“Fondos buitre”, detrás del latrocinio petrolero de México, Gaza y las Malvinas

ALFREDO JALIFE-RAHME

por Alfredo Jalife-Rahme – Argentina peligra seriamente –preocupante devaluación del peso, desplome de la bolsa, boicot de acesso a capitales y amenazas de muerte a Cristina Fernández y al papa Francisco por la entelequia hollywoodense del Estado Islámico– ante el embate de las carroñeras financieristas israelí-anglosajonas de Wall Street y la City en Londres.

Además de las Malvinas, se encuentra en la mira expoliadora la captura de la Patagonia – con áreas riquísimas en alimentos– y la Antártida (pletórica en hidrocarburos).

BlackRock –máximo banco de inversiones que maneja el israelí-estadunidense Larry Fink, vinculado a los banqueros esclavistas Rothschild y a Georges Soros (http://goo.gl/HVcvWG)– y los hedge funds (fondos de cobertura de riesgos) Och-Ziff Capital Management Group (apodado Oz Management) –quinto hedge fundglobal fundado por el israelí-estadunidense Daniel Och– y Elliott Management, del caníbal financierista israelí-estadunidense Paul Singer, han sido denunciados (http://goo.gl/qJmmbu) de encontrarsedetrás de las trasnacionales anglosajonas que operan ilegalmente en las islas Malvinas a través de Noble Energy, compañía de capitales de Estados Unidos (EU) con sede en Houston, que opera a lo largo de las costas del oriente del mar Mediterráneo desde Siria/Chipre pasando por Líbano hasta Gaza (http://goo.gl/xuJYg7).

Sobre BlackRock, la gran triunfadora de la captura de los hidrocarburos del “México neoliberalitamita”, me he explayado abundantemente (http://goo.gl/zTJM2p).

Leandro Renou e Ignacio Chausis, del rotativo Tiempo Argentino,destacan la nueva forma de penetración británica a tierras cuya posesión reclama Argentina y desnudan que la innoble Noble Energy de capitales estadunidenses con base en Houston y oficinas en Gran Bretaña (GB) es una de las ocho petroleras en su mayoría inglesas, en el archipiélago, y es la punta de lanza del relanzamiento de la exploración británica en el área que ha sido obligada por el dramático retroceso de las reservas de hidrocarburos en el mar del Norte debido a la tensión independentista con Escocia, propietario de la mayor parte de las licencias petroleras de GB.

La innoble Noble Energy, que se encuentra detrás del infanticidio de Israel contra los palestinos de Gaza con el fin de controlar las pletóricas reservas de gas frente a sus costas (http://goo.gl/CR62Nx), se encuentra ya explorando en las Malvinas con su asociada trasnacional inglesa Falkland Oil and Gas (nota: las Malvinas son traducidas como Falkland por los ocupantes británicos) –asociada de la anglo-australiana BHP Billiton–,“tienen un respaldo financiero de fondos buitre que acaparan partes del accionariado (sic) de la firma”, entre las que se encuentra el nefario fondo Elliott Management Corporation del caníbal Paul Singer, asociado al candidato republicano fallido a la presidencia de EU, Mitt Romney, íntimo del premier israelí Bibi Netanyahu, coligado con las mafias de Las Vegas de Sheldon Adelson (http://goo.gl/Pb8CQu).

Nada sorprendentemente resultó que otro de los tenedores de una porción de la innoble Noble Energy es el Bank of New York Mellon, de triste manipulación judicial con el magistrado buitre de Nueva York, Thomas Griesa, conectado con los circuitos de bufetes de abogados israelí-estadunidenses de Wall Street.

Resulta así que la exploración de los hidrocarburos en las Malvinas y el asedio brutal de los fondos buitre contra Argentina forman parte del mismo operativo de asfixia que equivale a una guerra holística que no se atreve a pronunciar su nombre.

En forma impactante, Renou y Chausis destacan los lazos de los fondos buitre con las petroleras anglosajonas que han iniciado exploraciones en las Malvinas, entre quienes destaca la innoble Noble Energy “no sólo tiene entre sus accionistas a Elliott Management, sino también a Oz Management”, otra empresa del multimillonario israelí-estadunidense Paul Singer, además del mayor banco de inversiones del mundo BlackRock.

Abiertamente, los reporteros de Tiempo Argentino exponen el circuito vicioso de los otros accionistas de la innoble Noble Energy: Soros, JP Morgan, Goldman Sachs y hasta la angloholandesa Shell. Nada nuevo bajo el sol.

También denuncian todos los avatares de Elliott Management que posee cerca de 40 por ciento de la petrolera Hess Corp –fundada por el israelí-estadunidense Leon Hess– socia de Repsol en sus metástasis con la YPF argentina en otros países como México (¡supersic!) y Brasil.

Los tentáculos de Singer penetran tanto a través de una participación en la energética SM Energy que “invierte en el yacimiento de gas shale de Eagle Ford” como de Noble Energy, que también perfora en el Golfo de México desde 2011, de la mano de Repsol.

A propósito, el caníbal Paul Singer –quien goza de licencia judicial de EU para aniquilar a los países valetudinarios– encabezó el descuartizamiento de Vitro en México (http://goo.gl/XlBRW6).

Como si lo anterior fuera poco, descuella que “el fondo BlackRock está dentro del accionariado del fondo buitre Gramercy”, con fuerte presencia en México y Latinoamérica (http://goo.gl/KamH9J).

Curioso: todos los caminos financieristas israelí-anglosajones desembocan en BlackRock y en la dupla supremacista de los Rothschild/Soros…

Resulta y resalta que “casi todos los bancos especulativos que están dentro de las petroleras de las Malvinas y dentro del accionariado de las empresas de Paul Singer son parte del International Swaps and Derivatives Association (ISDA, por sus siglas en inglés) –Bank of America, Goldman Sachs y JP Morgan– que decidió unilateralmente declarar a Argentina en default tras el fallo Griesa”, lo cual “permitió que los fondos buitre como Elliott cobraran importantes sumas de dinero por haber apostado contra Argentina con seguros de default”.

A juicio de Renou y Chausis, la sequía de Inglaterra empujó a la explotación unilateral de los hidrocarburos de las Malvinas y subsecuente canibalismo judicial de los fondos buitres cuando tanto la producción de hidrocarburos de GB como sus reservas se han desplomado alarmantemente, lo cual forzó a Londres a apoyar la aventura empresarial en Malvinas, otra de las guerras silenciosas o encubiertas del petróleo a lo largo y ancho del mundo, por lo que los británicos primero respaldaron la invasión estadunidense a Medio Oriente y luego apuntaron cañones al archipiélago.

Lo real es que GB ha empezado a importar crudo de Noruega, ante el derrumbe de las existencias en el mar del Norte, fuente de la que obtienen 98 por ciento del crudo y gas total.

El portal PIA (http://goo.gl/ZPCHzc) da vuelo a la estrujante develación de Tiempo Argentino que exhibe la colusión global de los bancos especuladores de Wall Street y la City en Londres con las petroleras anglosajonas –cuyasacciones (en el doble sentido de la palabra) controlan– y los domesticados circuitos judiciales de Nueva York, con el fin de arrodillar y amputar territorialmente a Argentina (en las Malvinas, Patagonia y la Antártida) e impedir su ingreso al BRICS.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: