Blackstone de los Rothschild, del 11-S al MH 370 de Malaysia Airlines

ALFREDO JALIFE-RAHME

por Alfredo Jalife-Rahme – Son tiempos del espionaje cibernético, pero también de Edward Snowden, asilado en Rusia, cuyas filtraciones están desestabilizando a Estados Unidos.

Desde su exilio ruso, Snowden sólo ha filtrado 3 por ciento de su arsenal cibernético, mientras imperan la desinformación y las invenciones fabricadas desde el 11-S que se desmoronan vibrante e intensamente en el “mundo post Crimea”.

Todos los multimedia y las redes sociales de Rusia se han vuelto muy desestabilizadoras. ¡Qué no han de saber!

El ruso Vasilij Mamontov publica una foto comprometedora del terrorista supuestamente número uno del mundo con una radiante Condy Rice.

¡Se desploman las “verdades” de Hollywood!

Condy Rice, poderosa ex secretaria de Seguridad Nacional y ex secretaria de Estado de Baby Bush, además de ejecutiva de Chevron, suele aparecer en fotos comprometedoras, como en la que instruye a los entreguistas “mexicanos” a privatizar Pemex en el ominoso Wilson Center, vinculado íntimamente al ITAM.

¡En lo que anda el Wilson Center: el encubrimiento del 11-S!

Como extensión de la teoría sociológica del “dilema del prisionero”, el mundo de las relaciones internacionales se funda en las percepciones.

Puede ser cierta o no la enorme fortuna de los Rothschild por 5 billones de dólares que les atribuye el economista Song Hongbing, autor del best-seller chino Guerra de divisas, pero aquí lo que importa es la percepción de los chinos, que operan en consecuencia.

Desde hace 13 años han llamado la atención los insalubres manejos del fantasmagórico banco de inversiones Blackstone, cuyo verdadero dueño, según Russia Today, es el banquero israelí-británico Jacob Rothschild.

Desde el 11-S, Blackstone fue implicado en el sórdido cobro del seguro de las Torres Gemelas (demolidas por la mañana) y del tercer edificio No.7 (demolido por la tarde).

Más allá de los polutos “negocios simbióticos” del israelí-estadunidense Larry Silverstein con los Rothschild en las Torres Gemelas, destacan los estratagemas financieristas y electrónicos desde el 11-S hasta el vuelo MH 370 de Malaysian Airlines y sus magnos negocios interconectados, donde aparece el banco de inversiones Blackstone mediante sus”asociaciones” con BP, Union Pacific (donde Zedillo dispone de un buen paquete de acciones), la mafiosa empresa contable Arthur Andersen (ya quebrada), Kissinger Asociados, etcétera.

Sobre el 11-S –que sirvió de exquisita coartada para las fracasadas guerras de Estados Unidos/Gran Bretaña en Afganistán e Irak–, resalta su tangencial lucro obsceno.

Cuando en el mismo Congreso de Estados Unidos un grupo de legisladores exige la publicación de un documento de 28 páginas que exhibe a uno de los supuestos autores intelectuales del 11-S, dejaré de lado los estrujantes hallazgos de Investigar-11S, que no tienen nada que ver con mi enfoque sobre las andanzas financieras de Blackstone/Rothschild hasta su reciente imputación por Russia Today de haberse beneficiado mediante su filial texana Freescale Semiconductor con una patente de “tecnología furtiva”.

Desde hace una década se había descubierto que Blackstone había sido engendrada por los dirigentes del inescrutable banco Lehman Brothers-Kuhn-Loebb, cuya extraña quiebra en 2008 desató la grave crisis global.

Lehman Brothers fue el cuarto banco de inversiones más importante de Estados Unidos y el único al que no quiso “rescatar” Hank Paulson, el ex secretario del Tesoro y ex mandamás de la ominosa Goldman Sachs. ¿Cuántos secretos no habrán desaparecido con Lehman?

Destaca que entre los cinco primeros bancos de Estados Unidos han quebrado o se han fusionado en forma darwiniana con los tiburones de Wall Street: Wachovia con Wells-Fargo; Merrill Lynch con Bank of America, y Bear Stearns y Chase Manhattan (de los Rockefeller/Kissinger) con JP Morgan.

Linda Sandler, de Bloomberg, reveló que habían sido retirados 400 mil millones de dólares cuatro meses antes de la ininteligible quiebra de Lehman Brothers, cuyo monto fue girado a los bancos de Israel, según una página que fue “enigmáticamente”eliminada del The Voice of the White House (thetruthseeker.com.uk ).

Una bisagra operativa entre Blackstone y la controvertida aseguradora AIG, que dirige el polémico Maurice Greenberg, es Kissinger Asociados, que amerita toda una enciclopedia.

No pasa inadvertido que Blackstone/Rothschild haya a su vez engendrado a BlackRock: máximo banco de inversiones del mundo, que se encuentra detrás de la privatización de Pemex.

Se ahonda más el misterio sobre la desaparición del vuelo MH 370 de Malaysia Airlines, donde involucran a Blackstone y a los Rothschild. Mi artículo al respecto, basado en diversas fuentes, pero más que nada enRussia Today, tuvo un fuerte impacto global, a grado tal que hasta Forbidden Knowledge TV le dio gran vuelo al día siguiente.

Ahora resulta que “existen pruebas secretas sobre el avión de Malaysia Airlines que no se harán públicas”, según Russia Today (27/3/14).

Como el 11-S, de nueva cuenta descuella el inescapable cui bonosobre la identidad de quienes resultan beneficiados con eventos asombrosos.

Sin contar la nueva “filosofía de la desinformación y el espionaje”, y la siembra de “banderas falsas” ( false flags), vale la pena rememorar toda la filosofía alrededor de la “teoría de la verdad” y la diferencia entre un evento inverosímil, pero que es verdadero o, a la inversa, un acto verosímil que puede resultar falso.

Mas allá de la furtiva “guerra financiera/electrónica”, mi enfoque es meramente geopolítico, por lo que, sin deshumanizarme, no me importa tanto si Blackstone y los Rothschild tuvieron algo que ver con la desaparición misteriosa del MH 370, sino más bien enfocar la razón por la cual el relevante multimedia Russia Todayexpone el cui bono del caso, cuando valdría la pena rememorar las tormentosas relaciones petroleras entre Rusia y BP/ Rothschild/George Soros, extensivo a su metamorfosis en BlackRock, no se diga Lukoil con Mikhail Jodorkovsky (excarcelado).

Lo trascendental radica tanto en la ominosa advertencia de las “guerras electrónicas de semiconductores” por venir como en la develación del beneficio de Blackstone/Rothschild por la desaparición del vuelo MH 370: 13 años después del 11-S y en medio de la”guerra de sanciones” entre Estados Unidos/Unión Europea y Rusia en el”mundo post Crimea”.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: AlfredoJalife

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: