Terroristas buenos y malos en Siria

ISMAIL SALAMI

por Ismail Salami – Terrorismo es lo que es y no puede definirse de otra forma, a menos que los intereses de una parte inclinen la balanza en contra de otro, y la dicotomía de buenos y malos terroristas en Siria hecha por Occidente ponga en dudas su reclamo de democracia.

En un tono político serio durante una entrevista exclusiva a Russia Today, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov, catalogó de “totalmente inaceptable” el apoyo de Occidente a los terroristas en Siria.

Lavrov añadió que Occidente ha dividido a los terroristas en “buenos” y “aceptables,” en apoyo de estos últimos.

“Es completamente inaceptable, y si nos guiamos por esa lógica nos podría conducir a una situación muy peligrosa, no sólo en Oriente Medio, sino también en otras regiones del mundo, si nuestros socios en Occidente comenzaran a clasificar terroristas como buenos y aceptables,” expresó el canciller ruso.

Esta dicotomía que hace Occidente de un asunto tan grave, en realidad, no es muy nueva. El hecho de que Washington eliminara a la MKO, un grupo ampliamente considerado terrorista, de la lista negra está en línea con el proceso de redefinición de conceptos y términos ya establecidos por Occidente.

Como paradoja, la MKO ha estado apoyando a Washington, incluso cuando estaba en la lista de terroristas. Al punto que recibieron su entrenamiento de manos de la Administración Bush.

En un esclarecedor artículo, Seymour Hersh reveló que el Comando de Operaciones Especiales de EE.UU. (JSOC) entrenó a miembros de los Muyahedin-e Jalq (MKO) en un lugar secreto en Nevada, desde 2005 hasta al menos 2007. Según Hersh, los miembros de la MKO “estuvieron recibiendo entrenamiento en interceptar comunicaciones, criptografía, uso de armamento y tácticas de pequeñas unidades en Nevada hasta que el presidente Obama llegó al poder.”

En otra entrevista, el general de cuatro estrellas retirado dijo que, en 2005, él había sido instruido brevemente por un estadounidense involucrado en el programa sobre el entrenamiento a los miembros de MKO en Nevada. Añadió que ellos recibieron “el entrenamiento estándar en telecomunicaciones, criptografía, tácticas de pequeñas unidades, así como uso de armamento impartido durante unos seis meses. Eran mantenidos en pequeños lugares” Además, se le informó, según expresó, que los hombres que hacían los entrenamientos eran del JSOC, el cual, para 2005, se había convertido en el principal instrumento de la Administración Bush en su lucha contra el terrorismo global.

Para consternación y decepción de muchos, el departamento de Estado norteamericano decidió en septiembre eliminar a la MKO de su lista de organizaciones terroristas.

Según dijeron, su decisión de borrar a la organización de la lista se efectuaba porque el grupo no había cometido ningún acto terrorista durante una década y descaradamente encubrían el hecho de que la MKO ha servido como instrumento, con todos los esfuerzos y propósitos, para llevar a cabo asesinatos durante los últimos años en Irán. Aunque el grupo no ha asumido de manera oficial la responsabilidad por los asesinatos (cosa muy natural), existen firmes evidencias que apuntan a su complicidad en dichos actos extremistas.

La organización hizo impetuosos intentos durante años para ser eliminada de la lista de terroristas, y con tal objetivo, reclutaron a un número de representantes republicanos y demócratas para ejercer presión a su favor. En lugar de pagarles los honorarios de un lobby, “ofrecieron honorarios entre 10.000 y 50.000 dólares estadounidenses por discurso para vituperar al Gobierno de los EE.UU. por su tratamiento supuestamente malvado hacia el MKO.

Entre quienes se subieron al tren del dinero fácil se encuentran el anterior gobernador de Pensilvania, Ed Rendell, Rudy Giuliani, Alan Dershowitz, y el exdirector del FBI, Louis Freeh. “Muchos profesan tener poco interés en el dinero que recaudaron” (Richard Silverstein, The Guardian, 22 de septiembre de 2012).

La MKO, desde hace tiempo, ha estado involucrada en una serie de sabotajes y actividades terroristas contra la República Islámica, en alianza con las agencias de inteligencia israelíes.

En enero de 2012, Benny Gantz, jefe de estado mayor de las fuerzas de defensa de Israel, dijo ante un comité parlamentario: “Para Irán, el 2012 es un año crítico en la combinación del seguimiento de su programa de nuclearización, los cambios internos en la dirección del país persa, las presiones continuas y crecientes de la comunidad internacional y todo lo que ocurre de un forma antinatural.”

24 horas más tarde, el jefe militar israelí advirtió sobre algunos sucesos contra natura para Irán, el científico nuclear iraní Mostafa Ahmadi Roshan fue asesinado a pleno día. Rápidamente se conoció que había sido una operación conjunta Mossad-MKO.

La MKO ha asesinado, según consta, a más de 12.000 ciudadanos iraníes, siete estadounidenses y decenas de miles de iraquíes.

De cualquier modo, la dicotomía de “terrorista” en buenos y malos es por mucho más horrible que cualquier forma de apartheid.

Una historia comparativa similar se repite en Siria. Washington ha catalogado al Frente Al-Nursa de origen catarí como una organización terrorista. ¿Por qué? Ellos están combatiendo al Gobierno de Bashar al-Assad junto a otros militantes en Siria, quienes en su mayoría son mercenarios extranjeros. El primero es considerado terrorista porque representa una gran mosca en la cara de las políticas de los Estados Unidos hacia Siria. Por tanto, Washington u Occidente liderado por los Estados Unidos deciden quién es terrorista y quién no.

No olvidemos que la notoria organización Al-Qaeda, que está sembrando semillas de ciego sectarismo extremista y religioso en el mundo, fue creada y financiada en los años setenta por Washington y la CIA, en una aparente campaña para combatir a los soviéticos. Robin Cook lamenta la creación de Al-Qaeda, y expresa: “No obstante, Bin Laden fue producto de un colosal error de cálculos de las agencias occidentales de seguridad. Durante los 80, recibió armas de la CIA y financiación saudí para declarar una yihad contra la ocupación rusa de Afganistán. Al-Qaeda, literalmente ‘la base de datos’, fue originalmente una carpeta informática de miles de miembros de la MKO que fueron reclutados y entrenados con ayuda de la CIA para desafiar a los rusos. Inexplicablemente, y con consecuencias desastrosas, parece que a Washington nunca se le ocurrió la idea de que una vez que Rusia estuviera fuera de su camino, la organización de Bin Laden enfocaría su atención hacia Occidente.”

El Frankestein creado por la CIA no sólo no se volvió bueno, sino que creció de manera monstruosa.

Conocida en realidad por ser una de las palabras con mayor cantidad de malinterpretaciones y malos usos, el terrorismo es definido y redefinido por Occidente en dependencia del contexto, si es perjudicial o beneficioso para quienes definen el término.

ybm/ab/

Fuente: HispanTV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: