis fueran “los únicos antisemitas”; simplemente, eran antisemitas sin tapujos.

La ignorancia de Lipstadt no conoce límites. Prosigue: “en los años 1930 y 1940, por supuesto, los observadores ––y las víctimas potenciales–– no podían comprender hasta dónde podía conducir el antisemitismo de Hitler y sus cohortes”. Supongo que la “historiadora” judía [Lipstadt] en realidad ignora que en los años 1930 y principios de 1940 “Hitler y sus cohortes” tampoco sabían hacia dónde se dirigían’. Sabemos que querían una Alemania libre de judíos, algo que es de por sí, en efecto, altamente escandaloso. Sin embargo, [ese objetivo] no es tan diferente del de la gran mayoría de los israelíes, que quieren una Palestina libre de palestinos.

Lipstadt está convencida de que los ‘negacionistas’ están motivados por “odio a los judíos y por deseos de hacerles daño”. Pero la verdad del asunto resulta más bien embarazosa: el revisionismo histórico es un creciente cuerpo de conocimiento. No pretende abordar “la cuestión judía” ni defiende ninguna agenda política, y tampoco postula que se haga daño a los judíos. Sin embargo, el caso es que con demasiada frecuencia nos encontramos con llamamientos institucionales judíos reclamando dañar e incluso destruir a los árabes y musulmanes. En esas circunstancias uno esperaría que Lipstadt fuera coherente y se enfrentara a las inclinaciones genocidas de sus propios hermanos y hermanas. Pero está claro que la integridad no es algo que deba esperarse de una profesora de Estudios Modernos Judíos y Holocáusticos.

Cuando se hace evidente que Lipstadt no tiene nada inteligente que decir sobre este asunto (o quizá sobre ningún asunto), entonces se saca un conejo de la chistera o, mejor dicho, se saca a Ahmadinejad de la peluca. “Durante los últimos cinco años hemos visto cómo una corriente de negación del Holocausto, de antisemitismo abierto y de amenazas contra Israel emanaba de la boca del presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad (…) la negación del Holocausto que hace Ahmadinejad está directamente relacionada con su hostilidad hacia Israel”.

Y aquí es donde pasado, presente y futuro judíos se entrelazan en un sentido colectivo que parece totalmente impermeable a la razón, la ética y la humanidad. Es evidente que quienes se oponen a la barbarie israelí pueden en cierto momento someter a escrutinio la raison d’être del sionismo, es decir, el holocausto. Evidentemente, es natural que aquellos que detestan las mentiras de Israel se paren a examinar todos y cada uno de los relatos israelíes o judíos. La pregunta es: ¿Y qué hay de malo en ello? ¿Por qué los judíos, o al menos algunos judíos, se horrorizan ante la idea de que otros pudieran recelar de algunos aspectos de sus relatos históricos? ¿Por qué es tan difícil para Lipstadt aceptar que Ahmadinejad está en contra de Israel y ponga en cuestión además algunos aspectos del pasado judío?

“En el año 2009”, dice Lipstadt, “después de cuestionar la existencia del Holocausto, [Ahmadinejad] declaró que [el Holocausto] fue una artimaña que emplearon los judíos para conseguir que Occidente apoyara la creación del Estado de Israel”. Una vez más, ¿acaso el argumento expuesto por Ahmadinejad no es una cuestión académica legítima? ¿Acaso el holocausto y la fundación del Estado judío no están ligados inextricablemente?

Pero no se preocupen, no es Ahmadinejad la única persona a la que odia nuestra académica de yeshiva. “El egipcio Gamal Abdel Nasser habló de `la mentira de los seis millones de judíos’ (…) Los portavoces de Hamás también han practicado la negación del Holocausto. Negaciones del Holocausto se pueden encontrar en los periódicos de muchas partes del mundo árabe, incluidos los de Jordania, Egipto y Líbano”.

Incluso Mahmud Abbas era un “negacionista” de acuerdo con esta lumbrera de la Shoá: “cuando era un joven estudiante, [Abbas] escribió una tesis que era puro negacionismo”. Pero, ¿a que no lo adivinan? Abbas no tiene por qué preocuparse: Lipsdat ya lo ha perdonado. Él [Abbas] “posteriormente repudió su punto de vista” y Lipstadt “cree firmemente en su retractación”. Por lo menos Lipstadt es lo suficientemente flexible como para modificar sus puntos de vista “académicos” de modo que se adapten a la actual agenda política israelí.

Supongo que es razonable sostener que Lipstadt continúa luchando por lo que ya es una batalla perdida. Nuestro pasado no es propiedad judía. Cuando leo la diatriba pseudoacadémica de Lipstadt me convenzo aún más de que hay aspectos de la visión sionista de la historia que deben seguir siendo analizados y debatidos, porque la historia no puede ser manipulada o censurada por ninguna variedad de intelectual de yeshiva, pues la ideología de la yeshiva es todo lo contrario al espíritu occidental, al debate intelectual y a la apertura.

Lipstadt afirma: “Hace setenta años la gente tenía motivos fundados para decir: ‘Nunca pudimos imaginar que Hitler hablara en serio’. Hoy ya no podemos permitirnos ese lujo. Como mínimo estamos obligados a tomarnos en serio a Ahmadinejad y a los líderes musulmanes y creadores de opinión que le secundan”.

Aquí parece que Lipstadt está instando a los líderes occidentales a desmantelar Irán y otros países musulmanes en el nombre de la misma historia que ella no les permite revisar o examinar. Creo que en aras de la paz mundial es necesario desenmascarar a gente como Lipstadt y su cohorte.

En su párrafo final Lipstadt parece descubrir qué hay de malo en los revisionistas: “su negación del Holocausto forma parte de su agenda política contemporánea”.

En términos psicológicos a lo anterior se lo suele definir como proyección: Lipstadt proyecta sus propios síntomas sobre los revisionistas históricos. Es evidente que el “evangelismo holocáustico’ de Lipstadt tiene la finalidad de servir a su propia agenda política siocéntrica.

Llegados a este punto, la pregunta que tal vez le interese a usted formular es la siguiente: ¿Durante cuánto tiempo vamos a permitir que la ideología supremacista de la yeshiva determine la visión que tenemos de nuestro pasado? Yo mismo creo que ha llegado la hora de decir NO a la ideología y política judías. La gota ya ha colmado el vaso.

(Traducido para Rebelión por LB)

Fuente: Gillad Atzmon