Venezuela, petróleo y pretextos

LIBERTAD MADE IN USA

por Jorge Cuello –  Cuando el Senador Republicano Paul Coverdale dijera aquel 10 de abril del año 2000 que “había que invadir Colombia, para luego hacer lo mismo con Venezuela”, los ánimos de los sudamericanos fueron un tanto indiferentes a tamaña bravuconada. Nada sucedió.

Pero con el correr de los años, esa animosidad hacia Venezuela, parece permanecer o crecer incluso. En el 2002, el Presidente Chávez sufrió intentos de golpes de Estado, donde fuertes intereses norteamericanos jugaron sus cartas vía sus aliados nativos y extranjeros, Aznar de España por ejemplo,  y que incluyeron hasta la cárcel por unos días del Presidente.

Chavez triunfó.

A poco de comenzar el año 2014, 18 de febrero,  el Senador Republicano Mc Cain manifiesta a la cadena NBC que “Estados Unidos debe enviar tropas de inmediato a Venezuela movilizando una flota de buques a la región, y cree que debe convencerse a un grupo de países aliados en Latinoamérica como Colombia, Perú y Chile para que una fuerza militar esté preparada en términos operativos para impedir que Maduro destruya los derechos e intereses de EEUU en juego en la región hemisférica.

Estas declaraciones son sospechosamente coincidentes con la explosión de manifestaciones sumamente violentas  que estallan en ese mismo mes de febrero, y donde  aparece con fuerza inusitada lo que la teoría sociopolítica basada en los trabajos de Gene Sharp denomina “golpe blando”. “Blando” aunque la ira la desatan francotiradores que matan a mansalva. Fue la rebelión “pacifica”, “popular”, “luchas no violenta” que dejaron un saldo de  cerca de cincuenta muertos. Otra vez triunfó el Presidente venezolano, esta vez Maduro.

Podemos observar en las declaraciones de Mc Cain otra novedad muy interesante y peligrosa: hay naciones sudamericanas, que el senador señala, ¿ya dispuestas a armar sus hombres para atacar una nación hermana? ¿O tal vez hay acuerdos secretos que así lo estipulen?

Un conflicto de la naturaleza que se puede desatar en Venezuela, haría de catalizador para lo que seria la primera Alianza Militar Sudamericana, real y efectiva, ya que los hechos la dejarían conformada, sin duda alguna, naturalmente al mando de Estados Unidos.

El 13 de febrero del 2015, el Presidente Maduro anuncia y muestra al Mundo cómo desarticula un intento de golpe de Estado en su país, con toda la llamada “oposición” cómo operadores del mismo, pero con la novedad de la presencia de Academi (ex Blackwater) la empresa de mercenarios mas importante del Mundo, que atacaría con dos aviones la Casa de Gobierno y otros objetivos muy bien delineados. Otra vez el Presidente Maduro triunfó, con un destacado desempeño de los Servicios de Inteligencia del Ejercito Venezolano.

Sin embargo, lo que juega Estados Unidos en Venezuela es demasiado importante cómo para retirarse de la lucha sin un triunfo. Lo explica en una interesante síntesis el Profesor Nicholas J. Spykman en su trabajo America’s Strategy in World Politics: The United States and the Balance of Power. Podemos leer “”fuera de nuestra esfera inmediata de la supremacía estadounidense, los grandes estados de América del Sur (Argentina, Brasil y Chile) pueden tratar de contrarrestar nuestro poder a través de la acción conjunta […] y una amenaza a la hegemonía de Estados Unidos en esta región del hemisferio (la región ABC) tendrá que ser respondida por la guerra”.

Se aclara un tanto el panorama: la ocupación de Venezuela suena a operación estratégica para toda la región, según la visión del Profesor Spykman.

Y en este marco notamos que el Presidente Obama  deja planteado un nuevo ascenso en la escalada de conflictividad erosionante en Venezuela.  En efecto, el 5 de febrero del 2015, el Presidente presenta la Estrategia de Seguridad Nacional 2, donde aborda los escenarios conflictivos en el Mundo, y señala específicamente a Venezuela como una nación donde están en riesgo los “derechos democráticos”, situación que preocupa a Estados Unidos.  ¡ Primer alerta ¡

Tras cartón, el lunes 9 de marzo pasado, firma Obama una Orden Ejecutiva mediante un Decreto Presidencial, donde declara la “Emergencia Nacional” con respecto a la “Amenaza a la Seguridad Nacional por la situación en Venezuela”.

El Decreto de Obama ya es peligroso. Para no desestimar. Se insinúa cómo el colorario de tantas presiones y planes desestabilizadores, intromisiones y disputas económicas entre ambos países.  Y esto significa lisa y llanamente que Estados Unidos, al menos una buena parte de su dirigencia, está pensando seriamente en ocupar militarmente Venezuela.

Porque es hasta ridículo suponer que el país caribeño puede resultar una “amenaza” a la nación de Washington. Pero… hay otros asuntos, color negro, que efectivamente pueden dañar seriamente a Estados Unidos en caso de que el conflicto en Europa o Medio Oriente se agrave.

Venezuela es uno de los tres principales países con máxima riqueza petrolera en el Mundo. Vende a Estados Unidos ochocientos mil barriles diarios de petroleo que tardan 76 horas en llegar. El petroleo de Arabia Saudí tarda 45 días, con suerte.  Es para Estados Unidos vital ese petróleo sudamericano, pues se aseguraría las espaldas energéticas si los países del Cáucaso o los árabes interrumpen sus envíos, envueltos en guerras importantes.

Asimismo los desplazamientos demográficos en Centro América y hacia Estados Unidos, amén de un agravamiento económico en en toda la región, afectarían negativamente a  Estados Unidos si se  produciría la suspensión o reducción importante del petróleo que Venezuela aporta al Programa de “Petróleo Subsidiado para el Caribe” debido a las necesidades de venderlo a precio de mercado para recuperar parte de la perdida que le ocaciona la caída de los precios del petroleo. Esta situación ha sido manifestada con preocupación por el General John Kelly, Jefe del Comando Sur según informa la agencia EFE en la fecha. Kelly también hace referencia al posible despliegue de naves y aviones Rusos en Venezuela, Cuba y Nicaragua, cosa que “seria molesto”, según sus palabra.

Como vemos, se están jugando cuestiones geoestratégicas muy importantes para U.S.A., aunque  ésta disfraza de idealismos y posiciones éticas que no tiene ni practica, como la Democracia, los Derechos Humanos y otras mentiras de ese tipo.

Arriba mostramos el criterio del Profesor Spykman respecto al Cono Sur. Y en esa línea estratégica, la invasión a Venezuela produciría un shock tan fuerte y una posterior  presión tan importante  sobre los dos gigantes sudamericanos que muy seguramente produciría cambios internos en cuanto al rumbo de alianzas y criterios de política internacional en ambas naciones.

¡Pero de estas cosas no se habla, Sr. Obama.! El Presidente solo habla de ética y democracia, de libertad y progreso. Parece un pastor. Es curioso, en general  los americanos del norte prefieren seguir con sus discursos poco menos que destinados a  discapacitados mentales. Y el énfasis en la defensa admirable a los Derechos Humanos, la libertad de prensa, de expresión  y libertad política, resalta en todos los argumentos y discursos. ¡Que grandeza!

¡Ah¡ Me olvidaba. El otro día leí esta noticia

Mueren 3 periodistas que preparaban vídeo sobre la implicación de EEUU en el 11-S

Tres periodistas que trabajaban en un documental sobre la implicación del gobierno norteamericano en el derribo de las torres gemelas murieron casualmente en estos días atrás.Se trata del ex reportero internacional de la NBC, Ned Colt, el corresponsal de CBS News, Bob Simon, y el periodista del New York Times, David Carr.

Bob Simon, de 73 años, falleció el miércoles en Nueva York en un accidente de tráfico y el jueves

Ned Colt, de 58 años, murió por un derrame cerebral masivo, seguido en cuestión de horas porDavid Carr, de 58 años, quien de repente cayó fulminado y murió en su oficina del New York Times.Destacar que Carr había entrevistado al exagente de la NSA Edward Snowden unas horas antes de morir.

Los tres periodistas más Brian Willias, quien debió renunciar a la NBC por mentir sobre una noticia de Irak, habían formado una compañía independiente de noticias el mes pasado y estaban listos para presentar el archivo más secreto del Kremlin, con las pruebas definitivas de EEUU como autor de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

(La noticia pueden rastrearla en www.taringa.net – 2 de marzo del 2015, en ww.cadizdirecto.com, http://www.horizontnews.com/, etc.etc.)

Rosario, 12 de marzo del 2015

Fuente: Jorge Cuello

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: