Archive for ‘Laínz, Jesús’

25/06/2014

Los separatistas catalanes se sienten… franceses. Allons, enfants de la Catalogne!

jesus-lainz

por Jesús Laínz – En 2005 se le ocurrió a Pasqual Maragall solicitar la adhesión de Cataluña a la Organización Internacional de la Francofonía, lo que a Artur Mas le pareció una ridiculez y le sirvió para defender el inglés como primera lengua extranjera de la enseñanza. Pero una década más tarde ha sido el propio Mas el que ha resucitado la iniciativa, guiado por su Consejo Asesor para la Transición Nacional, para intentar conseguir un éxito propagandístico que pruebe la posibilidad de la presencia de Cataluña en un foro internacional a espaldas del resto de España.

Al parecer, en el escrito dirigido por Mas a dicha organización, diseñada por Francia para mantener la influencia cultural y política en sus antiguas colonias, el presidente catalán ha subrayado los lazos históricos de Cataluña con Francia.

read more »

17/05/2014

Las diez mentiras de los nacionalistas y separatistas catalanes sobre España

jesus-lainz

por Jesús LaínzEl conocido escritor Jesús Laínz explica en su último trabajo “España contra Cataluña”, editado por Encuentro Editorial, las mentiras históricas que los nacionalistas y separatistas catalanes plantean para llevar a cabo sus planes independentistas:

1).- Cataluña fue un Estado en el pasado, luego tiene el derecho a serlo en el futuro

En primer lugar, no es cierto que haber sido un Estado en el pasado legitime secesiones futuras. Todos los países de Europa, sin excepción, son el agregado de múltiples territorios que fueron reinos, principados, repúblicas, ducados, cantones, condados y señoríos. Y algunos de ellos hasta tiempos tan recientes como el siglo XIX: por ejemplo, Alemania e Italia.

read more »

17/12/2013

¿España contra Cataluña?

jesus-lainz

por Jesús Laínz – En Barcelona ha dado comienzo un nuevo acto de eso que llaman construcción nacional, consistente en lavar el cerebro de los catalanes para que odien a los demás españoles. Se trata del simposio ‘España contra Cataluña’, malintencionada recopilación de ofensas que ha preparado el más alto representante del Estado en la región, Artur Mas. Gobernantes metidos a modeladores de conciencias: ¿no era esto el totalitarismo?

El objetivo perseguido es doble: azuzar un poco más a los catalanes contra España y engañar a los desinformados extranjeros mostrándoles un maltrato que justificaría la pretensión secesionista. Curiosamente, en la opresora España jamás se le ha ocurrido a nadie una vileza semejante. ¿Sería siquiera imaginable la desquiciada idea de recopilar datos, y para colmo por iniciativa de una administración pública, para presentarlos bajo el título de “Cataluña contra España”?

Para atizar la enemistad sirve cualquier cosa, siempre seleccionada, exagerada y manipulada por los historiadores en nómina. Seguro que no se dejarán de recordar las amargas palabras de Quevedo contra los catalanes de 1640. Pero ¿habrá entre los participantes un solo hombre leal que recuerde las de Cervantes describiendo Barcelona como archivo de la cortesía, patria de los valientes y única en belleza? ¿O los similares elogios salidos a lo largo de los siglos de las plumas de Tirso, Jovellanos, Cadalso, Marañón, Menéndez Pelayo, Pereda, Ortega, Azorín, Pemán, Marías y mil más? ¿Reproducirá algún nacional-historiador la carta que los intelectuales castellanos escribieron en 1924 como protesta contra las medidas restrictivas del uso público de la lengua catalana acordadas por el Directorio primorriverista, en la que expresaron a los catalanes que “las glorias de su idioma viven perennes en la admiración de todos nosotros y serán eternas mientras exista en España el culto del amor desinteresado a la belleza”? En cuanto al secular enfrentamiento entre Cataluña y España, ¿mencionarán los historiadores del régimen las palabras de Villarroel recordando a sus soldados el 11 de septiembre de 1714 que “por nosotros y por toda la nación española peleamos”? ¿Y las de la proclama final de los dirigentes barceloneses convocándolos a “derramar gloriosamente su sangre y su vida por su rey, por su honor, por la patria y por la libertad de toda España”? ¿Y las canciones que entonaba el pueblo catalán, como la que rezaba “¡A las armas, catalanes, paisanos, siempre a las armas, hoy muere el enemigo, hoy se liberta España!”.

read more »

12/06/2013

Francia y Cataluña, historia y disparate

JESÚS LAÍNZ

por Jesús Laínz – Los arbitristas de la Generalidad siguen acumulando méritos para la medalla de oro del disparate político. El último consiste en pretender encomendar la defensa de la Cataluña independiente a Francia. Nada menos que a la eterna enemiga de Cataluña. Parecía difícil superar la propuesta maragalliana de entrar a formar parte de la Organisation Internationale de la Francophonie, pero se ha conseguido.

Para evitar bochornos, podrían comenzar los campeones de las esencias catalanas recordando que la lucha que desangró a España en los siglos XV a XVII se debió a su asunción de la política catalanoaragonesa, secularmente hostil a Francia, mientras que Castilla había sido la más fiel aliada de dicho reino, como, por ejemplo, durante la Guerra de los Cien Años. Además, si la dinastía Habsburgo reinó en España fue porque Fernando el Católico procuró emparentar con los enemigos de su enemiga Francia.

Podrían continuar informándose sobre lo ocurrido en 1641, cuando a Pau Clarís y los suyos se les ocurrió proclamar conde de Barcelona a Luis XIII. Prácticamente nadie les secundó. Pocos meses tardaron los caciques catalanes en comprender su error y elevar a París un inútil memorial de maltratos. El enviado francés, Pierre de Marque, escribió que “en Cataluña todo el mundo tiene mala voluntad para Francia e inclinación por España. Los catalanes son muy malintencionados para el servicio del rey. Ningún partido es profrancés”. Y, efectivamente, los catalanes se dedicaron a matar franceses y a recibir a los ejércitos castellanos con vivas a España y mueras a Francia.

Perdidos el Rosellón y la Cerdaña, Luis XIV prohibió en 1700 el uso público del catalán en dichas comarcas porque “este uso repugna y es contrario a nuestra autoridad y al honor de la nación francesa”. A finales de ese siglo el revolucionario Barère calificaría a las lenguas regionales como jergas bárbaras y groseras, y su compañero Grégoire redactaría el “Informe para aniquilar los dialectos y universalizar la utilización de la lengua francesa”, de duradera influencia en la política lingüística de la République, Une et Indivisible. Después llegó la Guerra de Sucesión, y los catalanes, una vez más, se apuntaron mayoritariamente al bando contrario al del candidato francés. Y el 11 de septiembre de 1714, Casanova y los suyos pidieron a los barceloneses que dieran su vida para no “quedar esclavos, con los demás españoles engañados, del dominio francés”.

read more »

18/05/2013

Vídeo. Jesús Laínz: Pasado, presente y futuro del separatismo catalán

El separatismo catalán es un proceso ideológico político relativamente reciente en el tiempo, pero que en muy pocas generaciones ha logrado rendir frutos inimaginados por sus primeros apóstoles. Jesús Laínz es autor de Adios, España. Verdad y mentira de los nacionalismos (prólogo de Stanley G. Payne, Encuentro, Madrid 2004, 834 págs.), La nación falsificada (Encuentro, Madrid 2006, 517 págs.), España desquiciada, apuntes sobre el desasosiego nacional (Encuentro, Madrid 2007, 231 págs.), Escritos reaccionarios, para separatistas y progresistas (Encuentro, Madrid 2008, 373 págs.) y Desde Santurce a Bizancio. El poder nacionalizador de las palabras (prólogo de Amando de Miguel, Madrid 2011, 533 págs.).

Jesús Laínz (Santander 1965), abogado y empresario, viene publicando desde hace diez años libros y artículos en los que desenmascara las ideologías secesionistas que sufre España, un separatismo que es el principal de los peligros interiores que afectan a la Nación española.

Fuente: Fundación Gustavo Bueno

08/04/2013

Catalonia is not Scotland

JESUS LAINZ

por Jesús Laínz – Aunque de vez en cuando se arranquen por modelos kosovares o canadienses, parece claro que la gran excusa del plan de Artur Mas en los próximos meses va a ser Escocia. La brumosa tierra de William Wallace, además de no formar parte de una Britannia romana de la que quedó separada por el muro de Adriano, fue un reino independiente hasta 1707; independiente y hostil a Inglaterra, reino que intentó conquistarla militarmente en varias ocasiones. En 1603 Jacobo VI de Escocia heredó el trono inglés, con lo que las dos coronas se posaron en la misma cabeza. Pero los dos estados no se fundieron en uno hasta que en 1706 los dos parlamentos acordaron, mediante el Treaty of Union, crear el Reino Unido de la Gran Bretaña. El año siguiente ambos parlamentos ratificaron el tratado en sendas Acts of Union.

Cataluña, por el contrario, formó parte de la Hispania romana (con capital precisamente en Tarragona) y de la visigoda (con capital precisamente en Barcelona antes de trasladarse a Toledo). Nunca exisitió un reino de Cataluña, nunca ningún hostil reino de España intentó conquistarla militarmente y nunca ningún parlamento de un reino catalán ni ningún parlamento de un reino español acordaron ningún tratado para unirse de mutuo acuerdo. Al contrario, los catalanes participaron, como los demás cristianos, en la reconquista y en la unificación de España mediante el matrimonio de los reyes de Castilla y Aragón. Nunca existió un estado catalán que tomase la decisión de unirse al español y que ahora pudiese revocarla. Y, por mucho que mientan los separatistas, Cataluña no fue conquistada por España en 1714, sino que en dicho año fueron vencidos, en su último reducto de Barcelona, los últimos partidarios del archiduque Carlos al trono de España.

read more »