Posts tagged ‘Fin de los tiempos’

14/07/2017

Sobresocialización

por Esaúl R. Álvarez – “Sugerimos que la sobresocialización está entre las crueldades más serias que los seres humanos se infligen unos a otros“, T. Kaczynski, Manifiesto de Unabomber. La sociedad industrial y su futuro [1], 26.

En los otros momentos el ser está identificado con las modificaciones (de la conciencia)“, Yogasuttras, I, 4.

read more »

Anuncios
24/04/2015

De Geografía Sagrada a Geopolítica

ALEXANDER DUGIN

por Alexander DuginLa Geopolítica como ciencia “intermedia”

Los conceptos geopolíticos se convirtieron en los principales factores de la política moderna desde hace mucho tiempo. Los mismos se basan en los principios generales que permiten analizar fácilmente la situación de cualquier país y región en particular.

La geopolítica en su forma actual es, sin duda, una ciencia mundana, “profana”, secularizada. Pero, tal vez, entre todas las ciencias modernas es la que guarda en sí misma la mayor conexión con la Tradición y las ciencias tradicionales. René Guénon dijo que la química moderna es el resultado de la desacralización de una ciencia tradicional, la alquimia, como la física moderna lo es de la de la magia.

read more »

21/03/2013

Escatología profética y la doctrina tradicional de los ciclos (V)

GEIDAR DZHEMAL

por Geidar Dzhemal – Del libro Daud vs. Jalut (David contra Goliat), Moscú, 2010.

Capítulo 5.- Los que siguen a Allah y los que siguen a satán

De modo, que ante la humanidad de hoy se abren, posiblemente, unos pocos siglos, a lo largo de los cuales debe decidir su propio destino metafísico: unirse a los predecesores del abismo desconocido de otros tiempos y otras manifestaciones ontológicas, irremediablemente desaparecidos, o convertirse en la última humanidad ante la cual se abrirá la perspectiva del Juicio.

Pues es evidente que la misma posibilidad de tal alternativa y del resultado que depende de nuestros esfuerzos y nuestra calidad espiritual constituyen la esencia de esta prueba o examen, el que se nos recuerda continuamente: “¡vuestra vida aquí es tan solo una prueba que deben superar!”Pero la prueba también se puede suspender y, a juzgar por todo, la oportunidad de superarla con éxito es infinitamente pequeña – tan pequeña, que la coincidencia de nosotros con aquellos últimos, con los que la “mala eternidad” se acaba, sería, realmente un milagro.

En este caso excepcional el Juicio Final se convertirá en la fase que cierra el examen, en el que se valorará cada esfuerzo personal dentro de este ciclo, que haya servido para la victoria, la realización de la misión anunciada a la humanidad por Adán. Al presentarnos al Juicio ya nos convertimos en vencedores, incluso los que sean condenados como pecadores, porque en este caso – tanto los justos como los pecadores – de la humanidad virtual nos convertimos en la humanidad adamita real.

read more »

20/03/2013

Escatología profética y la doctrina tradicional de los ciclos (IV)

GEIDAR DZHEMAL

por Geidar Dzhemal – Del libro Daud vs. Jalut (David contra Goliat), Moscú, 2010.

Capítulo 4.- La duración del ciclo y la prohibición coránica de “preguntar por la Hora”

Si Adán es el primer profeta – y del árabe “rasul” (profeta) se traduce como “enviado” – ¿a quién es enviado? Es de suponer que a la humanidad primordial, los hombres de la Edad de Oro, cuyo estado supone el desconocimiento total del Sujeto y la completa ausencia de aquel trágico conocimiento que Adán había adquirido como resultado de desobediencia, “al tropezar con el árbol”. Justamente este específico conocimiento sobre la desobediencia y el arrepentimiento con respecto a Aquel, la partícula de cuyo espíritu de verdad anima al muñeco de barro humano, debe ser transmitido a los hombres que de momento no poseen esa trágica reflexión.

Según la visión metafísica, los hombres de la Edad de Oro viven en absoluta armonía con el medio, sin conocer la enfermedad y el cansancio, contemplando la plenitud de lo que tienen ante sí como realidad sin conocer la duda y los conflictos. En otras palabras, permanecían fuera de la historia – en pura presencia, con la que luego soñaron como el estado superior del espíritu los pensadores de muy distinta orientación. Las reminiscencias de esta imagen, seguramente, tienen su expresión en la visión nietzscheana de la “bestia rubia”. En realidad, la filosofía de Nietzsche fue la culminación de todos los intentos espirituales por curarse del trauma de la profecía, que viene desde fuera y revienta el equilibrio perfecto, propio de los hombres de la Edad de Oro.

De modo que Adán, expulsado del Paraíso (que, según las indicaciones del Corán, no podía estar situado sobre la tierra) desciende hasta una cierta protohumanidad, que permanece en el estado “bestial” de felicidad y equilibrio. Aquellos que aún están preocupados por las imágenes míticas creadas por la ciencia, podrían decir que Adán celestial llega a los cromagnones – envoltorios corporales perfectos, que poseen el oído, la vista, la imaginación e incluso la capacidad de dibujar muy bien en las paredes de las cuevas a la luz de las antorchas, pero que, por desgracia, están desprovistos del dolor espiritual y el ansia de lo “otro”…

read more »

19/03/2013

Escatología profética y la doctrina tradicional de los ciclos (III)

GEIDAR DZHEMAL

por Geidar Dzhemal – Del libro Daud vs. Jalut (David contra Goliat), Moscú, 2010.

Capítulo 3.- Aparición de los profetas: comienzo del drama global

Hace tiempo que los historiadores de las religiones han señalado que en las doctrinas monoteístas el tiempo no transcurre en círculo, sino en línea recta. En este sentido, posiblemente, para la desgracia de las manifestaciones históricas del monoteísmo, la comprensión del tiempo de los judíos, cristianos y musulmanes tuvo mucho en común con la linealidad aristotélica, por lo que el aristotelismo penetró de contrabando en las doctrinas, inspiradas por la Revelación.

Ciertamente, ni el judaísmo, ni el cristianismo, ni el Islam nos dicen nada sobre la cadena de las manifestaciones, ciclos, desaparecidos antes de nuestra humanidad. Existen sordos rumores acerca de los preadamitas, Idumeo, Lilith, que estuvo antes que Eva, pero todos esos rumores tienen su origen en los gnósticos, que están atados a los cabalistas, maniqueos y ¡vete a saber quién demonios más! Así que no vamos a considerar semejantes rumores oscuros.

Lo que no quiere decir en absoluto que la doctrina monoteísta no sabe nada de los ciclos, tiene una visión unitaria del ser que solo se da una vez, y que ha surgido de la nada anterior cuya “duración” se desconoce (aunque dado que en la nada no existe el tiempo, se podría afirmar que nuestro único mundo no tuvo prefacio; pero entonces resulta que toda la duración que es posible en la realidad, – es la duración de nuestro mundo, la que ha tenido lugar hasta ahora. Semejante cuadro recordaría demasiado el pensamiento científico actual para ser verdad).

read more »

18/03/2013

Escatología profética y la doctrina tradicional de los ciclos (II)

GEIDAR DZHEMAL

por Geidar Dzhemal – Del libro Daud vs. Jalut (David contra Goliat), Moscú, 2010.

Capítulo 2.- Las leyes de los ciclos en la metafísica tradicional

Mucho antes de que el genial Lobachevski anulara el quinto postulado de Euclides, los pensadores y los visionarios sabían que en el continuum espacio-temporal el rayo de luz viaja siguiendo una trayectoria curva y las paralelas se cruzan en una lejanía indeterminada. La geometría euclidiana con su frío rigor y belleza es la “filosofía del cielo”, que únicamente puede ser contemplada por los ojos espirituales y comprendida por vía intelectiva, es decir sin estar atada a la experiencia de los sentidos, por las leyes de la razón pura. Naturalmente, en este cielo no hay nada – está vacío, aunque ya no se trata del primer espacio, porque en la primera extensión tampoco es posible la geometría dado que todos los elementos del estado inicial del espacio son idénticos entre sí.

Metafísica, a diferencia de lo que muchos piensan de ella, es concreta y tiene en cuenta el estado real de las cosas. No vivimos en el Empíreo, sino en los bajos ctónicos, donde Euclides “no funciona”.

El que los antiguos conocían la curvatura del rayo, se demuestra perfectamente con la mitología tradicional acerca de la serpiente, que lenta, pero inexorablemente, está estrangulando al universo. Esa curvatura no solo existe como algo dado, sino que además aumenta progresivamente. Aunque, si el rayo no sigue la línea recta, queda claro que su curvatura no puede ser un valor permanente. Curvatura es un estado inestable y los valores permanentes en el mundo de las formas relativas son un absurdo.

El mundo se mueve en espiral que se comprime hacia el centro, y cuando la serpiente aplaste al universo hasta el final, desaparecerán juntos; pero en cuanto la serpiente desaparezca el universo se liberará, volviendo al estado del espacio primordial, ya mencionado antes, en el que los cuerpos y las formas no existen, y el tiempo representa la cuarta dimensión de la extensión.

read more »

17/03/2013

Escatología profética y la doctrina tradicional de los ciclos (I)

GEIDAR DZHEMAL

por Geidar Dzhemal – Del libro Daud vs. Jalut (David contra Goliat), Moscú, 2010.

Preámbulo

La ciencia actual, sobre todo en su parte teórica fundamental, cada vez más busca inspiración en las fuentes no científicas. La fuente más común, con la que trabajan los físicos, resulta ser el folclore sagrado, y no siempre en la versión de las civilizaciones más conocidas. Los actuales Einstein que han agotado su inspiración ahora se inspiran en los cuentos cosmogónicos de los papua o los dogón no menos que en la metafísica hindú, que, por cierto, desde hace mucho y de manera asidua se ha convertido en víctima del plagio por parte de las comunidades científicas de Occidente.

La propia ciencia fundamental representa un iceberg, abierto a la conciencia cotidiana por su cúspide visible, que se describe como el racionalismo, el método experimental, el camino de pruebas y errores que presuntamente lleva a descubrir la “verdad objetiva”. En la escuela a los hombres se les enseña que la ciencia es algo esencialmente opuesto a lo subjetivo, casual, irracional y, por último, a lo filosófico abstracto que solamente se admite en la esfera que no obliga a nada de las disciplinas humanitarias, arte y cultura general.

Pero la ciencia también tiene la parte invisible del iceberg – si nos sumergimos en traje de buzo y echamos un vistazo a la ciencia desde abajo, veremos un cuadro totalmente sorprendente por lo inesperado. La ciencia fundamental se convierte en una doctrina mística sobre el universo pensante, un producto sui géneris de la larga descomposición histórica del neoplatonismo, que ha dado como resultado una especie de contra-metafísica o “teología” laico-pagana, en la que el principal objeto de culto es la independiente del hombre “mente material” o la materia pensante.

read more »