EE.UU. busca una guerra de grandes proporciones para salvar su economía del colapso

LIBERTAD MADE IN USA

La deuda pública y privada de EE.UU. ha alcanzado tales proporciones que incluso una acción aleatoria puede arruinar la economía mundial. La situación actual muestra que el país busca una solución, y esa es una guerra, opinan los expertos.

Para obtener su bélica recompensa, tanto los políticos ‘halcones de la guerra’ como los militares miran hacia Rusia, según muestra la reciente rueda de prensa del jefe del Estado Mayor Conjunto del Ejército estadounidense, el peligroso psicópata Martin Dempsey, destaca un artículo de Vesti.ru.

Fue la primera vez que este general evitó abordar los temas de Afganistán e Irak, donde los avances del extremismo islámico plantean en la agenda del Pentágono la posibilidad de un regreso parcial al teatro de la guerra. El militar se centró en Rusia y sus Fuerzas Armadas y en el decreciente presupuesto militar.

Siguiendo los pasos del mando político de Washington, el jefe del Estado Mayor Conjunto, que en vez de estar encerrado en un psiquiátrico, le ponen los micrófonos en la boca, acusó al Gobierno ruso de supuestamente haber decidido aplicar la fuerza militar en Ucrania y advirtió a continuación: “Es el primer caso desde 1939. ¡Tengan en cuenta que el Ejército de Estados Unidos no le tiene miedo a la guerra! El país puede pensar de otra manera, pero cumpliremos con cualquier orden”.

Según el artículo, aquí también hay que tener en cuenta las razones económicas. “Ni las tasas de interés cero ni negativas ni la flexibilización cuantitativa han acabado con la crisis, que ya dura seis años. Las inyecciones de dólares y euros han llevado a un galopante incremento del precio de las acciones, pero no estimularon ni la producción ni la demanda mundial, ni ayudaron con el desempleo real. La economía mundial se convirtió en un casino gigante. En 2008 el volumen total de derivados, los contratos especulativos de riesgo, fue de cinco billones de dólares y a finales de 2014 esta cifra alcanzará dos cuatrillones. ¿Cómo se puede resolver eso?”, pregunta el autor del artículo, Konstantín Siomin.

“Cuando los beneficios dentro del sistema capitalista caen, es necesario mantenerlos y aumentarlos. Los beneficios se aumentan de dos maneras: capturando nuevos mercados y obteniendo acceso a recursos naturales más baratos”, explica la politóloga Veronika Krashenínnikova, directora general del Instituto de Investigación de Política Exterior, y las iniciativas citada por Vesti.ru.

El BRICS ya lo sabe

El proyecto de ley n.º 2277 sobre la “prevención de la agresión rusa”, presentado al Congreso de EE.UU. por el senador republicano Bob Kocker, da la impresión de que las grandes compañías del sector armamentista, como Boeing, Lockheed Martin, Northrop Grumman o General Dinamics, intervinieron en su redacción. Lo que buscan es incrementar los gastos presupuestarios bajo cualquier pretexto.

Además, se puede recordar la experiencia de la Segunda Guerra Mundial. Aquel conflicto bélico dio un impulso a la economía y al sector financiero en especial, un impulso tan grande que EE.UU. pudo poner fin a las consecuencias de la Gran Depresión e iniciar su época de plata mientras que Europa estaba en ruinas, en parte debido a esta última circunstancia.

A comienzos de este julio se hizo pública una confirmación de que EE.UU. desconoce cómo va a resolver el problema de su deuda y el sector bancario. Entonces, cuando la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde planteó la pregunta a la presidenta de la Reserva Federal de EE.UU., Janet Yellen, la responsable estadounidense dijo que la deuda supone un gran desafío para el Gobierno y que “incluso después de que se introdujeran las restricciones legislativas se conserva la probabilidad de que la situación salga del control, sin que nosotros nos demos cuenta. Eso será un gran problema para nosotros y no está claro qué hacer con ello”.

Pero Rusia y China ya saben cómo cerrar esta “ventana de oportunidad” para EE.UU, destaca el autor del artículo. “Esta ventana de oportunidad se cierra no solo porque Rusia y China estén reforzando sus defensas. Creado en la cumbre BRICS a mediados de julio, el Banco de Desarrollo es percibido por Occidente como un desafío directo a la hegemonía del dólar y el FMI. […] Ahora, en caso de crisis, los miembros del BRICS están listos para ayudarse por medio del Fondo de Reserva de Emergencia. ¿Está preparado Occidente para aceptarlo?”, pregunta el autor.

El BRICS es el Casus Belli para una guerra mundial

El economista suizo Alfonso Tuor señaló recientemente que la decisión de la cumbre del BRICS, se considera en Estados Unidos como un casus belli y advirtió sobre la amenaza de una guerra mundial.

“Como ya lo había escrito el 9 de julio, esos pasos marcan el principio de una guerra en contra del papel del dólar y Estados Unidos los considera como un acto hostil, un casus belli“, escribió Tuor en su blog de Ticinonews.ch. Sin embargo, el grupo de analistas de Larouche sostiene que Tour minimiza el hecho de que Gran Bretaña domina realmente el “papel del dólar” que le asigna el sistema financiero global desde la City de Londres, y que el actual gobierno de Obama solo obedece a los intereses del imperio británico y sus lacayos de Wall Street.

“Prácticamente, se están recreando las condiciones políticas que hace cien años nos llevaron a la Primera Guerra Mundial. Entonces, el conflicto fue provocado por la superpotencia de ese entonces, Inglaterra, quien temía el surgimiento momentáneo de la Alemania de los Wilhelm; hoy es Estados Unidos que temen el surgimiento de China y están tratando de empujar al mundo hacia una versión actualizada de la Guerra Fría. Los acontecimientos en Ucrania apuntan en esa dirección, así como también las tensiones sobre aguas territoriales en el Mar de China y especialmente la decisión de Japón (respaldada por Washington) de cambiar la constitución e iniciar un programa de rearme. Esperemos que esos pasos no sean el principio de una serie de acciones y reacciones similares a las que, en 1914, llevaron a una guerra de 30 años que produjo el declive geoestratégico de Europa”.

Contracción récord del PIB de EE.UU.

La estadística oficial de EE.UU. registró en el primer trimestre del 2014 la mayor contracción del producto interno bruto en cinco años: el 2,9%. El índice es mucho peor que todas las previsiones y estimaciones publicadas anteriormente.

Según las explicaciones publicadas por la Oficina de Análisis Económico de Estados Unidos (BEA, por sus siglas en inglés) en su blog, la caída del PIB se debe en gran parte a la reducción de inversiones y de exportaciones. Además, contribuyeron a la tendencia los gastos del Gobierno federal y las administraciones municipales y la inversión en el sector inmobiliario. En contraste, el consumo iba creciendo, especialmente en los servicios.

“En caso de que esa tendencia continúe, es altamente probable que las agencias de calificación de riesgos mundiales rebajen la nota a EE.UU”, advirtió en un comentario concedido al sitio politonline.ru el corredor de bolsa Phil Solenson. “No se asombren, este ya fue el caso hace unos años y en aquel entonces la situación fue semejante, aunque algo mejor”.

Según pronostica el experto, eso sucederá “si EE.UU. no recurre a su motor preferido de crecimiento: una guerra con alguien”. Hace poco algunos medios de comunicación estadounidenses ya plantearon el tema del impulso que podría dar a la economía una guerra eventual y contaban con varias opiniones de los economistas invitados a favor de esa suposición.

En el período anterior a esta caída, el cuarto trimestre del 2013, el PIB había aumentado el 2,6%, por eso estadísticamente todavía no se habla de una recaída en la recesión (lo que requiere al menos dos trimestres consecutivos de decrecimiento). Sobre lo que sí insinúan los analistas es la posible manipulación por parte del Gobierno estadounidense del conjunto de los datos estadísticos reales.

Cierta modificación de los índices económicos permite influir de una manera indirecta sobre la demanda de los bonos del Tesoro siempre que se acerquen los plazos de colocación o vencimiento de grandes lotes de la deuda, según explican los expertos del servicio bursátil ruso BCS-express. El Gobierno de EE.UU. podría manejar de este modo el nivel de atracción inversionista del país.

Así, las dos interpretaciones predominantes de la desalentadora cifra del PIB son la previsión de una guerra y un intento de manipular con la estadística para obtener ventajas en la administración de la deuda.

La familia media de EE.UU. es un 36% más pobre que hace diez años

Un estudio de la Fundación de Russell Sage revela que la familia media estadounidense es significativamente más pobre que hace diez años a consecuencia de la la crisis económica de 2008 a 2014, un efecto agravado por la creciente desigualdad en EE.UU., informa la revista ‘Time’.

En 2003 el patrimonio neto de una familia típica norteamericana era de 87.992 dólares, y diez años después era de 56.335 dólares, lo que supone un descenso del 36%, según los datos del estudio.

La burbuja en el mercado de valores de EE.UU. se ha vuelto ya “extremadamente peligrosa”

El inversor y experto económico John Hussman, que anticipó la crisis financiera de 2008, indica que la burbuja en el mercado de valores de EE.UU. ha alcanzado de nuevo niveles altamente peligrosos.

Hussman llama la atención en su informe semanal sobre los niveles “extremadamente peligrosos” que ha alcanzado la burbuja en el mercado de valores de EE.UU., informa el portal ruso ‘Vesti Finance’.

De momento, Hussman concentra sus decisiones e inversión en posiciones ‘defensivas’, en acciones y bonos del Tesoro de EE.UU. “No se engañen, es una burbuja de activos extremadamente peligrosa. Según los datos históricos más fiables se puede decir que la burbuja actual supera los niveles de 1972 y 1987, 1929 y 2007, y que ahora es un 15% mayor que en 2000”, indica John Hussman.

“La principal diferencia entre el episodio actual y el de 2000, es que la burbuja en 2000 se hizo patente en el sector de la tecnología, mientras que ahora está dispersada en todos los sectores, así que la evaluación de la mayoría de las acciones de ahora es incluso peor que en el año 2000”, explica.

Hussman define el estado de burbuja de activos a partir de la relación entre el precio de las acciones y las ganancias; un coeficiente que ha sido estimado por Robert Shiller, profesor de Finanzas de la Universidad de Yale.

Según recientes estimaciones, existe la probabilidad de que el mercado de valores de EE.UU. caiga en cualquier momento, pudiendo actuar numerosos factores como desencadenantes de esta fuerte caída, entre ellos la desaceleración de la economía china. Dentro de dos años esa probabilidad podría alcanzar su clímax.

A partir del próximo 1 de octubre se espera que el mercado crezca de manera constante, sobre todo hasta abril. No obstante, después de las próximas elecciones presidenciales, la burbuja bursátil de EE.UU. podría estallar y, en ese caso, todo dependería de los recursos de los que disponga la Reserva Federal del país (conocida informalmente como Fed) para salvar al mercado.

Todas estas señales y testimonios de los expertos deberían hacer reflexionar, especialmente a los gobiernos europeos, de la grave situación de peligro mundial en que nos encontramos. Y la disyuntiva es clara: un mundo unipolar dominado por EEUU para que todos les sigamos pagando la deuda… o un mundo multipolar (UE, BRICS, ALBA, MERCOSUR, Tratado de Shangai,…) donde las naciones puedan desarrollarse conforme a sus planes y objetivos.

Fuente: El Espía Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: