Huthis alzan la voz contra cualquier desestabilización de Yemen

YEMEN Líder de Ansarolá (Houthi) Abdul-Malik al-Houthi

El jefe del movimiento huthi Ansarulá, Abdel Malik Huthi, alzó el tono el martes para advertir en contra de cualquier intento de “desestabilizar el país”.

En un discurso televisado desde su feudo en Saada, en el norte de Yemen, Abdul Malik al Huthi advirtió que “el interés de todos, en el interior y el exterior, es que Yemen sea un país estable”.

“Aquellos que apuestan por el caos y quieren destruir la economía y la seguridad del pueblo se engañan”, señaló, advirtiéndoles que “sus intereses sufrirán”.

Su advertencia fue dirigida a los yemeníes apoyados por el extranjero, pero también a otros países, sin nombrarlos, que han manifestado su rechazo a las medidas adoptadas por los Comités Revolucionarios pro-huthis, incluyendo EEUU, la Unión Europea y sus vecinos árabes.

Él citó en particular a las monarquías del Golfo que han amenazado con “defender sus intereses” frente a un “golpe de estado” en Yemen, un país fronterizo con Arabia Saudí.

Los Comités Revolucionarios anunciaron el viernes la disolución del Parlamento y la instalación de nuevas instituciones estatales tras la dimisión, a finales de enero, del presidente Abd Rabbo Mansur Hadi.

La dimisión del presidente, bajo presión extranjera, buscaba desestabilizar el país, según los huthis.

Un partenariado bajo el marco de la Declaración Constitucional

Dirigiéndose a sus adversarios políticos, Abdul Malik al Huthi propuso “un partenariado” en el marco de “la Declaración Constitucional” anunciada por los Comités Revolucionarios.

Él atacó en particular al partido Al Islah, vinculado a los Hermanos Musulmanes, llamándole a renunciar a su ideología “que excluye a los otros” y aceptar implicarse en un “partenariado equitativo” para dirigir el país.

Él llamó también a sus partidarios a salir a la calle para celebrar “masivamente” el miércoles el aniversario de la Revolución de Febrero de 2012, que llevó al derrocamiento del ex presidente Ali Abdulá Saleh.

Este lunes, las formaciones políticas yemeníes se reunieron en un hotel de Sanaa para tratar de hallar de nuevo una salida a la crisis.

12/02/15

Fuente: Al Manar

Rusia salva a Yemen de una posible intervención militar extranjera

Por segunda vez en dos días, el veto ruso en el Consejo de Seguridad ha abortado la aplicación de medidas coercitivas contra los huthis en Yemen, bajo el Capítulo VII de la Carta de la ONU, informó el periódico libanés Al Akhbar.

Este capítulo permite ejercer presiones económicas e incluso militares para hacer aplicar una decisión del Consejo de Seguridad.

El proyecto de resolución, presentado por el Reino Unido y Jordeania, llamaba a los huthis a “participar de buena fe” en las negociaciones llevadas bajo la égida de la ONU, a “retirar sus fuerzas de las instituciones del Estado” y “ceder el control a las instituciones gubernamentales y de seguridad”.

El proyecto de resolución llamaba igualmente a “liberar al presidente Abd Rabbo Mansur) Hadi, a su primer ministro y a los miembros del gobierno”, que se encuentran en arresto domiliciario, según AFP..

Por su parte, los países del Golfo, que califican de “golpe de estado”, la Declaración Constitucional promovida por los Consejos Revolucionarios pro-huthis, continúan intentando presionar a la comunidad internacional para que lleve a cabo una intervención militar en Yemen, como sucedió en el caso de Libia.

En reacción, el portavoz de los huthis, Mohammed Abdelsalam, ha reiterado que “el pueblo yemení no cederá ante ninguna amenaza” y afirmó que su movimiento ha llevado a Yemen a “un proceso de autodeterminación, al abrigo de toda tutela extranjera”.

Por su parte, Mohammed al Bajiti, miembro del Consejo Político de los huthis, ha juzgado normal el comunicado hostil del Consejo de Cooperación del Golfo, ya que “los miembros de ese órganos han actuado siempre en contra de los intereses de Yemen”.

Las seis monarquías del Golfo reclamaron al término de una reunión ministerial el sábado en Riad medidas coercitivas inmediatas contra los huthis al abrigo del Capítulo VII de la Carta de la ONU. Una demanda que ha fracasado gracias al veto ruso.

Fuente: Al Manar

Ansarolá rechaza resolución del CSNU sobre Yemen

El movimiento chií Ansarolá (Houthi) rechazó la resolución emitida el domingo por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) que insta al movimiento yemení a abandonar de inmediato el poder.

El CSNU tiene que “respetar la voluntad y la soberanía del pueblo de Yemen y ser imparcial”, puso de relieve el portavoz de Ansarolá, Mohamad Abdol Salam, en un comunicado emitido el lunes.

La resolución del CSNU fue adoptada después de que los ministros de Asuntos Exteriores de los países integrantes el Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo Pérsico (GCC, por sus iniciales en inglés) instaran al Consejo a que intervenga en Yemen.

En este sentido, Abdol Salam urgió al CSNU a no seguir el ejemplo de los poderes regionales que van en contra de la voluntad de la nación yemení en una flagrante violación de las convenciones internacionales que criminalizan la intromisión en los asuntos internos de los Estados soberanos.

Además, aseguró que la revolución yemení no supone ni supondrá una amenaza para otros países del Oriente Medio.

Pese a la petición del GCC, la resolución aprobada por todos los 15 miembros del CSNU no actúa bajo el Capítulo 7 de la Carta de la ONU, lo que permitiría el uso de la fuerza militar.

La crisis política en Yemen se agravó el día 22 de enero tras la dimisión del presidente y primer ministro, Abdu Rabu Mansur Hadi y Jaled Bahah, respectivamente.

El origen de la crisis es un proyecto de Constitución presentado por el Gobierno de Hadi que, contrario al acuerdo alcanzado en septiembre con Ansarolá, bajo supervisión de las Naciones Unidas, busca dividir el país en seis regiones federales.

Según esta iniciativa respaldada por los saudíes, los houthis se quedarían con una de las regiones más habitadas que tiene una menor cantidad de petróleo, lo que se considera una discriminación a los chiíes yemeníes, ya que sería sumamente difícil gobernar con tanta población y tan escasos recursos.

No obstante, la mayoría de las facciones políticas en Yemen, encabezada por Ansarolá, acordó el pasado 6 de febrero la creación de un Consejo Presidencial para acabar con el vacío de poder en este país.

El Consejo Presidencial, compuesto por cinco personas, está encargado de formar un gobierno de competencia nacional para un periodo de transición fijado en dos años, tiempo en el que se deberán convocar elecciones presidenciales y parlamentarias.

17/02/15

Fuente: HispanTV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: