La Historia se repite mientras la comunidad internacional y los organismos al uso dan la espalda a Gaza

Rayi Surani* – El Espía Digital – Gaza vive esperando la próxima fase de la ofensiva israelí, tantas veces repetida a lo largo de la Historia más reciente. Los ataques se han mantenido sin descanso durante más de tres días. Las calles están desiertas porque la gente está demasiado asustada como para moverse. Y sin embargo, hay civiles que están siendo asesinados y heridos. En estos momentos, a nuestros trabajadores de campo les resulta imposible saber las cifras exactas pues aún están luchando para documentar los ataques anteriores y los actuales.

Fuera de las fronteras de la Franja de Gaza, el mundo observa sus pantallas de televisión. Y espera. La impunidad hacia Israel, que ha impedido, a pesar de todas las resoluciones de Naciones Unidas, que los palestinos reciban de los organismos internaciones que se erigen como jueces, Justicia, tiene sus consecuencias.

Hace casi cuatro años, Israel lanzó la Operación Plomo Fundido, una ofensiva de 23 días contra la Franja de Gaza que situó inalterablemente a la población civil en el ojo del huracán. En esa ofensiva, el 82% de los muertos fueron civiles, 1.179 de las denominadas por el Derecho Internacional “personas protegidas” fueron asesinadas mientras el mundo miraba.

Como consecuencia del cierre ilegal de la Franja de Gaza por parte de Israel – impuesto desde hace ahora cinco inimaginables años – la destrucción causada durante la Operación Plomo Fundido aún no ha sido totalmente reparada. Según van cayendo las bombas hoy, los escombros se añaden a los escombros; otra generación de destrucción. Una ya deteriorada infraestructura, en particular la de los hospitales, hace que a la gente le sea muy difícil salir adelante.

Después de la Operación Plomo Fundido creímos que el mundo respondería. Tenía que hacerlo. El Centro Palestino para los Derechos Humanos (CPDH), y otras organizaciones prepararon un sinnúmero de casos bien documentados que contenían alegaciones concretas de crímenes de guerra generalizados cometidos por las fuerzas israelíes. Las presentamos, entre otros, ante la Misión de Investigación de Naciones Unidos sobre el Conflicto de Gaza que concluyó que la Operación Plomo Fundido estuvo dirigida contra “el pueblo de Gaza en su conjunto”. Declaró que la acción de Israel se basó en una “política deliberada de fuerza desproporcionada” cuyo objetivo no era el enemigo sino la “infraestructura de apoyo”. En la práctica, ello parece que se refería a la población civil. Sobre la base de esas conclusiones, la Misión de Investigación recomendó que el Consejo de Seguridad remitiera la situación de Gaza a la Corte Penal Internacional para que todos los presuntos criminales de guerra pudieran ser investigados y, si se consideraba, juzgados y procesados. Esta no fue una conclusión inusual. Fue una respuesta a las nítidas exigencias del Derecho Internacional.

Durante casi cuatro años, el CPDH ha luchado por que se cumpla tal recomendación. Como organización, representamos a más de 1.400 víctimas de la Operación Plomo Fundido. Estas personas han puesto su fe en el imperio de la Ley y en la promesa de los derechos humanos universales. Su fe se ha dado de bruces con la realpolitik y con una comunidad internacional que no está dispuesta a cumplir con sus obligaciones internacionales. La comunidad internacional ha priorizado sistemáticamente las consideraciones políticas sobre los derechos humanos utilizando la paz y la seguridad como pretexto. Ha dado la espalda al imperio de la ley y a las víctimas.

Ahora, estas mismas víctimas junto a toda la población de Gaza, son una vez más el objetivo de un ataque implacable. Una vez más, Israel desprecia el Derecho Internacional mientras lanza oleada tras oleada de ataques contra la Franja de Gaza. El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu nos dice que esto es sólo el principio.

Nuestra reclamación no es extravagante ni carente de razón. Simplemente queremos ser tratados como iguales. Pedimos que se respeten nuestros derechos, que los llamados derechos humanos universales se extiendan a la Franja de Gaza. Pedimos que el imperio de la ley sea respetado y que todos los responsables de las violaciones del Derecho Internacional rindan cuentas. Recordamos a la comunidad internacional el último ataque importante contra la Franja de Gaza, cuando los civiles se llevaron la peor parte de la inacción política. No debemos esperar a que las mismas atrocidades se cometan nuevamente. Reclamamos justicia y responsabilidad. Soñamos con una vida normal en libertad y dignidad. Justicia.

La funcionaria española y fiscal de DDHH en el Tribunal Internacional de la Infancia, exige que Israel pare el genocidio de niños en la franja de Gaza y exige el cese de políticas de Apartheid israelí sobre la población de los Territorios Ocupados

Centrándonos en el aquí y ahora, esta nueva ofensiva israelí sobre Gaza se está cobrando la vida de niños y mujeres, convirtiendo esta operación militar en un verdadero crimen contra la humanidad.

El Tribunal Internacional de la Infancia, afectado por la guerra y la pobreza, hace un llamamiento, a través de su presidenta ante la Unión Europea, Rut Cidoncha González, fiscal de DDHH, a la comunidad internacional para que, de forma urgente, intervenga y detenga los crímenes perpetrados contra la infancia palestina por parte de la fuerza de ocupación israelí. Rut Cidoncha ha denunciado que los ataques aéreos del ejercito israelí a Gaza contra una escuela en Rafah y sobre la población civil se han cobrado la vida de por lo menos 5 niños palestinos y han dejado decenas de heridos, entre mujeres, niños y hombres.

La funcionaria española destaca la emergencia humanitaria en los hospitales de Gaza, por la falta de donantes de sangre y la falta de medicamentos ante la oleada de heridos que llegan después de cada ataque de la aviación israelí.

>Asimismo el Comité Internacional de Derechos Humanos Faisal Sergio Tapia, señala la búsqueda de la verdad sobre los bombardeos de los aviones israelíes sobre la Franja de Gaza, responsables del Síndrome de Gaza, sobre la infancia palestina, con traumas psicológicos permanentes, por las masacres sobre los niños palestinos en escuelas, hospitales y el genocidio silencioso de la infancia, además de los genocidios de hambre donde los países del primer mundo son indiferentes ante este grave ataque contra la infancia.

Finalmente la fiscal de derechos humanos del Tribunal Internacional sobre la Infancia alertada por la guerra y la pobreza afirma que hay que parar estos crímenes de lesa humanidad del régimen israelí, y exige una enérgica condena internacional contra el inicio de una nueva etapa del genocidio que lleva a cabo Israel contra Palestina, donde en la última década, han muerto miles de niños palestinos antes de cumplir los 5 años de vida, como consecuencia de las políticas del Apartheid israelí sobre la población palestina en los territorios ocupados; donde la falta de medicamentos y necesidades básicas de alimentación de las madres palestinas, hacen que las cifras de muerte de niños palestinos por año sean miles. No se trata sólo de muertes por bombas y tiros de metralletas del ejército israelí, ha insistido la funcionaria, sino de las políticas de apartheid practicadas por el Estado sionista contra Palestina, recordando que el hambre de un niño es un crimen contra la humanidad; un genocidio silencioso que muchas veces se olvida, o se usa como un número más de estadística de mortalidad infantil.

Según el pacifista israelí, Gersho Baskin, el dirigente de Hamás asesinado negociaba una tregua permanente con Israel

El líder del brazo armado de Hamás, Ahmed Jabari, asesinado al comienzo de esta nueva crisis que comienza con un ataque selectivo por parte del Ejército israelí, estaba negociando con el Gobierno hebreo una tregua permanente, según ha revelado el pacifista israelí Gersho Baskin, que medió en la liberación del soldado Gilad Shalit.

Según ha relatado el activista al diario Haaretz, horas antes de su muerte Jabari había recibido el borrador de un acuerdo permanente de tregua con Israel que incluía mecanismos para mantener el alto el fuego en caso de altercados entre Israel y las facciones palestinas en la Franja de Gaza.

Baskin ha señalado que altos cargos israelíes estaban al tanto de sus contactos con Hamás y con la Inteligencia egipcia con vistas a alcanzar una tregua permanente, pero pese a ello aprobaron el asesinato del líder de las Brigadas Ezedin al Qassam. “Creo que han cometido un error estratégico –que- costará las vidas de un buen número de personas inocentes en ambas partes”, ha lamentado.

Baskin conoció a Jabari cuando actuó como mediador entre el encargado israelí en las negociaciones para liberar a Shalit, David Meidin, y el propio jefe del brazo armado de Hamás. “Jabari era el hombre todopoderoso a cargo, siempre recibía los mensajes a través de una tercera persona”, ha explicado, precisando que intercambió con él mensajes casi a diario hasta que se cerró el acuerdo para la liberación del soldado israelí, secuestrado por un grupo próximo a Hamás en junio de 2006.

Según el activista, en los dos últimos años llegó a la conclusión de que los enfrentamientos entre Israel y Gaza no beneficiaban a ninguna de las dos partes y en alguna ocasión medió para evitar ataques de Hamás contra territorio israelí. De hecho, ha precisado, cuando finalmente Hamás retomó los disparos de cohetes lo hizo “intencionadamente” contra zonas deshabitadas. Desde hacía unos meses Baskin estaba trabajando en una tregua y había mostrado al ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, un borrador de acuerdo. Dicho acuerdo habría sentado las bases para una tregua permanente entre Israel y Hamás. Ante la falta de decisión de las autoridades israelíes, Baskin optó por retomar los contactos en las últimas semanas con Hamás y con Egipto, los últimos esta misma semana.

Aunque ha reconocido que Jabari “no era un ángel ni un hombre de paz”, ha lamentado que “su asesinato también ha matado la posibilidad de alcanzar una tregua y también la capacidad de los mediadores egipcios de actuar”.

Seis periodistas heridos en ataques selectivos israelíes

Por último, señalar que horas después de la destrucción de la sede del Gobierno en Gaza, el Ejército israelí ataca las instalaciones de la prensa internacional. Como consecuencia de ello, seis periodistas han resultado heridos, de diferente gravedad. Aunque funcionarios hebreos han comunicado en una rueda de prensa oficial que los misiles no iban dirigidos a dicho objetivo, fuentes de la zona aseguran que la señalización del edifico, unido a la exactitud de las armas del islaelíes, desmienten dichas declaraciones. Las mismas fuentes aseguran que, ante la crueldad evidenciada por los medios, que muestran la masacre perpetrada contra la población civil, el Gobierno israelí pretende levantar una cortina de humo.

* Director del Centro Palestino de Derechos Humanos en Gaza

Extraído de: El Espía Digital

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: