La escuela inglesa en las relaciones internacionales

ALEXANDER DUGINpor Alexander Dugin – Principios fundamentales

La escuela inglesa ocupa una posición especial dentro de las teorías de las Relaciones Internacionales (RI). Por lo general, no se considera como un paradigma independiente, ya que tiene características comunes con el realismo y el liberalismo, siendo una combinación original de elementos característicos de ambos enfoques. De hecho, no puede ser considerada como la síntesis de estas dos escuelas ya que sus representantes tienen posiciones bastante originales en algunas cuestiones, lejos tanto de los realistas como de los liberales.

Fundada por el australiano Hedley Bull [1], esta escuela se caracteriza por una elevada atención al análisis social de las relaciones internacionales en su conjunto.

Hugo Grotius: Derecho Natural

Uno de los fundadores de la Escuela inglesa de las RI es el teólogo protestante, jurista y filósofo Hugo Grotius (1585-1683). Grotius uno de los primeros en planteó la teoría de la paz mundial universal como la meta hacia la que los pueblos deben esforzarse. Al mismo tiempo, propuso tres características de la guerra justa:

· La autodefensa;

· La compensation de los daños después de una agresión;

· La retribución

Por otra parte, Grotius insistió en el hecho de que después del comienzo de la guerra (guerra justa o no), los que toman parte en ella deben seguir varias reglas (jus in bello). En particular, estas son los derechos de los prisioneros de guerra, y la distinción entre combatientes y no combatientes, etc.

Los principios introducidos por Grotius se convirtieron en la base del derecho internacional.

Un principio importante de Grotius fue la idea de la libertad de los mares, es decir, la existencia de alguna parte de la tierra que está abierta a todas las naciones y pueblos, y que no puede ser considerada como zona de control exclusivo de un estado en particular. Por lo tanto, Grotius prepara la base para una comprensión global de la política mundial.

En el derecho, Grotius fue el primero que introdujo la noción de “ley natural” humana en la jurisprudencia, común en la modernidad, que es universal para todas las culturas y épocas. Esta “ley natural” se conectó a la naturaleza humana, que él consideraba como buena, y orientada a la cooperación racional con otras personas (optimismo antropológico). Dijo que el arreglo de los conflictos entre las naciones siempre trae la paz.

También existe una “ley voluntaria”, que consiste en la ley divina representada en los textos sagrados, y una ley hecha por el hombre, creada bajo diferentes circunstancias. Tanto las leyes divinas como las hechas por el hombre afectan a la sociedad mediante el Estado, donde se produce la interacción entre los derechos naturales y voluntarias. Dios determinará el curso que se debe seguir, y siempre tiene un buen propósito; la voluntad humana puede ser tanto buena como mala. El objetivo de la sociedad es crear estados en los que la ley natural sea más fundamental que una voluntaria, y esté en armonía con la ley moral divina.

La Comunidad Mundial

Los representantes de la Escuela inglesa (H. Bull, M. Wight [2], J. Burton, J. Vicente [3], etc.) introdujeron el concepto de “comunidad mundial” o “sistema mundial”. Su objetivo es hacer hincapié en que los estados independientes (considerados como los principales actores de las relaciones internacionales), de manera colectiva, representan no sólo una aglomeración mecánica de individuos egoístas, trabajando sólo para intereses privados (como los realistas insisten). También trabajan para la “comunidad”, el sistema social, que define deliberadamente el contexto social, y a veces, el político, del comportamiento de los actores y los acontecimientos internacionales. Este proceso se desarrolla como sociedad que distingue estatus sociales y las funciones de sus miembros, dando a cada componente su dimensión social. Esa es la razón por la que la soberanía, de acuerdo con la Escuela inglesa, del estado debe ser reconocida por los otros estados y requiere reconocimiento mutuo. Por lo tanto, la soberanía no sólo es la característica autónoma del estado, sino al mismo tiempo, es el producto de la interacción social en el plano internacional.

Esto significa que el caos y la anarquía en la teoría de las relaciones internacionales son relativos, y representan un tipo especial de sistema, sometido a estudio racional y cambios intencionales.

La relativización del caos en un entorno internacional hace al representante de la Escuela inglesa cercano a los liberales clásicos. Por otra parte, hay algunas ideas comunes con las teorías neoliberales, con base en el alcance de las acciones de los actores. Sin embargo, al mismo tiempo, los teóricos de la Escuela inglesa están de acuerdo con los realistas en su evaluación del factor de la hegemonía en el modelo general de las relaciones internacionales, y en crear sus teorías sobre un pesaje real del poderoso potencial de las grandes potencias, como las características clave y cruciales de todo el sistema de relaciones internacionales, lo que a su vez los acerca a los realistas.

Esta incertidumbre en la clasificación no desapareció, y ahora varios especialistas en RI han propuesto su propia interpretación del lugar de la Escuela inglesa en las principales categorías de las relaciones internacionales, insistiendo a veces en que son los “idealistas de la Guerra Fría” (J. Mearsheimer [4]), o, a veces volviendo a la clasificación más común como parte del realismo.

El contexto sociológico en el análisis de las RI ha sido destacado por las teorías de R. Aron, que es un representante incondicional del realismo.

La escuela inglesa afectó a algunas teorías positivistas de las relaciones internacionales, que serán discutidas más adelante. En particular, se formó la sociología histórica y el normativismo.

Hedley Bull: la sociedad de Estados

Hedley Bull (1932-1985), el fundador de la escuela inglesa de las RI, nació en Australia, pero hizo su carrera académica en la London School of Economics and Political Science. El trabajo principal de Bull es el libro Anarchical Society [5], que describe en detalle el principio de la anarquía en las RI. Bull sugiere que la anarquía puede interpretarse de una manera muy específica, como algo completamente independiente de los patrones de comportamiento egoísta de los actores (Estados-nación) en el que los realistas insisten. Más bien, postula un gran sistema caracterizado por una sociedad de estados, sometida a control supranacional (al que los liberales aspiran). Bull en cierto modo continua las ideas de Aron, y propone considerar esta anarquía como un campo de interacciones sociales donde los actores son parcialmente independientes, pero a veces se afectan entre sí y están bajo la influencia común del sistema.

Bull tiene una definición especial de un estado. Para llamar a una unidad un estado, deberá:

1) Introducir la soberanía sobre un grupo de personas;

2) Controlar determinado territorio;

3) Tener un gobierno.

Un número de estados son un sistema de estados sólo si tienen un cierto nivel de interacción, ya que las decisiones tomadas por uno afectan a los demás. En este caso, son una “parte de un todo” relativa (el sistema de estados). Sin embargo, de acuerdo con Bull, el sistema de los Estados no es idéntico a la sociedad de estados. La sociedad de estados aparece “cuando un grupo de estados, consciente de ciertos intereses y valores comunes, forma una sociedad en el sentido de que se conciben a sí mismos estando obligados por un conjunto de normas comunes en sus relaciones entre sí y compartiendo el trabajo en las instituciones comunes”.

Bull ve a la comunidad mundial definida por la “anarquía” (“o sociedad anárquica”), llegando a esto desde el principio de soberanía (por lo tanto, Bull está de acuerdo con los realistas), como portadores de algunos valores que pueden ser llamados morales. Según él, la sociedad internacional debe:

1) Protegerse a sí misma como un sistema internacional, basado en los principios de las relaciones interestatales;

2) Reforzar la independencia de los miembros de la sociedad internacional, apoyar la paz, proporcionar un nivel de vida social, y restringir la violencia (el derecho de la guerra);

3) Respetar sus obligaciones (es decir, seguir el principio de reciprocidad);

4) garantizar la estabilidad de la propiedad (que se afirma en el mutuo reconocimiento de la soberanía) [6].

Tal forma de interrelacionar los Estados soberanos crea una comprensión especial de la “anarquía internacional”, identificada, en este caso, con la “Sociedad Internacional”. Esta no es una estructura supranacional que limita de jure la soberanía en la forma en es defendida por los liberales en las RI, y sin embargo tampoco la colisión libre de unidades completamente independientes donde se rechazaron todas las normas en sus relaciones (como los realistas lo interpretan).

Bull cree que la “sociedad internacional” tiene como objetivo garantizar dos principios fundamentales: el orden y la justicia. Considera que el orden y la justicia constan de tres niveles [7].

Orden

Justicia

Orden social

Justicia social

El orden internacional

La justicia internacional

Orden mundial

La justicia global

La introducción de estos niveles permite la creación de un modelo de “sociedad internacional”, donde se mitigarán las claras divisiones entre la política nacional y la exterior, pero en comparación con la globalización y la desoberanización defendida por los liberales (especialmente los neo-liberales), las funciones del Estado se mantienen. En lugar de las prioridades egoístas del interés nacional, estas funciones se transforman gradualmente para proporcionar orden y la justicia, tanto a nivel local como global.

John Burton: la sociedad mundial

Otro representante de la Escuela inglesa, también de Australia, es John Burton (1915-2010); desarrollando las ideas de Hedley Bull, propone el concepto de la “Sociedad Mundial”. Burton analizó las razones de los conflictos en las relaciones internacionales, y encontró que los conflictos no son causados por los intereses nacionales, sino por la estimación subjetiva de los objetivos individuales, que puede formarse a través de los diálogos sociales (como ocurre en la sociedad normal, a pesar de las contradicciones de deseos e intereses). Según Burton, si consideramos los estados como sistemas sociales, sus interacciones podrían ser explicadas por el mismo esquema; sería posible evitar cualquier conflicto y las guerras, y los cambios sociales armonizados se reflejarían en las transformaciones apropiadas de los sistemas sociales. Burton insiste en que el conflicto siempre se puede resolver muy al principio, ya que es una disfunción social y no algo más serio.

Burton cree que la razón de la guerra es que los estados son incapaces, por alguna razón, de avanzar hacia los cambios sociales que se ocupan de las disfunciones internas del entorno. Es por eso por lo que el estado es el origen del conflicto, ya que se retrasa a la hora de responder rápidamente a la dinámica de los cambios sociales. Por esta razón, es importante cambiar el principio de la “seguridad nacional” (en el que los realistas insisten) por el principio de la “seguridad global”.

Martin Wight: el sistema de Estados

Otro famoso representante de la Escuela inglesa de las RI es el inglés Martin Wight (1913-1972). Fue profesor en la London School of Economics and Political Science. Wight desarrolló la idea de un “sistema de estados” como un desarrollo especial en las relaciones internacionales, que no corresponde a la intersección de los intereses nacionales egoístas (como los realistas creen), o en la coexistencia de los Estados democráticos, creando estructuras nacionales (de acuerdo con los liberales) [8]. Wight cree que el principio de los Estados soberanos es un impedimento al desarrollo del sistema social a escala internacional. En su concepto principal de “sistema de estados”, el “sistema” se opone al “estado”.

Después de la muerte de Wight, su principio de trabajo en las teoría de las RI fue sistematizado y publicado por Hedley Bull, que cooperó activamente con él.

Barry Buzan: los sistemas internacionales en la historia del mundo

La nueva ola de la Escuela inglesa en las RI se inició en la década de 1990, cuando la globalización y la intensificación de las interacciones sociales entre los diferentes estados cambiaron de escala, mostrando la relevancia de aquellos conceptos que destacaron en primer lugar el elemento de la interacción social en el cuerpo de la teoría de las RI.

Así, el especialista inglés en RI Barry Buzan [9], junto con su co-autor Richard Little, propuso la sistematización de los “sistemas internacionales” históricos [10]. Propusieron considerar el sistema de las RI como un modelo jerárquico con los siguientes niveles:

– individual

– Subunidad

– Unidad

– Subsistema

– Sistema

Cada uno de los sistemas internacionales es específico en la calidad y la intensidad de la cooperación a cada nivel. Por otra parte, cada nivel puede corresponder a cierto fenómeno social.

El análisis de los sistemas internacionales se lleva a cabo en tres niveles:

– Investigación de la interacción (que puede ser lineal o no lineal, así como diferir en el nivel de intensidad);

– Análisis estructural (siendo parcialmente un modelo estático de sistematización de una unidad);

– Examen del proceso (transformación de la identidad de cada nivel y su correlación).

Por otra parte, es importante considerar estas interacciones cualitativamente. En este caso, pueden estar unidos en las siguientes categorías:

– Guerra;

– Unión.

[1] Bull H. The Anarchical Society. A Study of Order in World Politics. New York: Columbia University Press, 1977

[2] Wight Martin. System of States. Leicester University Press, 1977

[3] Vincent R. J. Human Right and International Relations. Cambridge: Cambridge University Press, 1986

[4] Mearsheimer John J. E. H. Carr vs Idealism: The Battle Rages On // International Relations, Vol. 19 No 2.

[5] Bull H. The Anarchical Society. A Study of Order in World Politics

[6] Bull H. The Anarchy Society. A Study of Order in World Politics. P. 16-19

[7] Ibid. P. 3-21

[8] Wight M. System of States. Leicester: Leicester University Press. 1977

[9] B. Buzan is also know as the post-positivist of historical sociology that appeared within the English School Concept.

[10] Buzan B., Little R. International System in World History. Oxford: Oxfors University Press. 2010.

Fuente: Katehon.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: