Malas noticias para África: 3000 soldados norteamericanos están en camino

por Mark P. Fancher – Black Agenda –  Los EE.UU. planean establecer en tierra africana y de forma estable, una brigada de sus Fuerzas Armadas a partir del año entrante. ¿Es esto el comienzo de algo grande -y siniestro- o es “el comienzo del ingreso sigiloso de las fuerzas militares norteamericanas en África”?

Cuando el presidente Obama envió a Uganda un contingente de 100 hombres de las fuerzas de los EE.UU. un año atrás, para llevar a cabo la mítica búsqueda de Joseph Kony, líder del Ejército de Resistencia del Señor, muchos no le dieron mayor importancia. Después de todo ¿cuánto daño podría producir un grupo de 100 soldados deambulando por los montes, supuestamente en búsqueda de alguien acusado de terrorista? Una mirada más amplia puede revelar las implicaciones letales de lo que muchos perciben (erróneamente) sólo como el inicio del ingreso sigiloso de las fuerzas militares norteamericanas en África.

El servicio de noticias Army Times reportó que los EE.UU. proyectan tener más de 3.000 soldados en África hacia 2013. Esas fuerzas serán distribuidas en todo el continente. El Mayor General David R. Hogg declaró: “Mientras nuestra misión siga su camino, se trata de un territorio inexplorado”. Pero la presencia de los soldados norteamericanos en África no es algo nuevo. Aunque Hogg no desee admitirlo, evidentemente, la misión es controlar el continente.

Las fuerzas militares de los EE.UU. tienen en África al menos una docena de operaciones en marcha, que requieren de la acción directa de sus tropas. Asegurando la presencia de tropas norteamericanas en todos los rincones de África, buscan reducir el riesgo de que las regiones donde los EE.UU. poseen fuertes intereses queden desprotegidas y sean amenazadas. Por ejemplo, Mali posee reservas de petróleo y posee una ubicación estratégica, pero afronta una desestabilización creciente debido a la presencia de un movimiento secesionista en su región norte. Mali también ha sido el lugar donde los EE.UU. llevaron a cabo los ejercicios militares denominados “Atlas Accord 12”, con entrenamiento de las fuerzas militares de Mali para la recepción de cargas aéreas.

Durante el presente año, se han desarrollado otras operaciones en distintas partes del continente, comparables en escala y en sustancia.

*“Cutlasss Express” fue un ejercicio naval que enfocó en lo que se define como “piratería”, en la región de la Cuenca de Somalia.

*“Africa Endeavor 2012” se realizó con base en Camerún, con entrenamiento y coordinación en comunicaciones militares.

*“Obangame Express 2012” fue un ejercicio naval que buscaba asegurar la presencia en el Golfo de Guinea, área ubicada en el núcleo de la región petrolera de África Occidental.

*“Southern Accord 12” con base en Botsuana, tuvo como objetivo establecer una relación entre las fuerzas militares de la región sur de África y las fuerzas norteamericanas.

*“Western Accord 2012” fue un ejercicio que involucró todo tipo de operaciones militares, desde ejercicios de fuego vivo, hasta operaciones de inteligencia o puntería.

Se realizaron otros ejercicios similares que llevaron por nombre “African Lion”, “Flintlock,” y “Phoenix Express.” Asimismo, unidades de la Guardia Nacional de los EE.UU. provenientes de distintas partes del país norteamericano, realizaron viajes y visitas a distintos países, que incluyeron Sudáfrica, Marruecos, Gana, Túnez, Nigeria y Liberia.

Declaraciones de prensa publicadas por el Comando África de los EE.UU (AFRICOM) sugieren que estas operaciones serían beneficiosas tanto para África como para los EE.UU. El mensaje central de AFRICOM es que las fuerzas militares de los EE.UU. y las fuerzas africanas son socios en la guerra contra el terrorismo y contra otras formas de conflicto. No obstante, es un error de los países africanos considerar que África y los EE.UU son interdependientes. La naturaleza de la relación fue expuesta por A.M. Babu, figura central en la independencia de Tanzania. Babu declaró: “La ‘interdependencia’ alegada sólo puede será aquella donde nosotros los africanos seamos dependientes de la explotación de Occidente sobre nuestros recursos naturales y humanos”.

Los planes de los EE.UU. para la explotación de los recursos naturales y humanos de África fueron publicados en un informe del Servicio de Investigación del Congreso, revelado por WikiLeaks. Allí se puede leer: “A pesar del conflicto que se está desarrollando en el Delta del río Níger y en otras regiones petroleras, las posibilidades para realizar perforaciones en aguas profundas en el Golfo de Guinea son altas, y los analistas estiman que África podría proveer tanto como el 25% de todo el petróleo que EE.UU. importará hacia 2015”. El documento cita las palabras de un funcionario del Departamento de Estado norteamericano quien asegura que “una misión clave de las fuerzas de los EE.UU. en África será garantizar que los campos petroleros de Nigeria…sean seguros”

Por lo tanto, los EE.UU. estarían complacidos si existieran operaciones de parte de las fuerzas militares africanas contra las milicias que sabotean las operaciones petroleras extranjeras en África Occidental. Al mismo tiempo, dados los planes para incrementar las importaciones de petróleo desde África, los EE.UU. se enfrentarían enérgicamente contra todo esfuerzo de los militares africanos para excluir a compañías occidentales de los campos petroleros del Delta del Níger, aunque los oleoductos de esas compañías hayan arruinado incontables hectáreas de tierras para la agricultura y zonas de pesca.

Los verdaderos intereses de África y los EE.UU están en conflicto permanente, y las relaciones entre los EE.UU y los países africanos, consecuentemente, se encuentran lejos de ser interdependientes. Los africanos están tan bien asesorados para reaccionar contra la presencia de los soldados norteamericanos en sus países como lo harían contra las terminas en su propio hogar. Podría no haber ningún daño inmediato visible, pero con el tiempo, la estructura quedará dañada irreparablemente, e incluso podrá colapsar.

23-10-2012 –  Mark P. Fancher es abogado. Escribe habitualmente sobre la presencia militar de los EE.UU. en África. Puede ser contactado en mfancher@comcast.net – Traducido del inglés al castellano por PIA Noticias – Nota original en: http://blackagendareport.com/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: