Por qué se espera que los ciudadanos palestinos sean leales a Israel

ISRAEL KONZENTRATIONSLAGER

por Ramy Younis Israelíes de izquierda y derecha por igual esperan que los ciudadanos palestinos de Israel muestren su lealtad al Estado, sin embargo, nunca reconocen los crímenes israelíes contra los palestinos. Ya es hora de echar una larga mirada en el espejo .

“¿Él también va a crecer y llegará ser un enemigo de Israel como tú?” A. preguntó mientras jugaba con Adi, mi sobrino de un año y medio de edad.

“Tal vez, si Dios y Gideon Levy así lo desean, él y muchos más como él crecerán para ser una quinta columna”, respondí mientras ponía otro plato del osito Winnie en la cesta de la compra. Estoy cuidando hoy la amenaza del futuro demográfico y tengo que hacer lo que desea.

“Hermano, ya sabes que no estoy de acuerdo contigo en todo lo que escribes, ¿sabes lo que más me molesta? Me parece que desde el momento en que los soldados comienzan a morir ni siquiera tus bolas podrían dar una mierda, y eso no bueno”.

Sorprendido por el intento de A., un amigo judío de infancia de Lyd que encontré en el supermercado, pretendiendo ser una autoridad en áreas de interés de mis testículos, decidí escapar y dirigirme a la caja, antes de que Adi me lleve a la quiebra, pero sobre todo porque yo estaba enfermo de estos argumentos.

La forma en que la mayoría de los israelíes se refieren a nosotros, los ciudadanos palestinos de Israel, continuará en su dualidad para siempre, parece. Por un lado, la mayor parte del pueblo elegido se refiere a nosotros como árabes, especialmente con el fin de alejarnos de puestos de trabajo, para venir y comer nuestra hummus y más recientemente para atacarnos en las calles de la ciudad y en el ciberespacio. Por otro lado esas mismas personas nos tratarán como israelíes desleales, al menos cuando se trata de argumentos políticos (cuyas conclusiones son generalmente predeterminadas). En nuestra conversación alegre en el supermercado, A. me veía como alguien que estaba en contra de Israel, un árabe no agradable, un “enemigo de Israel” (y todo a pesar de nuestros recuerdos de infancia compartidos) y mostró su decepción de que no derramara ninguna lágrima por los soldados que murieron en Gaza.

En otras palabras, A. no me ve como un israelí como él (“un enemigo palestino de Israel”), pero al mismo tiempo espera que yo muestre el patriotismo y la lealtad de acuerdo a sus necesidades (“tan pronto como los soldados comienzan a morir, usted debe ser empático “), o por lo menos, mostrar cierta sensibilidad a los soldados que fueron enviados para proteger al pueblo de Israel de todos los niños terroristas de Gaza. En realidad, A. no trata de entenderme, pero de forma automática lo hace de sus propios supuestos y se niega – o no puede – para ver sus fallas inherentes.

Supuestos básicos deficientes son una cosa, pero lo que es aún peor, son los supuestos postulados “basado en hechos” y sus juicios y conclusiones resultantes. En un artículo publicado en Haaretz a principios de esta semana, Alexander Yakobson escribió acerca de una encuesta realizada por el Instituto de Israel para la Democracia, que muestra que “menos de la mitad de los ciudadanos árabes [israelíes] decisivamente declaró que no había justificación para la operación [militar]“. Y, por supuesto, lo que todo el mundo estaba buscando: un 23,7% de los árabes piensan que se justificaba embarcarse en la operación de Gaza. Sobre la base de estas cifras, Yakobson llega a la necesaria conclusión de que no hay lugar para “el odio y la calumnia mayoritaria” de los judíos por parte de los árabes y pondera a los árabes que se pronunciaron contra “las duras palabras de Zoabi”.

En primer lugar, la credibilidad y la confiabilidad de la encuesta de opinión deben ser puestas en duda. Comencemos con el hecho de que la organización que la llevó a cabo representa la democracia y el pluralismo tanto como la parlamentaria Miri Regev representa el humanismo. Los los 19 miembros de su gestión, los asociados principales y jefes de departamento, casi todos son ashkenazíes y sólo dos son mujeres. ¿Árabes? ¿Mizrahíes? ¿Más mujeres? No hagan reír a la democracia israelí.

Sin diseccionar el pasado de los miembros del instituto (porque la gente cambia y los artículos permanecen), vamos a echar un rápido vistazo a su último “Índice de paz”. Al mismo tiempo que el macartismo se está extendiendo y árabes están siendo despedidos de sus puestos de trabajo por sus personales puntos de vista, ¿qué tan confiable puede una encuesta acerca de su oposición o apoyo a Israel ser? ¿Pueden sus respuestas realmente ser consideradas como fiables? ¿Son los drusos y otras minorías – que sirven en el ejército y apoyan la ocupación – categorizada como “árabes israelíes” en esta ocasión con el fin de hacer la muestra “representativa” cuando es conveniente?

Pero la conclusión a la que Yakobson arriba es realmente interesante: el público israelí debe cesar la persecución a la población palestina a la luz de su aparentemente oculta lealtad hacia los crímenes israelíes. No porque es inaceptable, tampoco porque sea moralmente execrable en sí misma, sino porque alguna encuesta de opinión hecha por una organización sionista afirma que la mitad de los árabes apoya limitar la crítica de “la operación”. ¡Qué extraño intento de auto-justificación!; lo que el mundo quiere de Israel, después de todo, incluso una gran parte de la población árabe aquí apoya la masacre continuada de sus parientes.

Pero dicho esto, prefiero el enfoque dualista de A. con los árabes, o incluso la autojustificación de Yakobson sobre la forma distorsionada con la que el sionista de “izquierda” se refiere a los palestinos en Israel. Hace unas semanas, la periodista de Haaretz Ravit Hecht Hebreo) más o menos exigió que la diputada Haneen Zoabi sea llevada a juicio en el tribunal de la moral por negarse a llamar “terroristas” a los supuestos secuestradores de tres jóvenes israelíes.

Con sólo poner el tema en discusión, podemos ver cuánto falta de reconocimiento en la izquierda sionista de los crímenes israelíes contra los palestinos. Jóvenes palestinos son secuestrados con regularidad de sus hogares por el ejército más moral del mundo. ¿Alguna vez a a Hecht y sus amigos se les ocurrió llamar a eso “terrorismo”? Y ¿qué pasa con la detención administrativa? ¿Con los asesinatos del ejército en Cisjordania? Ni siquiera me atrevo a preguntar acerca de la muerte de más de 2.100 habitantes de Gaza ni por dejar a cientos de miles sin hogar? Si les preguntas a los sionistas “Izquierda” lo que sucedió en Gaza, obtendrás toneladas de denuncias retorcidas, pero no el reconocimiento de los hechos objetivos. En momentos en que el racismo en Israel está rompiendo todos sus repugnantes registros personales, es más fácil y más cómodo denunciar a los no-agradables árabes que mirarse en el espejo.

Sobre esta base, me gustaría llamar a la mayor parte de la opinión pública israelí a ser juzgada en un tribunal de la moralidad, todos los que son sionistas, por su negativa a llamar a las acciones del ejército israelí “terrorismo”. ¿Esto les ha hecho reír? Bien, ahora podemos volver a la conciencia colectiva israelí: la justificación, hacer la vista gorda y el despido de cualquier persona que se atreva a hablar en contra del engaño y la mentira del relato sionista.

No es difícil adivinar si A. se molesta por el hecho de que la opinión pública israelí machista no pueda dar una mierda sobre el sufrimiento palestino.

[5-9-2014]

El autor es un activista y escritor palestino.

Traducido del inglés para Rebelión por J. M.

Fuente: 972mag.com/

Extraído de: Resistiendo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: