El deporte y la política

olymp_1por Marek Glinka – Los eventos deportivos internacionales tienen unas pronunciadas características políticas: los equipos nacionales, acompañados con el himno nacional, salen al estadio, representan a su país y, en caso de obtener la victoria, el Estado eleva su calificación. En otras palabras, si podemos usar la expresión de Joseph Nye, el deporte es un instrumento de “poder blando”. Además, la parte anfitrión puede aumentar sustancialmente la imagen del país, tal como lo fue en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi.

Por lo tanto, los atletas, así como los políticos, están bajo escrutinio de los “socios” y detractores. No es casual que el escándalo de dopaje se estalló alrededor de los atletas de Rusia, a pesar de que todo tipo de suplementos son tomados por los profesionales de todos los países. Para Occidente, es importante de dar un golpe a la imagen de la Federación de Rusia, ya que las sanciones no han dado el efecto previsto, y Moscú no va a retroceder ante la presión política y económica.

Cabe recordar que el primer artículo apareció en mayo, en la edición de la “New York Times”. Este medio tiene el estatus de una tribuna para los materiales publicados por encargo, por lo que no es difícil de determinar quien fue el iniciador.

Pero, si en otros muchos temas Rusia tiene todo el derecho a ocupar una posición soberana, en el caso de las organizaciones internacionales, Rusia tiene que llegar a un consenso, y dirigir un trabajo diplomático hábil. No siempre se las arregla para hacer efectiva (y no es solo la cuestión de Rusia, por ejemplo, en las Naciones Unidas, en los últimos años hay una tendencia a apoyar a los homosexuales, a costa de perjudicar los valores tradicionales de la familia), pero a menudo la última palabra corresponde a las personas individuales.

El punto final sobre el escándalo de dopaje ha puesto el jefe del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, quien ocupa este cargo desde el 2013. Nuestro equipo olímpico no será excluido de la competencia en Río de Janeiro. La decisión sobre los deportistas individuales ahora tomará una federación especializada. El propio Bach ha llamado a este método como una posibilidad de la división de los deportistas en “limpios” y los que tomaron el dopaje, y los primeros tienen la oportunidad de probar su caso.

Aunque técnicamente, el equipo nacional de Rusia será menor, sin embargo, el espacio para el mensaje político se mantiene: el himno, la bandera y la oportunidad de ganar en una variedad de deportes.

Quizás algunos vieron la actuación de Bach como una posición pro-rusa , ya que va en contra del encargo político de los Estados Unidos. Pero, en realidad, Bach esta tratando de mantener la tradición y los mecanismos establecidos de gran deporte.

Sí, en deporte, como en la política, hay una gran variedad de escándalos, que en la historia de los Juegos Olímpicos u otros grandes eventos siempre a existido, y hay muchos casos de estos hechos. Sin embargo, si se eleva la cuestión sobre las violaciones de los requisitos en relación con el dopaje por los atletas, se debe hacer de manera justa y objetiva. De lo contrario, una vez que ha alcanzado su objetivo (todo el derecho occidental se basa en los precedentes), ciertos grupos de presión comienzan a repetir la práctica de descrédito contra atletas de otros países, y así, perseguir sus intereses que no son exactamente deportivos.

Fuente: Katehon.

 

Guardar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: