Posts tagged ‘Fascismo’

23/12/2016

Trampas y callejones sin salida del nuevo nacionalismo

ALEXANDER DUGINpor Alexander Dugin – El fracaso fundamental de la versión globalista del liberalismo es ahora evidente. El Brexit, la victoria de Trump, y luego será en otra parte. Pero en su lugar aparece la solución más simple: un retorno al Estado nacional (Etat Nation) y a diversas formas de nacionalismo. Eso significa que regresamos – mutatis mutandis – a principios del siglo XX.

El realismo en el OM (+ mercantilismo y proteccionismo en la economía) está casi garantizado y pronto se convertirá en la ideología del centro político (con un cierto retraso necesario para limpiar a los últimos liberales). Bienvenidos a una nueva era de nacionalismo.

read more »

22/07/2016

El paradigma del fin (I)

ALEXANDER DUGINpor Alexander DuginEl grado final de generalización

El análisis de las civilizaciones y sus relaciones, confrontaciones, desarrollo e interconexiones es un problema tan complejo que se pueden obtener resultados no simplemente diferentes, sino totalmente opuestos dependiendo de la metodología y del nivel de la investigación.

read more »

26/02/2015

¿Por qué el fascismo era (es) incorrecto?

ALEXANDER DUGIN

por Alexander DuginCríticas desde el punto de vista de la Cuarta Teoría Política.

1. Era Moderno y tuvo tratos con el concepto perteneciente a la filosofía de la Ilustración. Esto es absolutamente incorrecto: la modernidad es el mal y la falsedad. Era teoría política moderna. Mucho mejor que otras teorías políticas modernas, pero aún moderna. Esencialmente. En todos sus aspectos no-modernos, anti-modernos y postmodernos no se equivocaba.

2. Era eurocéntrico. Cualquier grupo étnico (el grupo-nosotros) es etnocéntrico. Es bastante normal. Pero ser eurocéntrico en la Europa Moderna es lo mismo que ser antieuropeo, porque la modernidad europea no es europea en absoluto.

read more »

21/02/2015

¿Es la Nueva Derecha una extrema derecha? El pensamiento único “antifascista”

ALAIN DE BENOIST

por Alain de Benoist – Jean-François Revel habló hace tiempo de «devoción» para calificar la opinión sobre una idea sólo en función de su conformidad o de su poder de atracción respecto a una ideología dominante. Podríamos añadir que la devoción representa el grado cero del análisis y de la comprensión. Es precisamente porque la devoción domina, por lo que hoy no se refutan las ideas que se denuncian, sino que basta con declararlas inconvenientes o insoportables. La condena moral exime de un análisis de las hipótesis o de los principios bajo el prisma de lo verdadero o de lo falso. Ya no hay ideas justas o falsas, sino ideas apropiadas, en sintonía con el espíritu de nuestro tiempo, e ideas no conformes denunciadas como intolerables.

read more »

30/12/2014

Contra el mundo posmoderno

ALEXANDER DUGIN
por Alexander DuginEl mal de la unipolaridad

El mundo de hoy es unipolar, con el Occidente globalizado en su centro y con los Estados Unidos como su núcleo.

Este tipo de unipolaridad tiene aspectos geopolíticos e ideológicos. Geopolíticamente supone la dominación estratégica de la Tierra por la hiperpotencia norteamericana, y el esfuerzo de Washington por organizar el equilibrio de poder en el planeta, de tal modo que pueda gobernar el mundo según sus propios intereses nacionales (imperialistas). Esto es negativo porque priva a otros estados y naciones de su soberanía real.

Cuando sólo hay una instancia para decidir quién es bueno y quién es malo, y quién debe ser castigado, entonces lo que tenemos es una especie de dictadura global. Estoy convencido de que esto no es aceptable. Por lo tanto, debemos luchar contra ello. Si alguien nos roba nuestra libertad, tenemos que reaccionar. Y reaccionaremos. El imperio americano debe ser destruido. Y en algún momento será destruido.

read more »

19/12/2014

El Cuarto Estado: historia y significado de la Clase Media

ALEXANDER DUGIN
por Alexander DuginCiencia e ideología: Un problema de método

Ninguna de las palabras que utilizamos en el curso de los debates y análisis políticos y sociales es ideológicamente neutral. Fuera de la ideología tales palabras pierden completamente su significado. Y no es posible determinar nuestras actitudes hacia ellas sin ambigüedad, ya que el contenido de cualquier expresión está moldeado por el contexto y las estructuras semánticas, un tipo de sistema operativo. Cuando vivimos en una sociedad con una ideología obvia, mantenida abiertamente como la ideología dominante, las cosas son lo suficientemente claras.

El significado de las palabras se deriva directamente de la matriz ideológica, que se inculca a través de la crianza, la educación, y la instrucción y el apoyo de los activos aparatos ideológicos del Estado. El Estado forma un lenguaje, define el significado del discurso y establece – por lo general a través de medios represivos, entendidos en sentido amplio – los límites y el contenido moral del conjunto básico de conceptos y términos políticos y sociológicos.

read more »

26/11/2014

Entrevista con Alexander Dugin: “Nueva Rusia es mucho más que Rusia, es el mundo multipolar, es la resistencia contra el Nuevo Orden Mundial”

ALEXANDER DUGIN ENCONTRO NACIONAL EVOLIANO 2014

por Raphael Machado – Esta interesante entrevista tuvo lugar el viernes 12 septiembre de 2014, durante uno de los descansos entre las conferencias del Encuentro Nacional Evoliano celebrado en São Paulo. Hasta entonces no había ningún material en portugués que se ocupara más a fondo de todas las implicaciones ideológicas de la crisis ucraniana, del papel doble y problemático de la actuación del Kremlin y de las perspectivas y posibilidades de futuro relacionadas con este conflicto. La distancia y el control total ejercido por las fuerzas atlantistas en nuestros medios de comunicación no ayudan. Creemos que este es el diálogo más claro y esclarecedor para los brasileños hasta la fecha sobre todas las cuestiones relativas a la Nueva Rusia, un tema que ha generado todo tipo de controversias, discusiones, debates y peleas en los círculos políticos e intelectuales, tanto del sistema como en los ambientes disidentes. Y creemos que no podía ser de otra manera. Como el profesor Alexander Dugin, que está absolutamente implicado e involucrado en estas cuestiones, deja claro, la Nueva Rusia es la línea divisoria, la divisoria de aguas entre “nosotros” y “ellos”, entre los enemigos de la modernidad y los lacayos, conscientes o no, de la modernidad.

read more »

05/09/2014

La Cuarta Teoría Política

JOSE ALSINA CALVES

por José Alsina Calvés – Al hablar o escribir sobre la Cuarta Teoría Política (en adelante CTP) todos pensamos, con razón, en el filósofo y politólogo ruso Alexander Dugin. Pero a pesar de ser este el principal impulsor de la CTP, no debemos verla como la elucubración personal de un solo autor. Muchos de los temas impulsados por Dugin tienen sus antecedentes lejanos en las obras de autores tradicionalistas, como Julius Evola, y, sobretodo, en la Nueva Derecha francesa. La expresión “Cuarta Teoría Política” apareció por primera vez en el libro de Alain de Benoist Contra el liberalismo: la Cuarta Teoría Política.

En el libro de Dugin La Cuarta Teoría Política, traducido recientemente al español y publicado en Ediciones Nueva República, el filósofo ruso insiste en el carácter colectivo de su creación, en que no es un sistema cerrado, sino abierto a las aportaciones posteriores.

En el presente artículo intentaremos describir y explicar, así como valorar, el mencionado libro de Dugin, al que tomaremos como base de nuestro trabajo. A nuestro entender la CTP que Dugin expone se fundamenta en un armazón teórico que consta de cinco elementos fundamentales:

read more »

05/07/2014

“América y la Segunda Guerra Mundial”, de Ezra Pound (versión completa y anotada)

Pound preso

Introducción, traducción y notas a cargo de Manuel Fernández Espinosa –

Un breve bosquejo de Ezra Pound

Ezra Weston Loomis Pound nació el 30 de octubre de 1885 en Hailey, Idaho (EE.UU.) y falleció en Venecia (Italia) el 1 de noviembre de 1972. Su obra poética constituye una de las cimas de la poesía universal, pero además de poeta, fue erudito, músico y crítico. Pertenecería a la llamada “Lost Generation” (Generación Perdida). En esta Generación Perdida figurarían autores norteamericanos como John Dos Passos, William Faulkner, Ernest Hemingway, John Steinbeck o Francis Scott Fitzgerald, pero Ezra Pound mantendría más relaciones con escritores y artistas europeos que con sus compatriotas. Vivió en Londres hasta el término de la Gran Guerra y durante su estancia en Inglaterra entabló amistad con W. B. Yeats y con el poeta T. S. Elliot, también norteamericano y afincado en Inglaterra. En 1920 se trasladó a París donde entró en contacto con el dadaísmo y el surrealismo: Tristán Tzara, Marcel Duchamp. Cuatro años después se estableció en Italia, en donde se convertiría en un admirador de Benito Mussolini. Poco antes de estallar la Segunda Guerra Mundial Pound regresó a Estados Unidos, pero retornó a Italia por motivos ideológicos y desempeñó tareas propagandistas a favor de las potencias del Eje. Con la derrota de Italia, Pound fue detenido y puesto en manos de las autoridades norteamericanas, siendo juzgado en EEUU bajo el cargo de traición. Se le declaró loco y fue de esta forma como escapó a una más que probable pena de muerte. Se le internó en el frenopático de St. Elizabeth, donde permaneció durante doce años (1946–1958), trabajando incansablemente en su obra. En 1958, cuando se le concedió la salida, regresó a Venecia donde murió el 1 de noviembre de 1972.

read more »

14/06/2014

Entrevista con Alexander Dugin: Un largo camino

ALEXANDER DUGIN

por Guilherme Celestino – El público en general no la conoce, ¿podría usted hablar un poco acerca de su carrera intelectual en Rusia?

Alexander Dugin – Sinceramente, es un largo camino. En primer lugar, en mi juventud me sentí profundamente inspirado por el tradicionalismo de René Guénon y Julius Evola. Esa fue mi definitiva elección de bando, junto a la tradición sagrada contra el mundo moderno (y posmoderno). Esta elección y todas sus consecuencias todavía siguen aquí en el presente. Me posiciono firmemente por los valores espirituales y religiosos contra la cultura pervertida, materialista y decadente actual. El tradicionalismo fue y sigue siendo fundamental como enfoque filosófico de todos mis desarrollos posteriores.

read more »

20/04/2014

El proyecto de un mundo nuevo

JAVIER RUIZ PORTELLA

por Javier Ruiz PortellaSin Proyecto no se va a ningún sitio. Pero sólo hay —hoy por hoy— tres Proyectos: liberal-capitalismo, socialismo y fascismo. Nombrar a este último es nombrar la bicha: ésa que nos estremece con un miedo atávico. Pero ¿y si el fascismo tuviera dos rostros? ¿Y si hubiera algo rescatable y hasta notable en él (en el italiano, no en su aliado en la guerra)? También, es cierto, los otros dos Proyectos tienen algún punto rescatable y que aquí (aunque de pasada: no son ellos el tema) se rescata.

“Nos hallamos en la encrucijada entre dos épocas, cuya importancia corresponde, más o menos, al paso de la edad de piedra a la edad de los metales”. Ernst Jünger.

read more »

17/02/2014

Marx y Gentile: idealismo es revolución

FUSARO DIEGO IDEALISMO E PRASSI

por Valerio Benedetti – El mundo no tenemos que aceptarlo necesariamente tal y como es. El hombre siempre tiene la posibilidad, gracias a su voluntad creadora, de transformarlo. Es este, en sustancia, el mensaje que nos viene de la tradición filosófica del idealismo. Y es siempre este el hilo conductor a lo largo del cual se desenvuelve el interesante volumen de Diego Fusaro, Idealismo e prasssi: Fichte, Marx e Gentile (Il melangolo, pp. 414, € 35), aparecido hace algunos meses en las librerías italianas.

El autor, joven filósofo turinés e investigador en la Universidad San Raffaele de Milán, es, entre otras cosas, el fundador de filosófico.net, el sitio de Internet en el que, se quiera o no, han recalado casi todos los estudiantes de filosofía.

read more »

12/01/2014

El tiempo de los sargentos y de los poetas. Gabriele D’Annunzio y los orígenes del fascismo

GABRIELE D'ANNUNZIO

por Adriano Erriguel – Hoy es difícil admitirlo, pero en sus inicios el fascismo italiano no hacía presagiar el rumbo funesto que terminaría tomando para la historia de Europa.

Surgido del caos como una oleada de juventud, el fascismo pertenecía a una época revolucionaria en la que, ante los viejos problemas, se vislumbraban nuevas soluciones. En su momento fundacional el fascismo italiano se presentaba como una actitud más que como una ideología, como una estética más que como una doctrina, como una ética más que como un dogma. Y fue el poeta, soldado y condottiero Gabriele D´Annunzio quien esbozó, de la manera más rotunda, ese fascismo posible que nunca pudo ser, y que terminó dando paso a un fascismo real que malogró sus promesas iniciales para embridarse, de la forma más obtusa, hacia el abismo.

Poeta laureado y héroe de guerra, exhibicionista y demagogo, megalómano e histrión, nacionalista y cosmopolita, místico y amoral, asceta y hedonista, drogadicto y erotómano, revolucionario y reaccionario, talento del eclecticismo, del reciclaje y del pastiche, genio precursor de la puesta en escena y de las relaciones públicas: D´Annunzio fue un postmoderno avant la lettre cuyas obsesiones se nos antojan asombrosamente contemporáneas. El incendio que contribuyó a provocar tardaría en extinguirse, pero después nada volvería a ser lo mismo. ¿Por qué rememorar, hoy en día, a este maldito?
Tal vez porque en una atmósfera monocorde de corrección política, de transgresiones amaestradas y de pensamiento desnatado figuras como la suya funcionan como contramodelo, y nos recuerdan que, después de todo, la imaginación, sí, puede llegar al poder.

Años incendiarios

Hubo una época de vitalidad incontenible que, sobrecargada de tensiones e ideas de alto voltaje, precisó de una guerra mundial para ventilar sus contradicciones. Los pocos años que median entre 1900 y 1914 conocieron un extraordinario incendio en el arte y en la literatura, en el pensamiento y en la ideología, que pronto se propagó a todo el mundo. Uno de los epicentros de ese incendio fue Italia – más en concreto el eje entre Florencia y Milán –, lugar donde prendió “el sueño de un futuro radiante que surgiría tras haber purificado el pasado y el presente por el hierro y por el fuego”.(1)

read more »

02/01/2014

Contribución a la teoría actual de la protesta radical

GEIDAR DZHEMAL

por Geidar Dzhemal – 30-12-2013 –  Geidar Dzhemal toma como punto de partida para su reflexión las tesis de A. Dugin acerca de la ”hegemonía” y la “contrahegemonía”.

El momento clave a la hora de analizar el liberalismo global para A. Dugin es la “libertad frente a…” Según él, este principio (el concepto de “liberty” – N. del T.) como una apisonadora pasa por encima de las comunidades e identidades que representan una manifestación del “totalitarismo”. En cuanto este “totalitarismo” es detectado, se queda sin argumentos frente a la “libertad”. Los últimos baluartes del “fascismo” que caerán, serán la “falta de libertad” frente al género fijo y la “falta de libertad” frente al estatus del ser humano…

Aquí es importante comprender una cosa: “libertad” (de la que habla Mill y cualquier pensador liberal) ¡no es una categoría metafísica! Se trata de una categoría social, más exactamente de un instrumento social que sirve para desmontar los núcleos de infidelidad frente a la sociedad, presentados como “fascismo/totalitarismo”. El nacional-patriotismo o, pongamos el “machismo”, o el racismo etc. no son más que sombras, reliquias, substitutos de lo “metafísico” (en el sentido de supraindividual), que por inercia aún siguen incorporados en la sociedad actual, y como tales se le oponen, le estorban. Todas estas lealtades hacia distintas identidades colectivas representan fragmentos de la “sociedad política”, definitivamente derrotada en 1945 (no se trata de la derrota del Reich, sino de algo más serio). Estas lealtades impiden al individuo ser definitiva y totalmente absorbido por la Sociedad Contemporánea Global ¡que sobre todo no es política!

¿Y cómo es? La Sociedad Contemporánea Global es el “Todo” autosuficiente, en la que el Ser desaparece, encarnado en la cosa social. El “CIELO” y la “TIERRA” metafísicos se convierten en tan solo dos aspectos derivados dentro de la “infinita” sociedad. Lo último que le queda por comerse es el hombre y es lo que está ocurriendo.

A diferencia de la Sociedad Contemporánea Global, la “sociedad política” del pasado ejercía como intermediario dentro del triángulo “cielo-tierra-hombre”, y en aquella sociedad el Ser, claro está, no podía ser social, sino que era antropológico, encarnado en el “faraón/césar”. Sin embargo, tanto en su calidad anterior antropológica, como en su calidad social actual el Ser (su proyección dentro del “espejo” de nuestro mundo) representa el poder en sí mismo, en su estado puro, sin diluir. El “Ser” en su definición ontológica platónica y el “Poder” son sinónimos.

read more »

10/11/2013

La Cuarta teoria política: ¿ser o no ser?

ALEXANDER DUGIN

por Alexander Dugin – Hoy en el mundo domina la impresión de que la política ha terminado – al menos la que nosotros conocemos. El liberalismo entabló un combate tenaz contra sus enemigos politicos que proponian recetas alternativas – el conservadurismo, la monarquía, el tradicionalismo, el fascismo, el socialismo, el comunismo – para finalmente vencer a todos a finales del siglo XX. Habría sido lógico suponer que la política se  convertiria en liberal y que todos los adversarios del liberalismo en la periferia comenzarian a repensar sus estrategias y a construir un nuevo frente: la periferia contra el centro, según la teoria de Alain de Benoist. Pero, al comienzo del siglo XXI, todo siguió un camino diferente.

El liberalismo, que siempre ha buscado la minimización de la política, decidió, después de su victoria, eliminar por completo la política. Probablemente para no permitir la formación de una alternativa política y hacer eterno su reino o simplemente debido al agotamiento de la agenda política debido a la ausencia de enemigos, que, según Carl Schmitt, son necesarios para la formación de una posición política. En cualquier caso, el liberalismo ha conducido a un repliegue en la política. Así, el liberalismo se ha transformado, pasando desde el nivel de las ideas, de los programas políticos y de las declaraciones, pasando al nivel de las cosas e ingresó en el meollo de la realidad social,  convertida en liberal, no desde un punto de vista político, sino de una manera cotidiana, “natural”.

Después de ese punto de inflexión en la historia, todas las ideologías políticas que habían combatido ferozmente entre sí a través de los siglos han perdido su actualidad. El conservadurismo, el fascismo y el comunismo, así como sus variedades marginales, han fracasado, mientras que el liberalismo, triunfante, se convirtió en la vida cotidiana, en el consumismo, el individualismo, en el estilo posmodernista de ser sub-político y fragmentado. La política se convirtió en biopolítica y pasó del nivel individual al nivel sub-individual. Por lo tanto, parecen haber dejado la escena no solamente las ideologias derrotadas, sino también la política como tal, incluyendo la política liberal. Precisamente por esta razón es tan dificil la formación de una alternativa. Los oponentes del liberalismo se encuentran en una situación difícil: el enemigo triunfante se ha evaporado, desapareció;  luchan contra el vacío. ¿Cómo hacer política cuando no existe Política?

Sólo hay una solución: rechazar las teorías políticas clásicas, tanto las derrotadas como las triunfantes, demostrar imaginación, comprender las realidades del nuevo mundo global, descifrar correctamente los desafíos del mundo postmoderno y crear algo nuevo, más allá de las batallas políticas de los siglos XIX y XX. Este enfoque es una invitación a desarrollar una Cuarta Teoría Política más allá del comunismo, del fascismo y del liberalismo.

read more »