Ataque de Texas, otro teatro neoconservador-sionista

FALSA BANDERA

por Brandon Martínez – ¡Qué sorpresa! el ataque ocurrido en el sur de EE.UU., extremadamente sospechoso y artificial, se puede incorporar perfectamente en el conocido guión de los neoconservadores sobre “los musulmanes violentos que están atacando la libertad de expresión” en Occidente.

Desde el tiroteo de Ottawa en octubre de 2014, los neoconservadores- sionistas responsables de las operaciones de falsa bandera que controlan la mayoría de los gobiernos occidentales, han llevado a cabo una serie de trucos detalladamente diseñados para reforzar el controvertido cuento de la “guerra contra el terror” y aterrorizar al público, con el fin de preparar el terreno para que el gobierno pueda aprobar su legislación “antiterrorista”.

Esta vez, según informes de prensa, el 3 de este mes de mayo, dos asaltantes supuestamente abrieron fuego fuera del lugar donde se celebraba un evento islamófobo; un concurso de caricaturas del Profeta de Islam, Hazrat Mohamad(que en paz descanse),organizado por Pamela Gellar, una  judía radical muy conocida por sus intentos para demonizar a los musulmanes e incitar guerras sionistas en Oriente Medio.

El evento montado por Gellar, que se celebró en Garland, Texas, fue un concurso que seguía la misma línea principal de las provocaciones rancias de Charlie Hebdo, con un premio de 10.000 dólares para quien ofrecía la mejor representación despectiva del Profeta Mohamad(P).

Nos han dicho que dos musulmanes estadounidenses, Elton Simpson y Nadir Soofi, se presentaron en el evento con rifles automáticos y lograron disparar y herir a un agente de la policía antes de ser abatidos a tiros frente a Curtis Cullwell Center. Pero, como siempre, es difícil confirmar la veracidad de las cosas que nos cuentan.

Los medios de comunicación insinúan que los dos hombres tenían lejanos vínculos con EIIL(Daesh, en árabe). Sin embargo, el único vinculo existente parece ser los comentarios alabadores publicados en las cuentas de Twitter de los afiliados a EIIL.

Lo que es cierto es que uno de los presuntos agresores, Elton Simpson, de 31 años de edad, fue monitoreado por el FBI desde 2007, e incluso había sido condenado en 2011 por mentir a las autoridades federales e intentar unirse al grupo terrorista Al-Shabab en Somalia. Registros del tribunal indican que Simpson estaba en contacto con un informante del FBI llamado Daba Deng, quien recibió más de 100,000 dólares de esta corrupta agencia para trabar amistad con Simpson. Extrañamente, Simpson solamente recibió tres meses de libertad condicional y fue puesto en libertad pese a los cargos que habían en su contra.

¿Cuántas probabilidades hay de que el FBI haya dejado de vigilar a Simpson después de su arresto en el 2011? ¿ cuántas probabilidades hay de que Simpson y su presunto cómplice hubieran sido capaces de comprar pistolas y rifles que supuestamente utilizaron en el fallido ataque de Garland sin haber sido pillados por los federales? ¿cuántas probabilidades hay de que el FBI, junto con los neoconservadores sionistas dirigidos por Pamela Gellar, hubiera montado todo este espectáculo de la nada usando la técnica de ‘gran mentira’ de los neoconservadores?

El Wall Street Journal informó que de hecho, unas horas antes del incidente, el FBI, advirtió a la policía de Garland que Simpson era una amenaza. El International Business Times nos dice:” el director del FBI, James Comey, dijo el jueves que su agencia apenas unas horas antes de los disparos, había enviado un folio al departamento de policía de Garland que incluía una foto de Simpson. Reuters también confirmó que la advertencia del FBI decía que Simpson era interesado ​​en el evento antimusulmán organizado por Gellar.

El FBI, se lavó las manos diciendo que a pesar de esta advertencia a la policía de Garland sobre Simpson, el sujeto “no dio ninguna muestra de haber estado planeando un ataque”. La cadena televisiva de noticias, WFAA8, agregó que “el portavoz de la policía de Garland, el oficial Joe Harn, anunció en una rueda de prensa celebrada el lunes a las 10 a.m. que la seguridad se había incrementado por el motivo de la polémica exposición y que el FBI había estado implicado en el plan desde hace meses. Pero ¿de qué plan estaba exactamente hablando Harn?

Después del presunto agresión de Simpson y Soofi, la policía examinó su coche en busca de explosivos y como era de esperar, no encontró nada.

Al igual que los otros chivos expiatorios de los tiroteos en Ottawa, Sídney, París y Copenhague, que muy convenientemente ocurrieron durante un plazo de seis meses, uno de los dos individuos presuntamente implicados en el tiroteo de Garland fue bien conocido por las autoridades y había sido previamente en contacto con un informante del FBI que se hacía pasar por un musulmán radical.

Cada vez, se repite el mismo modus operandi; pagan a un informante para que induzca, incite o engatuse de otra manera, a un impresionable, inepto y quizás desesperado joven musulmán y hacer que este joven planifique un acto violento, y luego preparan el terreno para que este individuo lo lleve a cabo. Luego, se hacen el tonto en lo referente a la “amenaza” que constituye esta persona, negando tener conocimiento alguno de sus intenciones pese a los enormes recursos que han tenido para haberlas averiguado. Luego se aseguran de que la víctima/chivo expiatorio sea asesinado para que no pueda hablar y revelar algo en un juicio adecuado.

Incluso si el ataque fallido se hubiera desarrollado tal y como dicen los medios de comunicación, el FBI sigue siendo responsable (independientemente de su dudosa” advertencia “que no tuvo resultado alguno) ya que, a pesar de tener más que suficientes indicios para sospechar que Simpson y su compañero estaban tramando algo, no hicieron nada.

También, sin duda sabía que la exposición de ‘Dibuja al Profeta’ de Gellar, era el cebo perfecto para cualquier radical que intentara hacerse famoso, y sin embargo permitió que el programa provocativo procediera con el pretexto de “defender la primera enmienda”. Como confesó también el portavoz de la policía de Garland, todo había sido planeado desde hace meses. Sólo los muy ingenuos o irremediablemente ilusos podrían creer la negativa de FBI cuando esto dice que los ataques de este tipo no se llevan a cabo bajo su supervisión ni se organizan mediante sus informantes, como el caso de Simpson.

Los medios de comunicación, influidos por los sionistas, han aprovechado este último juego de terror para fomentar la campaña de miedo de “terrorismo de cosecha propia”, induciendo las masas crédulas aun más profundamente en el letargo artificial de ignorancia voluntaria sobre la fabricada naturaleza de “terrorismo” en Occidente.

* Brandon Martinez es un escritor y periodista independiente de Canadá, especializado en política exterior, asuntos internacionales y la historia de los siglos XX yXXI. Durante años, ha escrito sobre el sionismo, la relación de régimen de Israel y Palestina, la política exterior canadiense y de EE.UU., la guerra, el terrorismo y el papel de los medios de comunicación en la política. Sus artículos y análisis han aparecido en Press TV, Veterans Today, Media With Conscience News, Whatsupic, Intifada Palestine, Information Clearing House, What Really Happened, y otros medios de comunicación alternativos. Es el co-fundador de Non-Aligned Media y el autor del libro “Grand Deceptions: Zionist Intrigue in the 20th and 21st Centuries”.

Fuente: HispanTV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: