Rusia purga el mal de los cambistas de Rothschild

rusi_bancospor Alexander Azadgan -“La guerra es la continuación de la política por otros medios“. Carl von Clausewitz (general prusiano y teórico militar)

Podemos deducir más allá de la anterior cita de Von Clausewitz que la política es una continuación de la economía por otros medios. Por lo tanto, se podría argumentar que la guerra es siempre una continuación de la economía por otros medios.

Ahora, vamos a examinar brevemente la situación actual en Rusia.

El presidente Putin ha estado bajo una fuerte presión desde fuera y desde dentro: las sanciones de Occidente y el desplome intencionado del precio del petróleo. A pesar de los esfuerzos del Banco Central de Rusia (en lo sucesivo, CBR) controlado por los Rothschild, y el uso de docenas de miles de millones de las reservas de divisas extranjeras, el valor del rublo frente al dólar se redujo, por lo tanto, en un 39% durante los últimos años.

Ha habido mucha especulación acerca de que el presidente Putin podría nacionalizar pronto el CBR y el rublo de acuerdo con su asesor mayor y presidente del comité de la política económica del parlamento ruso, Yevgeny Fyodorov, con el fin de recaudar dinero para proyectos de armamento rusos, ahora necesarios en lo que parece una guerra impuesta a Rusia por Washington y la OTAN.

Según la Constitución, el CBR pertenece a un Estado extranjero – la City de Londres – y recibe órdenes de Londres y el FMI controlado por Washington. El CBR sólo puede imprimir el dinero correspondiente a su dinero en efectivo en divisas, que siendo el dólar, no es suficiente para los propósitos de Rusia. El CBR tiene incluso que comprar los bonos sin valor del Tesoro de Estados Unidos para los dólares pagados por el petróleo ruso, por lo que los dólares son devueltos al Banco de la Reserva Federal. ¡Este es uno de los mayores robos de todos los tiempos!

Por otra parte, el presidente Putin está bajo presión de Occidente, que quiere derrocarlo y sustituirlo por oligarcas títere de mentalidad occidental. Así, el embajador estadounidense en Moscú, John F.Tefft, se dice que lo ha dejado muy claro en esta declaración: “Vamos a desplazar a Putin de su cargo y a instalar a nuestra propia gente como líderes del gobierno ruso“. Se informó que Tefft incluso ¡mencionó por su nombre a los ministros designados! Por lo tanto, ahora se ha hecho lógico [y necesario] para el presidente Putin mejorar el ejército ruso y fortalecer la alianza ya existente con la OCS (Organización de Cooperación de Shanghai), para prevenir la sumisión de Rusia a la voluntad de Washington y de la OTAN. Por desgracia, se ha llegado a esto.

Yevgeny Fyodorov dijo en una entrevista que ha tenido lugar una división en la elite rusa en el último par de años, ya que parte de la élite ha decidido permanecer con el presidente Putin, quien tomó entonces una decisión que define los acontecimientos que seguirán. Además, la lógica de:

1) El estado de emergencia, o

2) Una guerra geopolítica que entró en vigor, con Rusia bajo presión.

Que significa:

1) Washington no puede [y no podrá] disminuir su presión, sobre todo si la belicista Hillary Clinton llega a la presidencia, mientras

2) La presión sobre Rusia le obliga a evolucionar tecnológicamente en un movimiento de liberación nacional. Por ejemplo, durante muchos años, Rusia no podía obtener la tecnología de la deslocalización, pero gracias a las presiones de las sanciones de Washington, Rusia está ahora bien entrada en domesticar esta tarea.

¿Qué es lo siguiente? El presidente Putin debe limpiar ahora metódicamente la quinta columna. Eso significa los liberales intoxicados por Occidente en el CBR, el Ministerio de Finanzas y el Ministerio de Economía.

Pero, sobre todo, el presidente Putin ve a Occidente como el gran especulador contra el rublo. Para exponer el plan sencillamente:

1) Una división en el gobierno,

2) Identificación de la quinta columna en distintas ramas del gobierno,

3) Identificación de la quinta columna en los medios de comunicación,

4) Una posición paralela y activa sobre Ucrania, porque los barcos de Ucrania y Rusia deben ir en la misma dirección por el bien de todos.

La nacionalización del CBR sería la primera señal y el medio para poner en práctica la ruptura final con los gángsters de los Rothschild de la City de Londres y su brazo ejecutor, Washington. Esta relación ha sido tensa desde el embargo por parte de Putin de las acciones de Yukos de los Rothschild / Chodorkowsky. Por lo tanto, el presidente Putin vacila con la nacionalización. También necesita todavía autorización para hacer cumplir su plan como presidente de la Federación Rusa. Para esto, necesita una “gran necesidad” que al parecer es inminente debido a las agresiones de Washington a través de la OTAN.

Al regresar de la reunión del G-20 de 2014 en Brisbane, el presidente Putin dijo: “Estados Unidos quiere someter a Rusia, pero nunca nadie lo ha hecho ni lo hará nunca“. Parece que esta declaración tiene una dimensión mucho más profunda, existencial, no sólo para Rusia, ¡sino para todo el mundo!

El Moscow Times ha sido citado diciendo que el presidente Putin ha estado bajo una gran presión interna y externa hasta el grado en que debe convertirse en “otro Stalin” con el fin de sobrevivir, tanto él como Rusia, a los esfuerzos de aislamiento occidentales y a la guerra económica actualmente emprendida sobre Rusia. Esto significa una ruptura final (por etapas) con el sindicato del crimen Rothschild a través de Washington, después del primer cisma debido a la cuota de confiscación Jodorkovski – Yukos por parte del presidente Putin.

Ahora es evidente que el CBR son las tenazas de Rothschild sobre Rusia y sobre el liderazgo del presidente Putin en sí. El CBR es miembro del BPI de Rothschild (Bank of International Settlements), que es el banco central de los bancos centrales ubicado en Basilea, Suiza, por supuesto.

La estructura de poder de los banqueros Rothschild controla el CBR a través del Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos, es decir, haciendo que el CBR no pueda imprimir más rublos que los correspondientes a su oferta de divisas. Rusia vende petróleo por dólares. Para los dólares, Rusia compra bonos estadounidenses, con lo que los dólares regresan a la Reserva Federal de Estados Unidos. ¡Esto en realidad es un robo! Como tal, la Fed está exprimiendo la economía rusa en un gran juego de vicio e ilusión.

La política monetaria de Rusia hasta ahora ha sido determinada conjuntamente por la Reserva Federal y el Banco Popular de China (PBC). Esto significa que el CBR en realidad nunca ha tenido el control ni del rublo ni de una política monetaria rusa independiente. El CBR sólo puede defenderse de estas entidades mediante la limitación de sus reservas de divisas, que son finitas.

A pesar de la declaración de Yevgeny Fyodorov sobre la nacionalización del privado CBR, el presidente Putin es cautelosamente reacio a interferir en el control del CBR de Rothschild en Rusia, al menos por el momento.

La directora ejecutiva del CBR, Elvira Nabiullina, de 49 años, ha servido como ministro de Desarrollo Económico y Comercio del país desde septiembre de 2007, antes de convertirse en ayudante de Vladimir Putin en mayo de 2012. Ahora, el presidente Putin exige lo imposible de ella: detener la caída del rublo.

Alguna vez envalentonado por sus políticas totalmente ilegales de cambio de régimen en Irak, Egipto, Libia, Siria, Ucrania, etc., Washington y sus aliados están persiguiendo lo mismo tontamente en Rusia. Mikhail Fradkov, el jefe del Servicio de Inteligencia Exterior (SVR), advirtió que Moscú está al tanto de los movimientos de Estados Unidos para expulsar al presidente Putin del poder. El rublo ha perdido aproximadamente el 40% de su valor frente al dólar en los últimos años. (Business Insider, 2 de mayo de 2016). Sin embargo, el presidente Putin todavía se siente bajo la fuerte presión de Occidente, ya que Occidente parece no detenerse ante nada.

Deutsche Welle informó el 6 de diciembre de 2015: Vladimir Putin quiere tomar medidas contra los especuladores en rublos: “enemigos externos” intentarían “poner a Rusia de rodillas. Hemos pedido al banco central tomar medidas para garantizar que los especuladores no puedan beneficiarse más“, el Financial Times citó al presidente ruso diciendo:. “Sabemos quiénes son estas personas“. Calificó a todo el Occidente de ser el autor de las acciones anti-rusas. “Ha sido así durante siglos“.

Russia Insider citó al presidente Putin, el 5 de diciembre 2015, diciendo: “Los que consideramos nuestros amigos del otro lado del charco, con mucho gusto dejarían a Rusia seguir el escenario de desintegración yugoslavo. No ha funcionado. Del mismo modo que no funcionó para Hitler, que se dedicó a destruir Rusia y a empujarnos más allá de los Urales. Todo el mundo debe recordar cómo terminó“.

Nadie va a lograr nunca la superioridad militar sobre Rusia. Contamos con un Ejército moderno y listo para el combate, un ejército formidable. Tenemos la fuerza, la voluntad y el coraje para proteger nuestra libertad. Algunos gobiernos intentan crear una nueva cortina de hierro alrededor de Rusia” (El Gran Tablero de Ajedrez).

En mi opinión lo que estamos viendo es un gran “salida del armario”. Es dolorosamente claro que Rusia considera a Washington un matón arrogante al cual Rusia puede detener, y que Rusia considera al régimen en el poder en la Unión Europea como unas colonias sin voz. Washington es demasiado arrogante y los europeos son demasiado débiles.

El Kremlin ha abandonado toda esperanza de lograr nada a través de cualquier tipo de diálogo.

A partir de ahora, Rusia confiará principalmente en las acciones unilaterales. Estas acciones llegarán siempre como un choque y una sorpresa para las plutocracias occidentales. Esta será una larga guerra fría y sólo terminará cuando uno de los dos lados, básicamente, se rompa y se derrumbe. Ahora Rusia se está preparando para la guerra, pero no quiere esta guerra; ¡está siéndole impuesta!

CNN Money informó el 3 de diciembre de 2015: Yevgeny Fyodorov, un alto miembro del partido y presidente del comité de la política económica del parlamento ruso del presidente Vladimir Putin, acusó al banco central de sabotaje, diciendo a los medios locales que era “un enemigo institucional del país“.

Como resultado, el banco ahora está siendo investigado por los fiscales del estado. El mayor crimen del banco es fallar en evitar que el rublo se hunda, a pesar de gastar decenas de miles de millones de las reservas de moneda extranjera tratando de apuntalarlo.

Las sanciones occidentales congelaron las inversiones y aumentaron los costes de financiación. La crisis ha provocado una fuga de capitales, se espera que unos 150.000 millones de dólares salgan del país este año. Otros 80.000 millones podrían seguirles en 2017.

Rusia ha estado recibiendo otro gran golpe de la fuerte caída de los precios del petróleo en los últimos años. Los ingresos por petróleo y gas representan casi la mitad del presupuesto del Estado ruso. A medida que los ingresos caen, la moneda se debilita aún más. Esto eleva la inflación, obligando al CBR a subir los tipos de interés, lo que agrava la actividad depresiva.

Pero Yevgeny Fyodorov tiene más que revelar: Wiki Spooks, 3 de septiembre de 2015: Él citó la implacable postura agresiva y las acciones por parte de Occidente, habiéndose llegado a una etapa donde algunos en el Kremlin y otras instituciones estatales que se niegan a demostrar la lealtad nacional apropiada, tendrán que ser purgados de las posiciones de liderazgo, siendo la alternativa la capitulación ante Occidente.

Nuestro Banco Central, Ministerio de Hacienda, Ministerio de Economía, nos están conduciendo por el camino de la destrucción de la economía rusa, debido a que ejecutan las órdenes de Washington y Londres“, ha dicho Yevgeny Fyodorov.

Rusia necesita volver a una economía clásica, la nacionalización del rublo, interrumpir la práctica de las reservas monetarias y la acelerada deslocalización. Eso significa la congelación de los activos de quienes no quieren des-deslocalizar, lo que significa todas las grandes empresas de propiedad extranjera [de las naciones rivales] en Rusia. Por desgracia, se ha llegado a eso.

A continuación, es sólo cuestión de cuándo obtendrá el presidente Putin la autoridad revolucionaria para una purga. Ese es un poder que no tiene actualmente. Estamos hablando de un acto que contradice directamente la Constitución. Es algo que tendrá que ser legalizado por la legislación que será aprobada por la Duma, dando al Presidente Putin poderes especiales. O de lo contrario, podría haber un referéndum, en el que el pueblo le de esos poderes si así lo decide. Pero tiene que hacerse y tiene que hacerse pronto.

Reconocemos que la purga se iniciará. Esto no implica la expulsión de las personas. Esta purga no tiene la intención de eliminar a Alexey Simonovski (primer vicepresidente del Banco Central) del CBR. Sin embargo, será echado a palos cuando dañe gravemente los intereses de la población de Rusia y de la economía rusa.

Una vez más, el embajador estadounidense en Rusia, John Tefft, ha dicho claramente: “Vamos a forzar la salida de Putin y a nombrar a nuestra gente como líder del gobierno y los ministros“. Este fue el escenario en Kiev.

El presidente Putin reunió a los diputados en Yalta y miró a cada uno de ellos a los ojos para asegurarse de que no se echarán atrás. Y así reforzado, la decisión del presidente Putin pre-determina los acontecimientos posteriores.

Después, los estadounidenses trataron de romper la situación utilizando el incidente del Boeing, pero fracasaron. Por el contrario, el camino nacional ruso comenzó a reforzarse. En este punto, estaba claro para todos, que:

1) O el presidente Putin tenía que ir a La Haya, donde los estadounidenses habrían llevado a cabo una prueba contundente, conduciendo a la destrucción de Rusia y a una mayor pérdida de poder de la población rusa,

2) O bien, habrá que formar un sistema de resistencia a la invasión extranjera real. Una dinámica que ha comenzado ahora, que empuja el presidente Putin en esta dirección:

a) La purga,

b) La construcción de una economía nacional,

c) La re- industrialización.

Esto nos lleva de nuevo al CBR, que no permitirá que el dinero sea prestado para los tres objetivos del presidente Putin anteriormente citados. Tan pronto como se nacionalice el CBR y el rublo, pueden concederse a empresarios préstamos de negocio inteligentes.

Como se dijo anteriormente, según la Constitución, el CBR (para todos los fines prácticos) trabaja para un Estado extranjero, es decir, la Reserva Federal, la City de Londres y otras entidades Rothschild.

Con aquellas palabras, el presidente Putin ha definido su posición y la estrategia de Rusia. Todo comenzará con ciertos mecanismos como la nacionalización del CBR, debido a una necesidad que no tiene que estar muy lejos porque Washington está cargando con una fuerza terrible. Los estadounidenses no van a salvar a nadie. Lo único que necesitan es oligarcas, mientras que Rusia es un gran desafío para ellos, que tienen la intención de resolver mediante la disolución del Estado al estilo de Yugoslavia. Después de eso, ahora se ha hecho evidente que Washington tiene toda la intención de construir un mundo absolutamente brutal, no sólo colonial, ¡sino un mundo esclavizado!

Fuente: Katehon.

 

Guardar

Guardar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: