EN DEFENSA DEL ESTADO SOCIAL: ¡TODOS A LA HUELGA!

Este martes 8 de junio, Centrales sindicales, Partidos políticos, Movimientos sociales, Asociaciones ciudadanas, Organizaciones estudiantiles, Colectivos profesiones y diversas Entidades de todo género han convocado una jornada de Huelga General en las administraciones públicas y en el mundo de la enseñanza.

Es esta la primera respuesta general de masas frente al tristemente célebre “recortazo” del gobierno de Rodríguez Zapatero, y que ha sido calificado con toda razón como el mayor recorte social y económico perpetrado durante los últimos treinta años: aproximadamente los mismos años de existencia del actual Régimen político juancarlista.

La primera respuesta. No la última: porque precisamente el mismo gobierno, que se ha llenado la boca durante la presente legislatura jurando y perjurando que los derechos sociales de los trabajadores y de las capas más desfavorecidas de la sociedad no se tocarían jamás, prepara otra “vuelta de tuerca” en su inopinado ajuste económico: la Reforma del Mercado Laboral.

En efecto, el presidente de turno de la Unión Europea ya ha advertido que su” Gobierno aprobará la reforma laboral el 16 de junio”, firmen o no los agentes sociales los contenidos de esta reforma.

“Puedo anunciar que el Gobierno aprobará la reforma laboral el próximo día 16 miércoles en Consejo de Ministros, se produzca un acuerdo o no se produzca un acuerdo“, dijo José Luis Rodríguez Zapatero hace pocos días en rueda de prensa.

No hace falta ser un lince, ni aguardar a las consabidas filtraciones de prensa, para adivinar los contenidos esenciales del Decreto para la reforma laboral; a saber, mayor “flexibilidad” laboral, más precariedad, menos derechos sociales, liberalización económica ilimitada,, contratos basura, privatización de lo público, etc. Y finalmente, parafraseando a las abortistas, el viejo sueño neoliberal: despido “libre y gratuito”.

Un horizonte nada lejano, especialmente cuando se cuenta ya con un millonario “ejército” de reemplazo compuesto por mano de obra desempleada y no cualificada: histórica herramienta de combate del capitalismo salvaje. Un “ejército” que en España rebasa ya el 20 % de la población activa. El mayor de Europa.

Nada nuevo. Las habituales recetas de los Organismos crediticios internacionales y sus Fondos monetarios, de los Centros privados de poder económico, de los mercados financieros y de sus gurús neoliberales en nómina.

Las mismas recetas de la Derecha económica y de sus sucursales políticas. “Derechas” que para estos casos empiezan muy a la “izquierda”.

En efecto. Ha bastado una llamada del Faraón estadounidense Barack Obama a Zapatero por delegación de Merkel y Sarkozy, es decir de la Unión capitalista europea y su BundesBank, para que el hombre que no se levantó al paso de la bandera de las Barras y Estrellas de Bush, se haya cuadrado a la voz de mando del Imperio colocándonos en lo económico a los pies de los mismos caballos que en lo militar nos puso su antecesor Aznar.

Zapatero y con él su partido ha perdido a golpe de teléfono no la credibilidad, que nunca tuvo en realidad, sino a la vez la poca vergüenza y la escasa memoria (por muy histórica que les parezca) que aún le quedaba.

Sí; resulta un hiriente sarcasmo que sea el Partido de la oposición el que afirme que “somos ya un protectorado” cuando lleva meses exigiendo que se apliquen aquí a todos los niveles las políticas precisamente de “la Merkel” y “el Sarkozy”.

Irónico resulta también que el propio Partido Popular haya levantado ahora la bandera de la defensa de los más desfavorecidos, de los pensionistas y jubilados,  “nuestros mayores”, de los funcionarios públicos y de las rentas más bajas, llegando incluso al demagógico llamamiento de la número 2 del PP de hoy mismo presentado a su partido –que es, históricamente, junto a CiU el Partido de la Patronal- casi como una especie de “vanguardia obrera” afirmando que ’Si los sindicatos no defienden a los trabajadores, aquí está el PP’ (¡sic!)

Con declaraciones como ésta se confirma que el esperpento existe y está ahí. Y que cuenta además con el acompañamiento musical de un potentísimo aparato de propaganda neoliberal y ultraconservador -cínico e implacable- que no busca otra cosa que volver a apoderarse de la manija política de la Nación poniéndola  al servicio de la especulación financiera, el tráfico de influencias, la corrupción urbanística, el blanqueo de capitales, la mafia del ladrillo, la estafa empresarial, la explotación impune, el capital extranjero y el imperialismo de guerra, tal y como hicieron durante la “década prodigiosa” del “milagro económico español” en cuyos lodos chapoteamos hoy gracias tanto a la errática política económica del PSOE como a la labor de zapa del capital monopolista tanto propio como foráneo.

Pero si los eufemismos “buenrollistas” de ZP ya no engañan a nadie, la retórica alucinada y alucinante de la señora Cospedal menos aún:  pues en el fondo despotricar contra los sindicatos, coincidiendo así con lo que desea el núcleo duro del Sistema, y hacerlo  no por corruptos o ineficaces, sino por el mero hecho de existir es la tarea que la derecha política siempre al leal servicio de la oligarquía dominante y del statu quo estatal ha mantenido siempre agenda.

Y aún concediendo que los sindicatos mayoritarios -“generosamente subvencionados” como no para rebuznar la derecha mediática- no hayan estado nunca a la altura de las circunstancias podría decirse lo mismo de las Organizaciones empresariales, las Fundaciones políticas, las Oenegés,  y más que nadie de los Partidos y de las Instituciones –muy especialmente la Corona- del Régimen estatal cuya espléndida  financiación hemos pagado y seguimos pagando todos los españoles, y que ha sido mucho más que generosa sobrepasando la legalidad vigente e instalándose en el fraude y el latrocinio permanentes.

Eso sin olvidar que éste fue el precio pagado por el Régimen juancarlista por mantener todo conflicto social controlado y enmascarado en la periferia del sistema desde los célebres “Pactos de La Moncloa”  hasta el día de hoy; y que lo han pagado todos empezando por los que ahora critican las dimensiones del “descubierto” del cual ellos han sido en calidad y en cantidad los primeros y principales responsables.

Sin embargo, no es tiempo de reproches sino de acción.

En consecuencia, los abajo firmantes, conscientes de la amplitud social e histórica del envite que se disputa actualmente, y –más aun-  responsables moral y políticamente ante la Comunidad nacional de todo el Pueblo de aportar a la realidad militante de este País un esfuerzo consciente y revolucionario, nos solidarizamos con esta convocatoria de paro general, con sus justas reivindicaciones y apoyamos decididamente la movilización total frente al Régimen estatal y al Sistema liberal-capitalista.

No en defensa de los intereses particulares, sectoriales, corporativos o de clase sino por los intereses generales de la Nación, por el bien común y posible, por la defensa del Estado Social que es nuestro futuro y que es nuestro Pueblo.

EN DEFENSA DEL ESTADO SOCIAL: ¡TODOS A LA HUELGA!

¡NO A LOS RECORTES SOCIALES!

¡TODOS CONTRA EL RÉGIMEN: NADA CON EL RÉGIMEN!

SUSCRIBEN:

Red Tercera Vía

Línea Antagonista

Círculo Orientaciones

Página Transversal

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: