¿Acuerdo Irán-G5+1, una jugada beneficiosa para todos?

BANDERA IRAN

por Rasul Gudarzi – Irán y el Grupo 5+1, formado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, China y Rusia más Alemania, pusieron fin a más de una década de prolongadas conversaciones sobre el programa nuclear iraní. En este artículo se pretende analizar los factores que influyeron en la suscripción del mismo y ver si con él todos ganan.

Un repaso a los últimos 10 años nucleares de Irán

Desde que este tema se convirtió en un dilema a nivel internacional, es decir en 2002, cuando el grupúsculo Muyahedin-e Jalq alegó la existencia de pruebas sobre una supuesta desviación de las actividades nucleares iraníes, la Unión Europea y Estados Unidos, rápidamente, impusieron duras sanciones contra Teherán, con el propósito de que las suspendiera. Este objetivo no solo no se cumplió, sino que Irán, como signatario del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, continuó con su programa bajo la plena supervisión de la Agencia Internacional de la Energía Atómica, AIEA. En septiembre de 2012, un año antes de las elecciones presidenciales persas, EE.UU. y la UE volvieron a imponer otro paquete de sanciones que, según las propias autoridades estadounidenses, fueron “las más duras” que podían pesar sobre un país. Su objetivo: influir en las presidenciales de Irán. EE.UU. pretendía que mediante este embargo que presiona al pueblo iraní, se acusara a la República Islámica de su intransigencia y su oposición al diálogo y, de esta forma, enfrentar a la nación persa con el sistema gobernante. Esto provocaría una pérdida de poder y autoridad de Teherán en los diálogos con el Grupo 5+1.No obstante, las presidenciales se celebraron con una masiva participación, es decir, un 72 % de las personas aptas a votar ejerció su derecho, algo que puso de manifiesto que la presión e intrigas no funcionaban para el caso de Irán. Teniendo en cuenta este apoyo y la unidad entre la nación y su sistema, a pesar de las circunstancias, así como la llegada al poder de una persona con pensamientos basados en la moderación y la interacción constructiva con el mundo, es decir, Hasan Rohani, tanto la Unión Europea, a través de su alta representante de Política Exterior, Catherine Ashton, como la Casa Blanca, emitieron unas declaraciones sobre su disposición a mantener diálogos con Irán.

¿Un juego beneficioso para todos?

Tan solo 99 días después de la llegada de la nueva administración al poder, Irán y el Grupo 5+1 mantuvieron varias rondas de diálogo en Nueva York y Ginebra. En la última, que duró varios días, ambas partes llegaron a un acuerdo inicial cuya vigencia será de seis meses prorrogables. Durante este plazo de tiempo, deberán cumplir con unas obligaciones que son las siguientes:

Deberes del Grupo 5+1:

• El cese de los esfuerzos para reducir la compra de crudo de Irán, que no haya limitación alguna para los clientes en este campo y que el dinero bloqueado proveniente de este comercio sea ingresado al país persa. En cuanto a los intercambios comerciales petroleros, se suspenderán las sanciones impuestas por la Unión Europea y EE.UU. contra el seguro y las facilidades de servicios de transporte.

• La suspensión de las sanciones a las exportaciones petroquímicas, oro y demás minerales preciosos y al sector automotor iraní.

• La emisión de una licencia para suministrar e instalar piezas de repuesto para la seguridad de los vuelos y aviones civiles de Irán, además de los servicios correspondientes.

• No aprobar nuevas resoluciones de sanciones nucleares en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU.

• No aprobar nuevas sanciones nucleares en la Unión Europea.

• El Gobierno de EEUU, en el marco de las responsabilidades y la autoridad legal del presidente y el Congreso no deberá imponer nuevas sanciones nucleares a Irán.

• El establecimiento de un canal financiero para facilitar el comercio en asuntos humanitarios que permita satisfacer las necesidades internas de Irán, mediante sus ingresos petroleros en el exterior. Este comercio incluye intercambios relacionados con los alimentos y la agricultura, medicinas y gastos médicos de los pacientes fuera del país. Este canal abarca determinados bancos extranjeros y entidades bancarias iraníes que no estén sancionadas.

Deberes de Irán:

• La mitad del uranio enriquecido al 20 % existente permanecerá reservado en forma de óxido para el combustible del reactor de investigación de Teherán, y el resto se convertirá en uranio enriquecido al 5 %. No habrá línea de reconversión.

• Irán anuncia que durante este plazo de 6 meses, no enriquecerá el uranio a más del 5 %.

• Irán anuncia que no habrá más avances en sus actividades en las instalaciones de combustible nuclear de Natanz, Fordo o el reactor de agua pesada de Arak IR-40.

• Una vez que esté preparada la línea de conversión de UF6 enriquecido a más del 5 % en UO2, Irán decidirá convertir este oxido UF6 recién enriquecido a más del 5 % durante este periodo de 6 meses.

• No habrá nuevos lugares de enriquecimiento.

• El programa de investigación y desarrollo de Irán continuará bajo supervisión, así como las investigaciones y desarrollo del enriquecimiento que no busca acumular uranio enriquecido.

• No reprocesará ni construirá facilidades capaces de reprocesar.

• Mayor cantidad de inspecciones: entregar informaciones determinadas a la Agencia Internacional de Energía Atómica, así como informaciones sobre los planes de instalaciones nucleares, describir los edificios en cada sitio nuclear, describir el nivel operacional de cada uno de los lugares en los que se realizan actividades nucleares, además de entregar informaciones sobre las minas y materias primas. Tomar las medidas necesarias para llegar a un acuerdo con la AIEA, con el fin de colaborar en cuanto a una estrategia garantizada para el reactor de Arak IR-40. Acceso diario de los inspectores de la AIEA a los centros de Fordo y Natanz, con el fin de estudiar los documentos registrados por las cámaras en aquellos casos que los inspectores no estén presentes en las instalaciones. El acceso guiado de los inspectores de la AIEA a los talleres de montaje de centrifugadoras, talleres de producción de centrifugadoras y lugares de mantenimiento de éstas, además de tener acceso a las minas de uranio y molinas.

Estas son las obligaciones definidas para ambas partes, que se deben realizar en este plazo de 6 meses. Tanto Irán como el Grupo 5+1 han advertido que cualquier incumplimiento en los artículos del acuerdo afectaría negativamente el proceso de diálogos y cooperación. Una vez terminado este plazo, los dos volverán a sentarse a la mesa de conversaciones, para llegar a un acuerdo final que convierta el programa nuclear iraní en un programa normal como el de cualquier otro país miembro del TNP. Ahora hay que ver en este acuerdo quién se ha beneficiado más.

Los logros de Irán:

• Mediante la aceptación del derecho al enriquecimiento dentro del territorio iraní, prácticamente, la contraparte actuó en contra de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, mientras el país persa conserva su derecho.

• Con el cese de las nuevas sanciones unilaterales contra el petróleo iraní, pierde vigencia la ley aprobada por el Congreso de EE.UU. basada en que los países deben reducir un 20 % de sus compras de petróleo a Irán.

• Una parte de las propiedades petroleras iraníes fueron liberadas.

• La suspensión de una parte de las sanciones bancarias y la posibilidad de la libre compra de Irán en base a las interacciones financieras internacionales.

• No suspenderán las actividades de ninguna de las instalaciones nucleares de Irán.

• La contraparte aceptó eliminar las sanciones en una segunda fase.

• Se mantiene el uranio enriquecido dentro del territorio iraní.

Al parecer, este acuerdo tuvo dos resultados positivos para Irán en la escena internacional. Primero, el reconocimiento de su derecho a enriquecer uranio y segundo, el triunfo de su resistencia ante las superpotencias. Uno de los factores convincentes de que Teherán fue un poco más favorecido, es la reacción de las autoridades del régimen israelí. El primer ministro, Benyamin Netanyahu, consideró que había sido mal acuerdo, ya que se le ofrece a Irán todo lo que quería y, por otra parte, el canciller israelí lo catalogó como la mayor victoria diplomática de Teherán. No obstante, para este tema no existía otra solución, ya que el propio secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, ante las reacciones de Israel, sostuvo: “Sé que habrá quienes digan que este acuerdo no es perfecto. Bueno, ellos también tendrán una responsabilidad que será decir a la gente qué otra alternativa puede ser mejor que ésta”.

No obstante, hay que saber que este acuerdo solo es el inicio de un proceso largo y que aún hay mucho camino por andar.

Fuente: HispanTV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: