BRICS como actor de cambio en el poder global, perspectiva oficial de Rusia

BRICS 2013

Tras la celebración de la quinta cumbre BRICS en Durban, los observadores internacionales consideran, en general, que este foro de la alta política avanza a paso lento pero firme en las propuestas que buscan incidir en la reconfiguración del mapa del poder mundial. Nos enfocamos en conocer el documento oficial del gobierno ruso: “Concepto de la Participación de la Federación de Rusia en el Grupo BRICS”. Buscamos formas para saber cómo se teje desde Moscú  la línea de acción en torno a las declaratorias en el marco de los BRICS; y para saber de la visión que se toma sobre en nuevo escenario global. Consultamos a Moscú al experto Leonid Savin de “GEOPOLITICA.RU” y a San Pablo al experto Thiago Babo del CEIRI.BR.

EL Gobierno ruso ha publicado un documento oficial referido al “Concepto de la Participación de la Federación de Rusia en el Grupo BRICS”.(1) Al margen de los resultados de la cumbre de Durban que acaba de cerrar con el anuncio de la creación de un banco de desarrollo (2), nos detenemos a analizar la “letra chica” de la posición oficial de Rusia; desde el punto de partida de identificar estas prerrogativas que se incorporan a la política exterior del país y que nos permite conocer cómo se compatibiliza con los objetivos en común compartidos en BRICS. Así, profundizar en la viabilidad del foro BRICS como eje que sea capaz de moldear procesos de cambios en la palestra internacional. En la primera parte, se argumentan todas las concordancias de los objetivos del BRICS con las  finalidades que procura la política exterior de la Federación de Rusia y se pone en relevancia la cuestión del derecho internacional para las perspectivas que, a multinivel, se pretenden desde este foro informal de la alta política internacional. El documento brinda una descripción clara del prisma oficial de Moscú sobre el nuevo escenario de perfil multipolar para el concierto internacional de naciones. Y remarca que la consolidación del BRICS refleja la “objetiva tendencia del desarrollo mundial que consiste en la formación del sistema policéntrico de relaciones internacionales y el aumento de la interdependencia de Estados. Citando los numerosos organismos y espacios multilaterales donde participan los países del BRICS, (se cita UNASUR), la diplomacia rusa estima que  “en tal sistema internacional se utilizan cada vez más las estructuras no institucionales de gestión global y la diplomacia de red”.

LEONID SAVINDesde Buenos Aires realizamos consultas a Moscú y a San Pablo, para conocer la voz de expertos respecto del relevante tema de BRICS. Por parte de Rusia desde el Movimiento EVRAZIA, el analista Leonid Savin comentó a “Equilibrium Global” que su grupo de intelectuales ha estado  preparando algunas recomendaciones para el gobierno ruso y sus estructuras de poder que negocian en el marco del Foro BRICS. Nos explica Leonid Savin que “este documento de “Concepto” fue desarrollado como parte de la nueva doctrina general de la política exterior rusa presentada por el presidente Putin en Diciembre de 2012. Donde la principal idea de esta doctrina es encauzar esfuerzos por establecer definitivamente un orden mundial multipolar (policéntrico) y también ampliar las potencialidades del “poder blando” como herramientas prácticas para la actividad exterior. Es importante resaltar que BRICS parece ser el núcleo integral de esta perspectiva, que se complementa con el aporte de la SCO (Shangai Cooperation Organisation), el CSTO (Collective Security Treaty Organization) y el proyecto de la Unión Aduanera como pilares para la estructura alternativa de las relaciones internacionales”.

Desde San Pablo, el experto Thiago Babo entiende que “después de la crisis experimentadas por los países europeos y por los EE.UU.; el potencial de BRICS pasa por el factor económico”. El analista brasileño resalta que “a pesar de la importancia militar de Rusia, China e India, y la capacidad de influencia que los miembros de BRICS ejercerán en los comportamientos de los demás actores del sistema; el potencial de BRICS no deberá estar guiado por el uso de la fuerza física sino por el uso de los instrumentos económicos”. “Es importante considerar también el continuo crecimiento en defensa de China y la reformulación bélica de Rusia, pero al margen del potencial nuclear entre los BRICS, los países sin duda optan por una línea de acción diplomática donde intereses en los procesos conducentes a la fuerza física se han reducido”.

Diplomacia en foros y espacios multilaterales

Se argumenta en el documento que la base de la influencia del BRICS a escala mundial la componen: el creciente poder económico de los países miembros, la importancia de sus actividades como una de las principales fuerzas propulsoras de la economía mundial, el considerable tamaño de la población y la riqueza de recursos naturales.

Desde Brasil, Thiago Babo entiendeque en el artículo publicado por Vladimir Putin en 2012 sobre este “concepto”,  queda demostrado el mayor uso del poder blando como instrumento de la acción gubernamental en este nuevo escenario internacional”. “Donde se caracteriza en el fortalecimiento de la cooperación entre los Estados participantes, a través de reuniones periódicas entre los Ministros de Finanzas, entre los jefes de los Bancos Centrales y del acercamiento de las decisiones de los Estados en organizaciones internacionales, con políticas comunes, entre otras sugerencias. Lo importante es la organización conjunta de sus acciones, sólo así estos países serán capaces de proyectar su poder económico e influir en las decisiones.”

Al respecto, Leonid Savin desde Moscú opina que “son claves todos los proyectos mencionados en el documento, la mayoría en el espacio euroasiático, donde participan Rusia y China, hasta América latina y África porque tiene un doble significado: la experiencia positiva de cada proyecto puede ser usada por el BRICS y los miembros individuales en un contexto regional; todo a esfera multinivel, economía,  agricultura, programas sociales, finanzas; que así serán desarrolladas con una nueva lógica o paradigma. Frente a la existencia de actores externos negativos que significan nuevas y viejas amenazas como el terrorismo, las epidemias y desastres naturales, es un reto para BRICS los cambios tectónicos en el viejo sistema geopolítico. Como lo son el orden neo-liberal y la hegemonía de los Estados Unidos, que intentarán impedir el fortalecimiento del sistema BRICS para abrir una lógica de relaciones internacional de país a país para el debilitamiento del bloque”.

Eje en el sistema de gobernanza económica mundial

Rusia toma voz por parte de los miembros del BRICS explicando que es prioridad impulsar aspectos fundamentales para la reforma del sistema monetario y financiero, a fin de contribuir a que dicho sistema sea más justo, estable y eficaz.  Para aportar cierta cuota de “viabilidad” en esta declaración el documento aclara que las reformas para FMI se acuerden en el marco del Grupo de los Veinte (G-20).

Al respecto el Jefe Editor de GEOPOLÍTICA.RU Leonid Savin opina que “la influencia de Estados Unidos buscará erosionar las capacidades de BRICS para hacer valer (como declara el documento oficial) la supremacía del sistema jurídico internacional, que no sólo alcanza a los temas de seguridad global sino también sobre la próxima reforma de la ONU y eso representa a las organizaciones dirigidas por Washington.

Thiago Babo desde el CIERI Brasil entiende que ”el impulso por una reformulación económica y financiera mundial, es justamente una forma de capitalizar el potencial de BRICS hacia convertirse efectivamente en instrumento de poder, más precisamente aplicando el “soft power”.

Multilateralismo vía reforma y modernización 

Se puede develar en el texto las intenciones que apuntan a la modernización de las estructuras actuales de la ONU. Sobre este capítulo Leonid Savin interpreta que existe “un fuerte mensaje sobre la necesidad de reconstruir el Consejo de Seguridad hacia la posibilidad de incorporar nuevos miembros, como India y Brasil. Siendo que el sistema de “veto” parece no funcionar para ambos lados (EEUU con sus aliados occidentales y los demás), y espero que el nuevo modelo  no vaya a ser tan unilateral”. “Pienso que en el futuro va a ser muy importante empezar la reestructuracion de la WTO (World Trade Organization ), el FMI, el banco mundial y agentes similares de la globalización. Como una voluntad y poder colectivo, los países del BRICS tienen la posibilidad de usar diferentes instrumentos para todas las metas descritas en el capítulo 4. Los acuerdos multilaterales y la sociedad entre los miembros del BRICS podrían romper con el sistema contemporáneo  occidental de comercio, industria, finanzas y políticas.

Gracias a la anterior ola de globalización, viejas periferias del occidente como India y Brasil (y otros países también, por supuesto) ahora tienen sus propias bases de recursos humanos e intelectuales que son un buen potencial para el inminente salto político”. Nos cuenta Leonid Savin sobre la participación de “EVRAZIA” en el aporte del campo académico: “pienso que como think-tank continuaremos desarrollando ideas para las actividades del BRICS y proveeremos experiencia intelectual y científica”.

Por su parte, desde el prisma de San Pablo “la modernización de la ONU se encuentra en el siguiente estado: la configuración del Consejo de Seguridad es un reflejo de la coyuntura internacional existente (después de la finalización de los conflictos de la Segunda Guerra Mundial, en 1945), y requiere una revisión de su estructura, de acuerdo con la nueva realidad internacional. Digamos que tal cambio pueda ocurrir. La pregunta es: ¿cuáles son los países que pueden ser parte del CS? O, ¿qué nuevos miembros presentarían las mejores condiciones para ello? Se habla mucho de Brasil, pero países como Alemania, Japón e incluso la propia India no son los más adecuados con esta “nueva configuración”? Por otra parte, hay que recordar que de los cinco países que pertenecen al BRICS, dos tienen puestos permanentes en el Consejo de Seguridad (Rusia y China), o sea tienen un poder de veto, no pareciendo haber ninguna ventaja para ambos que el cambio ocurra con una inclusión de Brasil, por ejemplo. En Europa, existe hace algún tiempo una discusión sobre posibles cambios, centrándose en temas específicos, tales como si Francia y el Reino Unido (miembros permanentes) representan a los demás países de la UE en el CS, o simplemente representan sus intereses nacionales, en forma individual. Esta forma de abordar el problema puede ser trasplantado al grupo BRICS, aunque no se constituyan como Bloque, o sea, podríamos preguntar si Rusia y China serían capaces de representar los intereses de los miembros designados del BRICS en el CS.

Con base en el documento elaborado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, la modernización de la ONU se presenta de forma hábil (desde un punto de vista brasileño, que busca, a lo largo de su historia reciente, un asiento permanente en el CS). El Gobierno ruso va a defender, por ejemplo, la adaptación del Consejo de acuerdo con la nueva realidad, siempre que, y esto es importante, sean mantenidas las prerrogativas de los actuales miembros permanentes “incluyendo el derecho al veto”. Es decir, el cambio es bien recibido por el gobierno ruso, pero los nuevos miembros permanentes del CS no tendrían los mismos poderes que los actuales.  ¿Sería eso interesante para los demás países, como por ejemplo Brasil e India? Creo que la propuesta rusa es aumentar la interacción de los otros estados BRICS (aparte de China) en el CS, a través de su posición dentro de la institución. Sin embargo, la posibilidad de Brasil o de India de ingresar en el CS en el mismo nivel de competencias y derechos es ínfima”.

Un papel estratégico más relevante

La idea entonces que explica la diplomacia rusa es hacia una transformación gradual del foro de diálogo BRICS que pase del actual estatus de “coordinación de posiciones sobre un número limitado de problemas hacia convertirse en un instrumento válido de cooperación estratégica y cotidiana sobre los temas clave de la política y la economía mundiales”.

La declaración oficial de la cumbre de Durban (3) , en este quinto encuentro presidencial muestra la continuidad del foro como mecanismo de construcción alternativa al orden global que predomina en el presente.

En resumen, sobre las intenciones del documento oficial de Rusia, Thiago Babo sugiere que es preciso analizar “el hecho actual donde la crisis financiera en EE.UU., y la forma tan significativa en que esta afectó a los países de la UE, pone a los actores centrales a padecer los efectos de inestabilidad y, en algunos casos estancamiento, con lo cual esto impulsa a los países emergentes a ganar una mayor visibilidad. La pregunta que surge es ¿cómo estos Estados actuarán bajo la situación que se les presenta?. Y su influencia como grupo en el sistema internacional sólo será posible a través de la profundización de su cooperación, de la convergencia de sus intereses y de sus acciones. Para que el bloque pueda tener “una voz influyente” será necesario que pueda proyectar el poder que posee como bloque, ya que, de forma individual, tienen capacidad de proyección de poder de manera significativa Rusia y China, en otros ámbitos más allá de lo económico”.

“Hay una visión muy clara por parte de los rusos en el contexto de la nueva situación internacional y su papel en él, que se inicia con el artículo que Putin publicó a finales de febrero de 2012. Resta saber cómo los demás países del bloque comparten y se adaptan a esta visión, ver si la cumbre de Durban reflejará señales claras. La crisis actual es considerada por Putin como “un poderoso catalizador para los cambios profundos en el panorama geopolítico”, y Rusia tiene la intención de actuar como una especie de isla de estabilidad en un entorno marcado por la inestabilidad. Sin embargo, entiende que no es posible crear un “oasis” de estabilidad y seguridad, al ser testigos de una creciente interdependencia entre los estados. Ante esta situación, el país actuará en la creación de varios “oasis” de estabilidad y seguridad. El fortalecimiento de la cooperación económica y política con las ex-Repúblicas Soviéticas, el acercamiento económico con la UE y los participantes de los BRICS se encuentran en esta perspectiva.

Rusia tiene un proyecto, tiene una visión del mundo. Y empiezan a organizarse en favor de ella. Pero es necesario que los demás hagan lo mismo. De lo contrario, será difícil tener una “voz influyente en el concierto internacional de naciones”.

Desarrollo y Contenido Ignacio Andrade – Manoela Carvalho

(1) http://www.mid.ru/brp_4.nsf/0/58404FEA180B30AD44257B35002871F3
(2) VER: http://www.brics5.co.za/
(3) http://www.brics5.co.za/about-brics/summit-declaration/fifth-summit/

Perfil de los analistas consultados:

Thiago Babo – San Pablo
Analista político internacional – Coordinador Asuntos de Integración Europea en el Grupo CEIRI Newspaper.
Centro de Estratégia, Inteligência e Relações Internacionais – CEIRI

Leonid Savin – Moscú
Editor en jefe de la revista Geopolítica y Geopolitica.ru portal de Internet, Experto del Centro de Investigación Conservador (Universidad Estatal de Moscú), Jefe de la administración del movimiento social internacional “Eurasia Movimiento” (fundado en Moscú en 2003), autor de los libros: “To Geopolitics”, “Netwar and Netcentric warfare “, de Sheriff del Terrorismo. Ensayos sobre la geopolítica de EE.UU.

Fuente: Equilibrium Global


Etiquetas: , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: