Posts tagged ‘ETA’

12/11/2014

OTROSI 4. Breve antología de desahogos colgados en FB en estos tiempos de crispación y desasosiego

por Fernando Márquez “El Zurdo” – (La cual dedico a Gigi L’Eurasiático, exiliado de FB por indigestión de estupendeces).

La geopolítica es el test definitivo para chequear “izquierdas”.

Siempre me ha llamado la atención que en los comienzos de ETA asumiesen como homólogas no sólo las guerrillas típicas de la época (argelina, vietnamita, cubana, etc) sino también el IRGUN israelí, que no puede considerarse precisamente “de liberación nacional”. También es curioso que todas las escisiones del mundillo abertzale que primaban más lo “social” a lo “nacional” fuesen de signo troskizante (¿el troskoatlantismo, que diría un francés de la postguerra cuando los troskos del país de Astérix, sin cortarse un pelo, exigieron el ingreso de Francia en la OTAN?). Y no puedo olvidar el calificativo de “socialdemócratas” usado contra ETA por los libertarios Comandos Autónomos (el único grupo activista vasco que atacó de manera sistemática al PSOE, frente al peculiar “blindaje” que pareció disfrutar el partido del GAL respecto de ETA -o, cuando no era así, las retorcidas razones para que atentasen, caso de la “providencial” muerte del peón Isaías Carrasco, que les permitió robar votos antiterroristas del PP y continuar la negociación zapateril-).

read more »

06/11/2014

¿Dinamitó la CIA la posibilidad de que España entrara en el “club de los poderosos” asesinando a Carrero Blanco?

CRISTINA SANCHEZ

por Cristina Sánchez – ¿Tienen algo que ver la soberanía nacional de España, el asesinato de Carrero Blanco por la CIA y la energía atómica? Pues eso parece. Con Carrero Blanco saltó por los aires toda posibilidad de que España tuviera un peso específico en el tablero de la política internacional y la geo-estrategia. Es obvio decir que por eso murió. Con su muerte, los norteamericanos evitaban la posibilidad de que España “contara”, y se sumaban un lacayo más a la larga lista de países que atesoran en servidumbre.

No estamos aquí cuestionando la bondad o maldad intrínseca de la energía atómica. Es manifiesto, que a nadie le gusta acostarse con la bomba atómica. Psicópatas aparte. Me gustaría evitar el rasgue de vestiduras general de foros socialdemócratas, pacifistas, colectivos varios, femens y compañía, etcétera, etcétera… hablamos de soberanía, hablamos de poder tomar nuestras propias decisiones en materia de Economía, Cultura, Defensa, Agricultura… en todo. Porque eso es lo que supone tener voz y voto en el mapa político internacional. Y ese fue el juego que España perdió en los últimos años de la dictadura franquista.

read more »

03/07/2014

Con Pablo llegó el escándalo al Ritz. El revuelo por señalar «las explicaciones políticas de ETA»

ESTA VERDAD ES SOLO UNA PARTE DE LA MENTIRA

por Pepe López – No vamos a entrar en dilucidar las motivaciones reales del señor Pablo Iglesias, ni entraremos ahora en valorar su figura ni vamos a opinar sobre el movimiento que encabeza.

Desde el 25 de mayo los medios de manipulación de masas y las redes internáuticas andan afectados por una -permítanme la expresión- «pablemitis» aguda (aparentemente a favor o furibun­damente en contra) que revela cómo un mismo fenómeno que, en el primer momento, sorprendió a todos, inmediatamente des­pués casi todos han tratado de utilizarlo: los unos yendo a rebufo de la novedad apareciendo como «compañeros de Pablo toda la vida»; los otros constituyéndose como «centinelas del Mundo Li­bre» y tocando a rebato al grito «¡Que vienen los bolivarianos!».
«Hoy no nos toca eso»

read more »

17/05/2014

Ante la irrupción de “Ibil”, una “ETA auténtica”: ¿hay “terroristas buenos”?

FRUTOS DE LOS COBARDES GUDARIS

por Fernando José Vaquero Oroquieta – El pasado martes 6 de mayo, “Diario de Navarra” desveló que Fermín Sánchez Agurruza, posible codirigente de “Ibil”,  una facción radical expulsada por la Izquierda Abertzale y contraria al supuesto “proceso de paz”, se encontraría en paradero desconocido. Y el ocurrente “Navarra Confidencial” (NC), al día siguiente, remarcaba, irónicamente, su perfil: «terrorista, político de HB y profesor del Modelo D»; un patrón inquietante que desvelara la Guardia Civil en su momento y que generó no poco escándalo entre los espíritus bienpensantes y buenistas que tanto abundan por estos andurriales. Y no les falta razón a nuestros amigos de NC: con la mirada a largo es totalmente pertinente señalar que semejante tipología docente disfruta de las mejores condiciones para –si se lo propone- distorsionar la “normalidad educativa”, influyendo en nuevas camadas de activistas, como poco, mediante su adoctrinamiento y tal vez, en su salto a la “kale borroka”. Ejemplos, hay, Y muchos.

read more »

28/11/2013

Un ex-magistrado de Estrasburgo revela que la sentencia de Parot no era de obligado cumplimiento

NO A LA MONARQUIA PARTITOCRATICA

A continuación reproducimos el artículo de Luis del Pino, publicado en su blog, sobre su entrevista a D. Javier Borrego, ex-magistrado del Tribunal de Estrasburgo. En ella revela que el Gobierno no estaba obligado a ejecutar la sentencia de Estrasburgo, que el fallo sólo afectaba a la etarra Inés del Río y, por ende, no extensible al resto de terroristas y violadores y que el propio Tribunal se contradice porque en su jurisprudencia sí admite la retroactividad. 

Hemos entrevistado en Sin Complejos a Javier Borrego, ex-magistrado del Tribunal de Estrasburgo. Ha sido una entrevista explosiva. Por resumir sus palabras, nos ha dicho:

1) Que no había ninguna obligación de soltar en 24h a la etarra Inés del Río, tras la sentencia de Estrasburgo.

2) Que los estados son soberanos para ver cómo (y cuándo) ejecutan las sentencias de Estrasburgo

3) Que la de la doctrina Parot es la primera sentencia de Estrasburgo que se cumple en menos de 24 horas.

4) Que la sentencia de Estrasburgo afectaba solo a la etarra Inés del Río, y que no había ninguna obligación de extenderla automáticamente al resto de etarras y violadores excarcelados.

5) Que la sentencia de Estrasburgo contradice la doctrina anterior del mismo tribunal (que sí que permite retroactividad en la variación del cómputo de beneficios penitenciarios). [Nota mía: esto último apuntaría a que desde España se ha hecho todo lo posible para que el Tribunal de Estrasburgo se pronunciara contra la doctrina Parot].

read more »

28/11/2013

El gran fraude de Estrasburgo

ERNESTO MILÁ

por Ernesto Milá – Strasburgo hace dos semanas dio a Mariano Rajoy la que probablemente ha sido su única satisfacción en 2013. Vale la pena hacer la génesis de todo este problema y recordar algunos de los puntos esenciales del acontecimiento en los que Rajoy no queda, desde luego muy bien parado. Digamos, en principio, que desde que se inició este reiterativo tema del “proceso de paz” las cosas son incomprensibles para la opinión pública. Veamos algunos de los misterios acumulados hasta ahora:

1) ¿Cómo era posible que desde 2002 las detenciones de miembros de ETA se hicieran habituales en células que incluso no habían entrado en acción y estaban todavía en proceso de formación?

2) ¿Cómo era posible que las detenciones solamente afectaban a un sector de ETA, el de los oponentes a “Josu Ternera” y, de paso, cómo era posible que, desde 2002 (cuando abandonó su puesto de diputado autonómico y volvió a entrar en la clandestinidad), el único miembro de la dirección de ETA que no había sido detenido era, precisamente, “Josu Ternera?

3) ¿Qué elemento dio al malhadado presidente José Luis Rodríguez Zapatero la seguridad casi teológica de que el “proceso de paz” llegaría a buen puerto? ¿En qué se basaba para arrojarse a tumba abierta a un proceso con el que quería pasar a la historia como “el pacificador”? ¿Simplemente en su “optimismo antropológico, o es que disponía de datos que no se hicieron públicos?

4) ¿Por qué el proceso de paz de interrumpió tras el atentado a la T-4 en el aeropuerto de Madrid y no se interrumpió cuando se detectaron movimientos de militantes de ETA, robos de armas, etc.? ¿Fue solamente por los dos muertos accidentales?

read more »

09/11/2013

Injusticia y terrorismo

JUAN MANUEL DE PRADA

por Juan Manuel de Prada – Escribía Castellani: «Los que tienen deber de luchar por la justicia son los jueces y los gobernantes. Desgraciadamente, la época moderna ha transformado a los jueces en máquinas y a los gobernantes en economistas». Reclaman las víctimas del terrorismo justicia; pero, ¿quién podrá dársela? Sospecho que nadie; y esa injusticia no reparada no hará sino abundar la iniquidad, lo que a la larga terminará destruyendo nuestra convivencia. Una injusticia no reparada es un veneno inyectado en la sangre del cuerpo social que acaba llegando a su corazón, gangrenándolo o endureciéndolo sin remedio.

La cruda realidad es que la injusticia infligida a las víctimas no puede ser reparada, por la sencilla razón de que nuestro orden político y jurídico no la reconoce en su naturaleza más profunda; la doctrina Parot, en el fondo, no fue sino el aspaviento vergonzante con el que se trató de maquillar esa cruda realidad (e inevitablemente fue un dislate jurídico, pues una injusticia no reparada sólo se puede tapar con otra injusticia). Pero no quiero hablar aquí de la doctrina Parot, sino de la razón por la que la injusticia infligida a las víctimas no puede ser reparada en las presentes circunstancias. En la antigua Roma existía un crimen contra la patria, llamado perduellio, que era el más grave de todos, después del sacrilegio; bajo tal crimen, que hoy denominaríamos «alta traición», se comprendían todas las maquinaciones y deslealtades contra la patria, todo intento de dañar o destruir la comunidad política. Y los romanos tenían razón en considerar este delito el más grave de todos, pues si es punible infligirle un daño al prójimo, ¿cómo no ha de serlo infligírselo a la comunidad? Este crimen gravísimo del perduellio fue retirado de los códigos y aun de la conciencia colectiva en la fase democrática de la historia, que no sólo dejó de considerarlo punible, sino que lo reputó plenamente legítimo, siempre que no se acompañase de métodos violentos. Esta perversión filosófica y moral, según la cual todas las ideas pueden ser defendidas –incluso las que atentan contra la supervivencia de la comunidad política–, siempre que se defiendan «por vías democráticas», hace inviable cualquier convivencia; y es una aberración jurídica que imposibilita la reparación de la injusticia. Mientras la idea que impulsa al terrorismo etarra no sea considerada en sí misma criminal –y criminal en grado máximo, como hacían los romanos–, el castigo que reciban los asesinatos y violencias terroristas será siempre insuficiente e injusto, porque será siempre un castigo atenuado por la creencia de que la idea que motivó ese crimen es legítima. La cruda realidad es que el terrorista, a los ojos del orden inicuo que no castiga el perduellio, es como el señor que, por proteger a una mujer que está siendo violada, mata a su violador: lo que mueve a ambos al homicidio es un impulso que la ley protege; y por lo tanto tal homicidio ha de ser castigado necesariamente de manera benévola.

read more »

01/11/2013

ETA, proyecto de Estado

JOSE JAVIER ESPARZA

por José Javier EsparzaSi Rajoy ha seguido el proyecto de Zapatero, es porque la cesión ante ETA no era el capricho ocasional de un demente, sino una política de Estado en el sentido completo del término, que compromete a todas las instituciones de la nación.

Si el Gobierno Rajoy se ha apresurado a ejecutar sin la menor protesta la sentencia de Estrasburgo sobre la doctrina Parot, es porque deseaba aplicarla.

Si el Gobierno Rajoy deseaba aplicar esa sentencia, es porque deseaba beneficiar muy directamente a la vieja guardia de ETA, la de Josu Ternera y los grandes asesinos de los años de plomo.

Si el Gobierno Rajoy deseaba beneficiar a la vieja guardia de ETA, es porque ha seguido a pies juntillas el plan trazado en su momento por Zapatero: cese de la violencia a cambio de réditos políticos y penales.

Si Rajoy ha seguido el proyecto de Zapatero, es porque la cesión ante ETA no era el capricho ocasional de un demente, sino una política de Estado en el sentido completo del término, que compromete a todas las instituciones de la nación.

Si todo el proyecto de Estado que la España actual es capaz de alumbrar respecto a ETA consiste en facilitar a la banda por vía política lo que no pudo conseguir por vía criminal, es porque el Estado contempla positivamente la perspectiva de que una fuerza política rabiosamente independentista, potencialmente violenta y edificada sobre el odio a España y al sistema democrático se haga con el poder, y porque al Estado eso le parece bien mientras no haya sangre en la calle.

Si todo esto es así, es porque el Estado ha olvidado –o ha querido olvidar- que ETA no mataba por gusto de la sangre ajena, sino porque ese era su instrumento para obtener unos fines que no podía obtener por vía pacífica: la ruptura de la nación española.

read more »

01/11/2013

GAL, Faisán, Método 3. Desde los GAL, sangre, mentiras y espías en las cloacas del Poder

PASCUAL TAMBURRI

por Pascual TamburriLos episodios más sucios de política, terrorismo y corrupción, quedan ocultos. Desde los GAL a la sentencia de Estrasburgo, está claro que los servicios discretos del Estado no son de fiar.

En el comienzo de curso político dos libros de revelaciones han marcado algunas agendas. Eran esperadas las memorias profesionales y judiciales del comisario José Amedo, Cal Viva, y han causado más escándalo del previsto; no tan esperadas pero igualmente sorprendentes, más por lo político que por lo penal, han sido las del detective Francisco Marco, El Método. Con las dos La Esfera de los Libros se apunta un tanto editorial, periodístico y a la vez político. Porque coinciden en el mismo mes en el que se ha tapado judicialmente la dimensión política del caso Faisán –donde han pagado policías por responsables-, en el que se ha sacado de la cárcel al asesino Troitiño y en el que el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo saca a la calle a Inés del Río y, si el Estado no lo impide, sacará a muchos otros.

José Amedo fue un policía profesional, y dedicó su vida, como se le entrenó, a informar y actuar sobre ETA. Amedo lideró una de las ramas de esa realidad tan compleja que fueron, si es que fueron, los GAL; actuó por órdenes de sus superiores y viendo que otros actuaban, conectados o no a su grupo. Los atentados de los GAL fueron, si se quiere, ilegales, pero respondieron eficazmente a la amenaza etarra; además, en aquel momento, respondieron a los intereses políticos de los que ordenaron y pagaron su creación.

Amedo, y no sólo, creyó que sería políticamente respaldado, sin darse cuenta de que para muchos, empezando por el inefable Baltasar Garzón, el poder, el éxito y la propaganda estaban muy por encima del servicio a España y al Estado. Amedo pagó la culpa de sus actos, y sobre todo del silencio de otros, en la cárcel. Ahora, justo cuando el Estado parece girar de nuevo y los etarras celebran por las calles la que consideran una victoria, es muy ilustrativo leer a Amedo y  ver cómo se contó la parte de los GAL que él llegó a conocer. Y percibir qué partes de los GAL no le enseñaron pero necesariamente tenían que existir, si es que dejaron de existir. Además de muchas conclusiones prácticas, uno se queda gracias a Amedo con la idea clara de que ni los políticos profesionales son de fiar en la lucha contra el terrorismo, ni ETA ha dejado de existir en absoluto.

read more »