Posts tagged ‘Cultura’

31/07/2017

Tecnología y Plutonías

por Esaúl R. Álvarez – “El Tantra madre (Magyü) dice: si uno no está consciente en la visión, es poco probable que pueda estar consciente en la conducta; si uno no está consciente en la conducta, es poco probable que pueda estar consciente en el sueño; y si uno no está consciente en el sueño es poco probable que pueda estar consciente en el bardo después de la muerte“. Tenzin Wangyal Rínpoche, El yoga de los sueños.

read more »

29/02/2016

La doctrina de las tres liberaciones

CARLO TERRACCIANOpor Carlo TerraccianoLibertà va cercando ch’è sì cara, Come sa chi per Lei vita rifiuta. Dante Alighieri (A la libertad la busca aquel que la aprecia, como sabe quien por ella la vida rechaza).

Introducción

La libertad es parte misma de la esencia y de la existencia tanto de un hombre como de un pueblo, de cada Hombre y de cada Pueblo como tal.

read more »

02/09/2015

Soberanía financiera como requisito previo para la soberanía política y la regeneración cultural

KERRY BOLTONpor Kerry Bolton* – A menos que un Estado-nación tenga el control sobre su propio sistema bancario y financiero, hablar de soberanía nacional, tanto por parte de algún movimiento como por el gobierno, es algo vacío. Aunque el sector bancario hoy es algo evitado por muchos movimientos y pensadores como si se tratase de un tema fuera del dominio de preocupaciones, tanto por la izquierda como por la derecha. De hecho, la izquierda rara vez toca el asunto y sigue negándose a hacerlo, contentándose con lemas banales sobre los impuestos y la nacionalización de propiedades.

read more »

22/07/2015

Cuando las naciones mueren

DENES MARTOS

por Denes MartosLa descomposición de todo gobierno comienza por la decadencia de los principios sobre los cuales fue fundado, Montesquieu. Los EE.UU. son la única nación que milagrosamente ha conseguido ir directamente de la barbarie a la decadencia sin pasar por la etapa de la civilización, Georges Clemenceau. El dinero piensa;  el dinero dirige: tal es el estado de las culturas decadentes, Oswald Spengler.

read more »

25/05/2015

El sentido profundo de la identidad

ALBERTO BUELA

por Alberto Buela* – Una agradable coincidencia se produjo en estos días cuando luego de haber participado en México de un congreso sobre las identidades recibimos una de las mejores y más actualizadas revistas de pensamiento como la francesa Krisis que trata el tema de la identidad.

Esto nos mueve a volver escribir o reescribir aquello que venimos sosteniendo desde hace años para que, no ya en el ámbito reducido de un congreso sino en el mega ámbito de Internet, lo pongamos al conocimiento de muchos.

En realidad la pregunta por la identidad tiene que ser más bien la pregunta por las identidades. Así, si del mundo no hay una sola versión y visión sino varias según las ecúmenes culturales que lo constituyen, es lógico que estemos obligados a preguntarnos por las identidades y no por la identidad.

read more »

21/05/2015

Brechas hacia otro mundo. Alain de Benoist y los años decisivos

por Rodrigo AgullóExtracto de la colaboración de Rodrigo Agulló incluido en el libro «ALAIN DE BENOIST. ELOGIO DE LA DISIDENCIA», publicado por Ediciones FIDES, un libro colectivo que recorre los principales hitos de la «Nouvelle Droite» en España e Hispanoamérica. En nuestra vecina Francia ya están preparando una edición similar. El propio Alain de Benoist ha dicho: «Un magnífico trabajo. Estoy realmente impresionado». Un canto a las nuevas convergencias ideológicas entre las identidades de las nuevas derechas e izquierdas que sobreviven a la Modernidad.

Fenómeno político novedoso: el voto obrero en Europa abandona a los partidos de izquierda y se refugia en los partidos llamados “populistas”.

read more »

03/03/2015

Imperialismo cultural

JAMES PETRAS
por James Petras – El imperialismo cultural norteamericano tiene dos objetivos principales, uno de carácter económico y otro político: capturar mercados para sus mercancías culturales, y capturar y conformar la conciencia popular. La exportación de mercancías culturales es una de las fuentes más importantes de acumulación de capital y de beneficios mundiales para el capitalismo norteamericano y ha desplazado a las exportaciones de bienes manufacturados. En la esfera política, el imperialismo cultural desempeña un papel importantísimo en el proceso de disociar a la población de sus raíces culturales y de sus tradiciones de solidaridad, sustituyéndolas por «necesidades» creadas por los medios de comunicación, que cambian con cada campaña publicitaria. El efecto político consiste en alienar a los pueblos de sus vínculos con sus comunidades y clases tradicionales, atomizar y separar a los individuos de los demás.

read more »

20/02/2015

El lado oscuro de la Globalización

LEONID SAVIN

por Leonid Savin* – A pesar del hecho de que la investigación sobre la globalización se ha prolongado durante décadas, no existe una definición clara del fenómeno aceptada por toda la comunidad científica internacional. Además, no es posible pensar en la globalización en un solo campo particular de la ciencia o disciplina aisladamente, debido a su naturaleza interconectada y compleja.

Axel Dreher ha propuesto observar la globalización de tres maneras:

La globalización económica: caracterizada por el flujo a larga distancia de bienes, capitales y servicios, así como la información y las percepciones que acompañan a estos intercambios mercantiles.

read more »

09/11/2014

Pugna de modelos civilizatorios: indigenismo o Estados continente

ANDRES SOLIZ RADA

por Andrés Soliz Rada – Ante el avance del deterioro ambiental, la construcción de un nuevo modelo civilizatorio es urgente. Dos concepciones se enfrentan para alcanzar ese objetivo: El indigenismo y los Estados Continentales. El indigenismo considera que el modelo de Estado-nación es un apéndice del sistema-mundo capitalista y del extractivismo, para luego presentarse como alternativa teórica, política y cultural, que consolidará un Estado plurinacional, comunitario y autonómico, única forma de vencer al capitalismo (1). El indigenismo se basa en el concepto de “Vivir Bien”, que implica “el acceso y disfrute de los bienes materiales en armonía con la naturaleza y las personas. Es la dimensión humana de la realización afectiva y espiritual. Las personas no viven aisladas sino en familia y en un entorno social y de la naturaleza. No se puede Vivir Bien si los demás viven mal o se daña la naturaleza. A la luz de lo anterior y en sintonía de los pueblos andinos, amazónicos y la gran mayoría de los pueblos originarios del mundo, a los bienes ‘materiales’ se añaden los espirituales, como son todos los intercambios de reciprocidad…. Lo central del desarrollo para vivir y convivir bien ya no puede ser sólo lo económico ni menos el crecimiento y el lucro, caiga quien caiga.

read more »

08/11/2014

Occidente debe ser olvidado

ALAIN DE BENOIST

por Alain de Benoist – ¿Occidente? Raymond Abellio afirmaba que “Europa” está fija en el espacio, es decir, geográficamente, en contraposición a Occidente, que es algo “variable”. De hecho, “Occidente” ha estado viajando y cambiando de dirección. Inicialmente, el término venía a significar el lugar donde el sol se pone (Abendland), oponiéndose a la tierra donde nace el sol (Morgenland). Con el reinado de Diocleciano en el S. III DC, la oposición entre Oriente y Occidente representó la distinción entre el Imperio Romano de Occidente (cuya capital fue Milán y posteriormente Ravena) y Imperio Romano de Oriente, con capital en Constantinopla. El primero desapareció en el año 476 DC, con la abdicación de Rómulo Augusto. Posteriormente, Occidente y Europa se fusionaron para bien. Sin embargo, a principios del S. XVIII, el adjetivo “Occidental” se utilizó en cartas náuticas para hacer referencia al Nuevo Mundo, también llamado “Sistema Americano”, en contraposición al “Sistema Europeo”, o “Hemisferio Oriental” (el cual incluía Europa, África y Asia).

read more »

08/10/2014

Las ecúmenes y el pluralismo

ALBERTO BUELA

por Alberto Buela (*)- Se intenta la recuperación de la idea clásica greco-romana de ecúmene para explicar el surgimiento de los distintos regionalismos.

La idea de ecúmene nos lleva a la idea de pluralismo cultural, que debe ser entendido no como un relativismo cultural, tal como lo hace el multiculturalismo, sino como un interculturalismo, donde cada ecúmene se piensa entre otras, pero a partir de su diferencia.

A Alexander Dugin, que nos acaba de visitar.

Las ecúmenes

Cuando el eminente helenista alemán Werner Jaeger (1881-1961) en las primeras décadas del siglo XX renueva todos los estudios griegos clásicos y en su magistral Paideia (1933) rescata del olvido la idea de ecúmene οικουμενη nunca sospechó que ésta categoría se transformaría a principios del siglo XXI, en irreemplazable instrumento para entender, o al menos barruntar, qué sucede y sucederá en el mundo.

read more »

03/02/2014

Libertad de opinión

JUAN MANUEL DE PRADA

por Juan Manuel de Prada – Castellani llamaba a la libertad de opinión «patente del sofista», y también «el chillar de los ineptos para acallar al sabio». Esto, dicho desnudamente, puede parecer tremebundo; pero, si nos detenemos a reflexionarlo, habremos de concluir que el agreste cura argentino tenía -como casi siempre- razón. El origen de esta conversión de la libertad de opinión en un campo de Agramante donde los sofistas y los ineptos sacan partido habría que buscarlo en la malversación del principio de igualdad, que tal como fue formulado en sus orígenes establecía que los hombres eran iguales por origen, pero en modo alguno iguales en méritos. Hogaño, una persona puede dedicar su vida entera, por ejemplo, al estudio de

read more »

09/11/2013

La construcción de la persona y la crisis social

ANTONIO MEDRANO

Vivimos actualmente la crisis más grave que haya conocido la Humanidad. Son los tiempos oscuros del Kali-Yuga, la era tenebrosa que cierra todo un ciclo histórico y cósmico. Estamos ante una sociedad enferma, afectada por una incurable dolencia que se encuentra ya en su fase terminal.

El mundo, y en especial el mundo occidental, se halla hoy sumido en un proceso de hundimiento y decadencia que viene caracterizado por los siguientes rasgos: caos y desorden, anarquía (sobre todo en las mentes y las conciencias), desmadre y desbarajuste total, confusión y desorientación, inmoralidad y corrupción, desintegración y disgregación, descomposición, inestabilidad y desequilibrio (en todos los órdenes: tanto a nivel social como en la vida psicológica individual), ignorancia, ceguera espiritual, materialización y degradación de la vida, descenso del nivel intelectual y eclipse de la inteligencia, estupidez e idiotización generalizadas, demencia colectiva, ascenso de la vulgaridad y la banalidad. Por doquier se observa un fenómeno sísmico de ruina, destrucción, socavación y subversión, en el cual queda arrumbado y corroído todo aquello que da nobleza y dignidad al ser humano, todo cuanto hace la vida digna de ser vivida, mientras irrumpen fuerzas abisales que se recrean y complacen en esa oleada destructiva, amenazándonos con las peores catástrofes que haya podido imaginar la mente humana.

La crisis no es sólo económica, política o social, aunque esto sea lo más evidente a primera vista, lo que más llama la atención y de lo que se habla a todas horas en la prensa, en los telediarios y en las tertulias. La grave crisis que padecemos tiene raíces mucho más profundas de lo que solemos pensar. Es ante todo una crisis espiritual, una crisis humana, con hondas consecuencias intelectuales y morales. Es una crisis del hombre, que se halla desintegrado, angustiado, aplastado, hastiado, cansado de vivir, sin saber adónde ir ni qué hacer.

Es, por otra parte, una crisis que afecta a la existencia en su totalidad, incluso a la existencia natural y cósmica (como lo demuestra la crisis ecológica y la destrucción de la Naturaleza y el medio ambiente). No hay ningún aspecto o dimensión de la vida que escape a esta terrible crisis, a esta ola destructiva y demoledora de todo lo valioso. Todo se ve afectado por el desorden y el caos: la cultura, el arte, la filosofía, la medicina, la enseñanza, la religión, la familia, la misma vida íntima de los seres humanos.

Se pueden distinguir tres aspectos en este proceso de crisis total y ruina generalizada:

1. Ruina y destrucción de la Cultura
2. Ruina y destrucción de la Comunidad
3. Ruina y destrucción de la Persona

Podríamos decir, pues, que nos hallamos ante tres dimensiones de la crisis: una crisis cultural, una crisis social y una crisis personal. Tres formas o dimensiones de la crisis que repercuten de lleno en todos y cada uno de nosotros.

read more »