El BDS se posiciona contra George Galloway para complacer a los amos sionistas

GILAD ATZMON

por Gilad Atzmon – Con BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones), uno nunca se aburre. Aunque inicialmente fue formado para ejercer presión sobre Israel, ahora las crecientes campañas del BDS, poco a poco, se centran en silenciar cualquier voz pro-palestina con un CI superior a 90.

Para los líderes del BDS, el intelecto es una amenaza – y puede que tengan razón.

Desde hace un año, hemos observado repetidos ataques del BDS contra importantes activistas e intelectuales como Ken O’Keefe, el profesor Norman Finkelstein, Alison Weir, Greta Berlin, Daniel Barenboim, un servidor y muchos otros. Pero este fin de semana, el BLS ha encontrado un nuevo saco de boxeo en potencia: el parlamentario británico George Galloway.

El miércoles (20-02-2013 Nota Página Transversal), el diputado Galloway abandonó un debate en el Christ Church de Oxford. Galloway se molestó al ver que estaba a punto de participar en un debate con un israelí. “Fui mal informado”, dijo. “Yo no discuto con israelíes. Yo no reconozco a Israel.” Más tarde, Galloway escribió en Twitter: “No reconocimiento, no normalización. Sólo boicot, desinversión, sanciones”.

Ahora, sin duda, la reacción de Galloway, aunque impulsiva, debe ser aceptada o al menos entendida por los palestinos y sus defensores. Según parece, no es así. Los “judíos en el movimiento” estaban realmente angustiados, al punto que la seguidora israelí del BDS, Rachel Shabi, confirmó en The Guardian ayer que el comité nacional del BDS se apresuró a “emitir un comunicado” para desvincularse de la actitud de Galloway. Parece que el comité del BDS en Ramala, una vez más, tuvo que ceder ante sus pagadores.

En el diario The Telegraph, Toby Young mantuvo exactamente la misma línea. “Tras la salida dramática de George Galloway de un debate en la Universidad de Oxford”, escribió Young, “una organización líder palestina (BDS) ha emitido un comunicado de prensa diciendo que no aprueba los boicots individuales. Young concluye: “Parece que el respetable MP ha perdido el respeto de sus adversarios políticos, después de sus payasadas en el debate de Oxford. También, está perdiendo el respeto de sus aliados políticos.” Será mejor que alguien en Ramala nos aclare por qué el BDS se ha unido a la campaña de Hasbara contra el MP Galloway. Al parecer, en el comité de BDS todavía tienen que comprender la noción de solidaridad.

La declaración del BDS, tan original como siempre, dice lo siguiente:

“El movimiento global del BDS ha siempre mantenido un enfoque basado en los derechos y una plataforma anti-racista, que rechaza cualquier forma de racismo, incluidos la islamofobia y el antisemitismo”.

Realmente impresionante. La lucha contra el racismo es sin duda importante, excepto que Galloway no se refirió ni siquiera una vez a los judíos ni a una raza. Se refirió a Israel y se negó a debatir con un nacional israelí. Ahora, se me ocurre pensar que Galloway estaba equivocado, pero aún así, su decisión puramente política, era totalmente legítima.

Curiosamente, el líder del BDS, Omar Barghouti, no es exactamente un gran modelo de anti-racista. De hecho, ha demostrado con creces el tipo de mente banal y racista que tiene. Recordemos cómo el año pasado Barghouti fue grabado en un video, explorando algunos términos extremadamente viles, racistas, biológicos y deterministas, cuando esta mente esencialmente banal lanzó un ataque contra la raza blanca.

Durante un tiempo, el racismo abierto de Barghouti me había desconcertado, pero luego me di cuenta que este pequeño palestino marxista, probablemente se haya quedado dormido durante la clase correspondiente y se haya perdido la parte más importante. Israel no es Sudáfrica, y no es el “estado blanco” o el “hombre blanco” quien saquea a Palestina, en realidad es el “estado judío.”

En su artículo de The Guardian, la israelí Rachel Shabi explica en palabras más claras por qué ella tiene un problema con Galloway. “Una de las razones por la que muchos izquierdistas judíos no se unen al movimiento BDS, es precisamente porque el boicot se percibe como una rabia contra las personas, en lugar de una eficaz herramienta política.” Ya está, claro y transparente. De acuerdo con Shabi, el BDS está ahí para aplacar la “tendencia izquierdista judía.” No se trata de Palestina o los palestinos, ni siquiera sobre justicia o universalismo, es sólo un “instrumento político.” De hecho, esta afirmación torpe de Shabi puede explicar por qué más y más personas como nosotros consideramos al BDS, en su forma actual, únicamente como una “oposición controlada” dominada por intereses tribales judíos. (Según algunas fuentes israelíes, también es financiado, en gran parte, por la Open Society liberal sionista de George Soros.)

Sin embargo, aquí van algunas preguntas críticas para el comité del BDS, Shabi y Soros. ¿De verdad ustedes quieren formar un movimiento totalitario dominado por un “hermano mayor”, cojo en su intelecto, que nos dirá exactamente de lo que podemos hablar y cómo podemos expresarnos? ¿Están seguros que quieren convertir a Palestina en una sinagoga y el movimiento de solidaridad en una Yeshivá? ¿Acaso la perspectiva de libertad intelectual y espiritual no les dice nada a ustedes? Después de décadas de abuso, ¿no merece el pueblo palestino la libertad?

Déjenme ser claro. Creo que el BDS es una fuerza para el bien, pero su liderazgo tiene que reflexionar mejor un poco y empezar a centrarse en los verdaderos enemigos de la justicia y de Palestina, en lugar de acosar a las voces más especializadas en este discurso.

Aún más, hay una pregunta que sigue sin resolverse. Hace casi un año, descubrimos que el BDS había comprometido el más fundamental de los derechos de los palestinos: el derecho al retorno. De forma totalmente clandestina, el comité nacional del BDS había cambiado las palabras que declaraban su misión de exigir a Israel que pusiera fin a su ocupación y colonización de todos los territorios árabes, ocupados en junio de 1967.

El BDS hizo el cambio sin informar a su organización afiliada. De hecho, un activista israelí del BDS me confirmó que el cambio se hizo para apaciguar a los “judíos en el movimiento.” Sin embargo, a pesar de la amplia difusión de esta extraña conducta del BDS, hasta la fecha, la organización no ha aclarado su posición. Hace más de 8 meses que esta cuestión crucial se planteó, el BDS permanece en silencio – sin embargo, el comité del BDS en Ramala necesitó menos de cinco horas para reaccionar ante la actitud de Galloway y desvincularse de él.

El mensaje está claro. El BDS, en su forma actual, es un territorio ocupado. Si quiere salvarse a sí mismo, (y espero que así sea), debe erradicar el sionismo de su seno – y de inmediato. Si no lo hace, será recordado, posiblemente, como el capítulo más repugnantemente traidor en la historia de la lucha palestina. Y esto es realmente doloroso y trágico.

ybm/ab/

Fuente: HispanTV

One Trackback to “El BDS se posiciona contra George Galloway para complacer a los amos sionistas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: