¿Hasta dónde llegará el Estado Islámico? La Respuesta

ESTADO ISLAMICO ARABIA SAUDI

por Carlos Santa María* – El panorama está claro y los hechos confirman que el autodenominado Estado Islámico (EI-ISIS-EIIL-Daesh), no es un ejército privado invencible ya que ha sufrido importantes bajas, ni tampoco un grupo religioso pues el Islam propone una forma diferente de ver al mundo espiritual. Todo indica que se ha engendrado un mito sobre el EI (con el fin de realizar una labor no identificada públicamente y mucho más poderosa), de allí que se crea que es un organismo excepcional, en búsqueda de la conquista de Europa también y con redes sólidas en todo el planeta.

Lo que no se deja en evidencia por diferentes Medios con poder comunicacional internacional es quien lo origina, lo financia, lo sostiene, le interesa que exista y se mantenga como un peligro para la Humanidad. Conocer implica saber cuál será el papel real y su perspectiva de lograr los objetivos estipulados…y estimulados por ciertos nodos colonizadores.

¿Es Estado Islámico el peor peligro en el mundo existente hoy?

Todo indica que, pese a ser uno de los más grandes ejércitos no estatales en el mundo (ya que existen otros de alta envergadura como el paramilitarismo en Colombia, por ejemplo), su fortaleza ideológica no es tal puesto que los fundamentos que lo soportan no son básicamente una concepción del mundo ni un proyecto de sociedad organizada, con un proyecto filosófico sostenible en forma de marco conceptual que oriente su dirección.

Lo que existe es una poderosa organización armada conformada por un sector fundamentalista, dando una visión extrema a su religión, junto a otro que proviene del sicariato y cuya función mercenaria provee el contingente necesario para las acciones previstas.

No obstante, la injerencia o invasión de naciones, el uso de entidades financieras para expoliar pueblos, la intervención para derrocar gobiernos, son mucho más peligrosas que ISIS, aunque hoy se convierta en una amenaza coyuntural por la desestabilización que produce en una región que es sujeto de invasiones permanentemente.

Para comprender la situación geopolítica actual es preciso considerar tres elementos.

1. Aunque pueda parecer inhumano, las recientes decapitaciones en video de James Foley y la de un peshmerga, combatiente kurdo, pidiendo que pongan fin a la alianza con Estados Unidos, es una bandera falsa pues aún el régimen estadounidense no ha logrado nada significativo en su lucha contra este grupo, excepto continuar atemorizando a su población en Norteamérica.

De acuerdo con las imágenes, los terroristas afirman que su objetivo al difundirlas es lanzar una advertencia al régimen estadounidense y a los líderes de la región del Kurdistán iraquí para que pongan fin a su alianza con E.U., país que ha realizado varios ataques aéreos contra posiciones del EIIL desde el 8 de agosto. En esa dirección internacional es que se atenta contra los soldados filipinos de la ONU. En esencia, es un mensaje para que no interfieran en su proceso.

Más allá de esa postura, el asesinato de 250 soldados sirios publicado en red tiene un objetivo, además de confirmar su villanía: evidenciar el suplicio que viene a todo aquel que se oponga con éxito como lo ha conseguido Bashar al Assad.

La primera conclusión es que el EIIL ejerce una función desestabilizadora en la región, a través de terror, cumpliendo hasta ahora su cometido y, a su vez, que el “Occidente” hace discursos aunque no los castiga ya que no está respaldado por hechos evidentes en esos países: los ataques estadounidenses han sido una forma poco seria de actuar, lo devela el presidente iraní, Hassan Rohani.

2. Obama ha “urgido” la creación de una alianza regional contra la amenaza islamista. En este sentido, el periodista internacional Pablo Jofré Leal ha calificado como una alianza surrealista esa cruzada propuesta por el inquilino de la Casa Roja, plena de contradicciones.

Y la realidad nuevamente corrobora los contrasentidos: por una parte se enfatiza la necesidad de luchar contra esta organización de modo solidario y, por otra, que sólo se empleará fuerzas para defender a sus funcionarios y misiones diplomáticas; se tendrá que cooperar con los países de la región menos con Siria pues son “yihadistas” (Hollande). Después de las estrepitosas palabras de castigo a los culpables de la decapitación de James Foley por parte de Obama, éste de inmediato regresó a finalizar responsablemente su partido de golf, lo que demuestra la dimensión moral del mandatario. Kerry ha insistido nuevamente en el llamado sin dar mayores antecedentes, posiblemente para “proteger sus fuentes”.

Como un corolario propio de un discurso absurdo, el presidente ha manifestado que no se posee una estrategia frente al Daesh. Las interrogantes son tajantes: ¿Cuándo y a quién convocará? ¿A Arabia Saudita o a Qatar? ¿A Turquía? ¿A la “Unión” Europea o la OTAN? ¿Quiere eliminar a sus socios del Estado islámico? ¿O una parte de ellos mientras otra permanece en Siria? ¿O iniciar la campaña contra Bashar al Assad?

3.El Estado Islámico es un conjunto bélico ubicado en la región de Irak-Siria con un contingente de más de 50.000 hombres, de los cuales cerca de un 40% son extranjeros mercenarios de 82 países. Posee un armamento de última generación aportado inicialmente por Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, las Petromonarquías y Turquía, entre otros, incluidas armas de destrucción químicas y biológicas. Cabe destacar su logística técnica como de desplazamiento con vehículos de reciente compra. Destaca un sistema de comunicación codificado, con una simbología autóctona, que sirve para transmitir órdenes y mensajes respecto a su desempeño en campo o ciudad.

Su entrenamiento proviene de la CIA quien desde el origen, a partir de Al Qaeda, ha adiestrado a estos combatientes aunque ahora tiene instrucción militar de empresas privadas. Se combina el asesoramiento en técnicas de tortura ocupadas en Guantánamo como las propias consistentes en desmembramiento, decapitación, crucifixión, violación, entre un amplio número de ellas. El adiestramiento de niños viendo empalamiento, degollamiento, palizas, son herramientas para concientizar.

Su ideología provendría del Corán cuya filosofía propondría una religión estricta, aunque los verdaderos cerebros de esta organización son occidentales. Por tanto, la violencia contra todo aquel no convertido contrasta con la convivencia y el respeto a las creencias diferentes. En este caso, se ha realizado una extensión de la religión a su fase del terror de modo similar a las Cruzadas y la Inquisición, de ingrata recordación. En términos reales, la formación de un Califato que comprenda a toda la región es una creación actual con el fin de dar sustento a la expansión aunque no sea un basamento espiritual. Este grupo terrorista amenaza con conquistar varias regiones del mundo en los próximos 5 años, incluidos España, los Estados de la península de los Balcanes, Oriente Medio, África del Norte y grandes zonas de Asia.

Así, hace unos meses, EI anunció el establecimiento de un califato y nombró a su líder Abu Bakr al-Bagdadi, como califa y “jefe de los musulmanes en todas partes” del mundo.

Cabe destacar que su patrimonio lo convierte en un grupo con altísima capacidad económica para ejecutar sus propósitos, incluso contratando su propia fuerza disuasiva, producto de las “donaciones” occidentales y de las monarquías, del robo de un cargamento en lingotes de oro y dinero en efectivo de bancos, ventas de “productos” como petróleo, además de transacciones con tráfico de mujeres y órganos, modalidades extendidas en el mundo “civilizado”, junto con operaciones financieras aún ocultas. Este “capital” permitiría cooperar con otros grupos como Boko Haram que declara en Nigeria su propio estado también.

Consideraciones analíticas

De los tres elementos aportados, se desprende un desarrollo activo en la región, lo que permite extraer varias consideraciones.

I. El grupo terrorista Estado Islámico de Irak y del Levante ha anunciado supuestamente que atacará a Arabia Saudí durante la celebración del Eid al-Adha (fiesta musulmana del sacrificio), que marca el final de la peregrinación anual. Según la agencia de noticias siria Alaan, el grupo terrorista Al-Qaeda tiene previsto suministrar armas y dinero a los militantes del EIIL para comenzar esta operación armada, confirmando su alianza estratégica y de ningún modo el enfrentamiento.
Acorde con este informe, una posible caída del Gobierno saudí sería un duro golpe a los Estados occidentales, en especial para EE.UU., por lo que se ha solicitado a cinco Estados árabes cooperar para proporcionar información e impedir un posible ataque.

En este sentido, ahora si reacciona la entidad colonialista para defenderse de su propia creación, asustada por el Alien que emerge del armamentismo y el extremismo.

II. Cómo explicará Obama a su pueblo la dualidad entre grupos que fueron apoyados por ellos entregándoles armas a través de la CIA (los “rebeldes moderados” que decapitan), y que ahora son enemigos, pregunta el periodista de investigación Dave Lindorff. La interrogante inmediata es si siempre fueron aliados para organizar la desorganización.

La duda que subsiste es si los regímenes colonialistas, apoyados por la Unión Europea y la OTAN, tienen un grave problema de salud mental pues cuando la ilusión o fantasía se convierte en realidad, es un serio obstáculo a la paz ya que al deformar la verdad está impedido racionalmente de intervenir en niveles de decisión responsable.

Lo anterior, planteado con total claridad por Nagham Salman, experta en Oriente Próximo (en su artículo EIIL ¿el monstruo de siempre con la misma máscara?), donde expone la incoherencia entre apoyar un grupo terrorista en Siria y supuestamente injuriar a otro en Irak, siendo el mismo en su esencia. Cómo discernir, entonces, el apoyo que brindan los países regionales y occidentales a los grupos armados que operan desde hace más de tres años en Siria, principal razón del prolongamiento de la actual crisis en el país y en la región, considerándolos moderados tal vez en su formas de decapitar, masacrar y demoler.

III. La verdad que se deduce nítidamente es el deseo del régimen estadounidense, cumpliendo la orden dada por las Corporaciones Superiores, de continuar la escalada armada creando nuevos conflictos…siempre “valientemente” fuera de su país y aprovechando la ignorancia de sus aliados. Habría que preguntarse objetivamente si el régimen estadounidense desea eliminar al Estado Islámico, su aliado en la región, o simplemente está creando otra película de ficción con algunos daños colaterales a sus antiguos socios. O básicamente le interesa estabilizar el caos.

Si un ejército nunca ha ganado una guerra en inferioridad de condiciones, si su tecnocracia guía el combate, si ya no se trata de una invasión sino de comenzar un conflicto incluso casa a casa, el temor de perder es abismante, especialmente porque no es capaz de emprender un enfrentamiento con ninguna nación que tenga un ejército organizado, poderoso. Por tanto, tendrá que buscar carne de cañón como son europeos y árabes, de tal modo que si no se logra el objetivo no sufrirá la derrota sino que las segundas partes lo harán. No hay ninguna forma de derrotar a una organización infiltrada en las ciudades sólo desde el aire. Es una ingenuidad.

Si un estado miente tan flagrantemente como lo hace Estados Unidos al evitar culparse y responsabilizar a sus aliados del estímulo al EI, la política de falacias hace dudar de su transparencia e intención, confirmado por las recientes declaraciones de Josh Earnest, portavoz presidencial, quien dijo que no podía negar que sus aliados “nominales” (¡¡!!) pueden apoyar al Estado Islámico. Baste recordar que la inteligencia estadounidense siempre ha mantenido una relación permanente con los terroristas” moderados” que combaten con Al Assad.

Lo delicado es que esa inteligencia no tiene la habilidad para predecir lo que ocurrirá en un presente próximo ni futuro. El rescate de James Foley fue el ejemplo de una agencia bastante desinformada.

Se puede inferir que quien puede tener mayores opciones de derrotar al EI será la unidad de países que posean un conocimiento de la cultura propia, su forma de pensar y la forma de manejo social, por ello, además de la conciencia patriótica, es factible que la unidad de Siria, Irán, Irak y las fuerzas del Líbano, con el respaldo de Rusia que no admitirá ninguna injerencia como antes, es decir, violando irrespetuosamente la dignidad a todos los gobiernos, pueda ejercer un papel mucho más determinante.

IV. ¿Por qué numerosos jóvenes extranjeros se incorporan al Estado Islámico?

Una de las razones más importantes es que, teniendo ya una base informativa subconsciente sobre la importancia de participar en guerras más allá de lo juegos virtuales (base de su peligroso condicionamiento), existe un espacio donde pueden “ejercitar” toda su energía eliminando, asesinando, estando en el lugar caliente de los hechos. Igualmente su deseo de ser partícipes de un grupo donde sean respetados, con normas y que se sientan con autoestima al hacer parte de un proceso, para luego creer que al volver serán miembros secretos de un grupo selecto en el mundo.

Tal como lo ha expuesto la pedagoga Lilia Gómez, quienes participan de estos grupos no lo hacen al azar sino que existen tres razones como mínimo y complementarias probablemente: uno, extracción familiar con problemáticas asociadas a la represión dura en el interior o incluso alcoholismo; dos, la existencia de una sed de venganza contra la sociedad la cual es factible exteriorizarla eliminando a contrarios y no siendo penalizado, donde la religión extrema justifica la acción; tres, la síquis propia del ser humano que en determinados momentos se “dispara”, incentivada por la pertenencia a grupos de amigos con intencionalidad agresiva.

En este sentido, Europa y EU, en su gran crisis existencial y laboral, son fuentes propicias para “trabajar por el mundo libre” en los ejércitos mercenarios y de sicarios.

V. Un mito es que las potencias, sus creadores, han sido engañadas por los terroristas, intentando aparecer como palomas inocentes. Por el contrario, estas organizaciones fueron gestadas para el exterminio, bajo el supuesto que podían ser manejadas y, si no servían en algún momento, eliminadas de raíz o manipulando sus líderes a través de la compra con dinero. Ambas previsiones fallaron en la mente sicopática de sus procreadores ya que esta enfermedad mental siempre está asociada a un quiebre de la realidad tomando elementos que no corresponden a la lógica racional. Las risas de Hillary Clinton ante el asesinato de Mohammar Gadafi son un fiel reflejo de esa mentalidad.

Al ser el Estado Islámico una asociación sin fronteras aunque delimite su extensión real y probable-califato mundial-puede ubicarse en células bajo un centro que puede estar cambiando de localización si pierde su estabilidad, por tanto, desaparecerlo es difícil. Lo probable es disminuirlo en esta coyuntura.

La Respuesta

La lógica y fundamentación expuesta permite establecer cuatro posibilidades reales, sin descuidar la aparición coyuntural de factores internos o externos de alta importancia, que pudiesen variar lo propuesto:

1. El estado Islámico no se extenderá mucho más, aunque continuará en el territorio actualmente controlado; sin embargo, ello no implica que no pueda organizar “primaveras mercenarias” o atentados en diversos países del área e incluso en Europa o Estados Unidos, aunque de ningún modo en forma de ejército organizado en dichas naciones. Por tanto, no es una amenaza mundial.

2. El EILL podría extenderse y fortalecerse si el financiamiento encubierto, incluso del régimen estadounidense a través de la CIA-Petromonarquías y de Europa continúa con el fin de darle poder en esa región, mientras se protegen en la medida que éste está ocupado en la invasión de territorios y extensión del Califato.

3. La minimización del EI no ocurrirá por una Coalición Internacional como la propuesta por Estados Unidos ni por las alertas sobre su amenaza para Gran Bretaña. En este caso, serán los países “carne de cañón” (como Francia), los que pondrán los trabajadores de las armas a ofrendar su vida por los intereses de las Corporaciones Multinacionales. En esta situación, se “empujará” a los terroristas hacia Siria…que es un objetivo no olvidado.

4. La única oportunidad real de neutralizar en gran magnitud al EI se logrará cuando los países en búsqueda de soberanía comiencen a cercar a dicha organización, es decir, Irán, Siria, Líbano e Irak (pese a su debilidad actual), apoyados por fuertes naciones independentistas. Es una gran oportunidad para la Alianza euroestadounidense.

El reciente acuerdo de Rusia e Irán, destacando la imperiosa obligación de crear una estructura internacional efectiva contra el terrorismo es un paso en dicha dirección. Al acordar que la comunidad internacional debe promover el arreglo pacífico en Siria, con la participación de Irán, se destaca la posibilidad concreta de lograr la estabilidad en la región frente al extremismo y su expansión.

Finalmente, no hay que descuidar que, predictivamente, en esta coyuntura se conformarán tres regiones las que mantendrán por un tiempo próximo sus posiciones relativamente estables… si el régimen estadounidense no interviene en Irak presionando para que el gobierno no ataque ni recupere sus posiciones sino que se “estabilice”. Las fuerzas kurdas, influenciadas por E.U. pueden seguir en su estado actual aunque infiltradas de modo oculto para su secesión.

Sin embargo, en la medida que Siria avance y se establezca una unión con Irak democrático se podrá ir disminuyendo el poder del Estado Islámico. Obviamente que al ser atacado el EIIL tendrá que ir hacia los kurdos o Turquía, lo que proporcionará nuevos motivos al régimen estadounidense para fomentar su intervención y explosividad.

Finalmente y como una reflexión muy seria para el propio presidente Barak Obama: Estados Unidos ya conformó al EI y los “frutos” se dieron en tanto con Al Qaeda debilitaron a Siria, provocando doscientos mil muertos y desplazamiento de 3 millones de personas como mínimo. Sin embargo, esos frutos “dulces” por un tiempo ya se están convirtiendo en ácidos al saber que el gobierno sirio avanza y recupera su territorio, además de recibir la amenaza real del EIIL a sus embajadas, en la medida de las opciones que disponga. No es cierto que ese grupo vaya a atacar a EU en gran escala porque no tiene los nexos, el alcance ni una estrategia inmensa formada, debilitado por la distancia. Lo máximo será el atentado en diferentes magnitudes y el reclutamiento de militantes en las naciones occidentales. Pese a su arsenal, EU no podrá atender todos los problemas que ha creado artificialmente y, así mismo, proteger la totalidad de sus inversiones y representaciones. Hoy se ve que lo generado tiene una respuesta propia desde sus mismas entrañas.

La presión del pueblo estadounidense a un encanecido presidente podría ser determinante en un cambio relativo a la acción defensiva actual en la medida que los atentados a embajadas, funcionarios, ciudadanos en el exterior, decapitación de periodistas, se agudice notablemente, lo que se convertiría en un nuevo factor de desestabilización pues su función sería de doble moral: atacar al EI y, a su vez, debilitar a Siria, Irán, Irak, Líbano, manteniendo la desestabilización en Afganistán y Libia, entre sus objetivos no declarados.

La reflexión profunda sobre el geopoder es ya una obligación ética del planeta.

*Analista Internacional

Fuente: El Espía Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: