Rusia es el malo del cuento belicista de Occidente

RUSIA UCRANIA EEUU UNION EUROPEA

por Finian Cunningham – Cada maniobra militar rusa está siendo imprudentemente interpretada como una amenaza de guerra por los medios occidentales – sin tener en cuenta que estas maniobras están totalmente de acuerdo con las leyes internacionales y son una parte inalienable del derecho que tiene cada nación de mover sus fuerzas militares.

El último “incidente” reportado por el periódico británico, Daily Mail trata de un escuadrón de buques de guerra rusos que fue “escoltado” por la Marina Real británica, ya que estaba navegando por el canal de la Mancha.

El titular de Daily Mail fue aderezado con insinuaciones siniestras de que Rusia estaba haciendo algo malo, ilegal y amenazante. “Marina Real ha alcanzado la flota rusa para vigilar la navegación de la flota de Putin a lo largo del canal Ingles”.

Aquí vemos como el periódico intenta demonizar al presidente de Rusia, Vladimir Putin, al mencionarlo como el propietario del personal de los buques de guerra, como si fuera una especie de villano en una película cursi de James Bond.

El reportaje informa a los lectores: “La Marina Real ha escoltado un escuadrón de buques de guerra rusos que navegaba por el canal Inglés. Cuatro barcos pasaron por el Estrecho de Dover después de llevar a cabo ejercicios militares en el Mar del Norte. Un HMS Tyne, un destructor Tipo 45 y uno de los buques de guerra de tecnología avanzada de la Marina Real, identificaron y vigilaron el movimiento del grupo liderado por el portaaviones ruso llamado Almirante Kuznetsov cuando se acercaba a [sic] el Reino Unido”.

Las palabras y el tono utilizado por Daily Mail están cargados de implicaciones malignas que sugieren que los buques rusos estaban realizando una misión secreta que transgredía el derecho internacional en estas aguas. La verdad es que los barcos rusos estaban en todo momento en aguas internacionales navegables, habían cumplido con las normas de información marítima, y ​​realizaban maniobras concordantes con la ley de entrenamiento militar, que es una cuestión de rutina y aplicable a las armadas de todos los países. Incluso un portavoz del Ministerio británico de Defensa, citado por el periódico, reconoció que los buques de guerra rusos no estaban haciendo nada ilegal.

“Somos conscientes de que cuatro buques de guerra rusos han pasado por el Estrecho de Dover en el canal Inglés, pues todos los buques tienen el derecho de hacerlo en virtud del derecho internacional”, dijo el portavoz del Ministerio de Defensa británico.

Una fuente de la marina británica es citado también diciendo: “Lo que han hecho no ha sido provocativo, pero estamos vigilándolos”.

Pues el guion de la “provocación” por parte de Rusia no está respaldado por los hechos; simplemente fue ingeniado por los medios occidentales, que están evidentemente siguiendo un objetivo político.

Desde que Washington y sus aliados europeos respaldaron en febrero pasado el golpe de Estado ilegal en Kiev y ayudaron a derrocar al gobierno legítimo y a sustituirlo por un hostil régimen neonazi y antiruso, las potencias occidentales han estado acusando a Rusia de la subversión, la agresión y el intento para la anexión de Crimea a su territorio. Para dar credibilidad a estas acusaciones, los gobiernos y los medios de comunicación occidentales se han deformado completamente la realidad.

La mentiras mediáticas sobre la realización de maniobras escondidas por las fuerzas rusas y la amenaza internacional que constituye esta, es parte de una plan antiruso que sigue el Occidente para distraer la atención pública de la verdadera causa de la inseguridad y el conflicto en Europa.

Al principio de esta semana, el comandante estadounidense de la alianza militar de la OTAN, el general Philip Breedlove, reiteró en Kiev que Rusia está aumentando las tensiones con su comportamiento agresivo, no sólo en Ucrania, sino en toda la región del Báltico y el Mar Negro. Breedlove fue tan lejos como para afirmar que Rusia estaba militarizando Crimea con armas nucleares.

Rusia ha tenido fuerzas militares y una base naval en Crimea durante décadas bajo un acuerdo de reconocimiento internacional con el Gobierno de Ucrania – antes de que el Occidente ayudara a derrocar al presidente Yanukovich.

Igual que el pueblo de Kosovo votó por independizarse de Serbia en 2008, el pueblo de Crimea decidió separarse del régimen de Kiev, apoyado por el Occidente, en marzo 2014 y unirse a la Federación Rusa.

Rusia, por tanto, no está haciendo nada ilegal ni en Crimea ni en el espacio aéreo o marítimo internacionales en la región del Báltico del mar Negro, ni en ningún otro lugar, incluyendo el angosto estrecho entre el mar del Norte y el océano Atlántico que el Reino Unido presuntuosamente llama el “Canal Inglés”.

El comandante de la OTAN, Breedlove, ha tenido amplia cobertura en los medios occidentales por su afirmación de que los aviones de combate suministrados por Estados Unidos han triplicado este año sus despegues súbitos en comparación con el año pasado a fin de “interceptar” aviones militares rusos en toda Europa.

Pero, entre líneas, los portavoces de la OTAN han reconocido que los aviones rusos no han violado ningún espacio aéreo nacional en todo este tiempo. Una vez más, al igual que con el “incidente” de los buques de guerra rusos que pasaron por aguas del Reino Unido, no hay ninguna base que justifique la respuesta alarmista. La respuesta alarmista simplemente está siendo fabricada para dar credibilidad a la narración poco sostenible sobre la “amenaza rusa”.

La lógica absurda y perniciosa de esta narración es que cualquier buque o aeronave ruso, ya sea civil o militar en cualquier parte del mundo, está siendo etiquetado como una amenaza potencial. Este es el resultado de las sanciones del Occidente y el cerco militar que ha impuesto OTAN a Rusia.

Rusia, poco a poco, se convierte en un país marginado por los gobiernos occidentales y sus medios de comunicación en la medida que está perdiendo su acceso legítimo y normal al espacio territorial internacional.

Son las potencias occidentales que están actuando de manera ilegal para convencer al mundo sobre la ilegalidad de una supuesta intervención de Rusia.

Mientras tanto, en el mundo real, los EE.UU. y sus aliados siguen reuniendo fuerzas militares contra Rusia. La OTAN ha cuadriplicado sus aviones en la región de Báltico en comparación con el año pasado. Este es un hecho, de acuerdo con la propia información de la OTAN.

Según un informe publicado el mes pasado en el Financial Times, la alianza militar liderada por Estados Unidos ha gastado al menos 200 millones de dólares durante el año pasado para mejorar las bases aéreas de Polonia, Letonia, Lituania y Estonia.

Y la Armada de Estados Unidos ha estado desplegando un número cada vez mayor de buques lanzamisiles Aegis en el mar Negro. Todas estas maniobras de Estados Unidos y de la OTAN a las puertas de Rusia, están en contra de los acuerdos vinculantes – el Acta Fundacional de 1997 y la Convención de Montreux, respectivamente.

Irónicamente, mientras esta semana el general Breedlove estaba en Kiev como invitado del régimen neonazi, los medios estadounidenses informaron de forma muy discreta que las tropas estadounidenses de Fort Carson en Colorado “serán enviados para apoyar a Ucrania”.

El periódico Gazette de Colorado informa: “El Comando Europeo de Estados Unidos dijo que un equipo de 100 soldados de la división de 16.000 soldados se dirigirá a Europa a principios de 2015 para encabezar las fuerzas de tierra en Operación de solución para Atlántico”.

El informe agrega: “Los comandantes de la división se llevarán a cabo una serie de ejercicios de entrenamiento para asegurar que las fuerzas estadounidenses podrán luchar con harmonía junto a sus socios”.

Hay que tener en cuenta dos cosas importantes acerca de Fort Carson: primero que es una base no sólo para la infantería, sino también para las fuerzas especiales entrenadas en la guerra no convencional. Sus tropas, están al servicio del Comando Europeo del Ejército de Estados Unidos.

El segundo es que el Comando Europeo está encabezado por el mismísimo general Philip Breedlove que lleva este cargo militar, además de su responsabilidad en la OTAN.

Es significativo que Breedlove, como líder de la OTAN, está de gira por Europa preparando una “respuesta” a la supuesta agresión de Rusia; y en la misma semana que él se encuentra en la capital de régimen antiruso de Kiev, el Pentágono anuncia que las tropas estadounidenses bajo el mando de Breedlove, serán enviados a “apoyar a Ucrania”.

Washington está manipulando los gobiernos europeos. Pero el más vergonzoso es que mientras EE.UU. está movilizando la guerra en Europa, los medios de comunicación occidentales están persiguiendo fantasmas rusos por el aire y el mar.

*Nacido en 1963, Finian Cunningham, ha escrito extensamente sobre asuntos internacionales, con artículos publicados en varios idiomas. Durante casi 20 años, trabajó como editor y escritor en los principales medios de comunicación, entre ellos The Mirror, Irish Times e Independent. Originario de Belfast, Irlanda, ahora se encuentra en este de África como periodista freelance, donde basado en la experiencia de testigos presenciales, está escribiendo un libro sobre Baréin y la primavera árabe.

El autor fue expulsado de Baréin en junio de 2011 a causa de sus artículos críticos en los que destacó violaciones sistemáticas de los derechos humanos por parte de las fuerzas del régimen bareiní. Es columnista de política internacional para PressTV y la Fundación Cultura Estratégica.

Fuente: HispanTV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: