El Imperio de nuestro mañana

ALEXANDER DUGIN

por Alexander Dugin – En nuestro Sacro Estado Gran-Continental habrá tres tipos (con variaciones y subtipos, bien sûr):

  • Filósofos-sacerdotes (clero).
  • Guerreros héroes reales (aristocracia, nobleza).
  • Trabajadores-lugareños (pueblo).

Si usted no se reconoce entre estos tres tipos, no será incluido en este Estado.

Esta es la estructura clásica de la sociedad indoeuropea originaria, que siempre (y para siempre) ha sido la esencia misma de las ideas sociales y políticas de las culturas europeas e indoeuropeas de Eurasia. Surge en tiempos remotos, en la antigüedad, en la civilización mediterránea en la Edad Media, e incluso a través de la patología de los tiempos modernos (en forma ilegible).

Por qué tratar con parodias, necesitamos un Sacro Imperio.

A la cabeza, el Basileos sacro, el Gran Monarca.

Vea: hoy todo el mundo plantea proyectos completamente utópicos y no duda en hacerlo. Cualquier desfile gay universal con seres poshumanos poseídos por las divisas virtuales y la inmortalidad física (liberales). También el califato global (wahabitas).

Luego, aquel centro mesiánico mundial en Israel que alimenta la mano de hierro ger-toshav (sionista) [1]. Los “realistas” y los partidarios del statu quo (que dicen: no pasará nada y todo será como lo es ahora, como de costumbre, como si todo hubiera sido como ahora, sin sentido – todo fue siempre diferente, y eso depende de lo que somos como seres humanos libres, y de lo que queremos profundamente en nuestros corazones) refunfuñan un completo absurdo – no hay nada más utópico que el deseo de preservar todo lo que existe en este momento. En cualquier caso, somos guiados por grandes proyectos.

Por qué deberíamos escondernos, como tradicionalistas y esencialmente conservadores, tras la fachada de nuestros planes y proyectos basados en secos cálculos racionales (nadie nos cree de todos modos). Por lo tanto, es posible hablar abiertamente: nuestro objetivo es el Imperio Indoeuropeo – desde Vladivostok hasta Dublín. Bajo la bandera de Cristo y del Gran Monarca. El Imperio del Pueblo, gobernado por los sabios y los valientes. No existirán allí mercaderes y politecnólogos, oligarcas y usureros.

Todo aquel al que no le guste, puede irse o hundirse en las otras asquerosas, en mi opinión, utopías.

La Gran Ucrania es una tontería, irrealizable, rencorosa, mezquina, envidiosa, basada en el resentimiento como idea nacional. Pero la Gran Rusia no es una tontería. Fue y será. Nuestras tierras se estrechan, y luego, como un resorte, se expanden.

Como siempre. Así late el corazón de Rusia. En 1991 se nos apretó de nuevo. Con Osetia, Abjasia y especialmente la guerra de Crimea y la cuenta atrás de Novorussia, es tiempo de Imperio. Muchos de nosotros quieren detenernos, pero no tendrán éxito. Estamos construyendo una sociedad diferente en general, otro Estado que el que tenemos ahora. De este estado de transición no será dejada piedra sobre piedra, como no se dejó piedra del Imperio Ruso y después de la Unión Soviética. Y no vamos hacia atrás, sino que avanzamos.

La eternidad no está en el pasado, está también siempre en el presente, y lo más importante, en el futuro. Toda la eternidad está por delante. Esta es la verdadera vanguardia.

El Sacro Imerio Indoeuropeo del Fin, ese es nuestro verdadero futuro. El malentendido actual se disipará como el humo.

Rusia retorna a la historia y construirá una nueva Rusia. Imperial y absoluta. Novorussia.

(Tradución al inglés de Vladimer Ilin)

Observaciones de Vladimer Ilin:

Puedo esbozar algunas cosas en nuestro camino:

1. Espiritual. Protestantes  y sectas americanas son el obstáculo primordial. Lo político siempre depende de lo espiritual, y no podemos ignorar su influencia destructiva en nuestra sociedad ortodoxa. Necesitamos una reforma conservadora en todas partes.

2. Política. Todos los traidores, cobardes e intrusos son el obstáculo primordial, aquellos que en Novorussia frenan el proceso de nacionalización de las industrias de la oligarquía y desobedecen al Comandante Igor Strelkov. Lidiar con ellos bajo la ley marcial.

3. Cultural. La imagen de un pueblo (Laos) es reemplazada hoy con los medios de difusión. La Cultura (sociedad del espectáculo) está formada por conceptos populares de manipuladores infernales y no a través de la casta superior, como realmente debería ser.

Nuestra vida política vivirá cuando la purifiquemos con el Fuego (Idea, eidos), separando la valioso de lo sin valor.

(Traducción Página Transversal)

Fuente: The Fourth Political Theory

[1] Ger-toshav (en hebreo:  גר תושב – ger, “extranjero”, y toshav, “residente”) en el judaísmo es un término que designa a un gentil que vive en la Tierra de Israel.

Extraído de: La Cuarta Teoría Política en español.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: