Rusia, la gran esperanza

JOSE ALSINA CALVES

por José Alsina Calvés – La crisis ucraniana, provocada por el golpe de Estado contra el gobierno legítimo y patrocinado por EEUU y la UE, ha puesto en manifiesto algo que muchos ya sospechábamos: Rusia es el único poder capaz de enfrentarse al mundo unipolar controlado por los estadounidenses y a la globalización neoliberal.

En primer lugar Rusia tiene el potencial económico, militar y demográfico suficiente. Las sanciones económicas no van a detenerla. La capacidad diplomática de Putin se ha puesto en manifiesto al forjar una serie de alianzas económicas con China y otros países emergentes que neutralizan las miserables sanciones económicas con que la amenazan los mercachifles de la UE (gobierno de España incluido), y que pueden volverse en contra suya.

Pero hay algo más: Rusia ha superado el comunismo. En otros países exsoviéticos la caída del comunismo dio paso a un capitalismo salvaje y descontrolado, igual de nefasto que el régimen caído. En Rusia empezó a ocurrir algo parecido de la mano de Boris Ielsit, un personaje siniestro, remozado en vodka, dispuesto a convertir al país en una sucursal de yankeelandia. Pero una poderosa reacción nacional llevó a Putin al poder, y las cosas empezaron a cambiar.

En Rusia la superación del comunismo lleva, por una parte, al abandono de los mitos marxistas, con un impresionante renacimiento de los sentimientos religiosos y patrióticos, pero por otra a la incorporación del pasado comunista a su propia historia. La caída del comunismo no ha provocado en Rusia una reacción de auto odio, de rotura absoluta con su pasado y sus tradiciones, nada parecido a lo ocurrido en Alemania, que, tras la derrota del nazismo quedó destruida, no solo materialmente, sino moral y culturalmente.

Rusia es actualmente algo parecido a un socialismo nacional. No es un régimen perfecto, ni mucho menos, pero puede oponer al mundialismo no solamente un potencial económico y militar considerable, sino también una sociedad mucho más sana que esta putrefacta sociedad posmoderna donde nos ha tocado vivir.

Rusia es la gran esperanza.

Fuente: Tribuna de Europa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: