¿Un gobierno mundial en manos privadas?

EL NUEVO ORDEN MUNDIAL ESTA MAS CERCA DE LO QUE PARECE

por Esther PeñasEl Hotel Bilderberg, en la localidad de Oosterbeek, en los Países Bajos, acogió en 1954 la primera reunión de las personalidades con más poder del planeta. Fue la primera reunión oficial del conocido como Club Bilderberg, una entidad escurridiza y opaca que cada año congrega a los prebostes políticos y económicos en la más estricta discreción. La periodista Cristina Martín lleva más de diez años investigando este núcleo de poder en la sombra, sus propósitos, sus taimadas maniobras. El título de su último trabajo, ‘Los planes del Club Bilderberg para España’ (Ariel) ya es ciertamente inquietante. Escuchamos.

EP – No deja de tener un poso de conspiración judeomasónica. ¿Realmente es tan poderoso el Club Bilderberg?

CS – Llevo diez años investigándolo, y sí, tiene muchísimo más poder de lo que la gente piensa; además, actúa en el subsuelo. Los medios de comunicación nos describen un planeta y una España muy distinta a la real, porque hay gente con poder, que se reúne y planifica, que tiene una estrategia a largo plazo para el mundo, y se llama Club Bilderberg, integrado por gente con muchísimo poder que, al unirse, lo multiplica.

EP – ¿Qué mundo quiere el Club Bilderberg?

CS – Cuando se tiene el dinero se quiere poder, cuando se tiene poder, se desea más poder. El tipo de mundo que quiere es uno diseñado por ellos, con sus leyes comerciales, legislativas, laborales, educativas hechas a su medida, tendentes a que estemos cada vez más desinformados, algo paradójico en la era de la información, que seamos más ignorantes; desde que llevo investigándolo cada vez es más secreto y más enigmático y lo que vemos de él en los medios de comunicación es puro espectáculo, nos lo venden como si fuera algo inocuo. El que fuera secretario general de la OTAN, Javier Solana, reconoció en una conferencia académica que “Europa debe ser el laboratorio del posible Gobierno mundial”. Y así está ocurriendo, estamos asistiendo a instituciones de carácter supranacional que están anulando los parlamentos democráticos, dirigidas por manos privadas. Rockefeller siempre ha manifestado públicamente que es mejor un gobierno en manos de banqueros y de elites intelectuales que en manos del pueblo. Construyen un gobierno mundial, un propósito que, con la crisis, ha ganado terreno, eso se comprueba con algunas de las actas de Bilderberg. ¿Quién ha constituido la Troika? Qué curioso que los tres puntales de la Troika sean miembros destacados de Bildeberg…

EP – ¿De qué tres miembros hablamos?

CS – Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional; Durao Barroso, que fuera presidente de la Comisión Europea y Jean-Claude Trichet, ex presidente del Banco Central Europeo. ¿Qué cargo ocupa ahora Barroso? Miembro del comité directivo de Bilderberg… esto sí que son puertas giratorias.

EP – Me quedo con la frase de Solana, “Europa debe ser el laboratorio del posible gobierno mundial”. ¿Qué tienen que decir a esto China y Rusia?

CS – En 1999, cuando se reúne el Club en Portugal, tratan de adherir a China a su nuevo orden mundial. Este nuevo orden ya lo vende Kissinger cuando llega a España en 1973; él decía que este nuevo orden conseguiría un equilibrio entre países para que no hubiese guerras, basado en el entendimiento, donde todos los grandes países tuviesen su cuota de poder y conviviesen. Pero era mentira, lo que quería realmente era crear instituciones supranacionales para controlarlas. China no ha querido entrar. Entonces se pensaba que sólo la democracia traería el progreso económico, pero China ha demostrado que sin democracia se puede ser un gigante económico. Rusia tampoco quiere rebajarse a que otros países, organizaciones o instituciones internacionales le dicten qué hacer o decidan por ella. Bilderberg pudo someter a Gorvachov, pero no a Putin.

EP – ¿Y el correctivo de Bilderberg a Putin se llama Ucrania?

CS – Lo de Ucrania es un golpe de estado, muchos analistas internacionales ya lo califican así; han puesto un títere de los Estados Unidos, de Bilderberg. Putin defiende lo suyo, la patria rusa, no quiere que nadie le imponga las leyes comerciales, quiere ser un país soberano; España, según la Constitución, también lo es, pero decide por nosotros la Unión Europea, es decir, estamos en manos de Bilderberg. Rusia quiere elegir sus normas, sus leyes (sanitarias, educativas, etc.), no quiere ONU, ni Banco Mundial, ni OTAN, instituciones que surgen después de la II Guerra Mundial, que adquieren el prestigio suficiente para decidir qué es lo mejor para todas las personas del planeta. Al fin y al cabo, lo que dice Putin es que lo que es bueno para ti no tiene que serlo para mí y, en cualquier caso, cede el protagonismo a su pueblo, a sus costumbres, a su cultura. España cada vez se parece menos a España y más a Estados Unidos, con sus McDonald’s, sus centros comerciales…

EP – Nuevo orden no sólo político o económico, sino también cultural….

CS – Sí, una de las frases que dice Kissinger a finales del franquismo, negociando reactivar un antiguo tratado militar para uso de la bases de Morón, es que no sólo quiere tratados militares sino también culturales; a partir de ahí desembarcan todas las películas de Hollywood. ¿Por qué no se podían ver películas rusas, o chinas, o japonesas? Los seres humanos cada vez tenemos menos importancia y somos una mera pieza del engranaje productivo; si no produces, no eres nada, pero si sobresales del equipo de trabajo tampoco sirves. Hay que ser mediocre, esa es la cultura que vivimos impuesta por Bilderberg, la de la uniformidad, esa política perversa de la igualdad que termina siendo degradante.

EP – Y después de esa visita a España, Carrero Blanco, un tipo incómodo para todos, que se negaba en rotundo a ceder las bases a los norteamericanos, que detestaba a la cúpula que se enriquecía a costa del país, vuela por los aires…

CS – La figura de Carrero Blanco es muy desconocida, es cierto que al final se convirtió en alguien muy incómodo, así lo confirman los telegramas de la CIA de 1971, lo dicen así, que lo mejor que podía ocurrir era quitarle de la escena. Se permiten el lujo, incluso, de sugerir posibles sustitutos, como Díez Alegría o Castañón. Carrero critica el comunismo, el capitalismo, la masonería y a esa parte de la élite irresponsable que se lucra a costa de España. El primero, el rey. Así Bilderberg guioniza nuestra Transición; cuando Juan Carlos I propone a Torcuato Miranda a Bilderberg no le gusta porque, a su juicio, tiene poco carisma.

EPEs decir, que a Carrero lo mató la CIA pero nos hicieron pensar que fue ETA…

CS – Eso parece. Desde los años 50 se estaban escribiendo informes en contra de Carrero Blanco porque preservaba el país frente a todo, y no estaba dispuesto a ceder nada. Apenas unos días después de la visita de Kissinger a España, casualmente en zona que había peinado la CIA, a escasos metros de la embajada norteamericana, Carrero es asesinado. Y nadie ve nada… qué casualidad…

EPKissinger es el cabecilla de Bilderberg pero tiene 92 años, ¿quién se perfila como delfín?

CS – Se resisten a abandonar el barco, Kissinger es un Maquiavelo moderno. En septiembre del año pasado publicó su último libro, ‘Nuevo orden’, insiste. Rockefeller cumple cien años ahora, y ahí está. Pero es cierto que están haciendo un importante trasvase, están perfilando una nueva cúpula más joven. El presidente actual es el aristócrata francés Henri de Castries, presidente a su vez de Seguros Axa, por cierto; la última reunión de Bilderberg  afectó directamente a España. ¿Qué ocurrió tras la reunión? La abdicación del rey, un día después. En el libro se demuestra que Juan Carlos es seleccionado por Bilderberg un año antes que por Franco, en 1968. Ahora asistimos a cambios en las coronas vinculadas a Bilderberg, como la holandesa o la danesa, es decir, hay un trasvase generacional en todas las esferas. Vamos a ver qué ocurre con esta nueva reunión. Hace dos años, cuando Soraya Sáenz de Santamaría fue la invitada a la reunión Bilderberg, España, que se había resistido a pedir el rescate, lo solicita.

EP – ¿Rescate? ¿Hubo rescate para España? Pensé que era una ayuda…

CS – Sí, una ayuda… Soraya quería eurobonos para que la deuda se hiciese común, pero le dijeron que no. Y hubo rescate bancario.

EP De los nombres españoles vinculados a Bilderberg (Esperanza Aguirre, Rodrigo Rato, Juan Luis Cebrián, Zapatero, Dolores de Cospedal, Rajoy…) hay uno que sorprende, quizás no tanto a sus propios compañeros de partido como a neófitos: Santiago Carrillo…

CS – La idea es tener también a la oposición dentro. A Felipe González se le ve el plumero desde hace tiempo… El creador de Bilderberg, un financiero polaco, Józef Hieronim Retinger, dijo que había que invitar a políticos conservadores y de izquierdas para que entiendan que, una vez que se traspasan ciertas líneas, ya no existen izquierdas ni derechas. En la antesala del poder no importan las ideologías sino la geopolítica. Santiago Carrillo no ha sido oficialmente invitado al club pero sí por otro español, socio de Rockefeller, Antonio Garrigues Walker, que pertenece al Club y a la Comisión Trilateral, a visitar a toda la plutocracia yankee; además, dio una conferencia en Yale, feudo de Bilderberg que enseña a los jóvenes ricos de Estados Unidos ese nuevo orden… Sólo tienes que hacer memoria de la Transición, que resulta ser un momento en el que se contenta a todos porque todos reciben una parte del pastel. Carrillo y el PSOE aceptan la monarquía, aquel PSOE de antaño, tan republicano… O cuando el rey Juan Carlos abdica, ¿qué dijeron los partidos republicanos? Cerraron filas en torno a Felipe VI. A los manifestantes republicanos, el día de la coronación, se les acotó policialmente, luego no hay libertad de expresión. El caso es que, al final, muchos representantes del pueblo se venden por dinero, prestigio, poder…

EP El avance de nuevas formaciones contrarias a este nuevo orden mundial, en países como Grecia, Italia, Portugal o España, ¿será absorbido como parte de una entropía del sistema o realmente serán un estorbo?

CS – Esta es una opinión: serán absorbidos.

EPEn Grecia parece que se resisten…

CS – Pero las vías por las que tienen que transitar están hechas, no hay camino alternativo…

EP ¿Y una especie de autarquía, como Islandia?

CS – Sí, pero sería algo a largo plazo. Bilderberg nos lleva 61 años de ventaja, 61 años desinformando, enfrentándonos los unos a los otros; si fuéramos capaces de ponernos de acuerdo sería posible. Sí, el caso de Islandia es paradigmático, ya no aparece en los medios de comunicación. Se dieron cuenta de que el ataque era externo, es un país con una población pequeña cargada de intención y voluntad de salir de la crisis, para lo que encarcelaron a los bancos. Islandia ha retirado su candidatura para entrar en la Unión Europea, se ha dado cuenta de que puede defender mejor su soberanía nacional fuera que dentro de la Unión Europea, que no deja de ser una trampa. Si Grecia o España tuviera esa capacidad de organizarse… Pero aquí seguimos con las dos Españas de Machado, esa estrategia tan Bilderbergiana del ‘divide y vencerás’. Creemos que el enemigo somos nosotros. Hay demasiado odio entre izquierda y derecha, una élite irresponsable, un rey más preocupado en su corona que en los españoles… basta escuchar los últimos discursos de nuestro Jefe de Estado, son propaganda del nuevo orden… Por no hablar de los medios de comunicación, el accionario de todos ellos son fondos de inversión, todos presentes en Bilderberg. Sin información estamos perdidos, el problema no es que tu vecino sea de derechas o izquierdas, hay que mirar más arriba… Por si fuera poco, estamos muy cansados, nuestros horarios laborales nos dejan muy poco tiempo para pensar y contamos con muy poca ilusión… al fin y al cabo, ¿quién ha sacado a España siempre de sus crisis?

EP Los cuatro muleros…

CS – Exacto, los españoles, esto es lo que hay que hacer, propiciar el debate, crear punto de reflexión y de encuentro, hablar con contenido, no con consignas.

EP El Papa, ¿puede ser un catalizador de esa ilusión que falta? Su discurso en el Parlamento Europeo es un ataque a los principios del Club…

CS – Francisco se está plantando a ellos, a los masones y al nuevo orden mundial. Rockefeller, en la ONU, anunció que somos demasiados, que sobra gente en el mundo… La Iglesia es una de las pocas instituciones internacionales que se opone frontalmente a la cultura de la muerte, y Francisco tiene un carisma natural, no prefabricado como el de Obama, es capaz de aglutinar y entusiasmar a la personas, algo que ellos, Bilderberg, no logra. Estoy expectante ante este Papa.

EPAlgunas voces auguran que el Tratado Transatlántico de Libre Comercio dinamita los derechos laborales y menoscaba el medioambiente. ¿Es el TTIP otro vástago de Bilderberg?

CS – Se está cocinando en secreto, ni los parlamentarios tienen acceso a toda la información. Surge para plantar cara al mercado chino. En 2011, tras el desastre de Fukushima, China y Japón firman un acuerdo comercial para no pasar por el dólar, y hacer transacciones con yenes y yuanes, y eso pone muy nervioso a Bilderberg, que quiere controlar el mercado. Así que sacan ese  antiguo tratado con la intención de imponer una uniformidad de leyes; esto es como lo del euro, nos hicieron creer que era maravilloso… Nos quieren hacer creer que el tratado es la única solución posible a la crisis, pero lo que hay detrás son bajos salarios, tribunales en manos privadas, recompensaciones de los Estados a las empresas que no obtengan los beneficios planificados…  Henri de Castries afirmó hace poco: “¿Dónde está escrito que los salarios no puedan bajar? ¿Que tengamos las empresas que pagar la Seguridad Social a los trabajadores?” Por eso están socavando la sanidad pública, para que los europeos nos demos cuenta de que lo mejor es contratar una póliza privada. ¿Y qué hace el Parlamento Europeo? Nada… y si lo hace, no sirve, acuérdate de cuando se aprobó erradicar la práctica del roaming… las compañías telefónicas se negaron y de nada sirvió la votación.

EP – Una última, sobre el Estado Islámico. Partiendo del hecho de que no tenían la mejor de las situaciones sociopolíticas posibles, países como Libia, Siria, Egipto viven una situación de desestabilidad que ha propiciado el ascenso al poder del ISI. ¿Es un monstruo creado en laboratorio y fuera ya de control? 

CS – Hace cinco años ya hablé de la Tercera Guerra Mundial, en Telecinco. Se rieron de mí, pero uno de los temas en agenda de Bilderberg era la nueva arquitectura de Oriente Medio. Las primaveras árabes han desmantelado sistemas que, como dices, no eran perfectos, pero permitían un marco de convivencia. Hoy en día hay millones de desplazados, a Gadafi descubrimos que lo mataron los servicios secretos franceses… Ya hay analistas internacionales de prestigio que comienzan a utilizar ese término, Tercera Guerra Mundial. El Papa también habló de él. Los servicios secretos turcos habían visado una y otra vez del ISI, pero lo dejaron crecer. Bilderberg ha contribuido a que el monstruo crezca, y después han puesto el foco informativo en el monstruo. La guerra genera riqueza a estos grandes fondos de inversión.

Fuente: Ethic

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: