Los límites del “soberanismo”

FRONT NATIONALpor Sebastiano Caputo – En la última década, dos elementos han sido el pegamento entre polos opuestos de la política: la reivindicación de la soberanía nacional y el populismo como una nueva forma de consenso. El nacimiento o el éxito electoral de formaciones partidistas programadas para combatir el statu quo (atlantista y/o europeísta) ha logrado amenazar de repente el sistema de la elite pero sin ganar el duelo democrático. La capacidad del poder establecido para regenerase frente al avance del “populismo” (véase el nombramiento de Mateo Renzi en Italia) ha desmoralizado a aquellas fuerzas políticas que de la nada han logrado conquistar el porcentaje de dos dígitos (del UKIP de Nigel Farage al Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo, pasando por el Podemos de Pablo Iglesias y el Fidesz de Viktor Orban).

Hoy en día el “soberanismo”, de movimiento de ideas transversal y trans-ideológico, amenaza de nuevo con circunscribirse a la dicotomía derecha/izquierda y fracasar definitivamente. En la galaxia neo-conservadora y populista hay quienes como Pegida en Alemania, Geert Wilders en Holanda, o la Liga Norte de Matteo Salvini en Italia, cabalgan la islamofobia en favor de aquel choque de civilizaciones cómodo a las potencias extranjeras, y quien, como el partido polaco Ley y Justicia (vencedor en las últimas elecciones), incluso siendo ultranacionalista y euroescéptico, continúa siendo anti-ruso y filo-norteamericano. Al otro lado del espectro político, en cambio, aquellas formaciones políticas pertenecientes al considerado mundo “progresista” se están revelando una detrás de otra como “simulacros del comunismo” perfectamente funcionales al esquema liberal-capitalista. En Grecia Alexis Tsipras ha cedido sobre el euro plegándose a los Tratados europeos, en Inglaterra Jeremy Corbyn ha regalado sus votos a David Cameron para bombardear Siria, en Italia el Movimiento 5 Estrellas amenaza con convertirse en la muleta del Partido Democrático en materia de derechos civiles.

Mientras en Francia el Frente Nacional acaba de completar en las últimas regionales una consolidación electoral iniciada con el éxito de las presidenciales de 2012, oscila entre la conservación del status quo y el derrocamiento de la élite. Marine Le Pen ha hecho suyo el lema “ni droite ni gauche” (ni derecha ni izquierda) y, a diferencia del padre Jean-Marie – que se limitaba a la contestación en sí misma-, ha convertido el partido en una máquina de guerra que tiene como objetivo conquistar el Elíseo. El nuevo Frente dialoga con la comunidad musulmana sobre una nueva base (distingue inmigración e inmigración ilegal, Islam y terrorismo), defiende los intereses de los trabajadores, agricultores, ganaderos y pequeños empresarios, se opone a las guerras estadounidenses, mira a la Rusia de Putin con vistas a un mundo multipolar, atrae a su campo a los marxistas que votaron por el Partido Comunista Francés. Pero antes de asociarla con Juana de Arco es bueno ver si en el futuro Marine Le Pen será capaz de ser el líder de todos los franceses, independientemente de su cuenta bancaria, de la etnia de origen y de la creencia religiosa. El verdadero desafío es lograr construir la alianza “imposible” y anti-sistémica entre la clase media y la clase productiva, entre los neo-marxistas y los patriotas, entre los musulmanes hijos de la inmigración y los tradicionalistas. Si el Frente Nacional va hacia la derecha será la victoria de aquel sistema que de palabra dice combatir, si va de abajo hacia arriba significará que el camino trazado por los franceses tendrá que ser el de todos los soberanistas europeos.

(Traducción de Página Transversal).

Fuente: Engagez vous

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: