Archive for ‘Shamir, Israel’

29/07/2015

El sabio consejero de Putin

ISRAEL SHAMIR

por Israel Shamir – Difícilmente las ideas van hacia el oeste. Normalmente son las ideas occidentales las que se difunden hacia el Este, no al revés. Rusia, la heredera de Bizancio, es el “Oriente”, entre otros grandes “Oriente” como son Dar al-Islam, China, India; entre estos, Rusia es el más cercano a Occidente, pero las diferencias son muchas.

read more »

Anuncios
03/03/2015

La tiranía del liberalismo

ISRAEL SHAMIR

por Israel Shamir – El liberalismo moderno es el paradigma ideológico dominante en USA, y desempeña, asimismo, un papel determinante en Europa, en la Rusia postsoviética y en otras partes. Es la línea ideológica pregonada por el conglomerado mundial de los medios masivos de comunicación, cuyos elementos se declaran independientes pero sin dejar de transmitir un mensaje idéntico, todo lo cuál constituye aquello que James Petras ha llamado La Tiranía del liberalismo [1]. Hablar de una “tiranía liberal” puede parecer paradójico e incluso contradictorio, en la medida en que el liberalismo gusta de representarse a sí mismo como el terreno neutral de la libertad, y no como una ideología, y se declara árbitro en el campo del pluralismo religioso y la libertad, más que ideología anti religiosa. El liberalismo es la ideología que niega ser ideología; pregúntale a un liberal, y te dirá que él está en contra de la dominación de cualquier ideología y cualquier religión.

read more »

15/09/2012

El Sistema de la Reserva Federal de los Estados Unidos imprimió y distribuyó entre los bancos 16 trillones de dólares

por Israel Shamir – Dieciséis trillones de dólares – suma que supera por diez el PIB de Rusia – dibujaron y distribuyeron entre sus amigos los magos-banqueros del Sistema de la Reserva Federal a lo largo de un año.

Esta increíble revelación fue hecha a lo largo de la primera auditoría oficial del FRS, llevada a cabo por el Buró Estatal Americano de Pagos (GAO) y silenciada por la prensa occidental oficial. Tan sólo hubo un corto comentario de la revista “Forbes” en el que se expresaba la sorpresa en relación al manto de silencio que ha envuelto el tan fantástico resultado.

¿Qué significan estas increíbles cifras y qué personas se esconden detrás de las gigantescas operaciones? El SRF, es decir el Sistema de Reserva Federal, desempeña el papel de Banco Estatal de los EE.UU., es decir, que estampa bonitos papelitos verdes que se hacen pasar por la divisa mundial. Pero el SRF no pertenece al gobierno norteamericano, ni al pueblo norteamericano – es una corporación particular, que asumió tales funciones en el lejano año 1913 como resultado del acuerdo secreto entre los principales políticos y banqueros en la isla de Jekyll.

Desde entonces los bancos que están detrás del SRF ganan inmensas cantidades – cada dólar que entregan es prestado y trae los correspondientes intereses. Desde 1991 también Rusia comenzó a pagar el tributo al SRF (de hecho el sistema financiero de la Federación Rusa no es independiente, sino que depende completamente del SRF – N. del T.).

A los libertarios norteamericanos (no confundir con los anarquistas – N. del T.) no les gusta el SRF. Algunos de ellos lo consideran la fuente de todo el mal del mundo. El no hace mucho fallecido Eustace Mullins escribió en los años cincuenta, bajo la dirección del gran poeta y pensador norteamericano Ezra Pound, el libro “Los secretos del SRF”, que fue quemado, prohibido – y aún así se difundió en millones de ejemplares.

Desde entonces hablar del SRF en los Estados Unidos se había convertido en algo de mal gusto y en la mejor manera de arruinar la propia carrera, casi tanto como hablar de los legendarios sabios de Sión.

Pero hace un par de años el temerario libertario senador Ron Paul, que este año casi se convierte en el candidato a presidente de los EE.UU. por el partido republicano, de nuevo ha enarbolado la bandera de la lucha contra el SRF. Había exigido realizar la auditoría abierta de esta corporación. Le apoyó el demócrata – miembro del congreso Dennis Kucinich, quien también había probado sus fuerzas en la lucha por la presidencia, y el senador independiente Bernie Sanders.

Ellos lograron la resolución del congreso que obligó al SRF a abrir sus libros de cuentas ante el GAO, pese a las protestas de los banqueros, en primer lugar de Ben Bernanke y Alan Greenspan.

La auditoría – la primera desde 1913 – se llevó a cabo, y sus resultados fueron publicados oficialmente – y silenciados por la prensa más libre del mundo, la norteamericana. Los datos de la auditoría dicen que durante y después de la crisis de 2008 el SRF ha emitido en secreto y distribuido 16 trillones de dólares entre “sus” bancos, y éstos después han repartido esas increíbles sumas como los bonos entre sus banqueros.

El SRF denominó dicha operación “crédito”, pero ni un solo centavo fue devuelto, a pesar de que el “préstamo” era sin intereses. Como comparación: el PIB de los EE.UU. es de $14 trillones, toda la deuda nacional de los EE.UU. es de $14 trillones, el presupuesto anual de los EE.UU. es de $3,5 trillones.

Entre los receptores figuran:

* Goldman Sachs – $814.000 millones;

* Merrill Lynch – $2 trillones;

* Citigroup – $2,5 trillones;

* Morgan Stanley – $2 trillones;

* Bank of America – $1,3 trillones;

* The Royal Bank of Scotland – $500.000 millones;

* Deutsche Bank – $500.000 millones;

Cuando estalló la crisis, el congreso de los EE.UU., después de largos debates, designó 800.000 millones de dólares para “el rescate” de los bancos afectados. Ahora se descubre que el SRF ha dibujado mucho más dinero para el mismo fin sin pedir ningún permiso a las autoridades elegidas democráticamente.

El senador Sanders escribe en su página web:

“Por eso en el país, dirigido por la sucursal de Washington, y que sirve como ejemplo para muchos liberales rusos, se ha formado el sistema más injusto de distribución de las riquezas y los ingresos”.

Los 400 norteamericanos más ricos del país son más ricos que los 150 millones de norteamericanos, y los 6 herederos de la cadena de supermercados Wal-Mart son más ricos que el 30% de los norteamericanos. El 1% posee el 40% de toda la riqueza del país, y los 60% de abajo poseen menos del 2% de la misma.

Ahora vemos que su riqueza no ha sido creada por el trabajo y ni siquiera por el ingenio – se trata del mismo proceso de apropiación y maquinaciones que tuvieron lugar en la Rusia de Yeltsin, que hace poco nos fue recordado por el juicio celebrado en Londres de Berezovski  contra Abramovich (dos conocidos oligarcas rusos, el pueblo ruso ha bautizado este proceso como “pelea entre dos vampiros” – N. del T.).

La corrupción y la apropiación del dinero público no son un rasgo característico de la Rusia de Putin, tal y como nos intenta convencer Navalni y sus correligionarios, sino que es la matriz misma del actual capitalismo financiero.

11/09/2012 –  Poistine.com – Publicado en Komsomolskaya Pravda /kp.ru/

(Traducción directa del ruso de Arturo Marián Llanos)

27/08/2012

“Pussy Riot”. La historia secreta

por Israel Shamir –TdE – Universalmente admiradas, Pussy Riot (o PR en resumen) han sido presentadas como superestrellas. ¿Pero qué son? No son un grupo rock o punk. Un periodista británico se asombraba: no producen música, no pintan, nada, rien, nothing. ¿Cómo puede describírselas como artistas? Esto no deja de ser una severa prueba para sus partidarios, pero la han superado con buena nota: ese famoso amante del arte, el Departamento de Estado estadounidense ha pagado por su primer single, siendo producido por The Guardian a partir de ciertas imágenes y sonidos.

Podemos soportar obscenidad y blasfemia; soy un gran admirador de Notre Dame de Fleurs de Jean Genet, que combina ambas. Sin embargo, PR nunca ha escrito, compuesto o pintado nada de valor. Chris Randolph las ha defendido en Counterpunch comparándolas con el “controvertido Yegor Letov”. Qué comparación más confusa. Letov compuso poesía, llena de obscenidades pero aún así poesía, mientras que las PR no han hecho nada excepto Relaciones Públicas.

Buenas en la publicidad pero sin talento artístico, tres jóvenes rusas decidieron — la verdad es que parece un rima burlesca. Robaron un pollo congelado de un supermercado y lo emplearon como consolador; filmaron el acto, lo llamaron “arte” y lo colgaron en la red (ahí está aún). Sus otras realizaciones artísticas fueron una orgía en un museo y una vulgar presentación de un pene erecto.

Incluso en esas dudosas obras de arte su papel fue el de equipo técnico; la gloria se la llevó un artista ruso israelita, Plucer Sarno de Mevasseret Zion, que reclamó como propia la idea, el diseño y el copyright y ganó un gran premio ruso. Las futuras miembros de PR no obtuvieron nada y fueron descritas por Plucer como “unas paletas ambiciosas a medio formar”, o cosas peores.

Últimamente se han intentado subir al tren de la lucha política. Otro fracaso. Lanzaron un montón de obscenidades sobre Putin, en la Plaza Roja, en estaciones de metro, con un efecto cero. No fueron arrestadas, no fueron multadas, sencillamente expulsadas como molestas. Y no atrajeron la atención de la gente. Es importante recordar que Putin es un enemigo confeso de los oligarcas rusos, los propietarios de la mayor concentración de prensa rusa y patrocinadores de los literatos de Moscú, así que éstos imprimen de forma diaria tantos ataques anti Putin que los mismos han perdido su efecto chocante. No puedes inventar un nuevo ataque contra Putin, porque ya ha sido dicho y publicado. Y Putin prácticamente nunca interfiere con la libertad de prensa.

Mis amigos periodistas extranjeros se sienten extrañados ante la unanimidad y ferocidad de la campaña anti Putin. Puede compararse con los ataques contra G.W. Bush en la prensa liberal americana, pero en los Estados Unidos hay numerosos periódicos conservadores que apoyaron a Bush. Putin carece prácticamente de apoyo en la gran prensa, toda ella propiedad de los barones de las comunicaciones. Una valiosa excepción es la TV, pero es expresamente apolítica y da sobre todo diversión fácil, de nuevo presentada por activistas anti Putin como Xenia Sobtchak. Así, PR falló estrepitosamente en despertar a la fiera.

Eventualmente las jóvenes marimachos se movilizaron para un ataque contra la Iglesia. En aquel momento estaban ya dispuestas a hacer cualquier cosa por un poco de publicidad. Y la campaña anti iglesia comenzó hace ya algunos meses, de súbito, como si alguien lo ordenase. La Iglesia Rusa ha tenido veinte años de paz, recuperándose tras el período comunista, y se vio sorprendida por la ferocidad del ataque.

Aunque este tema merece una más amplia exposición, seamos breves. Tras el colapso de la URSS, la Iglesia quedó como la única fuerza partidaria de la solidaridad en la vida rusa. Los gobiernos de Yeltsin y Putin fueron tan materialistas como los comunistas; predicaban y practicaban un darwinismo social del tipo neoliberal. La Iglesia ofrecía algo más aparte de las riquezas de la tierra. Los rusos que habían perdido la cola solidaria previamente facilitada por los comunistas se unieron alegremente a la alternativa facilitada por la Iglesia.

El gobierno y los oligarcas trataron bien a la Iglesia, ya que la Iglesia tenía una fuerte tendencia anticomunista, y los propietarios seguían teniendo miedo de los rojos que dirigían a los que nada tenían. La Iglesia floreció, muchas bellas catedrales fueron reconstruidas, muchos monasterios resurgieron tras décadas de decadencia. La iglesia con su nuevo poder se convirtió en una fuerza que daba coherencia a Rusia.

A medida que se fortalecía, la Iglesia comenzó a hablar en defensa de los pobres y los desposeídos; los comunistas reformados dirigidos por el devoto Gennadi Zuganoz, descubrieron una forma de hablar a los creyentes. Un conocido economista y pensador, Micharl Khazin, predijo que el futuro pertenecía a un nuevo paradigma de Cristiandad Roja, algo parecido al pensamiento inicial de Roger Garaudy. El proyecto rojo cristiano es una amenaza a las élites y una esperanza para el mundo, escribió. Además, la Iglesia adoptó una posición rusa y antiglobalista.

Esto probablemente aceleró el ataque, pero era sólo una cuestión de tiempo que las fuerzas globales anticristianas dieran un paso al frente y atacasen a la Iglesia Rusa como habían atacado a la Iglesia Occidental. Cuando Rusia entró en la Organización Mundial de Comercio y adoptó costumbres occidentales, tuvo que adoptar la secularización. Y de hecho la Iglesia Rusa fue atacada por fuerzas que no quieren que Rusia esté unida: los oligarcas, las grandes empresas, los señores de la prensa, la intelectualidad pro occidental de Moscú, y los intereses occidentales que naturalmente prefieren una Rusia dividida contra sí misma.

Esta ofensiva contra la Iglesia comenzó con algunos problemas menores: la prensa se puso pesada sobre el caro reloj del Patriarca, un regalo del entonces Presidente Medvedev. El fervor antirreligioso era claro entre la oposición liberal que se manifestó contra Putin antes de las elecciones y necesitaba otro caballo que azotar. Uno de los principales activistas anti Putin, Viktor Shenderovich, dijo que comprendería que los sacerdotes ortodoxos rusos fueran asesinados como en los años 20. Y otra figura visible entre los quejicas liberales, Igor Eidman, exclamó “exterminar a las alimañas” –a la Iglesia Rusa– en los términos biológicos más vulgares.

El supuesto organizador de PR, Marat Gelman, un coleccionista ruso judío de arte, ha sido relacionado con varias acciones de arte anticristiano con anterioridad, que implicaban la destrucción de iconos, enemas en forma de iglesias. Su problema, y el de PR, era que era muy difícil provocar una reacción de parte de la Iglesia. PR hizo dos intentos para provocar la indignación pública en la segunda catedral de Moscú, la vieja Catedral de Elochovsky; las dos veces fueron expulsadas pero no arrestadas. La tercera vez, lo intentaron más insistentemente; fueron a la Catedral del Santo Salvador, que fue demolida por Lazar Kaganovich en los treinta y reconstruida en los noventa; añadieron más blasfemia del tipo más obsceno y aún así se les permitió abandonar el lugar en paz. La policía hizo lo que pudo para evitar arrestar a los marimachos, pero no les quedó otra elección después de que PR colgase un video de su aparición en las catedrales con una banda sonora obscena.

Durante el juicio, la defensa y los acusados hicieron lo peor para enemistarse con la juez, amenazándola con la cólera de Estados Unidos (sic) y vociferando desafiantemente discursos anticristianos llenos de odio. La juez no tuvo más remedio que encontrar a las acusadas culpables de un crimen de odio (gamberrismo con el odio religioso como motivo). La acusación no cargó a las reas con un crimen de odio más serio “con la intención de atacar a la religión”, aunque probablemente podría haber logrado que funcionase (hubiera provocado una sentencia más dura; los que pintan esvásticas acusados de intentar causar conflictos reciben cinco años de cárcel).

La sentencia de dos años es acorde con las prácticas prevalecientes en Europa. Por afirmaciones más tímidas contra los judíos, los países europeos habitualmente sentencian a los acusados a sentencias de dos a cinco años de prisión ante el primer delito. Los rusos aplican leyes contra los crímenes motivados por el odio a aquellos que ofenden la fe cristiana y está es, probablemente, la diferencia rusa. Los rusos han probado que se preocupan por Cristo tanto como los franceses por Auschwitz, y esto ha sorprendido a los europeos, que aparentemente pensaban que las “leyes contra el odio” deben ser aplicadas únicamente para proteger a judíos y gays. Los gobiernos occidentales piden más libertad para los rusos contrarios al cristianismo, mientras se la niegan a los revisionistas del Holocausto en su seno.

La oposición anti Putin ha corrido a apoyar a PR. Un líder carismático de la oposición, el poeta Eduard Limonov, escribió que la oposición se equivoca apoyando a PR, porque se enemista con las masas; el cisma entre las masas y la oposición crece. Pero su voz era un grito en el vacío, y el resto de la oposición se unió alegremente a la causa PR, intentando convertirla en un arma contra Putin. Putin pidió clemencia para PR, y el gobierno se sintió embarazado por el asunto. Pero no les quedó otra elección, los organizadores invisibles detrás de PR querían que los marimachos acabasen en la cárcel, y lo consiguieron.

Comercialmente les tocó el gordo. Con el apoyo de Madonna y el Departamento de Estado es probable que dejen la cárcel listas para una gira mundial y fotos en la Casa Blanca. Han registrado su nombre como marca comercial y han comenzado a otorgar franquicias. Y sus competidores, el grupo Femen (cuyo arte consiste en enseñar las tetas en sitios poco usuales) han intentado ganar a PR cortando una gran cruz instalada en memoria de las víctimas de Stalin. Ahora el cielo es el límite.

En agosto durante la temporada de vacaciones, cuando no hay muchas noticias serias y los lectores de los periódicos están en la playa o el campo, el juicio de las PR facilitó suficiente diversión para hombres y bestias. Con un poco de suerte desaparecerá de la agenda al final de la temporada, pero no apostaría a favor de ello.

Israel Shamir informa desde Moscú.

(Traduce del inglés Juan Llama)

Fuente: Tribuna de Europa

Fuente original: israelshamir.net

Etiquetas:
30/07/2012

¿De qué quería convencer Israel a Putin?

por Israel Shamir – 29 de julio de 2012, Komsomolskaya Pravda /kp.ru/ –  Israel controla a los rebeldes en Siria y no tiene miedo al caos que se está desatando ahí. A pesar de la opinión de que los israelíes prefieren al sólido y conservador régimen de Asad, en realidad pretenden somalizar a Siria, conseguir su descomposición en regiones enfrentadas, siguiendo la receta de Iraq.

Es lo que nos hace pensar la transcripción de la conversación de Avigdor Lieberman y el primer ministro Benjamín Netanyahu con el presidente Putin durante su reciente visita que circula entre las personas próximas al ministro de asuntos exteriores Lieberman. Hemos podido leer este documento (escrito en hebreo). Permite comprender qué es lo que quiere Israel y qué es lo que quiere Rusia en el conflicto sirio que se está agravando.

Aquí están las principales tesis sensacionales.

Netanyahu propuso a Putin ayudar a Bashar Asad a retirarse. “Usted mismo puede designar a su sucesor y nosotros lo apoyaremos”, dijo el primer ministro israelí al presidente ruso. “Pero con una condición – el sucesor que Ud. designe debe romper con Irán”. Putin respondió que no tiene ningún candidato para suceder a Bashar. “¿Y ustedes tienen a algún candidato?” – preguntó a su vez. “No”, respondió Netanyahu, “pero lo pensaremos y se lo comunicaremos”.

Si nos creemos las palabras de Netanyuahu -comentó esas palabras un alto cargo diplomático ruso retirado-, entonces es que Israel no se opone a que Siria siga en la órbita rusa, siempre y cuando rompa con Irán. Otra conclusión más grave sería que Israel posee instrumentos de control sobre los rebeldes sirios y es capaz de obligarles a aceptar la candidatura que le conviene. Lo cual obliga a mirar con otros ojos a aquellas fuerzas que desde detrás de los bastidores respaldan a los rebeldes – y que estarían detrás de sus protectores visibles, Qatar, Arabia Saudí y la OTAN.

Difícilmente semejante proposición se podría haber hecho sin la aprobación de Washington, dijo el diplomático.

Pero posiblemente se tratara de una jugada de prueba, para examinar a Putin – para ver si está dispuesto a entregar a Asad y la manera de averiguar a quién considera como su hombre en Damasco. Seguramente, así es como ha entendido esta propuesta el presidente ruso.

No nos agarramos a Asad – dijo presuntamente Putin – Antes del comienzo de la rebelión viajaba más a París que a Moscú. No tenemos planes secretos con respecto al futuro de Siria. Pregunté al presidente Obama qué objetivos perseguían los EE.UU. en Siria. Por qué no les satisface Asad. ¿Por qué está enemistado con Israel? ¿Por qué mantiene amistad con Irán? ¿Apoya a Hezbollah? Pero no recibí ninguna respuesta seria. Nos indigna el nivel de la violencia aplicada a la población civil, me dijo Obama. Le contesté que el nivel de la violencia depende directamente de la actuación de Arabia Saudí y de Qatar. El objetivo de Israel es somalizar a Siria, después de la somalización de Iraq -dijo Putin, y Netanyahu no lo ha negado.

El diplomático ruso ha comentado estas palabras de Putin de la siguiente manera: Putin ha definido la conocida postura de Rusia de que Rusia no defiende a Bashar Asad a muerte, pero opina que el pueblo de Siria tiene que decidir su destino por sí mismo. La descripción del objetivo de Israel como “somalización de Siria”, son unas palabras muy duras, que también contestan a la pregunta hecha a Obama sobre qué pretenden los norteamericanos en Siria. Es interesante señalar que Netanyahu no rechazó semejante valoración, por lo visto, se corresponde con su visión. De lo mismo hablan los documentos estratégicos de los analistas israelíes y de los neoconservadores Clean Break y otros.

A lo largo de su visita el presidente Putin ha hecho dos regalos a Israel.

El primer ministro Netanyahu expresó su descontento por el hecho de que Rusia entrega a Siria la moderna Defensa Antiaérea, ya que los complejos de misiles antiaéreos en Siria podrían convertir a todo Israel al norte de Tel Aviv en un espacio aéreo intransitable.

Como respuesta presuntamente Putin ha prometido no suministrar 3RK S-300 a Siria. Netanyahu también ha señalado que la información sobre los complejos de misiles llega desde Siria a Hezbollah. Putin prometió investigarlo y detener las filtraciones. “Advertiremos a los sirios que si no cesan, reaccionaremos inmediatamente, también por la línea de la ONU”.

El diplomático ruso ha señalado que se trata de serias concesiones a Israel, que causaron gran impresión al líder israelí. Pero, por lo visto, detrás de estas concesiones está la preocupación de la dirección rusa de que los 3RK S-300 no queden en las manos de los rebeldes pro-OTAN.

El ministro de exteriores Lieberman aprovechó el encuentro para quejarse de la Televisión rusa. Él dijo: “De la corresponsalía de RT en Israel llueve la propaganda anti-israelí. Organizan programas con [el líder de Hezbollah sheij Saed] Nasrallah.

Intentamos conversar privadamente con los corresponsales de RT, pero ellos se escudan en las instrucciones de Moscú. Le pedimos, Vladímir Vladímirovich, influir en la política de la redacción de RT, haciéndola más objetiva con respecto a Israel”.

Esta queja con su sabor tan soviético se inscribe en la política general israelí de presión sobre la prensa internacional. Hace varias semanas el embajador israelí en los EE.UU. intentó inmiscuirse en el trabajo de la empresa televisiva CBS para sabotear el reportaje especial de Bob Simon sobre los cristianos palestinos, lo que causó una ola de indignación en los Estados Unidos. Por desgracia, los israelíes aún no se han acostumbrado a que la prensa no tiene por qué cantarles loas obligatoriamente.

La conclusión principal de la transcripción de estas conversaciones secretas, es que la dirección israelí ha conservado su carácter aventurero y su predisposición a los riesgos. Mientras Rusia practica la política tradicional, destinada a mantener la estabilidad en el mundo, los israelíes piensan: quien no se arriesga no bebe champán.

Están dispuestos a arriesgarse por un corto período, deponer a Asad, desatando la guerra civil en Siria, para luego tener en vez de un poderoso vecino en el norte, a las bandas armadas divididas, incapaces de detener el avance del ejército israelí hacia Irán, el principal enemigo de Israel.

(Traducción directa del ruso de Arturo Marián Llanos)