¿Estamos en medio de una guerra de religión en Europa o es sólo otra operación de bandera falsa?

GILAD ATZMON
por Gilad Atzmon – La matanza de París fue un crimen devastador contra la libertad y el derecho a la risa. ¿Pero fue realmente ejecutado por un grupo de lunáticos irracionales musulmanes, decididos a matar sin piedad por unas burlas a su profeta?

Los franceses deberían preguntarse qué llevó a unos miembros de su propia sociedad a cometer esos asesinatos a sangre fría contra sus conciudadanos. Deberían preguntarse por qué Francia ha estado echando bombas sobre los musulmanes. ¿Quién abogó con entusiasmo a favor de estas guerras “intervencionistas”? ¿Cuál fue el papel de Bernard-Henri Lévy, el abogado principal de la guerra contra Libia, por ejemplo?

¿Que fue todo aquel alboroto francés sobre el burka? ¿Quién dirigió esta guerra contra los musulmanes en el corazón de Europa? ¿Era realmente en nombre de la tolerancia?

La libertad y la risa son algo precioso, sin duda, pero ¿no fue el gobierno “socialista” francés quien acosó y consiguió la prohibición del mejor y más exitoso comédien de Francia, Dieudonné M’bala M’bala, porque éste satirizó la religión del Holocausto? ¿Quién empujó al gobierno francés a adoptar medidas tan duras contra un artista? ¿No fue el CRIF, el grupo de presión judío?

Si Europa quiere vivir en paz, podría considerar la posibilidad de dejar que otras naciones vivan en paz. Al seguir los caprichos de El Lobby habríamos reservado a París el destino de Alepo. ¡Ni quiera Dios!

Pero hay una narrativa alternativa que pone cabeza abajo nuestra percepción de esta desastrosa matanza de París.

Esta mañana, el joven de 18 años de edad Hamyd Mourad, sospechoso de ser uno de los tres terroristas involucrados en el ataque de ayer, se entregó a la policía en Charleville-Mezières. Según los informes, se presentó pacíficamente después de escuchar su nombre en las noticias. Y afirma que no tiene nada que ver con el evento de ayer. Extraño ¿no? En realidad, no.

A pesar de que todos los expertos en lucha contra el terrorismo están de acuerdo en que el ataque a Charlie Hebdo de ayer fue un trabajo profesional, parece bastante poco profesional para unos “terroristas altamente cualificados” dejar tras ellos su carnet de identidad. ¿Y desde cuándo un terrorista se lleva su documento de identificación a una operación? Una posible explicación sería que los supuestos terroristas necesitaban unas horas extras para salir de Francia o desaparecer. Tenían que engañar a la policía y los servicios de inteligencia franceses para que éstos dirigiesen la búsqueda hacia lugares equivocados y personas equivocadas. ¿Es posible que simplemente “plantaran” una tarjeta de identificación robada o falsificada en el coche que dejaron atrás?

Si este fuera el caso, es posible que el ataque de ayer no tuviera nada que ver con el “terrorismo jihadista. Es muy probable que ésta haya sido otra operación de bandera falsa. ¿Quién podría estar detrás de todo ello? Usa tu imaginación.

(Traducción por S. Seguí)

Fuente original: http://www.gilad.co.uk/writings/2015/1/8/amidst-a-religious-war-in-europe-is-it-possibly-a-false-flag-operation

Extraído de: Rebelión

2 comentarios to “¿Estamos en medio de una guerra de religión en Europa o es sólo otra operación de bandera falsa?”

  1. Justo y oportuno el recordatorio del señor Gilad Atzmon del caso del humorista Dieudonné M’bala, perseguido por el gobierno socialista francés y los grandes medios de manipulación del país por satirizar la religión del holocausto (el “único y verdadero holocausto” -con permiso del armenio, que ahora aparece en Francia como el “único y verdadero holocausto subalterno”-)

    Y de acuerdo en otras cosas que señala.

    Aunque, de todas formas, no tenemos porqué insistir tanto en la posibilidad de otro atentado de “bandera falsa”. ¿Porqué no podemos admitir sencillamente que han sido atentados cometidos por elementos enfurecidos -enfurecidos con causa de sobra contra un poder establecido injusto y odioso- que han encontrado en la ideología (o mitología) tacafre un cauce para su frustración y su reacción -desaforada y criminal, y por tanto, una reacción en la que pierden la razón-, y por tanto, que ambos motivos es lo que explica sus crímenes?
    El ejemplo del parado turolense que se empotró contra la sede nacional del PP en la Calle Génova del pasado mes es ilustrativo ¿Acaso no tenía motivos de sobra para estar enfurecido contra el partido en el gobierno, que prometió millones de puestos de trabajo si llegaba al poder? ¿Acaso no perdió la razón por su reacción criminal, en la que pudo haber asesinado a personas inocentes?

  2. Podemos admitirlo, desde luego. Parece claro que, una vez se ha hecho todo lo posible para hacer crecer a la bestia y ayudar a su expansión, sus acólitos pueden perfectamente andar solitos y actuar por su cuenta y riesgo. Algo que sin duda será aprovechado por las distintas facciones del Sistema en la medida de sus propios intereses. No obstante, es lógica la desconfianza. Tantas son las mentiras que se esconden detrás de la gran mascarada que es nuestro mundo, que acaba resultando más fácil empezar siempre por la duda sistemática y el famoso ¿a quién beneficia? (lo que no deja de ser un peligro, porque enturbia el análisis y conduce a una cierta pereza mental…). También hay que decir que la mayor parte de los textos que sacamos estos días fueron escritos a las pocas horas de producirse los hechos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: