El juego de Poder detrás del cambio de régimen en Rusia

pepe-escobar

por Pepe Escobar – Con “amigos” como el Presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el máximo comandante de la OTAN el general Philip Breedlove, la UE ciertamente no necesita enemigos. El General Breedhate ha hecho su mejor imitación del Dr. Strangelove, advirtiendo que la malvada Rusia está invadiendo día a día a Ucrania. La clase política alemana no está contenta.

Tusk, en reunión con el presidente estadounidense, Barack Obama, estableció el Divide y Reinarás al revés; insistió en que, “adversarios extranjeros” estaban tratando de dividir los esfuerzos conjuntos de EE.UU. y la UE – cuando en realidad los EE.UU. son los que están tratando de separar a la UE de Rusia. Y justo en ese momento, responsabilizó a Rusia – con el falso Califato del ISIS/ISIL/Daesh.

¿La salida para Tusk? La UE debe firmar la estafa diseñada por las corporaciones Estadounidenses conocida como Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP por sus siglas en inglés), o la OTAN llevada al comercio. Y así el “Occidente” gobernará para siempre.

La OTAN puede de hecho encarnar la última paradoja geopolítica/existencial; una alianza que existe para manejar el caos que engendra.

Y aún así, girando alrededor de la OTAN, hay muchas más tácticas diversionistas que las que aparenta. Por ejemplo las últimas declaraciones del rusófobo Dr. Zbigniew “Gran Tablero de Ajedrez” Brzezinski. En una conferencia en el Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales, el Dr. Zbig advirtió que los EE.UU. y Rusia deben saber que si Ucrania se convierte en miembro de la UE, no se convertirá en miembro de la OTAN.

Bueno, querido Doctor, tenemos un problema. La UE tiene cero interés en incorporar a un estado fallido mantenido en vida vegetativa (inmensamente costosa) por el FMI, y técnicamente sumido en una guerra civil.

Por otra parte los EE.UU. tiene total interés en una Ucrania siendo miembro de la OTAN; esa es la razón de la demonización implacable de Rusia posterior al Maidan.

Llámenlo la maniobra Dr. Zbig; la ilusión neo-con; por lo que ciertas facciones claves del Imperio del Caos/Maestros del Universo morirían; o todas las anteriores; el objetivo final es el cambio de régimen y el desmembramiento de Rusia. La inteligencia rusa sabe todo acerca de esta intrahistoria.

Para evitarlo, habría solo una solución, que incluye; fin de las sanciones a Rusia; fin de la guerra sobre el precio del petróleo/rublo; las naciones del este de Europa fuera de la OTAN; Crimea reconocida como parte de Rusia; el este de Ucrania totalmente autónomo, pero permaneciendo como parte de Ucrania.

Todos sabemos que esto no va a suceder en el corto plazo – si es que ocurre. Así que está destinada a prevalecer una desagradable atmosfera de Guerra Fría 2.0 – junto con la demonización implacable cosechando sus beneficios. Una nueva encuesta de Gallup muestra que la mayoría de los estadounidenses ahora ven a Rusia – por delante de Corea del Norte, China e Irán – como el enemigo público número uno de los EE.UU. y la mayor amenaza para Occidente.

Deja que te lleve en un misil de crucero

El sueño del Imperio del Caos del cambio de régimen en Rusia siempre ha girado en torno a controlar grandes extensiones de Eurasia. Un títere en Moscú – una copia del secuaz borrachón Yeltsin – liberaría para Occidente inmensos recursos naturales de Rusia, con los contiguos “stans” de Asia Central como un bono.

Si por el contrario Rusia mantiene su influencia, incluso indirectamente, en Ucrania y en la riqueza del petróleo y gas natural de Asia Central, Moscú es capaz de proyectarse de nuevo como una superpotencia. Así que una vez más, esto es en gran parte acerca de la dominación de la Ductistán Eurasiática; cualquier otra cosa significa una amenaza directa para el mundo unipolar.

La inteligencia rusa es muy consciente de la implacable presión de Estados Unidos orientada a romper en pedazos a Rusia, debilitándola, hasta que Rusia se convierta en un páramo de caos no muy diferente a Irak o Yemen – con los recursos naturales fluyendo entonces libremente hacia Occidente.

Es por eso que la presión se ha incrementado hasta alcanzar casi las proporciones de guerra nuclear. Algunos adultos de la UE sin embargo están empezando a tener el panorama.

La UE simplemente no tiene los fondos para invertir realmente en los stans de Asia Central, o para inyectar miles de millones de euros (devaluados) en los oleoductos a través de Azerbaiyán. Libia, Nigeria y Oriente Medio (desde Irak a Yemen) que son un desastre. La UE no tiene la seguridad energética en el Medio Oriente ni en África del Norte, y sin Rusia no tendrá seguridad energética alguna.

Este conjunto de circunstancias revela el espectro de la Guerra Fría 2.0 calentándola a un punto aún más desconcertante. No es necesario añadir que, Polonia, Ucrania y otros desventurados europeos del este serían meros peones si una guerra civil en toda regla estalla en Ucrania – el objetivo explícito de esa fantasía de los americanos, la Kaganate de los Nulands o Nulandistan.

En un escenario – ciertamente aterrador – de guerra, Rusia sellaría el espacio aéreo del este de Ucrania contra el poder aéreo estadounidense usando un arsenal sofisticado de misiles de defensa. Se utilizarían las armas nucleares tácticas por primera vez. Europa estaría básicamente indefensa ya que el Dr. Strangeloves de la OTAN estaría tentado a lanzar una guerra nuclear a gran escala. Aún así, los misiles balísticos intercontinentales de la OTAN, los misiles de crucero y los aviones de combate no atravesarían los sistemas de misiles de defensa rusos S-400 y S-500.

Provocar al oso ruso es una tarea de auto-derrota. El abandono de Rusia del histórico Tratado sobre Fuerzas Convencionales en Europa es un asunto realmente serio; la OTAN está más que alarmada. Sin mencionar el anuncio de Moscú de que tiene el derecho de colocar – e incluso puede haber colocado – armas nucleares en Crimea. Mientras tanto los militares rusos continúan probando las defensas de la OTAN haciendo volar sus aviones dentro del perímetro de defensa de la OTAN.

Eurasia se balancea de un momento a otro de la reconciliación a la provocación. Cui bono? Moscú es un maestro manteniendo a Washington y la OTAN adivinando.

Miren a la mujer cantar

Fue Putin quien primero quiso, hace años, crear un vasto emporio comercial de Lisboa a Vladivostok, incluyendo también a China, usando el tren de alta velocidad para evitar los mares controlados por Estados Unidos. Ese era el plan original pleno de comercio, en lugar de una alianza entre China y Rusia contra la OTAN.

Lo que el Imperio del Caos logró en Ucrania, al menos por ahora, fue dividir a Eurasia en tres bloques en competencia; Alemania-Francia se alió con los EE.UU. (pero con ambos ahora teniendo dudas); Rusia; y China compensada por Japón. Una vez más, es el divide y vencerás – con los EE.UU. como potencia hegemónica perpetua siempre capaz de adaptarse y ajustar su proverbial estrategia de política exterior de bombardeo-y-agresión.

Sin embargo, esto no termina hasta que la mujer gorda (geopolíticamente) canta. La asociación estratégica entre Rusia y China sigue evolucionando – echen un vistazo a las próximas cumbres este verano en Rusia de los BRICS y la SCO. La riqueza del petróleo y gas natural de Rusia y Asia Central seguirá realizando su cambio de sentido hacia China y Asia. Y en pocos años el mantra de los “Excepcionalistas que Controlan las Olas” perderá su influencia.

¿Cambio de régimen? Sigan soñando.

Fuente: El Espía Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: