Lo que el mundo (ONU) quiere que aceptemos y nunca aceptaremos

ONU ES MUNDIALISMO MUNDIALISMO ES ESCLAVITUD

por Luis Fernando Pérez Bustamante – Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, la ONU le ha mandado un recado a la Iglesia Católica para que cambie sus enseñanzas y se adapte a las premisas de una moral mundial que la organización quiere imponer a todos los países. Es decir, con motivo del informe sobre la cuestión de los abusos sexuales contra menores cometidos por miembros del clero católico en décadas pasadas y la, esto no admite duda, nefasta gestión que se hizo desde la propia Iglesia en ese asunto, se pretende que el catolicismo acepte:

– El aborto. Como siempre, se ponen ejemplos extremos, como es el caso de una niña brasileña embarazada tras ser violada por su padrastro. La ONU se queja de que se excomulgara a los médicos que practicaron el aborto. Y pide a la Iglesia que revise su postura sobre el aborto.

– Homosexualidad. Más de lo mismo. La ONU pretende que la Iglesia asuma las tesis del lobyy gay. No hace falta que las explique. Llama la atención que pretendan apoyar su petición en las famosas palabras del papa Francisco sobre el juicio a las personas homosexuales que quieren seguir a Dios. Habrá que explicarles que una cosa es el juicio final de las personas -que queda en manos de Dios- y otra la consideración como pecado de determinados comportamientos, que la Iglesia no puede dejar de señalar.

– Educación de los niños y adolescentes. La ONU quiere que la Iglesia admita que los jóvenes sean educados en las “bondades” de la contracepción, que es prima hermana del abortismo y parte de la cultura de la muerte. Pero también pide que se excluya el castigo físico en la educación. El informe llega a solicitar que el magisterio de la Iglesia no interprete la Biblia de manera que se pueda admitir ese tipo de castigos. Es evidente que la Iglesia no está a favor de que se peguen palizas tremendas a los pequeños, pero de ahí a excluir por sistema cualquier tipo de castigo corporal -p,e, un cachete o un tirón de orejas- media un mundo.

– Ideología de género. Se pide que la Iglesia retire de los libros de texto católicos los estereotipos que impiden la igualdad entre niños y niñas. Como no se dan ejemplos concretos, no sé exactamente a qué pueden referirse, pero conociendo el percal de los que mandan en la ONU, cabe imaginarse por dónde va la cosa.

En otras palabras, mientras que la ONU pretende que la Iglesia trate adecuadamente el escándalo de los abusos, cosa que ya se hace, quiere a su vez que cambie sus valores a la hora de educar precisamente a aquellos que se quiere defender. El campo de batalla en el que las Naciones Unidas quiere torcer el brazo del catolicismo es la educación. Es una batalla, por tanto, en la que está en juego la salud del alma de las próximas generaciones. Si aceptamos que a nuestros hijos se les enseñe que el aborto es admisible, que la anticoncepción forma parte de su derecho a la salud “reproductiva” y que la ideología de género es lo mejor que existe en el mundo, podemos ir dando por hecho que sus posibilidades de ser católicos quedarán muy reducidas.

En realidad a la ONU le molesta que haya una institución en el mundo que, desde la ley natural y la fidelidad al evangelio, defiende el derecho a la vida, la familia, el matrimonio abierto a la vida y la educación de los hijos en los valores morales y religiosos que elijan los padres. Lo de los abusos sexuales ha sido la excusa “perfecta” para intentar que se cambie aquello que no se puede cambiar.

Ya dijo Cristo: “Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas” (Jn 3,19); y: “si fueseis del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, sino que yo os escogí del mundo, por esto el mundo os aborrece” (Jn 15,19). No pretendamos que la ONU sea otra cosa que lo que es. Y no nos extrañemos si de esa organización parten nuevos ataques y persecuciones a la fe de la Iglesia. Lo extraño sería lo contrario. Lo preocupante sería que el mundo nos aplaudiera. Aman más las tinieblas que la luz. Y si somos luz del mundo, somos molestos.

La victoria es nuestra:
“Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” (Jn 16,3).

“porque todo el engendrado de Dios vence al mundo; y ésta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.” (1 Jn 5,4)

Amén.

Fuente: Infocatólica

Los intentos por echar al Vaticano de la ONU no son nuevos. Ante los ataques: una web para apoyar al Vaticano en la ONU

por Jorge Enrique Mújica. Los intentos por echar al Vaticano de la ONU no son nuevos: a finales de los años 90´s e inicios del 2000 diferentes asociaciones pro aborto y anti familia, a las que se sumaron grupos ecologistas, de izquierda y comunistas, realizaron campañas para orillar a que la Organización de las Naciones Unidas expulsará al país más pequeño del mundo que miembro observador y permanente. No lo lograron pero los intentos vuelven con regularidad.

Desde mediados de enero de 2014 han regresado las presiones pero para mostrar que el apoyo civil es mayoritario al de ciertos lobbys la Catholic Familya and Human Rights Institute (C-FAM) ha lanzado una web (http://defendtheholysee.org/es/) para que cualquier persona pueda apoyar la causa de la Santa Sede en la ONU.

«La Santa Sede es la conciencia de la ONU. Es la única delegación que no tiene consideraciones políticas en el modo en el que negocia. Lo hace estrictamente a partir de primeros principios. La Santa Sede no puede ser presionada por organismos como el Fondo de Población de la ONU, que a menudo amenazan a los delegados con despidos por no ser lo suficientemente proabortistas y que, además, amenazan a los países con la pérdida de subvenciones», nos dice Austin Ruse, presidente del C-FAM. Y añade: «La Santa Sede no puede ser presionada por países donantes europeos que amenazan a las naciones pobres con la eliminación de subvenciones por no ser proabortistas o pro género o pro gay. Esto significa que la Santa Sede es defensora permanente de la vida, de la fe y de la familia en la ONU. Los gobiernos esperan que ella lidere en estos asuntos. De hecho, si por alguna razón la Santa Sede guarda silencio sobre algún tema,  es posible que otros gobiernos no hablen. Ese es el motivo por el que  agrupaciones perversas quieren echar a la Santa Sede de la Asamblea General o intimidarla para que guarde silencio. Callar es tan bueno como irse».

Por medio de la web http://defendtheholysee.org/es/ (disponible en varios idiomas, a saber: inglés, francés, alemán, portugués y español) es posible firmar el texto de adhesión y apoyo, tanto como individuos como a nombre de organizaciones. Las firmas serán entregadas en Nueva York, Ginebra y Roma durante el transcurso de este año. «De vez en cuando se vuelve necesario que la gente común demuestre su apoyo por la Santa Sede en la ONU. Ese momento ha llegado nuevamente», puntualiza Austin Ruse.
Jorge Enrique Mújica | jem@arcol.org

Fuente: Ya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: