Venezuela, acciones colaterales

EEUU VENEZUELA

por Jorge Cuello – El país de Chávez es hoy una cantera de constantes novedades y un catalizador de situaciones sudamericanas que durante años se han mantenido en estado potencial, y hoy, las circunstancias las manifiestan a partir de posiciones y medidas de este rico país caribeño.

Su riqueza petrolera le está trayendo problemas, y nada menos que con Estados Unidos. No es chiste. Y la clase dirigente norteamericana, que se muestra decidida a enfrentar los desafíos necesarios para sostener su liderazgo mundial, no hacen muy auspicioso el panorama americano. Ya en febrero del año pasado, el Senador Mc Cain, con una sinceridad digna de una dirigencia bien plantada, dejó absolutamente claro que “Estados Unidos debe intervenir con una flota de guerra y convencer a los países aliados de Colombia, Perú y Chile, que estén listos con una fuerza con capacidad operativa para impedir que Maduro destruya los intereses norteamericanos en juego en la región hemisférica” (NBC,18-02-14).

Ahí está, clarito cómo el agua. De manera que todas las referencias a medidas contra Venezuela por motivos de Derechos Humanos, Democracia, Libertad, etc.etc. son todas pamplinas, son todas mentiras. Mc Cain, al estilo británico, dejo bien claro de qué se trata la cuestión.

De estas declaraciones se desprende que los compromisos de Estados Unidos con las naciones sudamericanas mencionadas por el Senador, parecieran ir mucho más allá del plano económico, y es muy posible que incluyan compromisos militares mantenidos en reserva.

Mientras esta nueva crisis sigue su curso, el Poder Mundial Occidental no deja de jugar las cartas que le corresponde. El 12 de marzo pasado, el relator de la “Organización de Naciones Unidas sobre la tortura y otros tratos degradantes” hizo su aparición en escena, exhibiendo una arrogante falta de diplomacia hacia la nación sudamericana. Acusó al gobierno del Sr. Maduro aduciendo, entre otras tantas muy dudosas argumentaciones, que violó el derecho internacional al no tomar medidas para prevenir actos de malos tratos, como torturas a manifestantes y detenidos, como el caso del líder opositor Leopoldo López (La Nación, Arg. 12 de marzo 2015).

Es decir, a un gobierno electo por el pueblo intentan derrocarlo mediante un golpe de Estado; el gobierno lo desarticula y si pone presos a los golpistas, “¡viola el Derecho Internacional”!. ¡Que lógica perversa!. Y esto lo sostienen los mismos que se rasgan las vestiduras y respaldan invasiones en nombre de “la Democracia y los Derechos Humanos”.

Es que hay un “modelo de invasión” y se cumplen los pasos consecutivamente. El paradigma de este “modelo” es Libia. Ahora, que le toca a Venezuela el turno de renegociar su situación con Estados Unidos, los organismos e instituciones del Poder Mundial Occidental se accionan a su tiempo para que el socio y líder logre sus objetivos. A la Comisión sobre Torturas de la ONU se le sumó, el mismo día, el Parlamento Europeo que “aprobó hoy una nueva resolución de condena contra el gobierno de Venezuela por la “represión” y la “violación de las libertades”,(La Nación, Arg. 12marzo2015)

En el prototipo Libio de destrucción total de un Estado y posterior disolución de una Nación, a estas injerencias le siguieron bloqueos totales de cuentas estatales y privadas en el Banco Mundial, el Banco Europeo y bancos privados. Es decir, le robaron a los libios los fondos depositados. Luego fue la resolución condenatoria a Kahdaffi de la Comisión Permanente de Derechos Humanos de la ONU, inmediatamente el Tribunal de la Haya, y el remate fue en el Concejo de Seguridad de la ONU que autorizó a la OTAN a atacar y destruir todo lo que encontrara en Libia, hombres, mujeres y niños incluidos, y así cumplir con todo lo resuelto por aquellas nobles y ejemplares instituciones del “Mundo Libre”. Y así lo hicieron.

Pero en América del Sur, existe la UNASUR, que al menos tiene vida, y todo indica que Estados Unidos prefirió, hasta ahora, utilizar este medio en la disputa y presiones a Venezuela.

¿Porqué digo esto? Porque ni bien Obama anuncia la firma del Decreto por el que instruye una “Orden Ejecutiva” contra Venezuela, instrumento legal de gobierno norteamericano que siempre precedió a una invasión, el Sr. Evo Morales, Presidente de Bolivia, convocó de urgencia al órgano diplomático sudamericano.

El 14 de marzo se reunió la UNASUR en Quito, Ecuador, con la presencia de los Cancilleres del continente. Pero la novedad es que Brasil, Colombia y Ecuador exigieron que las reuniones fueran secretas, pues sus respectivos Cancilleres, “portaban mensajes reservados” según informó la Agencia EFE.

Al otro día, 15 de marzo, el Sr. Maduro hizo pública la invitación a Estados Unidos a un diálogo fecundo para zanjar diferencias. A la vez que no dejo de compensar esta medida, al menos en el discurso, con una supuesta profundización de las relaciones militares con Rusia.

Es dable observar entonces, que dado el curso que tomaron los acontecimientos inmediatamente finalizada la reunión de la UNASUR, podemos inducir que la “reserva” que exigió Itamaraty se debiera a inmediatos movimientos y gestiones diplomáticas del Brasil, encaminados a apaciguar y abortar el peligro de guerra en el país vecino, y el consiguiente riesgo de ver, en un tiempo próximo, los ejércitos y armadas norteamericanas en la mismísima frontera norte brasilera.

También Colombia exigió “reservas”. Pero en el caso de esta nación vecina a Venezuela, lo probable, si consideramos el sistema de alianzas que tiene con Estados Unidos y la OTAN, es que haya sido vocero directo del Departamento de Estado y el Pentágono.

Y Ecuador está en una posición similar a la de Itamaraty; también va a procurar evitar una guerra en su frontera. Debemos recordar que Ecuador tiene cómo moneda nacional al dólar USA, y sus relaciones con Estados Unidos no dejan de ser cordiales, a pesar de algunos chispazos más discursivos que concretos.

La UNASUR por su parte, concluida las deliberaciones el 14 de marzo, se limitó a “una declaración”, que solicita al Presidente Obama la derogación del Decreto de Orden Ejecutiva contra Venezuela.

En realidad lo importante aconteció a “puertas cerradas”. Y, considerando la posición que expone claramente la clase dirigente norteamericana, y las medidas que toma acorde, es dable concluir que Maduro tomó debida nota de lo delicado de su situación y no perdió tiempo en enviar hacia el Norte las misivas conciliatorias.

Diplomacia subterránea por un lado; la consecuente e inmediata “invitación” a Estados Unidos a negociar por parte de Maduro, el mecanismo del Poder Mundial Occidental de intervención que no detiene su maquinaria para condicionar y presionar a Venezuela, y la demostración que la UNASUR funciona sólo como foro de encuentro y debate, es lo que nos queda cómo conclusión.

En efecto, la UNASUR no demuestra ser una entidad con capacidad de tomar medidas.

No hay en América del Sur una entidad de esa naturaleza sino más bien todo lo contrario, pues la división entre los países del Pacífico y del Atlántico tiende a acentuarse, lo que constituye un verdadero e insalvable escollo para la creación de una institución con aquella capacidad.

En este sentido, en el área del Pacífico, México, Colombia, Perú y Chile consolidan paulatinamente su alianza con Estados Unidos y el Poder Mundial Occidental, a la vez que en el área del Atlántico, Argentina, Brasil y Venezuela pugnan por ampliar sus márgenes soberanos en una diversidad de alianzas y compromisos con Rusia y China, sobre todo.

Si esto es así, habría entonces que hacer un replanteo de los pasos a seguir para una integración sudamericana efectiva, amplia, profunda, puesto que la integración de los bloques aparecería cómo aconsejable para una primera etapa de integración. Actuaríamos sobre la realidad concreta.

Esta división favorece que la UNASUR se consolide entonces sólo cómo foro diplomático, sin capacidad de tomar medidas de otra naturaleza, pero, sin duda alguna, cómo una institución sudamericana necesaria y positiva para la vida pacífica de los pueblos de la América del Sur.

El tiempo y los acontecimientos nos mostrarán sus límites.

Rosario, 19 de marzo del 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: