Posts tagged ‘Catolicismo’

31/03/2013

La Iglesia de los pobres

JUAN MANUEL DE PRADA

por Juan Manuel de Prada – «¡Cómo me gustaría una Iglesia pobre y para los pobres!», ha confesado el Papa Francisco. El desiderátum papal nos invita a reflexionar sobre la vigencia de la doctrina social de la Iglesia, un corpus de enseñanzas que suelen ser consideradas a beneficio de inventario, incluso por los propios católicos. Para justificar esta preterición, se suele aducir que la doctrina social de la Iglesia no propone soluciones «técnicas» para combatir la injusticia social; excusa con la que en realidad se pretende negar su competencia para definir los principios sobre los que debe asentarse un orden político, social y económico justo. La misión de la Iglesia es, desde luego, la salvación de las almas; pero la salvación de las almas exige que los hombres vivan cristianamente, lo cual se torna cada vez más difícil cuando las instituciones políticas y las estructuras económicas no se guían por un fin de justicia social. Si repasamos los dos últimos siglos de la historia descubriremos que cuando la Iglesia más cerca estuvo de los pobres fue bajo el mandato de papas que nuestra época juzga «reaccionarios». En efecto, fue en tiempos de San Pío X, León XIII o Pío XI cuando desde el seno de la Iglesia se promovieron iniciativas sociales más eficaces, cuando el servicio a los pobres fue más fecundo e irradiador: fundación de congregaciones religiosas dedicadas al auxilio, formación y atención espiritual de las clases populares, creación de asociaciones obreras, montepíos y un largo rosario de instituciones que combatían con denuedo los fundamentos y la praxis de un orden social injusto. Y los Papas que impulsaron tales iniciativas fueron campeones de la ortodoxia, atentos siempre a la salvación de las almas. Es precisamente cuando se difumina esta misión primordial cuando la Iglesia corre el riesgo de desnaturalizarse, convirtiéndose en una «ONG piadosa».

read more »

16/03/2013

Un Papa argentino: mamma mia

ALBERTO BUELA

por Alberto Buela (*) – Si los argentinos somos famosos en el mundo por nuestra desmedida autovaloración, qué no dirán ahora.

A Maradona, Messi, Fangio, Gardel, Perón, Evita, el Ché Guevara, Borges y la Reina Máxima de Holanda, ahora sumamos a un Papa.

Además es el primer Papa americano1, aunque algunos periodistas zafios sostienen que es el primer no europeo, ignorando a San Pedro y otros muchos.

Ahora bien, ¿tiene esto alguna significación primero para nuestro país, luego para Suramérica y la ecúmene iberoamericana y luego para el mundo?.

Es sabido que es muy difícil realizar una prognósis con cierto rigor, pues el conocimiento del futuro nos está vedado desde el momento que tal don quedó encerrado en la Caja de Pandora.

Con esta prevención y sabiendo que vamos a hablar más como filodoxos, como amantes de la opinión, es que intentaremos algunas observaciones.

Para Argentina esta elección como Papa de uno de sus hijos es una exigencia de un mayor compromiso católico tanto de su pueblo como, sobre todo, de sus gobernantes. Pues tiene que haber una cierta proporcionalidad entre lo que somos y lo que decimos que somos. De lo contrario, vamos a hacer verdad aquel viejo chiste que dice que el mejor negocio del mundo es comprar a un argentino por lo que vale y venderlo por lo que él dice que vale. Y hoy esta elección del Papa Francisco está diciendo que los argentinos valemos mucho. Bueno, si es así, nosotros como pueblo y nuestros gobernantes como tales tenemos que realizar, todos, acciones que nos eleven a esa consideración hacia la que nos arrastra la designación de un Papa de nuestra nacionalidad.

read more »

08/03/2013

América hispánica: La larga marcha hacia la unidad (1810 al presente)

ALBERTO BUELA

Una entrevista (1) de  Arnaud Imatz con Alberto Buela(*)

Arnaud Imatz : Hispanoamérica ha sido siempre objeto de ambiciones por parte de las grandes potencias. Uno de los primeros ejemplos de injerencia de vasta envergadura es el sitio de Cartagena de Indias en 1741, donde el almirante vasco Blas de Lezo rechaza los sucesivos asaltos durante tres meses de una armada anglo-norteamericana de 180 navíos y 24.000 hombres, comandado por el almirante Vermon ayudado por el medio hermano del futuro presidente de los Estados Unidos, Lawrence Washington. Entre 1806 y 1807 los habitantes de Buenos Aires sufren dos invasiones inglesas que son rechazadas. En 1833 los británicos ocupan por la fuerza las islas Malvinas. Así mismo los años 1820-1830 están marcados por el comienzo del expansionismo norteamericano. México por citar solo un caso, se ve obligado a ceder el 50% de su territorio entre 1836 y 1848…

Luego de dos siglos de intervenciones anglosajonas, un buen número de historiadores hispanoamericanos comienzan a interrogarse sobre los orígenes de las naciones iberoamericanas y a cuestionar los análisis convencionales de las largas y sangrantes guerras de la independencia (1810-1825), engendradas por la ocupación francesa de España y por las olas revolucionarias europeas. ¿Comparte Ud. la interpretación clásica según la cual se trata antes que nada de « guerras de liberación nacional »?¿O a la inversa, ve Ud. en ellas resistencias criollas y populares (a menudo, con el apoyo de la mayoría negra e india) contra la secesión hispanoamericana? ¿O en otros términos, guerras civiles intra-americanas financiadas por los ingleses que buscaban la destrucción del Imperio español en beneficio del Imperio británico y del mundo anglosajón?

Alberto Buela: La guerra de la Independencia americana respecto de España fue una «guerra civil» alentada por los ingleses para quebrar el imperio español en América y así sacar provecho comercial de todo ello. Y así ocurrió y así sigue ocurriendo ¿o acaso los ingleses no siguen instalados cómodamente en territorios propios como Malvinas, Belice y Guyana, así como en todos nuestros gobiernos trabajando de asesores o formando grupos de presión?

Afirmamos que fue una guerra civil porque en ambos lados hubo españoles, criollos, negros e indios. Es más la población indígena estuvo mayoritariamente del lado español.

Pensar la guerra de la Independencia americana como una guerra de liberación es una de las tantas falacias a las que nos han sometido «los productores de sentido» de las cosas que ocurren en este mundo.

read more »

28/02/2013

En torno a la renuncia de Benedicto XVI. ¿Los héroes están cansados?

BENEDICTO XVI

por Adriano Erriguel – El Manifiesto – “¿Qué sabe hoy todo el mundo?, preguntó Zaratustra. ¿Acaso no vive ya el viejo Dios en quien todo el mundo creyó en otro tiempo?
Tú lo has dicho”, respondió el anciano contristado. “Y yo he servido a ese viejo Dios hasta su última hora. Más ahora estoy jubilado.”

Friedrich Nietzsche Así habló Zaratustra

La dimisión de un Papa es un acontecimiento de vértigo, incluso para los no creyentes. El vértigo se produce cuando nos asomamos al vacío y sentimos que se desvanece todo asidero. ¿Que asidero espiritual más firme, en su perennidad rocosa, que el Trono de San Pedro? “Tu eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Infierno no prevalecerán sobre ella.” La Iglesia católica y el Papado, con su continuidad milenaria, son una de esas fuerzas que modelan el orden del mundo y lo hacen reconocible. Y eso es así más allá de adhesiones o rechazos. La dimisión del Papa –un acontecimiento con sólo tres precedentes en dos mil años de historia– nos sitúa en terra incognita y adquiere el valor de símbolo de los tiempos que vivimos.

Nos habíamos acostumbrado a su aire de tímido ratón de biblioteca, musitando sus incomprensibles plegarias, suministrando sus cansinas admoniciones. Pensábamos que se moriría aburriéndonos. En realidad pensábamos que estaba casi tan muerto como su mensaje y que, al igual que sus predecesores, acabaría extinguiéndose amarrado a su Trono. Además, ni siquiera tenía la delicadeza de intentar caernos simpático, de quedar bien en las fotos, de proporcionarnos un show. No era más que un intelectual. Un intelectual incapaz de comunicar empatía. Frío como un témpano, carente del optimismo del polacoPocos Pontífices han sido tan cuestionados como este alemán cuya única vocación –parece ser– era la de dedicar su vida al estudio. Precedido de su antipática reputación de inquisidor llegó al Trono de San Pedro, supuestamente como Papa de transición. Y se dedicó a sacar a la luz las miserias hasta entonces escondidas, al tiempo que continuaba la secular batalla de la Iglesia frente al mundo moderno. Una batalla perdida de antemano que hubiera necesitado de un titán en vez de un libresco anciano al borde de sus fuerzas. Y tras varios años de polémicas, de tormentas mediáticas y de traiciones, el anciano llegó al límite y dijo basta. Una decisión que casi nadie le ha criticado, pero que ha hecho que muchos de sus fieles se asomen, por primera vez, al vacío.

¿Qué se hizo del carisma divino? ¿Es posible renunciar a la infalibilidad? ¿Se equivocó el Espíritu Santo? ¿Funciona el Vaticano como una Junta de Accionistas? Y sobre todo: ¿es posible descender de la Cruz?

read more »

22/02/2013

La Iglesia, el Papa y su renuncia

ALBERTO BUELA

por Alberto BuelaEl agudo sociólogo italiano Carlo Gambescia distinguió cinco actitudes posibles ante la abdicación del Papa: la apocalíptica, como signo del fin de una época, la providencialista donde Dios velará, la drietológica que indica una motivación escondida en la renuncia, la progresista donde se facilita la democratización de la Iglesia y la humanitaria que respeta la dolorosa elección.

No cabe duda que nosotros como creyentes adherimos a la quinta opción, pero como analistas políticos, ésta no nos explica nada, pues asume y acepta el hecho consumado.

Los mass media en su inmensa mayoría adoptaron la interpretación progresista o democrático reformista según la cual hay que aprovechar esta dimisión inesperada del Papa para seguir modernizando la Iglesia en la línea inaugurada por el concilio Vaticano II. Línea que fuera interrumpida en parte por un Papa anticomunista, y por ende, antiizquierdista como Juan Pablo II. Y continuada sin mayores convicciones por Benedicto XVI.

En el fondo los mass media quieren una Iglesia a su gusto y modo. Pretenden un Papa al estilo del que ellos crearon como lo fue Juan XXIII, al que ellos mismos bautizaron “el bueno”, cuando lo que hizo fue abrir las puertas de la Iglesia “al humo de Satanás”, según la expresión de otro Papa arrepentido por los errores cometidos.

read more »

22/02/2013

La verdadera razón de la renuncia papal

BENEDICTO XVI

por Alberto Villasana – La versión oficial de la renuncia del Papa Benedicto XVI es que éste carece de fuerzas físicas y espirituales. La pregunta es ¿las fuerzas para qué? Desde luego no le faltan fuerzas para escribir otro libro, o para declarar un nuevo dogma, o canonizar a más santos o realizar otros viajes. Le faltan fuerzas para poder dar un manotazo firme que ponga fin a la guerra encarnizada y desgastante que hay en la curia romana. Con su renuncia, el Papa ha dado un golpe magistral que pone fin al enfrentamiento encarnizado entre el Decano de los Cardenales, Angelo Sodano, y el Secretario de Estado, Tarcisio Bertone. Al retirarse, el Papa no solo desmonta esa enconada lucha, sino que además se asegura el poder manejar la sucesión papal, lo cual debe haber provocado en Sodano no poco enojo y resentimiento.

En este sentido, resulta significativa la declaración del portavoz Vaticano, padre Federico Lombardi, al día siguiente de que el Papa anunciara su retiro, cuando un periodista le preguntó en la Sala de Prensa si el Papa se retiraba por un deterioro de su salud. El padre Lombardi respondió que el pontífice renunciaba no por su salud, sino por “razones personales”. ¿Cuáles son esas razones personales que no es la edad avanzada que el Papa adujo en su discurso el día anterior? ¿Por qué Lombardi no parafraseó simplemente el motivo de la avanzada edad?

Las rivalidad entre esos dos poderosos cardenales fue evidente y pública desde los mismos inicios de la gestión de Bertone, cuando tuvo que declarar al periódico L´Osservatore Romano que “ya desde el inicio de la Iglesia existían las controversias”.

Después vino el descontrol de los escándalos surgidos en el gobierno de la Iglesia, sobre todo los surgidos por la filtración de documentos confidenciales conocida como “Vatileaks” que, como reconoció el cardenal Martínez Sistach, arzobispo de Barcelona, “terminó por desgastar al Pontífice”.

read more »

12/02/2013

El origen de la Europa plutocrática

JEAN DUMONT

por Jean Dumont – Pasemos, pues, a la “liberación de la energía emancipadora”, cosa que también había realizado la Reforma. Es incontestable que la Reforma ha liberado una energía. El problema consiste en saber si esta energía fue verdaderamente emancipadora…En la Alemania luterana se establece un neo-vasallaje, que no es el vasallaje medieval-reabsorbido paulatinamente por inspiración de la Iglesia-sino un vasallaje nacido por la confluencia de unas circunstancias que se deben a la implantación de la Reforma y que, como señala Tocqueville, subsistirá con toda su fuerza hasta principios del siglo XIX. El conjunto de circunstancias es la crisis de 1525, acaecida al comienza de la Reforma, y de que Lucien Febvre escribe: “Es un gran desgarramiento de los velos, permite (…) ver y medir, a la brutal luz de los hechos, las consecuencias terribles de la palabra y de la acción histórica de un Martín Lutero”. Los campesinos alemanes, creyendo como Alain Peyrefitte que la Reforma es “emancipadora” se sublevan en masa. Al principio Lutero recomienda usar clemencia y dulzura con ellos. Después, viendo que ponen en peligro el poder de los príncipes pasados a la Reforma y tomando conciencia de que-según sus propios terminos-se cruzan en su camino, escribe a su mejor amigo Amsdorf: ” Más vale la muerte de todos los campesinos que la de los príncipes”. Luego, en su opúsculo Contra las bandas de campesinos saqueadores y asesinos, hace un llamada frenética a la represión sin piedad: ” Queridos señores, apuñalad, destrozad y degollad a cuantos más mejor”. Y hubo más de 100.000 muertos. Y los señores, a cubierto por Lutero, se aprovecharon para revocar todas las protecciones que había establecido la costumbre católica en beneficio de los campesinos. Estos cayeron en un vasallaje tan estricto y sistemático como jamás lo había habido….

read more »

09/01/2013

¿Es la Gran Albania un proyecto de Estados Unidos contra el mundo ortodoxo?

ALEXANDRE LATSA

por Alexandre LatsaEl miércoles 5 de diciembre de 2012, el primer ministro de Albania Sali Berisha se pronunció por el reconocimiento de la nacionalidad albanesa para todos los albaneses, sin importar su país de residencia. La declaración se produjo durante una visita a la ciudad de Vlora, donde se proclamó la independencia del Estado albanés hace precisamente 100 años, en momentos en que Albania acababa de liberarse del yugo otomano.

Esta declaración se produce a continuación de otra, de carácter conjunto, que el propio Sali Berisha había hecho hace varias semanas junto a su homólogo de Kosovo Hashim Taci y en la que se prometía la unión de todos los albaneses. Hay que señalar que el lugar de la declaración fue bien escogido ya que la inmensa mayoría de los habitantes de Kosovo son actualmente de origen albanés, algo que no siempre fue así.

En tiempos de la guerra de los Balcanes, en 1913, los serbios eran todavía mayoritarios. En 1941, Kosovo pasa a formar parte de la Gran Albania (ya) en aquel entonces bajo el protectorado de la Italia fascista. Al terminar la guerra, el mariscal Tito prohibiría la inmigración albanesa ya que, en su opinión, Yugoslavia sólo podía ser fuerte con una Serbia lo más débil posible. Y en 1974, fue el propio Tito quien otorgó a Kosovo la categoría de provincia autónoma, posteriormente suprimida por Slobodan Milosevic, en 1989, en momentos en que los serbios ya no pasaban de ser un 15% de la población.

read more »

02/11/2012

Millennium: conferencia “Tradición y Ortodoxia”

El viernes, 26 de octubre, en Turín, se celebró la Conferencia “Tradición y Ortodoxia”, organizado por la asociación cultural y política Millennium, en las instalaciones del Centro Culturale Italo-árabe Dar al-Hikma de la Via Fiocchetto 15. La Conferencia, precedida y seguida de momentos de convivencia, de discusión y debate entre los participantes, contó con la presencia de oradores de reconocido prestigio internacional y fue moderada por Alberto Lodi, de la Universidad de Pavía. Hubo una discreta participación del público, especialmente por parte de los miembros de la comunidad religiosa islámica.

La primera intervención (“Tradición y posmodernidad”) ha sido confiada a uno de los más influyentes filósofos contemporáneos rusos, el Profesor Aleksandr Dugin, docente de la Universidad Nacional de Kazajstán “Lev Gumilev” y principal exponente del eurasiatismo. Refiriéndose al pensamiento tradicionalista, habló sobre el papel de la Tradición religiosa y espiritual como línea de resistencia contra la modernidad. Esta última habría pasado ahora su etapa rígida, materialista y atea – llamada con el término alquímico “coagulación” – y estaría ahora en la fase líquida, disolutiva y libertaria – la «solución», en términos alquímicos – es decir, el llamado período posmoderno. En este momento se asiste a un despertar religioso, cuya apertura con frecuencia no es hacia arriba, hacia lo divino, sino hacia abajo y hacia las fuerzas ínferas. Por lo tanto es necesario el discernimiento de los espíritus, para saber cómo distinguir entre las formas tradicionales de religiosidad, y aquello que las deteriora y lo diabólico.

read more »