Dinero soberano

DENES MARTOS

por Denes MartosSinceramente creo que los establecimientos bancarios son más peligrosos que los ejércitos permanentes y que el principio de prestar dinero que deberá ser pagado por la posteridad, bajo el nombre de financiamiento, no es más que una estafa a futuro en gran escala. Thomas Jefferson; Un banco es un lugar en donde te prestan un paraguas cuando hace buen tiempo y te piden que lo devuelvas ni bien empieza a llover. Robert Frost

Podríamos decir que vivimos en una era de la información por la superabundancia de la misma, pero eso no quiere decir que la nuestra sea una era de personas bien informadas.

Es que, por un lado, la superabundancia genera imposibilidad de conocimiento: es físicamente imposible recorrer y asimilar toda la información disponible. Por el otro lado, el bombardeo informático genera una cierta anestesia para con todo aquello que no nos interesa de un modo específico, por lo cual directamente buscamos las informaciones que nos interesan – y solamente esas informaciones – con el resultado que nos quedamos encerrados en el estrecho mundo de nuestros intereses personales inmediatos y, por regla general, ignoramos olímpicamente todo lo demás que ocurre a nuestro alrededor. O bien y por lo menos, nos conformamos con una versión muy resumida, y generalmente muy distorsionada, de todo lo que no entra en nuestra especialidad.

Así es como en nuestros medios Islandia prácticamente ni ha figurado ni figura como noticia. Hasta es posible que relativamente pocos argentinos serían capaces de ubicar a Islandia en el mapa. Menos todavía serán quienes sabrían decir a qué se refiere un nombre algo raro como Reykjavik. Pero eso no sería lo importante. De última, confieso que yo también tuve que buscar en Google a Ulan Bator para desasnarme y enterarme de que era la capital de Mongolia. Claro que después seguí buceando y, cuando me topé con Tsagaan Khass, [1] se me volvió a confirmar mi vieja teoría en cuanto a que la realidad supera hasta a la más audaz de las fantasías. Pero ésa sería otra historia. Aunque también ésta subraya la enorme cantidad de cosas de las que uno ni se entera a pesar de que la información está disponible, apenas a un par de clics de distancia.

Pero más allá de curiosidades, excentricidades y exotismos, Islandia hubiera merecido ser noticia por estos días. Porque, de prosperar un proyecto de ley presentado en el parlamento de Islandia, podría comenzar la revolución financiera más importante de los últimos tiempos y decididamente se produciría el quiebre de la teoría monetaria moderna. [2] Con ello, podría quedar destruida la base misma del terrorismo monetario practicado por la plutocracia usurera internacional.

La idea es relativamente bien simple: según el proyecto, en el futuro los bancos comerciales islandeses podrán ofrecer créditos exclusivamente con la intervención del Banco Central al cual se le vuelve a adjudicar el monopolio real en todo lo referente a la base monetaria y a la emisión de la moneda. El concepto, según un informe encargado por el primer ministro islandés es, ni más ni menos, abandonar el sistema bancario actual y pasar a un sistema de “dinero soberano“.

Para entender cómo funciona el sistema bancario actual, lo primero que hay que saber es que los bancos no tienen dinero propio en realidad; viven de prestar el dinero de sus depositantes. A su vez los bancos centrales – o sus equivalentes como la Reserva Federal de los EE.UU. p.ej. – pueden eventualmente controlar la cantidad de moneda emitida pero no la moneda que se crea indirectamente a través de los préstamos o créditos bancarios. Y además de eso, en función de lo que se conoce como el multiplicador bancario, un banco puede prestar la misma cantidad de dinero varias veces. Frente a esto, la propuesta islandesa implica que el Banco Central de Islandia creará dinero directamente para uso de sus contribuyentes mientras que los bancos pasarán a ser simples administradores de cuentas y pagos, funcionando solo como intermediarios entre ahorristas y prestamistas.

La propuesta es realmente una herejía para el liberalismo. Significa la muerte de una de las vacas sagradas más importantes del capitalismo liberal desde el momento en que devuelve el banco central nacional al administrador del Bien Común que es – que debe ser – el Estado.

Los islandeses tienen esto último extraordinariamente en claro. Después de la crisis financiera del 2008, que destapó toda una serie de irregularidades y abusos por parte de los bancos, Islandia fue el único país que metió presos a más de 16 directivos del ámbito bancario. [3] Más todavía: hasta el primer ministro Geir H. Haarde fue acusado, juzgado y hallado culpable por su papel en el manejo de la crisis. Y también Islandia es el único país del mundo cuyo Estado no ofrece ninguna garantía frente a las posibles pérdidas de los bancos comerciales. Lo de privatizar las ganancias y socializar las pérdidas, un método tan caro al sistema plutocrático internacional, simplemente no funciona en Islandia.

En cuanto a la propuesta, por el momento se trata solamente de un proyecto de ley pero que, de aprobarse, seguramente desatará un torrente de comentarios y de críticas. De cualquier modo que sea, será cuestión de preguntarse: ¿Cómo? ¿No era que una medida así no es posible? ¿No era que algo así atenta contra la “ley de la gravedad” de la economía? ¿No era que, con tan solo intentar algo parecido, toda la estructura económica necesariamente tendría que saltar por los aires y toda la actividad económica se derrumbaría como un castillo de naipes?  Pues, parece que en Islandia no piensan así.

Y eso es bueno.

Porque también se nos ha dicho que hay que pagar las deudas contraídas por las dictaduras a bancos que sabían que se trataba de dictaduras y, más aún, sabían también que eran deudas impagables. Y también se nos ha dicho que, de no pagar, el país en cuestión quedaría aislado y segregado como un enfermo contagioso; repudiado por todos sus pares del mercado internacional.

Pero sucede que, de hecho, esas deudas no deben pagarse porque constituyen lo que incluso la legislación internacional reconoce como “deuda odiosa”. Solo que hasta ahora nadie tuvo ni el coraje ni el suficiente conocimiento técnico-jurídico como para plantear el problema desde una posición ganadora.

Islandia nos está demostrando que las vacas sagradas de la economía liberal capitalista no son para nada intocables. La libertad absoluta para que los bancos hagan lo que se les da la gana es una de ellas y desde ya podemos anticipar que el mundo no se vendrá abajo si el proyecto islandés se convierte en ley.

Como que tampoco se vendría abajo si, siguiendo la lógica de ese hecho, alguien plantearía seriamente el problema irresuelto de las deudas externas fraudulentas.

Pero claro. La resistencia a medidas como ésas necesariamente es y será siempre feroz. Como ya apuntamos más arriba, en relación con la crisis del 2008 los islandeses metieron en prisión a algo así como una docena y media de directivos del ámbito bancario.

Hablando solamente de nuestro país para no ir más lejos: ¿cuántas personas creen ustedes que terminarían en prisión si se investigase a fondo su responsabilidad en la conformación de la deuda externa argentina?

NOTAS
1)- http://www.elconfidencial.com/multimedia/album/mundo/2014-03-25/asi-son-los-nazis-de-mongolia_106259/
2)- http://radio.uchile.cl/2015/04/07/islandia-planea-restarle-atribuciones-a-los-bancos-privados
3)- http://www.foxnews.com/world/2015/02/13/iceland-fraud-case-former-kaupthing-bankers-receive-prison-sentence-for-market/  – Aparte de las mencionadas en esta nota, en total, unas 16 personas directamente relacionadas con la actividad bancaria fueron juzgadas y condenadas a varios años de cárcel.
Todas las páginas web citadas estaban activas al momento de la publicación de esta nota.

Fuente: Denes Martos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: