Instrucciones para una Huelga General.

“por Lupus

1) ¿Quién debe ir a la huelga?

Todos los trabajadores y trabajadoras, de cualquier tipo (incluidos becarios, parados, precarios, amas de casa, trabajadores autónomos, etc.) están convocados a la huelga general.

La ley permite que se informe o publicite la huelga. Para ello puede utilizarse cualquier medio, con la sola condición de que éste sea “pacífico”, antes y durante el desarrollo de la acción huelguística. Especialmente importante es la publicidad en los servicios públicos, donde el preaviso de huelga debe realizarse con 10 días de antelación, para que los usuarios tengan conocimiento.

2) ¿Cómo se ejercita el derecho de huelga?

Con la no asistencia al trabajo, sin ningún deber de comunicarlo al empresario/a, salvo en los sectores para los cuales se decreten mínimos, que deben ser cubiertos para no perjudicar a los usuarios (sanidad especialmente).

En estos casos se constituye el centro de trabajo un comité de huelga y, una vez presentadas a trabajar aquellas personas nominadas para los servicios mínimos (u otras de idéntica categoría), el resto de trabajadores/as puede irse. Se aconseja, no obstante, que se presenten en la puerta del centro de trabajo, para hacer el mayor ruido posible e inhibir a los/as esquiroles.

3) ¿Qué debemos hacer para que la Huelga sea un éxito?

Los huelguistas activos tenemos que empezar la huelga desde las 00:00 de la noche anterior. Se trata de parar servicios nocturnos como el transporte, medios de comunicación, etc. La huelga comienza formalmente en cada empresa en función de los turnos de trabajo: hay que parar los turnos de noche desde las 00:00, hasta los turnos de tarde de este día 29.

Las personas con interés en participar en el desarrollo de la huelga deben ponerse en contacto con la organización de alguno de los sindicatos convocantes y elegir en qué piquete se participa, por cercanía y apetencia, y a través de amigos o conocidos (ya que los piquetes no se publicitan y sólo los conocen los organizadores, para impedir que la policía espere a los huelguistas).

Por éste motivo, como hemos dicho, los sindicatos concentran a sus activos esa misma madrugada, impidiendo así el funcionamiento de servicios no esenciales como el transporte, los medios de comunicación… Estos son los piquetes “informativos” (que normalmente se distribuyen por ramos y/o territorios ya desde la noche anterior en las cocheras de autobuses, recogida de basuras, periódicos y cadenas de televisión). Es fundamental para la huelga que no funcionen ni el metro ni los autobuses (si se impide que se abra el metro a primera hora, por ejemplo, ya no se abre más tarde). Lo mismo sucede si abren las puertas pero hay muchísimos huelguistas concentrados: los usuarios no entran. Es fundamental que los piquetes hagan mucho ruido (pitos, cánticos, consignas…).

Son, por tanto, clásicos los piquetes en la madrugada del día de la huelga delante de las cocheras de metro, autobuses y trenes, así como en los principales medios de comunicación hostiles. Por ello, la policía llega antes que la gente, pero no acostumbra a intervenir, solo a intimidar con su presencia (a caballo en muchas ocasiones). De ahí la importancia de que los piquetes sean numerosos y tumultuosos.

Otros grupos de trabajadores irán desplazándose por las calles y polígonos al inicio de los turnos de trabajo o apertura de comercios, bancos….Generalmente hay concentraciones en el centro de la ciudad hacia el medio día y una gran manifestación por la tarde.

4) ¿Qué otras medidas de seguridad debemos tener en cuenta?

Dado que actualmente hay muchas cámaras de seguridad en calles y comercios, así como seguridad privada en el metro y los trenes, debemos insistir en que, como ya hemos dicho, es conveniente que los piquetes sean muy numerosos y organizados, para impedir detenciones. Los sindicatos y el resto de organizaciones convocantes pondrán a sus abogados a disposición de los huelguistas en todo momento.

—————————————————

Probablemente, estas instrucciones sean superfluas y básicas para muchos. Pero también somos numerosos los trabajadores, precarios y parados jóvenes, no sindicados, que nunca hemos vivido una huelga general y carecemos de esa experiencia acumulada.

En síntesis, ese es el espíritu de nuestra campaña: no hay que lanzar sermones, sino trasladar prácticas, compartir acciones y, sencillamente, hacer cosas.

¡Viva la lucha de los trabajadores!

¡No a la Reforma Laboral de la patronal y el gobierno!

¡Todos a la Huelga General el 29-S!”

Extraído de: Red Tercera Vía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: