Putin, sobre los terroristas: “Mejor combatirlos allí, que esperarlos aquí”

OBAMA EEUU RUSIA PUTINpor Luca Siniscalco – Así se expresó Putin en el Foro de Valdai: “Hace cincuenta años aprendí una regla en las calles de Leningrado: si la lucha es inevitable, se el primero en atacar. Y, os lo aseguro, la amenaza de ataques terroristas contra Rusia no se ha hecho mayor o menor en virtud de nuestras acciones en Siria. Ya existía y aún existe, por desgracia. […] Y lo que es mejor para nosotros es combatirlos allí, como ya he dicho, en lugar de esperarlos aquí “.

Este año el Club de Discusión de Valdai se ha consolidado como un centro de debate fundamental para entender el equilibrio geopolítico mundial y la posición rusa al respecto. El think tank fundado en 2004, ha acogido también en su undécima edición (2015 – “Societies Between War and Peace: Overcoming the Logic of Conflict in Tomorrow’s World” [“Sociedades entre la guerra y la paz: la superación de la lógica de conflicto en el mundo del mañana”]) una intervención del Presidente de la Federación de Rusia, Vladimir Putin, una nueva formulación del realismo político del estadista de Leningrado. El discurso, que se ha ganado, entre otros, el aplauso del editorialista del Asia Times, Pepe Escobar, combina importantes notas de urgente actualidad en el campo de la política exterior con reflexiones más amplias, de rasgos metapolíticos. Presentamos, a continuación, algunos de los temas más relevantes:

Concepto de paz en la esfera política: la paz, contrapuesta a la guerra, es un ideal que el hombre persigue y exalta desde el principio de los tiempos. Asegurar la paz en la arena política, sin embargo, comporta todavía decisiones serias y meditadas, destinadas al mantenimiento del equilibrio de fuerzas sobre el campo y sólo posible a través de acuerdos responsables. Ejemplos históricos de ellos son la Paz de Westfalia (1648) después de la Guerra de los Treinta Años, el Congreso de Viena (1814-1815) y Yalta (1945). El desarrollo de armas atómicas no puede sino confirmar esta tendencia: un único vencedor global no puede presentarse ya, el mundo debe asumir un orden multipolar adecuado para responder a los equilibrios regionales y al pluralismo político.

La competencia entre las naciones no debe ser condenada: la política es el reino de los  intereses reales y de las relaciones de poder. Una paz abstracta, utópicamente entendida, es un engaño, que a menudo esconde intereses oscuros. Sin embargo, hay que “garantizar que esta competencia se desarrolle dentro en un marco establecido de normas y reglas políticas, legales y morales”.

Manipulación de los medios de comunicación: el uso de los medios de comunicación para imponer un pensamiento único y uniformizar la multiplicidad de interpretaciones, hasta la creación artificial de la imagen del enemigo público, es denunciada expresamente por Putin. La libertad de expresión es sometida a una doble moral bien conocida por nosotros los italianos, que sobre el altar de lo políticamente correcto recuerda la imagen orwelliana del Gran Hermano.

Crítica al unipolarismo de los EEUU: El discurso de Putin está completamente atravesado por referencias explícitas a la promoción de un “modelo de dominación unilateral” que debe ser rechazado. No sólo en el nombre de los legítimos intereses de la nación rusa, sino sobre todo en vista a la defensa de los equilibrios internacionales, que son socavados sistemáticamente por tal modelo incontrolado.

Así, Putin se pregunta, ¿por qué los EEUU no se adaptan nuevamente al Tratado sobre misiles antibalísticos (ABM Treaty), que desde 1972 garantiza una cierta seguridad internacional, habiendo sido desactivada la amenaza – o presunta amenaza – iraní? ¿Por qué los Estados Unidos intervienen con pesadas sanciones y tasas no sólo sobre los opositores, sino también sobre sus aliados, tratados como “vasallos”? Estas preguntas retóricas esconden una profunda comprensión de los intereses estadounidenses.

Medio Oriente y terrorismo: la acumulación secular de conflictos étnicos, religiosos y políticos en el Medio Oriente ha creado un polvorín. El ISIS es su última manifestación. Putin señaló con franqueza cómo el fracaso de los esfuerzos estadounidenses respecto a la amenaza fundamentalista no depende de carencias militares o técnicas del fracaso de los esfuerzos de Estados Unidos que la amenaza fundamentalista, sino de la actitud equívoca mantenida por los EEUU contra los terroristas, combatidos oficialmente pero en conjunto apoyados cuando pueden ser útiles como oposición a gobiernos legítimos adversarios de la hegemonía estadounidense. Así, el suministro de armas a los rebeldes sirios es un grave error, ya que es extremadamente difícil en una situación política tan caótica prever los modos de empleo y el destino de estas armas. La distinción entre rebeldes “moderados” y “no-moderados” es un puro juego lingüístico. La Libia de Gadafi es, en este sentido, un ejemplo de libro.

Caso sirio: la intervención rusa en Siria se presenta como una acción legítima destinada a restablecer la paz mediante el apoyo a las autoridades políticas oficiales del país. La liberación de los territorios sirio e iraquí del cáncer terrorista es un paso imprescindible para la estabilización del área medio oriental. Al éxito militar debe seguir sin embargo un proceso de consolidación política. Putin señaló que “corresponde a los sirios decidir su propio destino con un apoyo exclusivamente civil y respetuoso por parte de la comunidad internacional, y no bajo la presión externa a través de ultimátums, chantajes o amenazas”. Y de nuevo: “Sobre la cuestión de si al-Assad se debe ir o no, he dicho muchas veces que creo que es un error incluso plantear esta pregunta. Se trata de una cuestión que debe ser decidida por el pueblo sirio”.

El apoyo ofrecido al Islam auténtico y tradicional, tanto en su forma sunnita, como chiíta o alauita – distinto del fanatismo modernista – y el apoyo económico y social serán otros dos elementos clave de una política internacional con visión de futuro en Siria.

Siria puede ser, según Putin, un banco de prueba para probar la madurez de la cooperación internacional, que desde el fin de la Guerra Fría podría haberse desarrollado bajo el signo de la cooperación mutua y que, en cambio, ha conducido a escándalos y fracasos. Afortunadamente los militares, los políticos más responsables, tanto del lado estadounidense como del ruso, están empezando a colaborar y a intercambiar información útil. Un primer paso, este, hacia una auténtica cooperación.

URSS: Putin reiteró que el colapso de la Unión Soviética debe ser contado entre las más grandes tragedias del siglo XX. Lo testimonian el colapso social y económico experimentados por el área rusa, las divisiones internas del Estado y la debilidad de las estructuras políticas de muchas naciones del área pos-soviética. Por lo tanto, apoyar la desestabilización política de naciones soberanas y autónomas – hecho de por sí muy grave – resulta aún más irresponsable en un área tan sensible como la pos-soviética: el caso de Ucrania es emblemático en este sentido. “¿Qué se supone que denemos hacer cuando nos encontramos a un golpe de estado? – pregunta Putin refiriéndose a los acontecimientos en Kiev – ¿Quieres organizar un Irak o Libia aquí? Las autoridades estadounidenses no han ocultado el hecho de que están gastando miles de millones allí. Las autoridades dijeron directamente en público que se han gastado 5 billones de dólares en apoyar a la oposición. ¿Es esta la decisión correcta?”.

La ironía hacia a los Estados Unidos no ha faltado: esta nación, fundada sobre una Constitución que permite la elección “democrática” de un presidente sin el consentimiento de la mayor parte de los electores, realmente tiene una relación particular con la democracia, tanto como para considerar, tal vez, a las fuerzas de la OTAN estacionadas en las fronteras rusas una forma de democracia. Una “democrática” alianza militar, esta última, que sigue proporcionando a Putin material sobre el cual reflexionar.

28/10/15

(Traducción de Página transversal).

Fuente: Russia.it News.

Discurso (en inglés) de Vladimir Putin en el Foro de Valdai el 22 de octubre de 2015.

9 Responses to “Putin, sobre los terroristas: “Mejor combatirlos allí, que esperarlos aquí””

  1. Pues parece que los progres de siempre prefieren sentarse y esperar… como decía un profesor mío “el sentido común no es el más común de los sentidos”.

  2. Sin duda un punto de reflexión… Putin un sabio de otro tiempo… porque no nos gobiernan más sabios

  3. Ajá, los de Putin son bombardeos sanos, no como los de Obama.

  4. Para quien no le guste el estilo Obama ni el estilo Putin, siempre le queda el estilo Erdogan: decir que ataca al “estado islamoide” pero bombardear a los kurdos “por error”… Es el estilo preferido de la UE ;-)

  5. Los kurdos, esas bellas personas que no utilizan el terror y que no trabajan para Israel ni para Estados Unidos.

  6. No es que me disguste en este momento Putin… pero respecto a otros problemas como el Checheno se lo tendría que hacer mirar. Asesinar a la dirigencia chechena… como lo hizo, no es precisamente una muestra de inteligencia y humanidad… ese pensamiento de que “eliminando el perro se acabó la rabia”… sin atender a los procesos objetivos sólo sirven para esconder la cabeza y dejar que las contradicciones se acumulen hasta que consigan volver a estallar y lo paguen, como siempre, los sectores más desfavorecidos. Se me olvidaba decir que este gran hombre llamado Putín fue ayudado por la CIA a cambio de esas maravillosas bases en Asia Central.

    Respecto a los Kurdos…¿acaso será el PKK lo mismo que Barzani?. Mira Conrado, a mi modo de ver…cuando a uno lo arrinconan acude a lo que puede y le sirve. Pero debe ser verdad… Turkia es un pais ejemplar, templo democrático de incuestionables garantias ¿no? y Arabia Saudí también.

    Desde luego no me considero un progre, tampoco un santo, pero todo aquel que esté encantado con el intervencionismo siempre puede presentarse voluntario, eso si, que asuma la respuesta a sus actos. Este servidor que escribe dice lo mismo que los bolcheviques en el 14… ni agua a toda este cúmulo de despropósitos que solo buscan meternos en otra carnicería en la que la clase trabajadora deberá dejar, como siempre, su cuota de sangre para que una élites sigan jugando a el Padrino y reorganizando la tarta para un nuevo reparto.

    Para finalizar diré… que por lo que he visto…en París no es que hayan salido las masas empobrecidas a las calles para defender la igualdad y la fraternidad francesas, más bien se ha notado la presencia de toda esa clase media con gran capacidad adquisitiva a la que le han jodido la normalidad. Esa que es tan indiferente al dolor ajeno y vota liderazgos imperiales. ¿Nadie recuerda ya cuando los norteamericanos destruyeron aquel bunker en Bagdad con 300 mujeres y niños en su interior?. Creo procedente recordarlo aqui y ahora.

    Y yo digo ¿para cuándo un tribunal contra el Trio de la muerte por crímenes de guerra? Siendo esto así y dando ejemplo de nuestra propia miseria… pensaría dejar mi progresismo de lado y combatiría esa figura tan denostada como es Chamberlain.

  7. No voy a entrar ahora en la guerra de Chechenia ni a analizar el nacionalismo curdo (como todo nacionalismo es una arma de división masiva… e impulsos genocidas).
    Pero le voy a dar toda la razón en una cosa a Comunista Aberchale: en París no han salido las masas empobrecidas a las calles para defender la igualdad y la fraternidad (me ahorro eso de “francesas”, como si ellos hubieran descubierto el fuego) sino más bien se ha notado la presencia de toda esa clase media a la que han jodido la “normalidad” (más bien cotidianidad). Esa clase media tan indiferente al dolor ajeno y que votan liderazgos imperiales (yo matizaría imperialistas).
    Uno podrá alegar que es lo normal ser mucho más sensible al dolor de sus allegados y paisanos que al dolor de gentes lejanas. Estoy de acuerdo. Es lo normal…
    ► Lo normal …siempre y cuando que NO te excedas en sentir tanto el dolor de los tuyos en EXCLUSIVA «olvidándote» COMPLETAMENTE del dolor que sufren otros. Es impresentable que un par de días de los atentados del Daesh en Beirut que causaron más de cuarenta víctimas mortales y un cuarto de millar de heridos y mutilados, que apenas mereció brevísimas referencias en la prensa, radio y televisión europeas -y en algunas ni siquiera una línea- se monte la de San Quintín por los atentados en París y se hable nada menos de «un ataque a la humanidad» ¿Los pasajeros rusos del avión derribado en el Sinaí no eran humanos? ¿Los árabes libaneses tampoco?
    ► y lo normal …siempre y cuando el dolor ajeno no haya sido CAUSADO por los dirigentes a los que ellos apoyan.

  8. Hola Guiado…

    El nacionalismo será divisisorio o unificador en función de los procesos a los que se enfrente… ¿no te parece? Es la misma historia, el mismo tópico, repetido una y otra vez también , la acusación permanente de nuestros neoliberales sacando a colación la división social y el totalitarismo que generan los rojos de turno en la sociedad respecto a la lucha por los derechos y la igualdad económica. Claro que…lo que en el fondo se discute es que los que aspiramos a una sociedad sin clases somos unos envidiosos de ese éxito económico del que disfrutan unos pocos.

    Acaso es que los nacionalistas sin Estado envidian a los nacionalistas con Estado, acaso es que la violencia del pobre es igual a la de aquel que tira sus pepinos desde 2000 metros de altura disfrutando de un video juego bélico que no le llena las manos de sangre…

    Un saludo

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: